Prueba: Fiat 500 0.9 TwinAir 105 CV Lounge

25 febrero, 2016

El nuevo Fiat 500, con el laureado motor turbo 0.9 de 105 CV, se convierte en un auténtico correcaminos urbano y vuelve a ser admirado, tanto por fuera como por dentro. ¿Quieres sentir la atracción?

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

8

8

7

6

6

5

Destacable

  • Diseño exterior
  • Potencia
  • Cuadro de mandos TFT

Mejorable

  • Espacio interior
  • Escaso equipamiento funcional
  • Precio

Nos encontramos con uno de los mayores éxitos que ha tenido la factoría Fiat en los últimos años: el Fiat 500. Desde que nació en 2007, exactamente 50 años después del lanzamiento del modelo original (1957), el modelo más retro de Fiat ha sido todo un icono entre los coches “minis”. Es el número uno de ventas en su categoría y el que marca tendencia y moda, por lo que muchos competidores de una u otra forma le copian. Tal es el punto de dominio en su segmento que en 2014 dobló en unidades vendidas al segundo en el pódium, el Nissan Micra.

¿Por qué lo actualiza Fiat? Si quieren mantener el liderazgo de la categoría después de 8 años, un nuevo “uniforme” con la incorporación de nuevas tecnologías le viene al pelo para volver a cautivar al público y mantenerse fresco unos años más hasta su completa renovación, que algún año le llegará.

Mantiene las mismas medidas interiores y exteriores, pero, gracias a unas ligeras modificaciones estéticas, conserva, e incluso amplía, su carácter y originalidad.

El objetivo de Fiat para el 500 era, es, y será ofrecer un vehículo urbano, pequeño, cómodo, divertido, atractivo y eternamente juvenil. Y es cierto que tiene todos esos ingredientes, y otros nuevos que divierten y aceleran más el corazón del que conduce, como la incorporación del motor turboalimentado 0.9 TwinAir de 105 CV.

En el análisis que realizamos a continuación vamos a encontrar diferentes inconvenientes, pero la atracción del Fiat 500 Lounge 0.9 es tan fuerte que, una vez que lo vuelves a ver, arrancar o conducir, esas dificultades se vuelven pequeñas e incluso inexistentes, es decir, la pasión ganará a la razón.

Quizá la decisión de comprar este modelo no prospere si echamos números y comparamos con el servicio que nos pueden dar otros modelos del segmento como el Toyota Aygo, Citroen C1, Peugeot 108, Opel Adam, Twingo… o el ligeramente más grande Suzuki Swift, del que, incluso con menor desembolso económico, podríamos permitirnos la versión Sport con 136 CV.

También podríamos optar al mismo Fiat 500 pero con otro motor, bien el gasolina menos potente de 69 CV o el diesel Multijet de 95 CV.

Pero la elección por el Fiat 500 0.9 TwinAir no será a través de una decisión racional. Aunque en el mercado de segunda mano es de los más valorados, siempre se mantendrá juvenil y atraerá todas las miradas, sobre todo si invertimos en equipamiento hasta los 20.000 euros que cuesta más o menos nuestra unidad de pruebas sin descuentos y que reunía casi todo el catálogo tecnológico y estético.

Diseño La belleza del nuevo Fiat 500 es innegable

500-frontal-ciudad2
El nuevo Fiat 500 renueva paragolpes y grupos ópticos
Ampliar

Poco podemos aportar del diseño del Fiat 500 que no se haya dicho ya. Un modelo juvenil que trasmite simpatía por donde pasa, con unas líneas suaves y redondeadas que hacen de imán y que a todo tipo de público le gusta mirar.

Desde su aparición en el 2007 hasta la actualidad, no se ha cambiado nada, sin contar con las aportaciones de las diferentes carrocerías; solo se han introducido nuevos acabados, colores o motores.

Los mayores cambios que ofrece este nuevo 500 se concentran en las luces, pues todas ellas han sido renovadas a excepción de los intermitentes laterales, que son casi idénticos al modelo del 1957.

Por tanto, no existe ninguna modificación estética profunda respecto al modelo anterior. El Fiat debe ser fiel al modelo del que procede, pero sin quedar antiguo o pasado de moda, por lo que la actualización es muy conservadora.

Al más puro “estilo humano”, el diseño de las nuevas ópticas delanteras simulan unos ojos casi perfectos que incluso detallan con párpados, representados por los intermitente delanteros.

Las dimensiones de los faros secundarios han sido ampliadas y éstos cuentan con luces diurnas LED. También incluyen tecnología LED los pilotos traseros, de renovado y atractivo diseño.

Sin embargo, estas nuevas ópticas traseras no incluyen ni la luz de marcha atrás ni la antiniebla trasera, como sí lo hacia el modelo precedente. La nueva ubicación de estas luces, en la parte inferior del paragolpes y en los extremos, consigue una  gran elegancia en la zaga del 500 debido a la incorporación de un nuevo elemento estético cromado. Aunque en contra, con esta nueva ubicación los pilotos quedan más expuestos ante cualquier eventualidad y aumenta la probabilidad de rotura y deterioro.

Precisamente la gran cantidad de cromados, tanto en el frontal como en la parte trasera, es otro de los elementos que aportan a este modelo mayor elegancia y distinción.

La personalización o la posibilidad de crear un 500 exclusivo, un modelo a la carta, es otro de los factores en los que Fiat ha puesto mucho interés desde su nacimiento. Esta política les aporta un gran éxito comercial. Dispone de un amplio catálogo de opciones estéticas: 15 colores para la pintura exterior, 13 personalizaciones exteriores, 9 tipos de tapicería distintos, diferentes molduras en colores y cromados, las pinzas de los frenos en color rojo… sin olvidar el techo panorámico o el practicable.

El Fiat 500 que probamos tiene lo que designan en Fiat como una segunda piel (“Medium Camouflage”), que, junto con el color “Negro Vesuvio”, los cromados, y las llantas de diseño específico de 16”, consiguen en el 500 una mezcla de simpatía, elegancia, clase y deportividad que lo convierten en el centro de todas las miradas.

Interior Espacio muy reducido, sobre todo detrás

500-detalle ext
Elegante interior tapizado en cuero bitono
Ampliar

Al observar por dentro este nuevo Fiat 500, el cambio más destacado respecto a su predecesor se encuentra en la consola central superior, que incluye nuevos distribuidores de aire centrales y una pantalla táctil de 5 pulgadas.

Por otro lado, llama la atención la bonita tapicería bitono de cuero negro/marfil, incluida en el catálogo de opciones con un sobrecoste de 995 euros, así como los cromados interiores, dentro de un ambiente general en negro.

Se percibe una gran sensación de calidad aportada por los distintos plásticos de tonos mate, brillante y cromado, por los botones, etc. Pero se aprecia un limitadísimo espacio interior.

En efecto, al sentarse en las cómodas butacas delanteras, con amplios asientos y respaldos -pero que carecen de apoyo lumbar y casi lateral-, comprobamos que el habitáculo es reducidísimo. Tanto, que los pasos de ruedas delanteros limitan el volumen para las piernas, por lo que molesta el no disponer de mayor espacio.

La distancia que queda entre las butacas delanteras es muy escasa, tan solo tiene anchura suficiente para el freno de mano. La misma limitación existe al coger el cinturón de seguridad: casi no se puede alcanzar, ya que la puerta está muy pegada al asiento. Por esta situación he golpeado más de una vez mi codo izquierdo contra la puerta. Además de este inconveniente a la hora de coger el cinturón, la rodilla derecha apenas tiene espacio y, si mides más de 1,80 m, irá rozando con la consola central.

La altura interior es buena; además, el asiento del conductor es regulable en altura de serie con el acabado Lounge que tiene nuestra unidad de prueba, por lo que es fácil acomodarse en este aspecto. Sin embargo, la regulación no es la que conocemos comúnmente. Es decir, se regula solamente la parte trasera del asiento, por lo que la altura no cambia, solo cambia la inclinación del asiento y, por tanto, el ángulo de las piernas respecto a la espalda. Digamos que es una regulación más a tener en cuenta para poderse adaptar mejor, algo que no le hubiera venido mal a los cinturones de seguridad, que carecen de regulación, y al volante, que es regulable en altura pero no en profundidad.

Lo que sí noté incómodo, a la hora de estirar el cuerpo, fue la rigidez de los reposacabezas. Incluso en el supuesto de un impacto, considero que la cabeza podría resentirse por la dureza del acolchado.

Resulta complicada de entender la ubicación de ciertos botones y mandos en el salpicadero. Por ejemplo, tanto el mando de las luces antiniebla como el del control de tracción están en sitios poco relacionados con su uso y utilidad. En el primer caso, la iluminación contra la niebla está más en el lado del copiloto que en el del piloto, cuando es un mando que debe accionar el conductor y de forma sencilla, por lo que considero que debería estar en el mando que acciona las luces. Y, en el segundo caso, la desconexión del ASR (control de tracción) figura entre los mandos del climatizador, cuando es un mando que interfiere en el modo de conducción.

Sin embargo, el “warning” está muy bien situado, es de fácil acceso para los ocupantes de las plazas delanteras y se encuentra en una posición en grande y en solitario, ideal si nos vemos obligados a pulsarlo.

Otros de los mandos a tener en cuenta son las palancas de intermitentes y de los limpiaparabrisas. Tienen una separación más que notable respecto al volante y su uso resulta algo incómodo.

En cuanto a la parte trasera del 500, el espacio se limita más aún. Oficialmente tiene una capacidad para 4 pasajeros, siempre que detrás no viajen adultos, ya que, de ser así, la altura condicionará su viabilidad, aunque, si tenemos en cuenta su caráter de urbanita, más pensado para recorridos cortos que largos viajes, el espacio es suficiente y está dentro de la media de la categoría.

Por último, el maletero ofrece luz de cortesía y tiene una capacidad de 185 litros. Incluye como opción la rueda de repuesto de emergencia, que tiene un precio extra de 100 euros.

Motor Con sólo 2 cilindros y 0,9 litros, ofrece 105 CV

500-motor
Gracias a la turboalimentación ofrece 105 CV
Ampliar

Nada más arrancar, y sin saber a qué nos enfrentábamos, notamos que su sonido motor es muy diferente al resto. Con un sonido bronco, pero ágil al dar gas, podemos llegar a dudar entre su tipo de combustible y el esquema mecánico. Con una escucha activa, también se puede oír el silbido típico del turbo.

Abrimos el capó, que, por cierto, no incluye varas telescópicas, y encontramos un motor pequeño con la tecnología TwinAir y turbo.

El motor de gasolina consta únicamente de 2 cilindros con 0,875 litros de cilindrada y desarrolla una potencia de 105 CV a 5.500 rpm con 145 Nm de par a 2.000 rpm.Podríamos llegar a decir que es como un motor 1.8 16V partido por la mitad, ya que tiene 4 válvulas por cilindro.

El motor con la nueva tecnología TwinAir de Fiat, al que se le ha acoplado un turbo en esta ocasión, fue presentado en el 80º Salón Internacional de Ginebra del año 2010 y consigue mejorar las cifras de consumo, prestaciones, emisiones y peso respecto a los motores precedentes del Fiat 500.

Funcionando con un movimiento simultáneo de los cilindros, es decir, a la vez, las explosiones se producen continuamente, dado que los cilindros se encuentran siempre en la misma posición dentro de la cámara, lo que alternan son las fases para que exista continuidad. Cuando un cilindro está en la fase de admisión, el otro está en la de explosión y, cuando cambia a la fase de compresión, el otro se encuentra en la de escape.

En principio, esta configuración debería provocar muchas vibraciones, pero, en la práctica, no lo son. La ausencia de vibraciones se logra gracias a un volante de inercia grande y a unos soportes de motor, “silentblocks”, muy estudiados para tal cometido. Quizá donde más se note sea al ralentí y en bajas revoluciones.

Debemos tener en cuenta los numerosos galardones que ha obtenido este motor: mejor motor nuevo, motor verde del año, mejor motor de menos de un litro y motor internacional del año, todos ellos conseguidos en 2011.

Incluye una caja manual con 6 relaciones de tacto suave y con una relación bastante cerrada y recorrido más bien corto; en sexta velocidad podemos ir a 115 km/h con 3.000 rpm, lo que significa que a 5.500 rpm, que es donde corta inyección, alcanzaríamos una velocidad de 210 km/h; su velocidad máxima oficial es de 188 km/h.

Comportamiento El nuevo Fiat 500 0.9 es rápido, ágil y muy estable

500-sport
En la consola central figura el botón Sport
Ampliar

No es necesario decir que el Fiat 500 es uno de los reyes de la ciudad, está concebido para ella y sin lugar a dudas es donde mejor se mueve.

Tiene unas medidas exteriores muy reducidas: sus tan solo 355 cm de longitud lo sitúan como uno de los mejores coches para desenvolverse en ciudad o encontrar hueco para aparcar. Recordemos que el campeón en longitud es el Smart ForTwo con 270 cm, pero solo dispone de 2 plazas.

Con las dimensiones del 500, recorer la ciudad es un placer; se mueve como pez en el agua, cabe por todos lados y se aparca con mucha facilidad, incluso puede contar con el sensor de aparcamiento trasero que está dentro del paquete opcional.

Tiene una dirección con un grado de asistencia adecuado en ciudad, suavidad de funcionamiento y bastante directa, por lo que un pequeño giro de volante conseguirá un buen giro de trayectoria.

Al tratar con badenes, guardias tumbados, etc, podemos llegar a hacer tope con la suspensión y sentir algún golpe seco, si pasamos algo deprisa por el obstáculo, pero a una velocidad normal no tendremos ningún problema en sortearlos.

Dicho esto, no queremos decir que no se pueda salir del entorno urbano con el 500. De hecho, el motor que lleva nuestra unidad de prueba cuenta con un botón “Sport” en el salpicadero que cambia la gestión del motor y ofrece una cantidad extra de 7 CV de potencia. En cierto sentido, pide a gritos salir de la ciudad y meterse de lleno en carreteras autonómicas, secundarias o de montaña.

Con el motor de  98 CV, en ciudad es una joya, porque consigue salir rápido de un semáforo, se incorpora velozmente a la circulación y se “cuela” en situaciones delicadas. Al pulsar el modo Sport, con esos 7 CV más, tendremos toda la adrenalina de sus 105 CV de potencia. Por ciudad será intratable, pero por la red secundaria gozaremos de una gran dosis de diversión.

Sin ser un modelo deportivo -esa denominación se la dejo al “Abarth”-, el 0.9 de 105 CV lleva al 500 a un ritmo endiablado. Sus ganas de más gas y un chasis a la altura de las circunstancias consiguen provocar en la cara de quien lo conduce una sonrisa constante.

Admite un paso por curva muy alto sin balanceos de carrocería y sin tener deriva. Con unos neumáticos 195/45-16 se tiene la sensación de ir por carriles como si fuera un kart.

Debido a un cambio de 6 relaciones con unos desarrollos cortos, cuando te quieres dar cuenta, ya estás en la zona de caída de potencia, a punto o en el mismo corte de inyección. La sensación acústica del 2 cilindros engaña y parece quedarnos más zona de régimen que la que en realidad queda. No obstante, el régimen de mayor aprovechamiento lo encontramos entre las 2.000 y las 5.500 rpm, un margen bastante amplio.

El acceso a cada una de las marchas se realiza a través de un embrague con un recorrido muy corto, como si pisáramos un botón, lo que le aporta rapidez y velocidad en el cambio, y sobre todo diversión.

El lugar menos propicio para circular serán las autopistas, más que nada por el poco peso que tiene, menos de 1.000 kg, y por la altura y la corta distancia entre ejes. La amplitud y el espacio abierto de las autovías y  autopistas generan grandes corrientes de aire que pueden mover considerablemente al 500. Estos movimientos restan sensación de seguridad, estabilidad y aplomo.

Equipamiento El Fiat 500 tiene una escasa dotación

500-tomtom
La pantalla de 5" se queda algo pequeña para el TomTom
Ampliar

Lamentablemente, no encontramos en este segmento coches con una dotación muy completa. La practicidad urbana y un precio reducido son las principales finalidades en esta categoría.

Teniendo en cuenta que el Fiat 500 0.9 lounge 105 CV es un modelo urbano, pero con un motor que aspira a circular por más lugares que la ciudad, echamos de menos algunos elementos. Eso sí, el catálogo de opciones estéticas es bastante amplio.

Nuestra unidad de prueba incorpora luces diurnas de LED en combinación con luces de incandescencia, pero, con 710 euros más, podemos disponer de faros de Xenón, muy poco común en esta categoría ni como opción. No es necesario ese desembolso, las lámparas halógenas cumplen bien su cometido.

El volante multifunción viene de serie forrado en piel, siempre y cuando elijamos el acabado Lounge, pero, si queremos optar al pomo de la palanca del cambio también en piel, es necesario desembolsar 55 euros.

Una de las mejoras introducidas en esta actualización corresponde al cuadro de mandos. Nuestra unidad de prueba lleva una pantalla TFT en color de 7 pulgadas, más grande incluso que la del GPS, y ofrece una completa instrumentación digital pionera en este segmento de coches. Evidentemente, esta pantalla figura en el listado de opciones con un coste de 400 euros.

En ella se muestra con muchísima claridad toda la información necesaria, desde la temperatura exterior o la fecha hasta la altura de los faros o el chivato de las puertas abiertas. Incluye el velocímetro, el cuentarrevoluciones, un medidor ECO de emisiones que puede cambiar a un indicador con la presión del turbo si utilizamos el modo sport…, mientras que en el centro de la esfera ofrece las indicaciones del navegador, la radio, etc.

Los mandos de las ventanillas, ubicados en la consola central, son de un solo toque en la bajada, pero solo de subida el del conductor. No resulta muy práctico tener la mano derecha condicionada en la consola para subir la ventanilla del copiloto.

El ordenador de viaje se encuentra en el mando del limpiaparabrisas, en el botón que se acciona pulsando hacia dentro. De esta manera, podemos resetearlo manteniéndolo presionado durante un instante. Esta misma información también la podemos encontrar en uno de los botones de la pantalla central, por lo que ambos pasajeros pueden acceder a la información del trayecto. Al analizar sus opciones, comprobamos que tiene medidor de la presión de las ruedas.

Dentro del listado de equipamiento extra para configurar el Fiat 500 Lounge, y con un sobrecoste de 450 o 550 euros, dependiendo de si lleva o no sintonizador de radio digital, figura el navegador de la casa holandesa Tomton, con el cual cuenta nuestra unidad de prueba. Tiene la particularidad de llevar instalada la posición de los radares de velocidad fijos y avisar cuando nos acercamos a ellos. Toda la información es transmitida a través de la pantalla de 5 pulgadas, pero se queda algo pequeña a la hora de consultar los mapas o seguir la ruta definida.

El equipo de audio es bastante básico, tiene 2 vías separadas en la zona delantera, pero, al no contar con potencia ni amplificador de calidad, las frecuencias bajas no abrigan a las altas, que tienden a ser metálicas y estridentes, sobre todo cuando le exigimos algo de volumen. Lástima no contar con un equipo de mayor calidad ni como opción.

Incorpora conexión “mini Jack” como AUX y USB para sincronizar teléfonos móviles o reproducir archivos de audio a través de un pen drive, por ejemplo; dichas conexiones aparecen junto con la toma de 12v.

Por mucho que consultemos la pagina oficial para configurar el Fiat 500, no encontraremos en ella soluciones tan prácticas y tan establecidas en el mercado como lo son el control y limitador de velocidad, los sensores de luz y de lluvia o un casi obligado y práctico espejo en el parasol del conductor, sobre todo cuando el público más atraído por este coche es femenino.

Sin embargo, de serie incorpora hasta 7 airbags: conductor, pasajero, rodilla en el lado del conductor, 2 de cortina y 2 laterales.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Airbag conductor
  • Airbags laterales delanteros
  • Airbag rodilla conductor
  • Airbag de cortina (protección cabeza)
  • TPMS (sensor presión neumáticos)
  • Airbag pasajero (desconectable mediante menú del vehículo)
  • Apoyacabezas regulables traseros
  • ABS

Equipamiento Opcional

  • 319.44 €Sensor aparcamiento trasero
  • 189.97 €Pack Style
  • 199.65 €Sensor de lluvia + sensor de luces
  • 710.27 €Faros bi-xenón

Confort

Equipamiento de Serie

  • Dirección asistida eléctrica Dual-Drive
  • Retrovisores eléctricos con desempañado
  • Techo solar fijo
  • Asiento conductor regulable en altura
  • Volante regulable en altura
  • Tapicería tejido Lounge
  • Asidero lado pasajero
  • Limitador de velocidad
  • Kit reparapinchazos
  • Paragolpes en color carrocería
  • Elevalunas eléctricos delanteros + cierre centralizado
  • Aire acondicionado con filtro antipolen
  • Kit Cromo
  • Memoria asiento acompañante
  • Sistema Start&Stop
  • ESC (ASR + Hill Holder + MSR + BAS)
  • Mando a distancia personalizable
  • Asientos traseros abatibles 50/50, con reposacabezas regulables y anclajes Isofix
  • Llantas aleación 16´´ Negro Mate Diamantado
  • Bolsillo en respaldo asiento acompañante
  • Toma corriente 12V
  • Kit antipinchazos
  • Climatizador automático
  • Control de crucero

Equipamiento Opcional

  • 49.61 €Alfombrillas
  • 54.45 €Revestimiento palanca cambios en piel
  • 114.95 €Espejo interior electrocrómico
  • 135.52 €Línea 500 Italia
  • 164.56 €Banda sport blanca
  • 164.56 €Cristales laterales posteriores y luneta trasera tintados
  • 199.65 €Pintura exterior blanco gelato
  • 750.2 €Pintura exterior bicolor
  • 450.12 €Segunda Piel: Medium Lord
  • 450.12 €Segunda Piel: Medium Comics Rojo/negro
  • 450.12 €Segunda Piel: Medium Navy
  • 164.56 €Franja lateral ´´Italia´´
  • 164.56 €Llantas aleación 16´´ Plata Brillante
  • 164.56 €Llantas aleación 16´´ Gris Brillante Diamantado
  • 250.47 €Segunda Piel: Small Ethnics
  • 450.12 €Pintura exterior Gris
  • 349.69 €City Pack
  • 220.22 €Pinzas de freno rojas
  • 60.5 €Cubierta retrovisores cromada
  • 164.56 €Banda sport roja
  • 164.56 €Banda sport negra
  • 100.43 €Rueda de repuesto 135/80-14
  • 114.95 €Moldura cromada sobre capó
  • 400.51 €Techo practicable eléctrico Sky Wind
  • 590.48 €Pintura exterior blanco ghiaccio
  • 360.58 €Pintura exterior
  • 849.42 €Segunda Piel: Medium Camoflage
  • 450.12 €Segunda Piel: Medium Comics Amarillo/negro
  • 1249.93 €Pack Cult Berlina
  • 65.34 €Adhesivo Número 5 negro
  • 164.56 €Llantas aleación 16´´ Antracita Mate Diamantado
  • 150.04 €Kit Lounge
  • 1149.5 €Kit Lounge Piel

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Uconnect Access Via Mobile
  • Volante en piel con 8 mandos (con mandos para Uconnect)
  • Uconnect Radio Live con pantalla táctil 5´´ a color AM/FM + AUX + USB + Bluetooth

Equipamiento Opcional

  • 450.12 €Uconnect Radio Live con pantalla táctil 7¨HD capacitiva a color AM/FM + AUX + USB + Bluetooth
  • 750.2 €Uconnect Radio Navegador Live con pantalla táctil 7¨ HD capacitiva a color
  • 65.34 €Kit fumador
  • 450.12 €Uconnect Radio Navegador Live con pantalla táctil 5´´ a color AM/FM + AUX + USB + Bluetooth
  • 400.51 €Sistema de audio Beats
  • 550.55 €Uconnect Radio Live con pantalla táctil 7¨HD capacitiva a color AM/FM + AUX + USB + Bluetooth + DAB
  • 100.43 €Uconnect Radio Live con pantalla táctil 5´´ a color AM/FM + AUX + USB + Bluetooth + DAB
  • 550.55 €Uconnect Radio Navegador Live con pantalla táctil 5´´ a color AM/FM + AUX + USB + Bluetooth + DAB

Otros

Equipamiento de Serie

  • Tarjeta asistencia Ciao Fiat
  • Homologación Euro 6
  • Tapón combustible con llave

Equipamiento Opcional

  • 199.65 €Apple Cardplay & Android Auto
  • 600.16 €Pack U Connect Link Nav
  • 300.08 €Pack U Connect Link

Consumo El consumo no es proporcional a su tamaño

500-zaga-catedral
Las nuevas ópticas traseras tienen ciertos parecidos
Ampliar

Después de los grandes avances anunciados por Fiat con el motor bicilíndrico y la nueva tecnología TwinAir aplicada, nos proponemos medir el consumo desenvolviéndonos por distintos trazados.

Fiat anuncia un consumo medio de 4,2 litros a los 100 kilómetros, 3,5 l fuera de entornos urbanos y 5,5 l en ciudad.

En cuanto a las emisiones, oficialmente produce 99 gramos de CO2 por km, lo que le convierte en uno de los motores de gasolina menos contaminantes del mercado.

Con una conducción a veces divertida y otras calmada, sin obsesionarme por conseguir una gran marca, pero sin ir tampoco haciendo “tabla” con el acelerador, he obtenido un consumo medio de 6,9 litros cada 100 km.

En los desplazamientos urbanos y con el start & stop activado, y casi siempre con el modo Sport, empleé 7,6 litros para recorrer 100 km.

Y, por último, en recorridos extraurbanos y con una velocidad media de 90 km/h, sin control de velocidad porque carece de él, he gastado 4 litros de gasolina por cada 100 km recorridos, que subían a 6,2 l cuando conduje a una media de 120 km/h.

Rivales

Fiat 500 0.9 T TwinAir Lounge

Desde
17.650 €

Gasolina


6 marchas

105

10,0

4,2

99

Opel Adam 1.4 XER S&S Glam

Desde
16.850 €

Gasolina


5 marchas

100

11,5

5,1

118

Citroen C1 Airscape 1.2 PureTech Shine

Desde
14.340 €

Gasolina


5 marchas

82

10,9

4,3

99

Renault Twingo TCe Energy S&S Zen 66kW

Desde
14.405 €

Gasolina


5 marchas

90

10,8

4,3

99

Smart Forfour 66

Desde
14.355 €

Gasolina


5 marchas

90

11,2

4,3

99

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba