Prueba: Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV automático

Prueba: Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV automático

9 septiembre, 2014

Con 4 años a sus espaldas, sorprende la competitividad del Ford Galaxy en el mercado de los monovolúmenes. Sus puntos fuertes son un interior espacioso y cómodo, buenas soluciones prácticas y un chasis camaleónico capaz de llevarte a de A a B con el máximo confort y seguridad, pero también agilidad.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

7

8

7

7

7

6

Destacable

  • Comportamiento dinámico.
  • Espacio interior.
  • Equipamiento.

Mejorable

  • Consumos elevados.
  • Suelo del maletero con asientos plegados.
  • Faltan huecos.

El Ford Galaxy 2.0 TDCi con la mecánica de 163 CV es una buena alternativa para aquellos que necesiten un coche con el que viajar en familia. Es cómodo, amplio (incluso con las 7 plazas desplegadas) y sorprende lo bien que va en carretera pese a su tamaño.

Tan sólo su uso en ciudad y unos consumos algo elevados (por otro lado razonables, teniendo en cuenta sus prestaciones y volumen) pueden ser un problema para el uso diario.

Pese a su veteranía, el Galaxy sigue plenamente vigente y puede codearse con los más jóvenes entre los monovolúmenes de 7 plazas.

Aunque nació como un proyecto conjunto con el grupo VAG (Sharan, Alhambra y Galaxy), esta última generación lanzada en 2010 se ha desvinculado de “sus primos”, manteniéndose firme en detalles como las puertas traseras convencionales frente a las correderas empleadas por sus adversarios.

Vamos a ver cuáles son los puntos fuertes y las debilidades de este modelo que, en conjunto, resulta muy recomendable y cuenta con una relación precio/producto muy interesante.

Diseño Ford Galaxy 2.0 TDCi: buena presencia

Prueba Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV, O Rosal, Rubén Fidalgo
El frontal sigue los rasgos típicos de Ford.
Ampliar

Aunque apareció en 2010, el Ford Galaxy ha aguantado el tirón perfectamente durante estos 4 años y sigue teniendo un aspecto muy llamativo. El color “Azul Impact” contribuye a dar un aire actual a este monovolumen a la vez que ayuda a disimular un poco sus dimensiones.

El frontal es el típico de Ford, con unos faros muy rasgados y que, además, tienen una iluminación excelente gracias a sus dimensiones y sistema bi-xenón. Por cierto, la función de asistencia de luz de carretera es de las mejores que he probado, con muy pocos errores a la hora de pasar a cruce para evitar deslumbrar al tráfico contrario.

En la vista lateral queda patente la enorme distancia entre ejes de este modelo, imprescindible para ofrecer un buen espacio interior.

La cámara de marcha atrás está bien integrada en el diseño del portón trasero, pero está muy expuesta a las salpicaduras cuando la carretera está mojada, lo cual la anula por completo para maniobrar los días de lluvia.

El portón trasero es muy grande y necesitaremos bastante espacio para abrirlo sin que tropiece con la pared del garaje o con el coche que tengamos aparcado detrás, pero permite un buen acceso al maletero.

Las llantas de aleación cuentan con un buen diseño y son fáciles de limpiar, aligerando un poco la vista lateral del Galaxy y dándole un toque algo deportivo a este modelo. Personalmente, no me gusta que la moldura cromada que bordea los cristales laterales no tenga continuidad en la parte superior del tercer cristal. Éste es abatible tipo “pop out” o compás, lo cual supone cierto desahogo para los pasajeros de la tercera fila.

Interior Ford Galaxy 2.0 TDCi: amplio y práctico

Prueba Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV, interior, Rubén Fidalgo
El pasajero viaja muy cómodo, pero faltan huecos para dejar cosas.
Ampliar

Como buen monovolumen, el Ford Galaxy ofrece un interior muy confortable y diáfano, aunque algunos elementos no acaban de convencerme, como los portaobjetos que van montados en el techo. Las cosas que metamos en ellos molestarán bastante con el ruido que harán al moverse a la altura de nuestras cabezas. Por otro lado, son algo difíciles de accionar para los niños, pues quedan demasiado altas. Encuentro más útiles los cajones y huecos en las zonas de las puertas, bajo los asientos, etc.

El interior es muy versátil y las 2 plazas traseras suplementarias son de las más cómodas que he encontrado, con un mecanismo para abatirlas realmente sencillo de utilizar. Sin embargo, hay un “pero” que hace incómodo cargar y descargar el maletero cuando tenemos abatidos los asientos de la tercera fila. En estas condiciones, el plano de carga queda más alto que el umbral, lo cual hace que lo que llevemos en el maletero tienda a salir rodando nada más abrir el portón.

El salpicadero muestra un diseño muy limpio y es fácil hacerse con los mandos, con una disposición bastante lógica, aunque la gran anchura del Galaxy y la configuración plana del tablero provoca que para accionar algunas teclas haya que separar la espalda del asiento. Una consola algo más orientada hacia el conductor mejoraría este apartado.

Los asientos son cómodos y cuentan con los reglajes suficientes como para ajustarnos perfectamente, además, sujetan bien el cuerpo.

Motor Ford Galaxy 2.0 TDCi: buen equilibrio

Prueba Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV, O Rosal, Rubén Fidalgo
Las puertas traseras son muy grandes.
Ampliar

El motor de 163 CV mueve francamente bien el Galaxy y resulta una opción mecánica muy interesante, ofreciendo un buen compromiso entre prestaciones y consumos. Además, proporciona una correcta seguridad activa gracias a las buenas recuperaciones a la hora de realizar un adelantamiento.

Aunque en parado resulta un poco cantarín, lo cierto es que una vez empezamos a rodar apenas se oye el sonido de este turbodiésel, que está perfectamente compenetrado con el trabajo de la caja de cambios automática Powershift. Ésta sólo necesita algo de ayuda cuando afrontamos un puerto con el coche cargado, donde empieza a “dudar” entre una marcha y otra. La solución es muy sencilla: pasamos a modo manual y listo.

Además de la posición 100% automática y la secuencial, el cambio cuenta con un modo Sport en el que “estira” un poco más las marchas y también mejora el freno motor a la hora de bajar un puerto, dando respiro a los frenos.

Los cambios son rápidos y pasan inadvertidos para los pasajeros, algo que contribuye a mantener un elevado nivel de confort a lo largo del viaje.

Me ha parecido una combinación perfecta este motor de 163 CV, el cambio automático secuencial y este coche, convirtiéndolo en un verdadero modelo con el que disfrutar de los viajes en familia.

Comportamiento Ford Galaxy 2.0 TDCi: sorprendente

Prueba Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV, interior, Rubén Fidalgo
La suspensión adaptativa es eficaz.
Ampliar

Aunque al principio impresiona por su tamaño, a los pocos kilómetros te encuentras tan a gusto en el Galaxy que le “pierdes el respeto” y empiezas a sorprenderte de lo cómodo que puede llegar a ser disfrutar de su generoso habitáculo y de lo bien que se mueve en carretera. Está claro que no es un kart, pero tampoco es el elefante que uno se espera, ni mucho menos.

En ciudad resulta muy cómodo dominar el tráfico que va por delante gracias a una postura de conducción elevada y a la buena visibilidad de su enorme superficie acristalada. Si a esto le unimos la excelente respuesta tanto del motor como de la caja de cambios automática, tenemos un coche con el que acabamos moviéndonos de forma confortable entre el tráfico. El problema viene a la hora de aparcar sus prácticamente 5 m de longitud y su generosa anchura en las (normalmente) angostas plazas de aparcamiento.

Las suspensiones son bastante cómodas (y, como la batalla es enorme, este modelo no cabecea demasiado al afrontar los pasos de cebra elevados). En carretera filtran bien las irregularidades, pero sin que el Galaxy se convierta en una mecedora.

Si nos apetece salir de excursión con la familia por algún lugar perdido, no hay problema con este monovolumen, que se desenvuelve con mucha soltura por carreteras secundarias, sorprendiendo por su agilidad. En este apartado es uno de los mejores y es capaz de seguir muy de cerca a una referencia en estas lides como es el S-Max, que tiene un centro de gravedad más bajo.

La unidad de pruebas cuenta con un chasis adaptativo con 3 tarados para la amortiguación: Confort, Normal y Sport. Los que más me han gustado son el primero para el día a día y el último para reducir el balanceo en carreteras viradas, lo cual evita mareos a los pasajeros.

La geometría de las suspensiones es tan buena que en realidad no hay mucha diferencia de comportamiento entre una ley u otra; sólo varían ligeramente los tiempos de espera, pero el Galaxy va perfectamente asentado tanto en modo Confort como en Normal.

En el circuito se confirman estas buenas sensaciones: el Galaxy tiene unas reacciones muy nobles y una seguridad activa excelente. La maniobra de esquiva no supone el menor problema y el control de estabilidad no necesita reaccionar de forma brusca para evitar complicaciones.

Los frenos también cumplen con su cometido, obteniendo unas correctas distancias de frenado, aunque la masa, los kilos, empiezan a pasar factura si abusamos, alargando algo más de lo deseable las frenadas debido a la temperatura.

En resumen, el Ford Galaxy es uno de los mejores de su segmento en cuanto a comportamiento dinámico, con unas reacciones seguras: demuestra que un coche familiar no tiene necesariamente que ser un cepo en la carretera.

Equipamiento Ford Galaxy 2.0 TDCi: bien pertrechado

Prueba Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV, O Rosal, Rubén Fidalgo
Las llantas son atractivas.
Ampliar

Con este nivel de acabado, la dotación del Galaxy es muy completa. Pese a tratarse de un modelo lanzado en 2010, Ford ha sabido integrar perfectamente en él los últimos sistemas de asistencia a la conducción, como el Lane Assist o el control de crucero adaptativo, que tienen un buen funcionamiento, por cierto.

En un automóvil con un volumen interior tan generoso, el sistema de climatización es un asunto crítico. La unidad de pruebas lo soluciona con un climatizador de tres zonas, capaz de mantener una temperatura agradable en todas las plazas.

Asientos de cuero calefactados, navegador, volante multifunción (algo engorroso de manejar, con nada menos que 18 botones para el control de crucero, la radio, el teléfono o el ordenador), techo panorámico, pintura metalizada, llantas de aleación, cristales tintados… No echaremos nada en falta y, aunque el precio de tarifa no es barato -casi 47.000 euros-, Ford ofrece interesantes ofertas mediante las que es fácil hacerse con este Galaxy justo por debajo de los 40.000 euros, una cifra muy razonable.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • ABS
  • Sistema protección inteligente (IPS)
  • Faros antiniebla delanteros
  • IVD

Equipamiento Opcional

  • 875 €Faros Bi-Xenon HID
  • 300 €Alarma perimétrica y volumétrica
  • 50 €Asistente de arranque en pendiente (HLA)
  • 300 €Paquete Titanium / Titanium X
  • 900 €Paquete Tech
  • 750 €Cámara de visión trasera
  • 600 €Alarma volumétrica/perimétrica con doble cierre + Ford power + Apertura sin llave
  • 300 €Paquete Driver
  • 3000 €Paquete Tech Premium
  • 650 €Paquete sensores
  • 300 €Alarma volumétrica/perimétrica con doble cierre
  • 50 €Cierre eléctrico de seguridad para niños

Confort

Equipamiento de Serie

  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Ford Power
  • Climatizador bizona
  • Volante y pomo de la palanca de cambios forrado en piel
  • Control de velocidad
  • Retrovisores exteriores abatibles eléctricamente
  • Retrovisor interior electrocrómico
  • Cierre centralizado con control remoto
  • Tapicería tela
  • Autoencendido de faros y sensor de lluvia
  • Llantas aleación 17´´ y 15 radios
  • Paquete Visibilidad
  • Retrovisores exteriores termoeléctricos plegables

Equipamiento Opcional

  • 400 €Suspensión autonivelante
  • 195 €Cristales tintados privacidad
  • 250 €Llantas aleación 18´´
  • 210 €Pintura sólida blanca
  • 210 €Parabrisas térmico Quickclear
  • 800 €Pintura Metalizada Blanco Polar
  • 110 €Paquete familiar
  • 210 €Parabrisas térmico
  • 4000 €Paquete Individual ébano Tapicería Individual en piel premium (76EB), alfombrillas premium delanteras y traseras, pedales de aluminio (4221), protectores de umbral de puerta, asientos delanteros térmicos (614), asientos delanteros con ajuste eléctrico 8 posiciones con memoria en conductor (494/6/9), retrovisores eléctricos plegables con memoria (564)
  • 110 €Paquete familiar
  • 2650 €Paquete Titanium Xenon alcántara/cuero
  • 2650 €Paquete X piel
  • 500 €Pintura Metalizada
  • 650 €Techo panorámico de cristal
  • 200 €Barras de techo
  • 800 €Gancho de remolque retráctil
  • 300 €Apertura sin llave
  • 390 €Llantas aleación individual 18´´
  • 800 €Pintura Metalizada Blanco polar/ Rojo eléctrico
  • 590 €Asientos delanteros calefactados y ventilados
  • 4000 €Paquete interior Individual ébano Tapicería Individual en piel premium (76EB), alfombrillas premium delanteras y traseras, pedales de aluminio (4221), protectores de umbral de puerta, asientos delanteros térmicos (614), asientos delanteros con ajuste eléctrico 8 posiciones con memoria en conductor (494/6/9), retrovisores eléctricos plegables con memoria (564)
  • 2650 €Paquete Titanium Xenon cuero
  • 300 €Ford power + Apertura sin llave
  • 2650 €Paquete X alcántara/piel
  • 1900 €Control de velocidad con radar + IVDC

Multimedia y Audio

Equipamiento Opcional

  • 2550 €Sistema Multimedia DVD
  • 500 €Sony 1 CD/MP3 + Bluetooth V2C + USB
  • 500 €Sony 1 CD + Bluetooth V2C + USB
  • 650 €Sony + BT + V2C + USB + Ford Mobile Navigation
  • 1300 €Navegador 5´´ Bluetooth V2C + USB
  • 300 €Bluetooth V2C
  • 1350 €Navegador 7 TFT SD tactil bluetooth con V2C, USB
  • 10 €Paquete Fumador
  • 2450 €Paquete HI-FI Luxury
  • 950 €Sony + BT + V2C + USB + Ford Mobile Navigation + Audiophile
  • 2400 €Navegador 7´´ Bluetooth V2C, USB + Audiophile

Otros

Equipamiento de Serie

  • Parabrisas termorreflectante
  • Ford convers+

Equipamiento Opcional

  • 450 €Detector de ángulo muerto

    Consumo Ford Galaxy 2.0 TDCi: pesan los kilos... y el tamaño

    Prueba Ford Galaxy 2.0 TDCi 163 CV, CUVI, Rubén Fidalgo
    Esta generación del Galaxy llegó en 2010.
    Ampliar

    Aunque el motor diésel tiene un buen rendimiento, no se puede obviar que el Galaxy es un monovolumen realmente grande y pesado que, además, puede aumentar notablemente sus kilos si sacamos partido de su enorme espacio interior.

    En ciudad es casi imposible hacer bajar el consumo de los 10 l/100 km. El motivo no es la falta del sistema start & stop, tampoco su transmisión automática Powershift, sino el peso que hay que poner en marcha en cada semáforo.

    En carretera, viajando a medias entre 70 y 100 km/h, lo normal es movernos en cifras entre los 6,5 y los 7 l/100 km, que no están nada mal para este tipo de coche.

    Con el control de crucero a 120 km/h en autovía, la gran superficie frontal pasa factura y deja registros en el ordenador con datos cerca de los 8 l/100 km.

    No son cifras desorbitadas si tenemos en cuenta su peso y tamaño, pero son claramente superiores a los 6 l/100 km de media declarados por el fabricante.

    Ficha

    Carrocería

    • Largo 4.819 mm
      Ancho 1.884 mm

      Alto
      1.758 mm

    • Batalla (mm)
    • Capacidad del maletero min/max (l) /
    • Peso (kg)2.505
    • CarroceríaMonovolumen
    • Número de puertas5
    • Número de plazas7

    Motor

    • CombustibleDiesel
    • Cilindrada (cm3)1.997
    • Número de cilindros4
    • SobrealimentaciónTurbo de geometría variable

    Transmisión

    • TracciónTracción delantera
    • Tipo de transmisiónAutomática secuencial
    • Número de marchas6

    Prestaciones

    • Potencia (kW)120
    • Potencia (CV)163
    • Par (Nm)340
    • Velocidad máxima (km/h)200
    • Aceleración 0-100 km/h (s)10,4

    Consumos y emisiones

    • Urbano (l/100 km)7,4
    • Carretera (l/100 km)5,2
    • Medio (l/100 km)6,0
    • CO2 (g/km)149
    • Depósito de combustible (l)70

    Rivales

    Galaxy 2.0TDCi Titanium Powershift 163

    Desde
    42.100 €

    Diesel

    Automático
    6 marchas

    163

    10,4

    6,0

    149

    C4 G.Picasso 1.6THP S&S Intensive Aut. 165

    Desde
    28.260 €

    Gasolina

    Automático
    6 marchas

    165

    8,7

    5,6

    129

    Mazda5 2.0 Luxury i-Stop

    Desde
    24.410 €

    Gasolina

    Manual
    6 marchas

    150

    11,2

    6,9

    159

    Alhambra 2.0TDI CR S&S Style DSG 177

    Desde
    42.720 €

    Diesel

    Automático
    6 marchas

    177

    9,6

    5,9

    154

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    * He leído la Política de privacidad

    Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba