Prueba

Probamos la nueva gama N de Hyundai: diversión, velocidad y gloria

Probamos la nueva gama N de Hyundai: diversión, velocidad y gloria

30 fotos

Ampliar

20 de septiembre, 2021

La marca coreana incorpora a su catálogo de altas prestaciones los nuevos i20 N y Kona N, unas auténticas máquinas de sacar sonrisas que hemos podido pilotar sobre el asfalto del Jarama.

En lo que llevamos de año, Hyundai se ha posicionado como el sexto fabricante con más ventas acumuladas en nuestro país, y no cabe duda de que buena parte de ello se lo debe a su enorme gama de crossovers y vehículos electrificados. Sin embargo, el trabajo bien hecho les ha permitido lanzar también un catálogo mucho más pasional con nuevos modelos deportivos que desde ahora acompañan al i30 N y que suponen la quintaesencia de la emoción al volante para sus clientes. La nueva gama N de Hyundai, compuesta por los i20 N, i30 N y Kona N, emana toda la tecnología desarrollada por los ingenieros de Namyang (Corea del Sur) y las prestaciones a las que siempre va asociado el nombre de Nürburgring, donde los tres han sido perfeccionados. Nosotros hemos podido conducirlos en el madrileño Circuito del Jarama y os adelantamos que, siendo las tres versiones exquisitas, cuentan con claras diferencias conforme a sus propósitos. Vamos a ver cuáles son.

VÍDEO | Prueba del Hyundai Tucson híbrido 4×4 2021

Claves de los Hyundai N

El nuevo i20 N es el principal rival del Ford Fiesta ST y, como el americano, brinda la experiencia de conducción más divertida que puedes llegar a obtener en ese rango de caballaje. Su parte trasera no para de insinuarse en cada frenada, el diferencial mecánico logra sacarte de cada curva con total motricidad y su 1.6 TGDi de 204 CV empuja como si estuviera siempre enfadado. En este sentido, sí lo he notado un puntito por encima del Fiesta, gracias sobre todo a que le gana en número de cilindros y en cubicaje.

Por su parte, el nuevo Kona N hereda la mecánica del i30 N Performance y sus 280 CV para ser una alternativa más que interesante a los Cupra Formentor, Volkswagen T-Roc R y Cupra Ateca. Como novedades, se incorporan de serie una caja de cambios automática de doble embrague y ocho marchas que en el i30 N Performance es opcional y que se muestra rapidísima y súper obediente en modo secuencial, y un nuevo sistema de overboost (NGS) que va asociado a las versiones automáticas y que incrementa el rendimiento al máximo durante 20 segundos.

Prueba del Hyundai Santa Fe 2021

El i30 N, disponible con 250 o 280 CV y con carrocería de 5 puertas o Fastback, combina la diversión del más pequeño y la velocidad del SUV añadiendo además una eficacia y una estabilidad impecable a la hora de hacer tiempos en circuito. Estéticamente, el hot hatch adopta también los cambios estrenados en el último facelift del i30.

Precios de la gama N de Hyundai 2021

  • i20 N 204 CV MT6: 29.990 €
  • i30 N 250 CV MT6: 33.900 €
  • i30 N Performance 280 CV MT6: 40.500 €
  • i30 N Performance Sky 280 CV DCT: 43.500 €
  • i30 N Performance Sky Fastback 280 CV DCT: 43.500 €
  • Kona N Sky 280 CV DCT: 44.900 €

Nuestra valoración: 8,0

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 9

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 6

Destacable

  • Nueva transmisión DCT8 en i30 N y Kona N
  • Función 'overboost' en versiones automáticas
  • Comportamiento juguetón del i20 N
  • Eficacia del i30 N Performance

Mejorable

  • Trasera nada reactiva en el Kona N
  • Kona N sin versión manual

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: irradian deportividad

Gama Hyundai N 2021

30 fotos

Ampliar

Todos los Hyundai N comparten la misma identidad, con amplias entradas de aire frontales, parrillas en forma de nido de abeja, generosos difusores traseros (con dos salidas de escape en los Kona e i30), destacados alerones y llantas de 18 y 19 pulgadas (estas últimas, exclusivas para los Kona e i30 de 280 CV.) Todos, eso sí, montan neumáticos Pirelli PZero diseñados en exclusiva para cada modelo, teniendo en cuenta peso, prestaciones, etcétera. También destacan como rasgos identificativos los detalles en color rojo que vemos en taloneras, paragolpes y pinzas de freno, el mismo color que de hecho está presente en el propio logotipo N. Es innegable que la imagen de cualquier modelo N es deportiva -incluso radical- a más no poder.

Interior: detalles de categoría

Hyundai i30 N Performance 2021

30 fotos

Ampliar

Los habitáculos de las versiones N están rematados con detalles que nos hacen sentir con solo acceder a ellos que estamos ante modelos muy enfocados al disfrute y a las emociones. Como prueba basta con mencionar el volante de tres radios con botones N, la forma del pomo y del selector del cambio, los pedales de aluminio, los menús y los modos de visualización N de las dos pantallas de 10,25 pulgadas o los extraordinarios asientos que protagonizan los interiores. Tanto el Kona como el i20 equipan asientos deportivos que también ofrecen un buen nivel de confort para el día a día, pero mención especial merecen los asientos semibaquets que puede montar el i30 N Performance, una oda a la deportividad.

Por supuesto, en materia de conectividad y tecnología, los modelos N están a la altura de los recientísimos Tucson y Santa Fe. Es decir, cuentan con el paquete Hyundai SmartSense y con todos los asistentes a la conducción que implica para el uso diario y la máxima seguridad, así como con los servicios del denominado Bluelink.

Motor: fuerza a raudales

Hyundai Kona N 2021

30 fotos

Ampliar

En materia de mecánicas, el i20 N se conforma con un 1.6 TGDi turbo de cuatro cilindros que declara 204 CV entre las 5.500 y las 6.000 rpm y 304 Nm de par entre las 2.000 y las 4.000 rpm, por lo que va a brindar un empuje fantástico prácticamente en todo el régimen de vueltas. Este bloque va siempre asociado a una caja de cambios manual de seis marchas cuyo tacto es completamente exquisito. Además, se complementa con un diferencial mecánico y con un sistema que simula de forma automática el punta-tacón para que en las reducciones el motor siempre gire en el rango óptimo.

El i30 N estándar recurre a un 2.0 TGDi de 250 CV y 353 Nm de par que se une con la misma caja manual. En los i30 N Performance y Kona N el motor es el mismo, pero la potencia asciende hasta los 280 y el par máximo, hasta los 392 Nm. Estos equipan también un diferencial mecánico -eso sí, con gestión electrónica- y solo el Performance ofrece la posibilidad de montar la transmisión manual.

El Kona N lleva de serie la nueva caja automática DCT de doble embrague y ocho marchas que es opcional en el Performance y que realiza unas transiciones muy rápidas y obedientes a la hora de activar el modo manual. Asimismo, las versiones equipadas con caja automática incorporan la nueva función overboost (botón NGS del volante), que permite exprimir al máximo el rendimiento del motor durante los 20 segundos posteriores al accionamiento. Una vez ejecutado, hay que esperar al menos un minuto para volver a tenerlo disponible.

Las prestaciones se resumen diciendo que el i20 N es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y alcanzar los 230 km/h, mientras que los Kona N e i30 N Performance aceleran desde parado hasta los 100 km/h en 5,4 y 5,9 segundos y se catapultan hasta los 240 y 250 km/h, respectivamente. El i30 de 250 CV acelera de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y alcanza igualmente los 250 km/h de punta.

Todos cuentan con la función de Launch Control y, pese a que todos son de tracción delantera, el Kona N posibilita al usuario variar la respuesta mecánica según la superficie por la que transite (nieve, hielo, arena y barro) para mejorar la adherencia. Además, todos disponen del selector de modos de conducción con varias opciones (Eco, Normal, Sport, N y Custom o personalizable.)

Comportamiento: diversión adictiva

Hyundai Kona N 2021

30 fotos

Ampliar

Al volante, los Hyundai N son verdaderas delicias que ofrecen unas prestaciones fantásticas y, sobre todo, un grado de disfrute incomparable.

El i20 N, con su particular relación peso/potencia, es sin duda el que más nos deja jugar con su trasera en la entrada de las curvas y el que más viveza transmite al conductor.

Los Kona N e i30 N aportan todavía más firmeza y efectividad gracias a la suspensión adaptativa que nosotros mismos podemos regular desde el puesto de conducción accionando los distintos modos. El i30 se beneficia además de su bajísimo centro de gravedad para brindar el máximo rendimiento y la máxima velocidad en curva sin deslizarse ni lo más mínimo hacia afuera.

El tacto deportivo también se nota en la dirección, que cuenta con el motor de asistencia en la cremallera para que el feeling y la precisión sean inmejorables.

Lo mismo ocurre con el equipo de frenos que, sin necesidad de recurrir a un especialista como Brembo o Ate, se muestran prácticamente infatigables y paran el conjunto con total solvencia en todas las situaciones. De hecho, tanto pastillas como discos son los mismos que utilizan algunos modelos de Genesis o el propio Santa Fe, por lo que Hyundai los ha diseñado con el fin de detener moles mucho más pesadas que los Hyundai N sin un ápice de titubeo.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche