Prueba

Prueba del DS3 Crossback E-Tense: ¿mejor que un e-2008?

33 fotos

Ampliar

31 de octubre, 2020

Después de haber estudiado a su hermano mellizo, el Peugeot e-2008, sometemos a prueba el DS más pequeño en su versión de cero emisiones. ¿Cuál de los dos es mejor?

Ahora que ya no muchos se atreven a poner en duda la movilidad eléctrica quizá es un buen momento para empezar a pensar que un coche de cero emisiones sí puede ser compatible con nuestro día a día. Todo hace indicar que en un par de años las restricciones a los vehículos más contaminantes pasarán de ser cosa de ciudades como Madrid o Barcelona a ser algo que veamos en muchos más núcleos urbanos de nuestro país. De hecho, el Gobierno tiene pensado imponer zonas de bajas emisiones en los municipios de más de 50.000 habitantes con la futura Ley de cambio climático, una decisión que afectará a casi 150 ayuntamientos.

Uno de los grupos automovilísticos que más se están volcando en la movilidad híbrida y eléctrica es PSA (Los ambiciosos planes de electromovilidad del Grupo PSA) y, dentro de su gama, hay modelos 100% eléctricos como los Peugeot e-2008, Opel Corsa-e o Citroën CZero y ë-C4 que se posicionan como alternativas urbanas muy interesantes. Nosotros, tras haber probado el citado SUV de Peugeot, nos ponemos ahora a los mandos de la opción eléctrica más premium del consorcio galo. ¿Qué tal es este DS3 Crossback E-Tense?

Quizá te interese: Prueba del DS7 Crossback E-Tense 4×4 2020

Ya conocemos la estructura del DS3 Crossback E-Tense

El DS3 Crossback E-Tense se desmarca del Peugeot e-2008 con una estética más elegante, con unas cotas más reducidas y, sobre todo, con un interior mucho más cuidado que brinda una sensación de calidad aún mayor. Todo lo demás, es decir, motor, batería, plataforma, etc., son los mismos componentes que también montan los utilitarios e-208 y Corsa-e, aunque adaptados a cada modelo.

Con respecto al crossover de la marca del león, el DS también cuenta con unas cotas más reducidas. Eso sí, si ya nos habían parecido buenos los acabados del Peugeot, el DS deja bien claro que juega en un segmento superior. Esto tiene pros y contras, puesto que en el acabado GT el e-2008 ya tenía un precio de partida importante… El DS tope de gama al que corresponde nuestra unidad de pruebas (Grand Chic) es aún más caro siendo más pequeño, algo que siendo honestos no juega muy a su favor. En concreto, hay un salto de unos 4.500 euros entre uno y otro, ya que este DS3 Crossback E-Tense está disponible por 43.600 euros. Es cierto que el más básico rebaja su precio hasta los 38.800 euros, pero el e-2008 más barato cuesta poco más de 33.000 euros. ¿Es una diferencia justificada? Veámoslo…

Nuestra valoración: 7,3

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Calidad percibida
  • Facilidad de conducción
  • Maniobrabilidad

Mejorable

  • Precio elevado
  • Plazas traseras
  • Suspensión algo dura

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: más urbano que aventurero

DS3 Crossback E-Tense exterior.

33 fotos

Ampliar

La imagen exterior del DS3 Crossback tiene unas líneas mucho más fluidas y suaves que su primo hermano el 2008, que opta por una estética más agresiva. Como decíamos, su longitud llega a los 4,12 m (es casi 20 cm más corto que el Peugeot), alcanza una anchura de 1,79 m y una altura de 1,53 m. También cuenta con un pelín menos de batalla (2,56 m frente a 2,61 m.) Esto repercute en que la maniobrabilidad en ciudad con el DS3 es sencillamente magnífica. Si ya nos fue fácil circular con el e-2008 por el centro de Madrid, el DS3 permite aún más margen de desahogo. Además, hace gala de una altura libre al suelo de 17 cm, lo que nos permite incluso entrar en un camino no asfaltado sin problema durante una escapada por fuera de la ciudad.

El carácter lujoso está presente en la carrocería de DS3 Crossback con unos acabados y unas juntas de muy buen aspecto, así como con varias molduras cromadas en el frontal y en la zaga o con unos tiradores de las puertas enrasados que se abren cuando nos acercamos al coche y que, por el momento, parecen estar reservados a productos del mercado premium. La verdad es que estos detalles y otros como el diseño de las llantas de 18 pulgadas que lleva de serie este acabado o la forma de los grupos ópticos con tecnología full led y función matricial han calado ya como aspectos propios de la marca más lujosa de PSA.

En cuanto a los elementos propios de la versión eléctrica, vemos el logo E-Tense sobre el capó y en el portón del maletero, la boca de carga va ubicada en el mismo sitio en el que iría la boca del depósito de combustible en las variantes térmicas y, por supuesto, el eléctrico carece de tubo de escape. Eso sí, la parrilla no está completamente cerrada como vemos en el e-2008 y en otros muchos eléctricos, algo que ayudaría a mejorar más la aerodinámica.

Interior: el lado más 'premium'

DS3 Crossback E-Tense interior.

33 fotos

Ampliar

Sin duda, en el interior es donde más apreciamos el toque tan característico de DS. Debemos tener en cuenta que, como hemos comentado, estamos ante el acabado más alto de la gama, pero echando un ojo a la tapicería nos damos cuenta de que tanto el tacto como el aspecto del cuero y del estampado es inmejorable e irrefutablemente de coche premium. Los asientos son comodísimos y la forma de los grandes botones que encontramos en el túnel central y en la consola permiten accionarlos de forma rápida y precisa. Hay mandos físicos y táctiles, pero todos tienen una respuesta muy buena y todos cuentan con el particular y original diseño en diamante de la marca.

Lo cierto es que no hay muchas cosas diferentes o novedosas de las que ya conocemos en los demás DS3 Crossback… para ser honestos, prácticamente nada. Lo único es que este E-Tense añade un menú exclusivo para el sistema eléctrico que permite ver cómo es el flujo de energía en cada momento o cómo ha ido evolucionando el consumo medio en las últimas horas de uso. Todo lo demás es exactamente igual que lo que podemos ver en un DS3 Crossback de gasolina: instrumentación digital con pantalla de 7 pulgadas, pantalla central táctil de 10 pulgadas con navegación integrada y conectividad, volante multifunción de cuero, etcétera.

El espacio en las plazas delanteras es bueno, como también lo es la ergonomía o la visibilidad. Sin embargo, en las plazas traseras cambia un poco el cuento. Esa reducción en la batalla de la que hablábamos al comienzo con respecto al e-2008 intercede de manera negativa en el confort de los ocupantes traseros. Tanto es así, que un adulto de unos 175 cm de estatura podría viajar con un nivel de confort correcto en el Peugeot y notar cierta incomodidad en el DS por el menor espacio que hay para las rodillas. La diferencia de longitud también afecta a la capacidad del maletero, que en el DS3 Crossback E-Tense se reduce hasta los 350 litros (55 litros menos que en el e-2008.) Abatiendo la segunda fila podemos obtener hasta 1.050 litros, aunque no nos queda un suelo completamente plano.

En conclusión, a pesar de que el DS3 Crossback E-Tense es un modelo más lujoso que el Peugeot, brinda una habitabilidad menos generosa que la del felino. Además, en materia de equipamiento ambos juegan en la misma liga.

Motor: 136 CV más que suficientes

DS3 Crossback E-Tense motor.

33 fotos

Ampliar

El corazón del DS3 Crossback E-Tense es un motor eléctrico firmado por Continental que se ubica en posición delantera y que declara 100 kW de potencia, lo que equivale a 136 caballos, y 260 Nm de par. Tanto el motor como la batería de 50 kWh son iguales que los del e-2008. Además, a pesar de que sí hay una diferencia notable en cuanto a cotas, el DS es solo en torno a 20 kg más liviano. Pesa exactamente 1,6 toneladas. Por tanto, la respuesta es igual de buena que en el Peugeot y los consumos son, como veremos luego, más o menos iguales. Aun así, os imaginaréis que es un peso bastante alto para un vehículo de estas características. En comparación con un DS3 Crossback de gasolina y 100 CV, hay una diferencia de 355 kg.

Si hablamos de prestaciones, el DS3 Crossback E-Tense es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 8,7 segundos y llegar hasta los 150 km/h de punta.

La batería tiene una garantía de 8 años o 160.000 km para el 70% de su capacidad útil y, como dijimos con el e-2008, homologa una autonomía en ciclo WLTP de 320 km. Los tiempos de recarga varían en función del puerto donde lo carguemos: 30 minutos con un cargador de 100 kW de potencia, 1 hora con uno de 50 kW, 2 horas con uno de 22 kW (en estos tres casos, del 0 al 80%), 5 horas con una Wallbox de 11 kW, 8 horas con una Wallbox de 7,4 kW y hasta 16 horas si optamos por una Wallbox de 3,7 kW. Si lo enchufamos a una toma doméstica Schuko, tardaremos aún más.

Al igual que en su mellizo, el usuario puede cambiar la respuesta del motor a través del selector de modos de conducción, eligiendo entre Eco, Normal y Sport.

Comportamiento: un poco duro

DS3 Crossback E-Tense exterior.

33 fotos

Ampliar

En lo que respecta al comportamiento dinámico, he notado al DS3 Crossback E-Tense un poquito más duro, sobre todo del eje trasero, que el e-2008. El peso ya hemos visto que es casi el mismo en ambos (muchísimos kilos para un coche tan pequeño), pero, si el Peugeot ofrecía un buen confort en ciudad y pecaba de rebotón cuando pasábamos por las juntas de dilatación o los baches de una circunvalación, por ejemplo, en el DS apreciamos una ligera contraposición. En según qué circunstancias urbanas, como cuando circulamos por una calle bastante rota o sobrepasamos un badén, sí va a ser un pelín más rudo (sin llegar a ser incómodo), pero lo que perdemos por un lado lo ganamos por otro, porque en vías rápidas es algo más estable que su pariente.

Por lo demás no hay quejas. Resulta facilísimo moverse con él por cualquier ciudad, maniobrar e incluso aparcar en plazas públicas. Su tamaño reducido y los asistentes que equipa esta unidad ponen las cosas muy sencillas. A la hora de dejar las zonas urbanas, es un coche bastante silencioso que no acusa demasiado ruido de rodadura o de aerodinámica. Como hemos dicho, es suficientemente confortable para estar al volante unas dos o tres horas sin fatiga adicional.

La dirección tiene un tacto bastante asistido y algo desmultiplicado. Sin embargo, para su uso en ciudad es correctísima, ya que nos permite hacer maniobras de forma rápida y fácil. Si queremos obtener más resistencia, basta con activar el modo Sport. Por su parte, los frenos hacen una labor también muy eficaz. Es cierto que el tacto del pedal es un poco esponjoso, como suele ser habitual en los coches urbanos, pero nos acostumbramos muy pronto a ello.

Equipamiento: completo, pero muy caro

DS3 Crossback E-Tense interior.

33 fotos

Ampliar

En el acabado Grand Chic prácticamente no echamos en falta nada. Trae de serie cámara de visión trasera, faros de led matriciales, tapicería de cuero, acceso y arranque sin llave, alerta por cambio involuntario de carril, control de crucero y limitador de velocidad, frenada autónoma de emergencia, asistente de arranque en pendientes, faros antiniebla, Head-Up Display, reconocimiento de señales de tráfico, sensores de aparcamiento, sensores de luces y lluvia, climatizador automático, cargador de smartphone, instrumentación digital, pantalla central de 10 pulgadas con navegación y conectividad, volante multifunción de cuero, kit antipinchazos, llantas de 18 pulgadas y un largo etcétera. La lista es francamente completa. Sin embargo, contar con todos estos elementos requiere una buena inversión (nada menos que 43.600 euros) y no todos son esenciales en el día a día.

Quizá para muchos sea mejor opción decantarse por el mismo nivel de equipamiento por menos dinero, algo que nos ofrece el e-2008 GT, u optar por el DS3 Crossback E-Tense en un acabado más bajo si el DS nos gusta más. En ese caso, el So Chic está disponible por algo menos de 39.000 euros y ya equipa de serie suficientes asistentes a la conducción para facilitar las labores en la conducción urbana y periurbana, además de llantas de 17 pulgadas, pantalla central táctil de 7 pulgadas que se puede cambiar en opción por la de 10 pulgadas incluyendo la navegación, etc. Si queremos el DS3 Crossback E-Tense con un toque más deportivo, el Performance Line tiene un precio de 39.450 euros y contempla un equipamiento que se sitúa entre ambos Chic.

Consumo: en línea con la media oficial

DS3 Crossback E-Tense interior.

33 fotos

Ampliar

Durante nuestra semana de pruebas, combinando conducción en ciudad y en alrededores, hemos registrado un consumo medio con el DS3 Crossback eléctrico de 17,5 kWh/100 km, una cifra que en este caso calca la oficial y que se asemeja mucho también a los 19,5 kWh/100 km que obtuvimos con el Peugeot e-2008. Entre ambos apenas existen diferencias y la que hay se explica con los pocos kilos y centímetros que le han quitado al DS 3. Por tanto, es bastante fácil acercarnos a la barrera de los 300 km de autonomía con cada carga completa. Incluso es fácil sobrepasarlos si nuestro uso se da solo en ciudad.

Rivales: rivales del DS3 Crossback E-Tense

Vehículo

Ds DS3 Crossback E-Tense Grand Chic

Peugeot 2008 GT Eléctrico 100kW

Opel Mokka-e GS Ultimate-e

Bmw i3 120Ah

Precio Desde
44.481 €
Desde
40.650 €
Desde
42.100 €
Desde
40.700 €
Combustible Eléctrico Eléctrico Eléctrico Eléctrico
Cambio 1 marchas 1 marchas 1 marchas 1 marchas
Potencia (CV) 136 136 136 170
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,7 8,1 9,0 7,3
Consumo Medio (l/100 km) - - - -
Emisiones CO2 (g/km) - - - -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche