Probamos la versión familiar del Fiat Tipo diésel con 120 CV41

Probamos la versión familiar del Fiat Tipo diésel con 120 CV

10 Noviembre, 2017, modificada el 13 Noviembre, 2017 por

La variante ranchera del compacto italiano Fiat Tipo es una alternativa económica, práctica y fiable para aquellas familias que necesiten un espacio extra en su coche. Te contamos nuestras sensaciones durante el examen al que le hemos sometido.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Diseño exterior elegante
  • Interior amplio
  • Consumos bajos

Mejorable

  • Falta de tirón hasta el turbo
  • Pomo del cambio demasiado voluminoso
  • Materiales interiores algo toscos

Con el Fiat Tipo y todos sus derivados, la compañía italiana se metía de lleno el año pasado en la disputada lucha (de un modo más competitivo que con sus predecesores Bravo o Linea) de los compactos. Un producto muy redondo por su economía, su fiabilidad mecánica, su espacio interior (mejor que el de muchos de sus rivales, e incluso superiores, en todas sus variantes) y su distinguida línea exterior, muy al elegante estilo italiano.

La unidad de pruebas que hemos analizado es la variante Station Wagon equipada con el motor diésel más potente, el 1.6 Multijet de 120 CV con cambio manual (también se puede escoger con la caja de cambios automática), y el nivel de acabado más alto -tras el nuevo y exclusivo S Design-, el Lounge.

Destaca por su gran habitabilidad, su fácil manejo y buen comportamiento dinámico, orientado claramente a un medio-alto confort de marcha, y por sus numerosos elementos de equipamiento, tanto de seguridad como de infoentretenimiento y comodidad para sus ocupantes. Continúa leyendo para conocer detalladamente todas nuestras impresiones con respecto a este Fiat Tipo SW 1.6 Multijet Lounge.

El Fiat Tipo SW mide 4,57 m, unos 2 centímetros menos que un Hyundai i30 Cw.41
El Fiat Tipo SW mide 4,57 m, unos 2 centímetros menos que un Hyundai i30 Cw.

El diseño exterior del Fiat Tipo SW guarda una línea muy característica italiana. Sus rasgos, sus nervaduras, su estilo, la elegancia que transmite… No hay duda de que todo ello es herencia transalpina. Tampoco habrá quien dude de que, se mire por donde se mire, es un coche bonito, cargado de personalidad y distinción.

Empezando por el frontal, que comparte a la exactitud con sus hermanos de carrocería hatchback y sedán, nos encontramos una parrilla fina, bajita y alargada que se compone de molduras o acentos cromados. Este punto le da ese toque deportivo que todo compacto ha de tener y un carácter particular. Sus grupos ópticos siguen la línea estilística marcada y se funden con la calandra central. En los extremos de la zona inferior nos encontramos los faros antiniebla -que equipa desde el acabado Easy- ubicados en una posición interna para reflejar de mejor forma su iluminación.

La zaga también es parecida a la de la variante hatchback -la trasera del sedán se diferencia más por tener una configuración diferente de los faros y de la boca de carga-, aunque con un umbral de maletero mucho más bajo. El marco que deja el portón es más que suficiente para cargar cualquier cosa que quepa en el coche.

En la vista lateral apreciamos los tradicionales tiradores de Fiat que podemos ver, por ejemplo, en “viejos amigos” como el Brava o el Punto de los 90. Un guiño al pasado pero con total distinción en el presente. Además, esos tiradores, junto con las carcasas de los retrovisores, vienen en el mismo color Azul Mediterráneo metalizado de la carrocería que tiene un sobrecoste de 550 euros. Las llantas de aleación de 17 pulgadas vienen de serie con este acabado alto Lounge, siendo opción en los inferiores.

Sin embargo, lo que más resalta en su perfil es el abultado y elevado voladizo trasero que deja entrever un amplio maletero. La variante familiar guarda la misma batalla que el hatchback, siendo así 20 cm más largo (4,57 m) y cuatro más que el sedán. Esto quiere decir que todo el espacio lo gana en el maletero; de hecho, la capacidad del SW es de 550 litros, 110 l más que el maletero del hatchback o cinco puertas y 30 l más que el cuatro puertas. En cuanto a la altura y a la anchura, se respetan las mismas medidas entre todos (1,5 m x 1,79 m, respectivamente).

La iluminación es correcta, sus faros no producen una gran mancha entre luz y contraste y los antinieblas también hacen una buena labor, aunque posiblemente mejorarían su función si se situaran algo más fuera del paragolpes y no tan “camuflados”.

En cuanto a los acabados de pintura y chapa, hay que decir que están bien rematados, aunque en las zonas de plásticos, sobre todo en las aletas, sí puede identificarse una cierta diferencia de color con la carrocería. No obstante, no es algo que salte a primera vista y, por tanto, no lo consideramos como un importante defecto, más aún tratándose de un coche que económica y funcionalmente dará grandes alegrías a sus usuarios.

Las puertas delanteras son grandes y tienen un buen ángulo de apertura. Sin embargo, las traseras pueden estar algo desfavorecidas por la intrusión del eje trasero o por no ganar en distancia entre ejes. Las ruedas traseras recortan gran parte de la puerta, pero eso tampoco converge en un mal acceso, ya que en las cuatro puertas este es bastante correcto; mejor que en otros coches del segmento con toque deportivo cuyos techos tienden a caer y a empeorar la entrada de la parte del busto. También están cuidadas las juntas de las puertas, el capó y las inserciones de los parachoques.

Por último, como decimos, estamos poniendo a prueba esta versión que corresponde al acabado Lounge, que visualmente destaca con respecto al más básico (Pop) no sólo en las llantas o en detalles pintados, sino también en algunos cromados y en los antiniebla.

Te puede interesar...

Christian García

4 Comentarios

Jaime 10 Noviembre, 2017

La unidad que habéis probado no equipa los faros de xenon, de hecho solo los pueden equipar los Tipo con acabado S-Design, al menos de momento.

El tema de la diferencia de pintura entre las aletas y el resto de la carrocería debe ser de la unidad probada, yo tengo un Tipo HB y no se aprecia diferencia alguna.

Por lo demás buena prueba, me alegra ver que se va dando a conocer este coche, merece mucho la pena por lo poco que pagas.

Christian García 13 Noviembre, 2017

Hola, Jaime:
En efecto, tienes razón con lo de los faros, debí de confundirme tomando apuntes. El modelo Tipo SW sólo puede equipar faros de xenón (en opción, por 700 euros) en el acabado más alto, el S-Design. Ya está corregido.
En cuanto a la diferencia cromática de paragolpes-aletas y resto de carrocería, sí se notaba una cierta distinción que no es ni muy evidente ni se percibe a primera vista, pero fijándote bien existe. De hecho, en alguna foto puede incluso notarse un poco. Para mí, como pongo en la prueba, no llega a ser un defecto en un coche así, sin embargo, sí percibí eso que te comento.
¡¡Muchas gracias por tu comentario!!

Ronald 10 Noviembre, 2017

Precio del Fiat tipo sw más económico incluido descuento

Christian García 13 Noviembre, 2017

Hola, Ronald:

En la actualidad hay una promoción que está vigente hasta el día 30 de este mes por la que te puedes hacer con un Tipo SW en su versión de acceso desde 12.600 euros (con condiciones).

Gracias por tu comentario!

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba