Prueba a fondo del nuevo SsangYong Korando diésel automático 2017

Prueba a fondo del nuevo SsangYong Korando diésel automático 2017

El modelo que resucitó las ventas de SsangYong ha sido sometido a una importante puesta al día estética y de equipamiento. Vamos a ver cuánto ha mejorado el Korando 2017 en la versión diésel con cambio automático y tracción sólo al eje delantero.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 5

Correcto

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Prestaciones
  • Habitabilidad

Mejorable

  • Consumos elevados
  • Tacto de la dirección
  • Lentitud del sistema multimedia

Hace poco que acudimos a la presentación del nuevo SsangYong Korando 2017 y nos dejó un buen sabor de boca que ahora hay que degustar con más detenimiento. Para la prueba de este modelo, hemos elegido la versión de dos ruedas motrices (las ventas de las variantes 4WD no llegan al 10% en España) con el motor diésel D22T y el cambio automático de convertidor de par y 6 marchas fabricado por el especialista japonés Aisin.

Desde que SsangYong pasó a formar parte del gigante hindú Mahindra, la marca coreana vive momentos dulces, en gran medida gracias a un producto como el Korando, que se presentó en 2010 y que ha sido un éxito de ventas desde el mismo instante en que se lanzó al mercado.

Gran parte de la clave de este éxito está en su relación precio/producto, pero también en un diseño “made in Italy” que siempre es una garantía de estilo. Aunque Pininfarina todavía no era propiedad de Mahindra, el Korando ya contaba con un diseño firmado nada menos que por Fabrizio Giugiaro de Italdesign.

Gran parte de esta puesta al día del Korando se basa, precisamente, en su diseño, que ha ganado en atractivo gracias a un frontal completamente nuevo, lo mismo que el paragolpes trasero, los faros y las llantas. En el interior también hay mejoras, pero de ellas hablaremos en detalle a lo largo de la prueba.

El más potente del mercado

El Korando es el más potente en su rango de precio.
El Korando es el más potente en su rango de precio.
Ampliar

Con un precio de partida de 25.750 euros, no hay ningún rival en el mercado que se acerque siquiera a la potencia del SsangYong Korando. Por esa suma, un Ateca se queda en 110 CV con motor diésel (150 CV gasolina) y sin cambio automático. En el caso del Vitara, subiríamos hasta los 120 CV, los mismos que el Fiat 500x… El coreano adelanta claramente al resto en este apartado.

Por desgracia, los consumos son algo elevados, especialmente en la versión con cambio automático, que aumenta nada menos que 2 l/100 km la cifra del gasto en ciudad, lo que puede echar para atrás a más de un comprador pese a las indudables ventajas que tienen este tipo de transmisiones frente a las manuales.

¿Dónde está el truco para ofrecer un motor con 50 CV más que sus rivales a un precio incluso inferior? Pues en una tecnología algo más veterana y algunos detalles de acabado algo espartanos y desconcertantes. Por ejemplo, sorprende encontrarse unas bandejas conformadas sobre la rueda de repuesto para aislar ruidos en el maletero (y darle algo más de practicidad al poder usar esos huecos), un detalle cuidado, mientras que las gomas del parabrisas delantero y algunos ajustes de la carrocería son mejorables, al menos en la unidad probada.

Hay para todos los gustos. Si valoras tener el sistema multimedia más moderno del mercado, repleto de apps para tu móvil y toda clase de asistentes electrónicos y gadgets, el Korando se te quedará corto. Ahora bien, si puedes convivir con un equipo de infoentretenimiento correcto sin más y te apetece un SUV, el Korando puede ser una compra maestra por lo que ofrece a cambio de lo que cuesta y se revela como un coche muy honesto.

Diseño Mejoras evidentes

El frontal del Korando 2017 cambia por completo y mejora la iluminación.
El frontal del Korando 2017 cambia por completo y mejora la iluminación.
Ampliar

El diseño es la clave para vender un producto. No vale con ser bueno, además hay que ser guapo y, en el mundo del automóvil, sigue siendo la estética lo primero que valoran los clientes como factor decisivo para la compra.

Italia es un referente en el mundo del diseño, no sólo de la moda, sino también en la industria, y SsangYong fue muy inteligente encargando el diseño de la tercera generación del Korando a Italdesign. Teniendo esto en cuenta y sabiendo que la categoría en la que milita este coche es la que más novedades recibe cada semana, parece lógico que SsangYong haya dado prioridad a la apariencia a la hora de reavivar las ventas del Korando con este lavado de cara.

En el exterior, casi todas las novedades se centran en el frontal, casi remodelado por completo: nuevos faros, nueva parrilla, nuevo paragolpes… La “cara” del Korando se ha actualizado por completo y, además de ventajas estéticas, también aporta mejoras en seguridad, principalmente gracias a los nuevos faros, que ahora son de doble parábola, lo que proporciona mejor luz en carretera. Además, las luces diurnas led también se ven mejor y los antiniebla realmente son útiles y aportan un haz de luz ancho que ilumina los bordes de la calzada.

La parte trasera también recibe cambios, aunque aquí no son tan llamativos, al menos al primer golpe de vista. Por último, para redondear el “pack” de cambios estéticos, están las nuevas llantas, que hacen que la imagen del lateral también se actualice.

El resultado es positivo y el Korando convence estéticamente a primera vista y también cuando lo miramos más en profundidad, con unos ajustes y calidades correctos para su segmento de precio.

Interior Más calidad percibida

La calidad percibida ha mejorado mucho en el interior del Korando.
La calidad percibida ha mejorado mucho en el interior del Korando.
Ampliar

Si por fuera los cambios estéticos lo hacen más atractivo, al abrir las puertas lo que nos recibe es un interior que transmite una sensación de mayor calidad. La consola central cambia de configuración e integra el nuevo sistema multimedia con pantalla táctil y cámara de marcha atrás. Los plásticos tienen mejor aspecto y el Korando sube de nivel.

Las plazas delanteras tienen buen espacio para viajar, aunque la banqueta de los asientos es algo corta, lo que aumenta la fatiga en viajes largos. La postura de conducción es correcta, algo elevada para mi gusto, pero hay muchos conductores a los que les gusta la sensación de ir sentado alto.

La visibilidad es buena gracias a los grandes retrovisores (con plegado automático en el acabado Limited) y el acceso al interior es muy cómodo, con puertas amplias y que abren casi 90 grados. La instrumentación es completa e incluso nos muestra hacia dónde apuntan las ruedas delanteras en las maniobras.

Atrás sorprende el espacio para las piernas que hay, así como encontrarte con detalles poco frecuentes en la categoría, como los respaldos regulables en inclinación (ver galería de fotos). La anchura también es buena y permitirá viajar a 3 adultos con cierto confort.

El maletero tiene una buena capacidad y, con el reglaje de inclinación de los respaldos, podremos jugar para lograr algo más de espacio. Lo malo es que la cortinilla que cubre lo que llevemos en él no cumplirá su función salvo que llevemos los respaldos completamente inclinados hacia atrás.

Si abatimos los respaldos para ganar espacio de carga, éstos dejan un suelo completamente plano y son muy fáciles de abatir; además, se quedan bloqueados en esa posición.

Bajo la tablilla hay algunos huecos y, si levantamos las bandejas que hay, encontramos una rueda de repuesto, un accesorio que nos permitirá salir del mal trago de sufrir un pinchazo y que cada vez es más escaso.

Motor El más potente por cada euro

El motor es potente, pero los consumos son elevados con el cambio automático.
El motor es potente, pero los consumos son elevados con el cambio automático.
Ampliar

El nombre de Korando nació como un juego de sílabas que sugiriese la expresión “Koreans Can Do” (los coreanos pueden hacerlo) y hay que quitarse el sombrero. Realmente pueden hacerlo. Aunque en sus inicios empleaban tecnología de otras marcas (principalmente Mercedes), esta generación del Korando tiene un motor desarrollado por ellos mismos y que funciona muy honestamente.

En lugar de arriesgar sacando caballos a base de exprimir la alimentación y el turbo, en SsangYong han recurrido a una cilindrada elevada (2,2 litros cuando sus rivales se mueven en el entorno de los 1,6 o 2 como máximo, sólo el Mazda CX-5 iguala en cilindrada al Korando). La ventaja es que tenemos bastante par natural disponible desde el ralentí al accionar el acelerador; el problema es que es un motor pesado y algo tragón, pero también es el más potente de su categoría, con 178 CV y 400 Nm de par.

Los coreanos destacan por su afán de superación y competitividad, pero también porque saben ser prácticos cuando hay que serlo. ¿Para qué invertir millones en desarrollar una caja de cambios automática si podemos comprarla ya hecha al mayor fabricante del mundo de este tipo de transmisiones?. Pues eso, la caja de cambios es una Aisin de 6 marchas con convertidor de par. No es la más moderna del mundo ni la de mejor rendimiento, pero funciona bien y es fiable, llega.

El matrimonio entre ambos es bastante satisfactorio. Desconcierta el mando para accionar de manera manual el cambio, un pequeño interruptor en el lateral del pomo que sube marchas si lo empujamos hacia delante y baja si lo accionamos a la inversa. No es muy intuitivo, pero tampoco es un coche que pida que usemos el cambio en modo manual con frecuencia.

Comportamiento Sin pretensiones

La dirección del Korando es algo lenta y resta precisión.
La dirección del Korando es algo lenta y resta precisión.
Ampliar

Pocos cambios en el apartado dinámico frente a otros Korando probados anteriormente. Es una pena que la marca no haya aprovechado la ocasión para equipar una dirección mejor a este SUV, que sigue contando con un sistema muy desmultiplicado (casi 4 vueltas de volante entre topes es una barbaridad en un mercado donde casi ningún rival llega a 3) y que tiene un “punto muerto” algo incómodo.

En ciudad es un coche cómodo de usar gracias a la caja de cambios automática y a la buena visibilidad que tenemos. Las suspensiones son algo secas de reacciones y el eje trasero bota un poco al pasar por los pasos de cebra elevados y bandas reductoras de velocidad. Con 4,4 m de largo, es relativamente fácil de aparcar, pero lo sería más con una dirección más directa. Visto con optimismo, haremos un poco más de gimnasia con los brazos gracias a ella.

Si salimos a autopista, se agradecen los 178 CV a la hora de incorporarnos con seguridad en los carriles de aceleración, sobre todo en un país donde pocos son los que educadamente te facilitan el hacerlo echándose a su carril izquierdo cuando está libre.

El balanceo es acusado y la dirección tan desmultiplicada nos exigirá girar más de lo normal el volante, lo que nos dará la sensación de que el coche es más subvirador de lo que en realidad es. Las suspensiones trabajan correctamente y no se descomponen al pasar por juntas de dilatación en plena curva.

En carreteras secundarias es donde más incómoda se nos hará la dirección. Hay que girar tanto el volante, que tendremos que anticipar la posición de nuestras manos en curvas donde sus rivales son capaces de pasar sin cambiarlas de las “nueve y cuarto”.

Para colmo de males, en la posición de “volante recto” existe un punto muerto en el que no hay una asistencia normal del motor eléctrico que nos ayuda a girar la dirección, lo cual nos resta precisión… y confianza. La caja de cambios de convertidor tiene unos desarrollos algo largos, pero, como hay par de sobra, tampoco suponen un problema.

En el circuito de pruebas tiene una respuesta correcta y dentro de lo esperable. No es especialmente ágil y resulta mucho menos agradable de conducir que, por ejemplo, un Seat Ateca, pero la mayoría de los conductores no saben ni lo que es el tiempo de espera, así que tampoco importa demasiado que sea algo torpe.

La maniobra de esquiva a 80 km/h la salva gracias al control de estabilidad, que entra en acción en el primer golpe de volante. El alto centro de gravedad, el exceso de goma en el asfalto (225 mm de ancho…) y unas suspensiones algo blandas hacen que el coche se descomponga y pierda la trayectoria.

El control de estabilidad es muy intrusivo, pero tiene que ser así para salvar nuestros errores, así que no me parece un problema, no estamos ante un coche deportivo.

La frenada de emergencia la salva con unas buenas distancias para detenernos, pero se nota que el aguante al calor no es lo suyo y empiezan a alargarse después del tercer intento. De todos modos, lo mismo que antes: no es un coche de tintes deportivos, así que su aguante me parece razonable.

En definitiva, el Korando es relativamente confortable para viajar y no se queda muy atrás de rivales mucho más costosos, pero es una pena que no pongan una dirección mejor, porque subiría muchos puntos en este apartado.

Equipamiento Excelente para su precio

El nivel de equipamiento es correcto para su precio.
El nivel de equipamiento es correcto para su precio.
Ampliar

La unidad de pruebas se corresponde con el acabado Limited y es muy completo en proporción a su precio: asientos de cuero calefactados, llantas de aleación, antinieblas delanteros, luces led diurnas y traseras, climatizador automático, navegador, manos libres, volante multifunción, parabrisas con antihielo, cámara de marcha atrás… No echaremos en falta nada y hay cosas que sus rivales no ofrecen.

Vale, no tiene freno de mano eléctrico (personalmente los prefiero de palanca: menos problemas y funciona aunque no haya electricidad en el coche) ni WiFi (tendrás que aguantar las impertinencias del hijo del vecino), pero no está nada mal dotado.

Lo que sí podría ser criticable es la ausencia de asistentes avanzados a la conducción (denominados ADAS en general, aunque en SsangYong los llaman SASS), como la alerta de colisión con sistema de frenado de emergencia, sensores de ángulo muerto, asistente de luz de carretera, sistema de mantenimiento de carril… Son elementos que están disponibles en sus rivales, pero que también se pagan aparte, así que, teniendo en cuenta lo que cuesta este Korando, su relación precio/equipamiento es muy buena.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Airbags laterales
  • Cierre seguridad para niños
  • BAS (Sistema Asistencia Frenada)
  • ESP (Programa Electrónico de Estabilidad)
  • Sistema de alumbrado automático
  • HSA (Ayuda de arranque en cuesta)
  • Cámara de visión trasera
  • Faros antiniebla delanteros
  • Airbag del pasajero desconectable
  • FTCS (Sistema de Control de Tracción)
  • Reposacabezas activos electrónicos (conductor y acompañante)
  • ARP (Sistema Activo Antivuelco)
  • Doble airbag delantero
  • Sistema Isofix en asientos traseros para sillas infantiles
  • Alarma antirrobo e inmovilizador
  • Luces diurnas LED
  • Airbags de cortina
  • ABS + EBD
  • TPMS (Sistema de Control de la Presión de los Neumáticos)

Confort

Equipamiento de Serie

  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Retrovisores exteriores eléctricos térmicos
  • Bandeja trasera cubremaletero
  • Rieles en techo
  • Asientos tapizados en cuero
  • Reposabrazos delantero con guantera de gran capacidad
  • Llantas de aleación 18´´ (neumáticos 225/55 R18)
  • Sensor de luces y lluvia
  • Llave plegable con mando a distancia
  • Elevalunas eléctrico conductor un solo toque
  • Espejo retrovisor interior con sistema antideslumbramiento automático
  • Retrovisores con intermitente LED y luz de cortesía integrados
  • Llantas de aleación 18´´ 'Corte diamante' (Neumáticos 205/60 R16)
  • Cristales tintados
  • Retrovisores exteriores plegables eléctricamente
  • Asientos delanteros calefactables
  • Spoiler trasero con luz freno integrada
  • Cierre de puertas con sensor de velocidad
  • Cierre centralizado con mando a distancia
  • Volante y pomo de cuero
  • Toma de corriente auxiliar 12v
  • Segunda fila de asientos abatibles por partes (60/40)
  • Reposabrazos en plazas traseras con portabebidas
  • Climatizador automático
  • Dirección asistida eléctrica con sensor de velocidad (SSPS)
  • Control de velocidad con modo ECO
  • Asientos traseros calefactables
  • Pack embellecedor cromado

Equipamiento Opcional

  • 410.01 €Pintura metalizada
  • 410.01 €Pintura blanco intenso

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Volante multifunción
  • Ordenador de a bordo
  • Manos libres con Bluetooth integrado
  • Sistema Radio/CD/MP3 con 6 altavoces con tweeters
  • Puerto USB con toma auxiliar
  • Navegador 7´´ con pantalla táctil

Otros

Equipamiento de Serie

  • GSI (indicador de cambio de marcha)
  • ESS (Aviso luminoso en frenadas de emergencia)

Consumo El ahorro está en el precio

Los consumos del Korando en autopista son elevados.
Los consumos del Korando en autopista son elevados.
Ampliar

La caja de cambios automática implica un aumento en los consumos homologados del Korando D22T, que pasan de 6 a 8 l/100 km en ciudad, de 4 a 5 l/100 km en carretera,  y provoca que la media homologada pase de 5 a 6 l/100 km. Esto se debe principalmente al mayor peso de la caja de cambios y, sobre todo, al resbalamiento del convertidor de par.

Durante la prueba, los consumos reales han sido algo más altos todavía. En ciudad el consumo ha sido de 9 l/100 km, superior al homologado y también al de sus rivales. De hecho, también es mayor que el que he podido medir en un Ford Edge con un motor de potencia similar, pero de mayores dimensiones y peso.

En carretera es difícil bajarlo de los 6,6 l/100 km, salvo que pongamos todo el empeño del mundo en ello y no haya tráfico ni repechos. En condiciones normales el consumo se mueve por encima de los 6 l/100 km.

En autopista, con el control de crucero fijado a 120 km/h reales, el consumo medido ha sido de 8 l/100 km, una cifra muy elevada y que no se justifica por ser el más potente de la categoría.

Con estos consumos y un depósito de 57 litros, la autonomía del SsangYong Korando automático está en el entorno de los 750 km.

Rivales Rivales del SsangYong Korando 2.2 DT Premium automático

Ssangyong Korando D22T Limited Aut. 4x2

Desde
27.500 €

Diesel


6 marchas

178

0,0

6,4

167

Suzuki Vitara 1.6DDiS GLE

Desde
21.512 €

Diesel


6 marchas

120

11,5

4,0

106

Seat Ateca 1.6TDI CR S&S Ecomotive Style

Desde
27.530 €

Diesel


marchas

Fiat 500X 1.6Mjt Lounge 4x2 DDCT 88kW

Desde
25.920 €

Diesel


6 marchas

120

10,5

4,3

113

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba