Prueba

Prueba del Volkswagen T-Roc: primeras impresiones de conducción

18 fotos

Ampliar

22 de febrero, 2018

El T-Roc es un SUV pequeño que sale al mercado para aprovechar el tirón actual de este tipo de vehículos. Sus apuestas son el diseño, la conectividad y un buen número de sistemas seguridad. El precio de lanzamiento, con campañas y descuentos, alcanza los 21.200 euros.

Estamos ante un SUV compacto con 5 plazas y un diseño atractivo que ha sido muy bien valorado desde que se mostraron las primeras imágenes de modelo.  En esta primera prueba del Volkswagen T-Roc, te contamos nuestras impresiones de conducción y las sensaciones que nos ha transmitido esta creación que hemos podido conducir en la presentación del modelo a la prensa especializada.

El T-Roc se enmarca en lo que VW denomina “ofensiva SUV” y que define la gama de modelos del segmento todocamino que el fabricante alemán está lanzando al mercado para satisfacer la demanda creciente de este tipo de vehículos. Esa gama abarcará desde el T-Cross (que presentarán en 2019) hasta el Touareg, que se remodela justo este año. En medio, este T-Roc, el Tiguan, el Tiguan Allspace, el Atlas (un SUV de 7 plazas para el mercado americano) y el Teramont (la misma variante, pero para el mercado chino).

En el mercado español, los SUV de tamaño pequeño, mediano y grande no dejan de sucederse, porque todas las marcas están ávidas de captar a ese número cada vez mayor de compradores que se sienten atraídos por estos crossover que nacieron como hibridación de los todo terreno y los monovolúmenes.

Según los portavoces de VW, los rivales de su T-Roc son el Opel Mokka X, el Toyota C-HR, el Audi Q2 y el Fiat 500 X, pero lo cierto es que la competencia real y las opciones en las que pensará un comprador de un SUV mediano como éste son mucho más amplias.

Para enfrentarse a ellos, el T-Roc cuenta con un buen diseño exterior, amplio espacio en el habitáculo, gama de motores diésel y gasolina y las últimas tecnologías en conectividad y ayudas a la conducción. A nosotros, en esta primera toma de contacto, nos ha gustado mucho. Pronto tendremos la oportunidad de probarlo más a fondo y contaros en detalle sus pros y sus contras.

Vídeo del Volkswagen T-Roc

Nuestra valoración: 8,3

Diseño 8

Motor 8

Comportamiento 9

Interior 9

Equipamiento 9

Consumos 7

Destacable

  • Cambio DSG
  • Espacio interior
  • Últimas tecnologías

Mejorable

  • Sin versión híbrida

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: SUV estiloso y deportivo

La mitad de pedidos del T-Roc son hasta ahora de la versión Sport.

18 fotos

Ampliar

No tiene rasgos exagerados y nada sobresale en sus formas equilibradas, pero el diseño exterior del T-Roc resulta atractivo a base de detalles: la parrilla ancha con faros dobles del frontal, los detalles y líneas cromadas que recorren una parte de su fisonomía, la ligera caída de la línea del techo, la trasera organizada visualmente en tres líneas horizontales y con poderosos grupos ópticos.

Hasta 11 colores están disponibles y, en dos de los acabados, se puede optar por una carrocería bitono combinando esos colores básicos con techo y retrovisores blancos o negros. En la presentación comprobamos que esta posibilidad es resultona y aporta originalidad al nuevo SUV recién llegado al mercado.

Para la creación del T-Roc, Volkswagen ha tomado como base la plataforma MQB, sobre la que monta una carrocería de medidas compactas y 5 puertas (denominada hatchback). Las medidas son 4.234 mm de largo, 252 mm menos que un Tiguán, pero con una distancia entre ejes de 2.590 mm que garantiza un habitáculo generoso. Una anchura de 1.819 mm y una altura de 1.573 le confieren una presencia aplomada y recogida.

Interior: Espacioso y opcionalmente colorista

El puesto de conducción, con un volante muy manejable.

18 fotos

Ampliar

El T-Roc cuenta con 5 plazas (la central trasera más pequeña) y unas buenas cotas de habitabilidad. Su maletero, de 445 litros de capacidad, no aloja rueda de repuesto, sólo un kit antipinchazos.

Al volante, la visibilidad es buena en todas direcciones y los elementos necesarios para la conducción están a mano y se accionan con naturalidad, sin posturas forzadas. El grosor del volante es adecuado, la palanca de cambios es precisa y suave de manejo y los botones son claros y están bien distribuidos. La postura de conducción es regulable y los asientos recogen bien el cuerpo.

Aunque no está disponible en todas las versiones, la instrumentación digital nos ha gustado mucho. Todos los indicadores se muestran en formato de pantalla y hasta el mapa en el que el navegador indica la ruta a seguir puede situarte en ese panel de instrumentos.

El acabado superior, Sport, monta la última generación de este tipo de cuadro de instrumentos, el Digital Cockpit. En el techo, por encima del retrovisor, el pulsador de la llamada de emergencia (ecall), que es un elemento obligatorio en los nuevos modelos a partir del 31 de marzo de 2018.

Desde el punto de vista estético, el habitáculo del T-Roc puede llenarse de color con inserciones en color gris o en el mismo tono de la carrocería. La calidad de los plásticos y los ajustes están a la altura del segmento compacto al que corresponde este nuevo SUV de Volkswagen.

Hay huecos generosos en las puertas, un espacio de carga por inducción para móviles y una guantera de tamaño normal (puedes verla en la galería de fotos de esta prueba).

Motor: Diesel y gasolina (ni híbrido ni eléctrico)

El cambio automático es DSG con 7 velocidades.

18 fotos

Ampliar

La gama de motores incluye versiones turboalimentadas diésel y gasolina. La marca ha especificado que no tiene pensado incorporar sistema de propulsicón híbrida al R-Roc; en todo caso, según declaran, más adelante podría comercializarse en variante eléctrica.

 

Motores de gasolina

Los motores de gasolina son tres: 1.0 TSI de 115 CV de potencia, 1.5 TSI de 150 y 2.0 TSI de 190 CV. Los dos primeros se combinan con caja manual de 6 velocidades y tienen tracción delantera. El segundo también puede montar caja automática DSG de 7 velocidades. Por último, el 190 CV sólo lleva cambio automático y tracción a las cuatro ruedas 4Motion.

 

Motores diésel

En cuanto a la gama diésel, hay dos motores: 1.6 TDI de115 CV, con cambio manual de 6 velocidades y tracción delantera, y el 2.0 TDI de 150 CV, con caja automática de 7 velocidades y tracción delantera o 4Motion.

Volkswagen apuesta en este capítulo por las mecánicas de propulsión tradicional y anuncia que, al menos de momento, no incorporará ninguna versión híbrida ni eléctrica a la gama del T-Roc.

Durante la presentación pudimos conducir la variante de este SUV con motor 2.0 TSI de 190 CV con cambio DSG. A lo largo de unos 200 km, recorrimos trazados de autovía y carreteras secundarias con muchas curvas y pendiente.

El poderío de esta mecánica se deja notar y no hay repecho ni pendiente sostenida ni curvas enlazadas en cuesta que se le resistan. Las bondades del cambio DSG hacen el resto para que la experiencia de conducción sea completamente satisfactoria.

Comportamiento: Carácter Volkswagen

VW se ha centrado en el diseño, la conectividad y la seguridad.

18 fotos

Ampliar

La versión que hemos podido probar durante la presentación en España del Volkswagen T-Roc es la 2.0 TSI de 190 CV, el más potente de la gama, con cambio automático DSG de 7 velocidades. Nos ha seducido su suavidad de funcionamiento, lo progresivo de su aceleración y su elasticidad para subir de revoluciones o bajar y recuperar tras una frenada.

En el interior del habitáculo se disfruta al volante sin sobresaltos. Hasta cuando se practica una conducción más dinámica, los sistemas de ayuda facilitan las trazadas más complicadas, compensan cualquier error y elevan el nivel de conducción. Con ello consiguen que la experiencia de guiar el T-Roc por carreteras con firme irregular y muchas curvas sea un auténtico placer.

La estabilidad es otros de sus fuertes: las suspensiones, que tiran a duras, y una amortiguación solvente anulan cualquier asomo de inclinación de la carrocería, lo que aumenta aún más la sensación de seguridad a bordo.

Quedan para una prueba más en profundidad aspectos importantes, como los consumos y el rendimiento del resto de versiones. Próximamente, en Autocasión.

Equipamiento: Tres acabados y mucha tecnología

El color del T-Roc se puede personalizar con el techo y los retrovisores en negro o blanco.

18 fotos

Ampliar

En el equipamiento del T-Roc, VW ha hecho hincapié en la tecnología y en la seguridad. La conectividad se asegura con las aplicaciones que permiten conectar el smartphone con el sistema de infoentretenimiento y con otros servicios -algunos opcionales- que dan acceso a información sobre la ruta que se sigue en un viaje, servicio de llamada de emergencia, aviso automático de accidente y llamada de asistencia mecánica.

En cuanto a las ayudas a la conducción, el equipamiento del T-Roc ofrece una gama amplísima de posibilidades: control de crucero adaptativo, frenado anticolisiones múltiples, mantenimiento de carril activo, vigilancia del entorno, protección proactiva de ocupantes, asistente de luces, selector de perfiles de conducción.

Los niveles de acabado son tres: Advance, Advance Style y Sport. Los precios del T-Roc parten de 21.200 euros, con campaña de lanzamiento y descuentos incluidos. El rango total de precios llega hasta los 34.610 euros del T-Roc 2.0 TDI 4Motion en acabado Sport.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche