*

Prueba Ford Edge 2.0 TDCI 210 CV Sport 201620

Prueba Ford Edge 2.0 TDCI 210 CV Sport 2016

8 Agosto, 2017 por

Analizamos el Ford Edge en su acabado más dinámico. Un profundo examen en el que destaca su habitabilidad y equilibrio entre el precio y aquello que aparcamos en nuestro garaje.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 8

Notable

Motor 6

Bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 5

Correcto

Destacable

  • Confort de marcha
  • Imagen imponente
  • Plazas traseras

Mejorable

  • Consumos
  • Tamaño espacio de carga respecto al de la carrocería
  • Botones del salpicadero pequeños

Ford incorpora un SUV de gran formato y cinco plazas en lo más alto de su gama de todocaminos, el Ford Edge, un modelo de generosas dimensiones, equipamiento y precio a la altura. Ésta es la segunda generación del Ford Edge, aunque la primera que se produce a nivel global. Responde a la nueva filosofía de marca de Ford y se fabrica para todo el mundo de forma exclusiva en Canadá.

Después de la toma de contacto y del análisis de la versión de 180 CV y acabado Titanium, destripamos al más dinámico de la gama de este gran SUV, el Ford Edge 2.0 TDCI 210 CV y caja de cambios automática Powershift correspondiente al acabado Sport (éste ha sido sustituido por el ST-Line). El aspecto más destacable del Ford Edge es su capacidad de para realizar viajes en un entorno perfecto de confort gracias a un habitáculo bien aislado, amplio y, sobre todo, cómodo. Tras la prueba, el Ford Edge ha demostrado ser un excelente vehículo que deja entre sus sombras un consumo superior al de sus rivales y un nivel de potencia algo justo, más tratándose de la versión más potente de la gama.

El Ford edge posee una firma luminica única.20
El Ford Edge posee una firma lumínica única.

El Ford Edge extiende su diseño, de origen claramente americano, a un modelo global. Sus proporciones compactas, las líneas rectas y marcadas, unidas a unos voladizos cortos, aportan una imagen de robustez destacable, aunque a algunos pueda parecerles un poco “mazacótico”. La unidad probada de color azul kona en combinación con la parrilla y marcos de las puertas en negro satinado, cromados en el resto de versiones, acentúa la imagen deportiva del modelo.

Esta imagen se completa con unas llantas de 20 pulgadas oscurecidas con cinco radios dobles de aspecto bastante liviano. Éstas calzan neumáticos de generosas dimensiones 255/45 R20.

Las puertas de gran formato nos permiten un acceso fácil al habitáculo, son pesadas y transmiten una buena sensación de construcción robusta. El portón que da acceso al área de carga es de grandes dimensiones, siempre equipa accionamiento eléctrico, aunque su ángulo de apertura podría ser más generoso, pues queda demasiado bajo para personas de altura por encima de la media. El botón destinado a activar la maniobra de cierre queda excesivamente alto para aquellas personas de menor estatura.

Los acabados y ajustes son correctos, pero el cambio de tono entre las superficies metálicas y las plásticas es apreciable a simple vista, además de que un pulido superficial no le vendría nada mal para eliminar la “piel de naranja” con la que sale de fábrica.

Te puede interesar...

Carlos Pascual

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba