Prueba del Toyota Land Cruiser VX 177 CV automático

Prueba del Toyota Land Cruiser VX 177 CV automático

El Toyota Land Cruiser es uno de esos automóviles que no enamoran por estética, pero que, en cuanto te demuestra de lo que es capaz, te atrae irresisitiblemente. Su imagen apenas ha cambiado en los últimos años. Aquí tienes la prueba completa.

Nuestra valoración: 6,3 Bastante bueno

5

6

7

7

7

6

Destacable

  • Capacidad 4x4
  • Modelo legendario
  • Robustez mecánica

Mejorable

  • Ruido de la mecánica
  • Comportamiento en carretera
  • Tamaño

El Toyota Land Cruiser ha conseguido sobrevivir a su archienemigo, el Land Rover Defender y se ha quedado prácticamente solo en el mercado, que poco a poco ha ido derivando sus 4×4 hacia vehículos más enfocados al uso en carretera. Tal vez el único modelo que mantiene el planteamiento original de coche rudo para el campo sea el Mercedes Clase G, pero con una gama de motores y un equipamiento poco razonable para su uso fuera del asfalto, por no hablar de su precio, que va desde los 104.550 euros hasta los 314.050 €… un disparate.

Con este panorama, el Land Cruiser está prácticamente solo en el mercado para aquellos que busquen un verdadero todo terreno. De hecho, sus principales rivales en esta materia los deberemos buscar entre los pick up, que sí siguen conservando esa faceta de vehículo campestre.

Su capacidad como 4×4 es espectacular y no ha perdido un ápice a lo largo de su larga vida (la saga Land Cruiser nació en 1951). Lógicamente, cuanto más se especializa uno en algo, menos sabe del resto. El Land Cruiser no tiene rival fuera del asfalto, pero sobre lo negro… no está entre los mejores y su chasis de largueros, su eje rígido trasero y su enorme distancia al suelo pasan factura.

Hace más de 3 años que probamos la versión 60 Aniversario del Land Cruiser y desde entonces el modelo ha sufrido algunos cambios, pero no demasiados. La mayoría de las diferencias son sutiles actualizaciones estéticas y ajustes mecánicos para cumplir con las nuevas normativas, como el sistema AdBlue, una nueva caja de cambios automática, etc. En el caso de la versión de la prueba de hoy, hemos elegido una versión algo menos equipada, con el acabado VX con un precio más interesante. Esto no significa que sea barato. El Land Cruiser es un todo terreno excelente y eso tiene un coste. Su mecánica ha de ser robusta y equipa soluciones que mejoran su eficacia en terrenos difíciles, como las estabilizadoras desconectables, lo cual hace que el precio llegue a los 52.100 euros.

Las mejoras introducidas en el Toyota Land Cruiser en 2015, aunque parezcan sutiles, sí hacen que este modelo legendario sea más interesante, como vamos a ver a continuación.

Diseño Toyota Land Cruiser 2015: su fuerza es su belleza

El Land Cruiser apenas ha cambiado en los últimos años.
Ampliar

El Land Cruiser no es uno de esos coches de los que uno se enamora a primera vista. Su aspecto es tosco, con formas casi cúbicas y poco elaboradas. Lo cierto es que sus líneas tienen ya varios años sin cambios serios, salvo en el frontal, donde los nuevos faros recibidos con el último lavado de cara le dan un aspecto algo más moderno al llevar integrados los LED de luz diurna. Pese a ello, su aspecto sigue siendo poco refinado.

La unidad de pruebas está pintada en un color azul metalizado denominado por la marca como Azul Abisal. Es elegante, pero, si vas a usar este coche por el campo, no te lo recomiendo. El polvo de los caminos lo desluce rápidamente y se raya con mucha facilidad.

Tampoco te recomiendo que equipes los estribos opcionales. Sólo sirven para que nos manchemos los pantalones al subir y bajar del coche (puedes verlo en la galería de fotos)  y para quitarle altura libre al suelo, además de añadir peso.

Tanto los faros delanteros como los grupos ópticos traseros han cambiado de forma con la puesta al día del modelo y han ganado en atractivo (según gustos), pero se han vuelto más prominentes y sobresalen más de la carrocería, lo que los deja más expuestos a roturas cuando circulemos por zonas abruptas… o entre columnas.

Las llantas de aleación tienen un diseño atractivo y son muy robustas, un punto importante en un 4×4 como el Land Cruiser. También me han gustado las faldillas que hay en la parte baja de los pasos de rueda, que son de un material plástico muy flexible. Gracias a ello, se deforman cuando los rozamos con un obstáculo en lugar de partirse, recuperando su forma original una vez superado el paso.

Las puertas son grandes y hay unos prácticos asideros en el interior del coche para sujetarnos y tirar de nosotros hacia dentro, pues la altura libre es grande y es un coche al que hay que subirse, más que entrar en él. La que resulta incómoda es la puerta del maletero, que abre lateralmente y, además, lo hace hacia el lado de la acera, se nota que es un coche diseñado en un país con el volante a la derecha. En el caso de la unidad de pruebas, se puede abrir la luneta de forma independiente, lo que nos permitirá meter y sacar algunos bultos sin abrir la portezuela, algo que no podremos hacer muchas veces por falta de espacio, pues necesitaremos más de 1 metro de distancia hacia los obstáculos que tengamos por detrás del coche.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos de este Toyota Land Cruiser.

Interior Toyota Land Cruiser 2015: espacioso y austero

El interior del Land Cruiser es amplio y austero.
Ampliar

Como buen Toyota, el interior del Land Cruiser es bastante austero y es lo que menos ha cambiado en estos últimos años. Predominan las formas cuadradas, especialmente en la consola, que parece un mueble acoplado en mitad del salpicadero. Además de no estar muy bien integrado estéticamente, tampoco lo está en sus remates, con un marco de plástico que sobresale bastante en la parte superior del tablero.

La unidad de pruebas equipa la tapicería de cuero en color beige, una combinación muy elegante y que hace que sea más fresco y parezca más amplio. No tengas miedo de mancharlo, el cuero es muy fácil de limpiar y, además, es conveniente hacerlo con cierta frecuencia empleando productos hidratantes.

Con casi 4,8 m de largo el Land Cruiser ofrece la posibilidad de desplegar 3 filas de asientos y 7 plazas. Las dos de la última fila tienen un buen acceso y bastante espacio, pero resultan incómodas para gente alta, porque su banqueta está casi a la misma altura que el suelo, lo que obliga a llevar las piernas muy flexionadas.

Por contra, las plazas delanteras y centrales son amplísimas y muy confortables gracias al mullido de los asientos y las salidas de aireación independientes.

La postura de conducción es correcta y fácil de ajustar con los reglajes del asiento y la columna de dirección, con todos los mandos de control a mano y con una instrumentación fácil de leer y suficientemente completa.

El maletero es muy modulable gracias a la posibilidad de ir abatiendo asientos para dejar más o menos espacio al equipaje. Como es lógico, con las 7 plazas desplegadas, el hueco disponible para el equipaje es ridículo, pero, si sólo vamos a viajar 5, el maletero es generoso y se puede convertir en un furgón si abatimos los respaldos de la fila central, algo muy sencillo de hacer. Si no necesitamos mucho más espacio, siempre podemos desplazar los asientos traseros un poco hacia delante, pues cuentan con reglaje longitudinal de la banqueta y de inclinación del respaldo. Como decía, el Land Cruiser es muy versátil gracias a la facilidad con la que se puede modular su configuración interior.

En resumen, el interior del Land Cruiser es algo anticuado estéticamente, pero uno de los más prácticos, amplios y confortables que hay. Sencillo pero eficaz, como debe ser.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos de este Toyota Land Cruiser.

Motor Toyota Land Cruiser 2015: como un terremoto

El motor es una verdadera roca.
Ampliar

La mecánica de esta unidad probada es la nueva 2.8 diésel de 4 cilindros Euro6 de 177 CV que sustituye al anterior 3.0 de 190 CV. Aunque su cubicaje y su potencia son menores, esta robusta máquina se ha optimizado para mejorar el par (que es de 450 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm), lo que, unido a la nueva caja de cambios automática de 6 velocidades, hace que este Land Cruiser resulte mucho más agradable de conducir.

Aunque en la marca aseguran que se ha reducido la rumorosidad, sigue siendo un coche más ruidoso que la media y con un tacto rudo.

La tracción total es permanente, con diferencial central bloqueable, control de tracción, control de velocidad de descenso y reductora.

Técnicamente no hay nada especialmente llamativo, salvo la robustez de todos sus componentes, en los que se ha preferido optar por soluciones fiables y sencillas, aunque se permite algunos “lujos”, como las barras estabilizadoras desconectables. Cuando seleccionamos la reductora, el sistema interpreta que estamos circulando a poca velocidad y por zonas complicadas y elimina las estabilizadoras para que las suspensiones tengan un recorrido libre mayor. De este modo, es muy difícil que alguna de las ruedas se despegue del suelo, garantizando una mayor adherencia y motricidad.

La caja de cambios automática de 6 marchas tiene un buen funcionamiento y los desarrollos están bien elegidos. El punto más negativo es el convertidor de par, que tiene mucho resbalamiento, lo que penaliza mucho los consumos, especialmente en carretera.

Además de la reductora y el modo normal, la caja de cambios tiene un modo Sport que se acciona desplazando la palanca hacia la izquierda. En este modo la transmisión elige una marcha más corta para mejorar la aceleración. Además, se puede accionar en modo secuencial, aunque sin levas en el volante, sólo con la palanca.

Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Toyota Land Cruiser.

Comportamiento Toyota Land Cruiser 2015: imparable

Está claro que las carreteras viradas no son el hábitat natural de este todo terreno.
Ampliar

El Land Cruiser es un auténtico 4×4 para bien y para mal. No es que sea un armatoste en carretera, desde luego está a años luz del Defender (que en un viaje largo te deja el cuerpo para el arrastre), pero no puede seguir ni de lejos la estela de un VW Touareg, por poner un ejemplo.

En ciudad, su enorme altura nos permite un campo de visión como si volásemos en un drone sobre el resto del tráfico, pero también debemos ser conscientes de ella a la hora de entrar en algunos parkings, pues estamos cerca de los 2 m de distancia entre el asfalto y el techo.

A la hora de aparcar, no hay muchas limitaciones. Aunque parezca enorme, en realidad es más corto que un Mazda6, por ejemplo. Eso sí, es muy ancho, de modo que en algunos estacionamientos en batería será casi imposible abrir las puertas y salir o entrar en él.

La caja de cambios automática facilita mucho el día a día y resulta un coche cómodo de conducir pese a su tamaño y peso.

En autopista y autovía iremos con bastante seguridad si no hacemos maniobras bruscas con el volante. Más que el balanceo en curva, el mayor enemigo de este coche son los cambios de trayectoria. El típico volantazo para esquivar una carcasa de la rueda desprendida de un camión o un coche que se nos cruce trae consecuencias graves en este coche, mientras que en un turismo se solucionan sin pasar de un susto.

Las estabilizadoras hacen un buen trabajo en carretera y contienen bastante el balanceo, pese a que las suspensiones tienen mucho recorrido y un tarado blando. Además, gracias a la buena postura de conducción y el diseño de los asientos resulta bastante confortable para viajar.

En zonas viradas y carreteras de montaña lo mejor es tomarse las cosas con calma. Las inercias son grandes y hay que tenerlas en cuenta. A la hora de bajar un puerto será mejor que usemos el modo Sport o directamente bajemos marchas con la función secuencial. En modo normal, la caja de cambios busca ir siempre con un desarrollo largo y apenas tendremos  freno motor, lo que hará que castiguemos demasiado los frenos, que tienen que contener una mole de más de 2,4 toneladas en orden de marcha.

Cuando de verdad saca lo mejor que lleva dentro esta máquina es cuando salimos del asfalto. Su capacidad todo terreno es espectacular, puede salvar obstáculos con mucha facilidad. En realidad, su mayor limitación es su tamaño. Si no conseguimos avanzar, es, en la mayoría de las ocasiones, simplemente porque no cabe.

Como puedes ver en esta vídeo prueba del Toyota Land Cruiser 60th Aniversary, es capaz de pasar una dura prueba 4×4. En esta ocasión no tuve tiempo para hacer un vídeo, pero no me cabe duda de que tras el lavado de cara no ha perdido ni un ápice de sus cualidades. Como puedes ver en la galería de fotos, sus cotas son muy buenas, con un ángulo de ataque, salida y ventral que le permiten pasar por encima de obstáculos muy grandes sin problema, así como soportar fuertes inclinaciones laterales sin riesgo de vuelco.

La caja reductora permite que ataquemos fuertes pendientes con todas las garantías, más limitados por la calidad de los neumáticos que llevemos que por la capacidad de tracción o la potencia de la mecánica.

El control de velocidad de descenso tiene un buen funcionamiento y facilita mucho las cosas y, aunque esta unidad no cuenta con bloqueo del diferencial trasero, su control de tracción funciona muy bien. Entrar en cruce de puentes no supone un problema y la extraordinaria rigidez de su chasis de largueros queda patente sin padecer torsiones aunque lo dejemos en las posturas más inverosímiles.

Otra muestra de la experiencia que tiene Toyota en este campo es la desactivación del control de estabilidad y del ABS cuando conectamos las marchas cortas, lo que nos evitará sustos y que los sistemas de seguridad interfieran y cometan errores en situaciones de riesgo en conducción off-road.

En la pista de pruebas de A Pastoriza, se confirman todas las sensaciones. La maniobra de esquiva es crítica y sólo salimos de ella con éxito porque tenemos un ESP que es como un ángel de la guarda, de lo contrario acabaríamos fuera de la carretera, y es que la inercia es la que es y su centro de gravedad está donde está.

Las distancias de frenado desde 100 km/h son buenas, pero la energía que tienen que disipar los frenos hace mella en su rendimiento tras algunos intentos.

El control de estabilidad tiene un funcionamiento correcto, es brusco a la hora de reaccionar y corregir nuestros errores para mantener la trayectoria. La realidad es que no le queda más remedio que ser así de intrusivo, es la única manera de poder mantener bajo control las grandes inercias de esta mole, actuando antes de que se desmadren.

Como conclusión, el Toyota Land Cruiser es un coche fácil de conducir y confortable cuya especialidad es salir airoso en terrenos difíciles. Si buscas un coche para viajar por carretera y no lo vas a sacar del asfalto, estarás desaprovechando las increíbles cualidades que los ingenieros que han creado este vehículo han integrado en su ADN.

Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Toyota Land Cruiser.

Equipamiento Toyota Land Cruiser 2015: completo y eficaz

Esta versión del Land Cruiser tiene un equipamiento completo.
Ampliar

La dotación de serie con el acabado VX es suficientemente completa: faros de xenón (con una luz excelente, aunque las de largo alcance sean halógenas), llantas de aleación, climatizador bi-zona, control automático de crucero, volante de cuero, navegador con cámara de marcha atrás, sistema manos libres… la verdad es que no echaremos nada en falta, aunque carece de algunas sutilezas como el encendido automático de las luces, sensor de lluvia o sistemas de asistencia a la conducción.

Precisamente en este apartado es en el que más se notan los años del Land Cruiser, que carece de elementos como los sensores de ángulo muerto, alerta de cambio de carril, etc.

Cierto que por más de 50.000 euros podríamos esperar algo más, pero el precio que pagamos por este coche se justifica más por lo que es capaz de hacer para seguir avanzando que por lo que tiene. Su calidad de fabricación no tiene duda y su fiabilidad es rotunda, así que su precio me parece razonable, aunque haya rivales más sofisticados. Además, el Land Cruiser es un coche que conserva un alto valor residual.

Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Toyota Land Cruiser.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Faros antiniebla delanteros
  • Airbag conductor y acompañante
  • Airbags cortina delantero y trasero (4)
  • Luces de circulación diurna
  • ABS+EBD+BA+VSC+A-TRC+HAC+DAC
  • Inmovilizador electrónico antirrobo
  • Fijación Isofix para asientos infantiles
  • ABS + EBD + BA
  • Reposacabezas delanteros activos
  • VSC y A-TRC
  • Luces antiniebla delanteras
  • Sensor de presión de neumáticos
  • Control de balanceo del remolque (TSC)
  • Ajuste manual altura de faros
  • Airbag de rodilla para conductor
  • Alarma volumétrica
  • Cámara aparcamiento trasera
  • Desconexión airbag pasajero
  • Reposacabezas traseros
  • 7 airbags (delanteros, laterales, de cortina y rodillas conductor)
  • Bloqueo infantil de cerraduras traseras
  • Cinturones delanteros con pretensor y limitador de carga

Confort

Equipamiento de Serie

  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Climatizador automático
  • Retrovisor color carrocería, térmicos y plegables eléctricamente
  • Sistema de entrada y arranque sin llave
  • Llantas aleación 18´´
  • Control de crucero
  • Paragolpes pintados color carrocería
  • Cierre centralizado con mando a distancia
  • Luneta trasera térmica con temporizador
  • Dirección asistida variable (VFC)
  • Spoiler posterior con limpialuneta integrado
  • Smart entry (sistema de entrada y arranque inteligentes)
  • Asiento conductor regulable en altura y profundidad
  • Bloqueo del diferencial central (con reductora)
  • Guantera con llave e iluminada
  • Climatizador trizona
  • Estribos laterales
  • Cruise control
  • Volante y pomo cambio en cuero
  • Diferencial central autoblocante Torsen
  • Instrumentación Optitron
  • 3ª fila de asientos escamoteable manualmente
  • Suspensión Kinetic Dynamic (KDDS)
  • Alfombrillas de goma
  • Cubre equipaje enrollable
  • Filtro antipolen
  • Llantas aleación 17´´
  • Sistema de suspensión KDSS
  • Filtro de Partículas Diesel
  • Pomo palanca de cambio y freno de mano en piel
  • Reposabrazos delantero con guantera
  • 2 tomas de corriente de 12v
  • Asiento pasajero regulable en profundidad y reclinable
  • Limpialuneta trasero intermitente, temporizado y continuo
  • Rueda de repuesto dimensiones normales bajo maletero
  • Retrovisores eléc
  • Tapicería de tela

Equipamiento Opcional

  • 925 €Pintura Perlada
  • 725 €Pintura metalizada
  • 5300 €Pack KIKARI Plus
  • 2500.01 €Tapicería de piel

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Ordenador de abordo
  • Radio CD 9 altavoces y entrada auxiliar y USB
  • Toyota Touch 2
  • Bluetooth integrado en mandos audio volante

Equipamiento Opcional

  • 799.99 €Sistema de Navegación GO

    Consumo Toyota Land Cruiser 2015: mucho peso y poca aerodinámica

    El peso y la aerodinámica lastran los consumos de este Toyota.
    Ampliar

    Con un peso de 2,4 toneladas, un sistema de tracción integral y una carrocería con una aerodinámica similar a la de un paracaídas, pretender obtener unos consumos bajos sería absurdo. El Toyota Land Cruiser es un todo terreno de verdad y gasta bastante. Las cifras reales obtenidas durante la prueba difieren claramente de las declaradas por el fabricante.

    Mientras que el Land Cruiser homologa un consumo en ciudad de 9,2 l/100 km, lo cierto es que el consumo real urbano se acerca más a los 12 l/100 km, elevado pero razonable teniendo en cuenta su peso y el resbalamiento del convertidor de par de su cambio automático.

    En carretera, con cruceros entre 70 y 100 km/h, el consumo real ha sido de 8 l/100 km, mientras que el homologado es de 6,3 l/100 km, una cifra que me parece difícil de alcanzar.

    En autopista, con el control de crucero a 120 km/h se nota que la aerodinámica pasa factura y es imposible ver el consumo por debajo de los 10 l/100 km.

    Aunque las cifras de gasto de combustible son elevadas, como tenemos un depósito de 87 litros de capacidad, su autonomía es buena, siendo posible realizar más de 700 km sin repostar.

    Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Toyota Land Cruiser.

    Ficha

    Carrocería

    • Largo 4.780 mm
      Ancho 1.885 mm

      Alto
      1.835 mm

    • Batalla (mm)
    • Capacidad del maletero min/max (l) /
    • Peso (kg)2.990
    • CarroceríaTodo Terreno
    • Número de puertas5
    • Número de plazas7

    Motor

    • CombustibleDiesel
    • Cilindrada (cm3)2.755
    • Número de cilindros4
    • SobrealimentaciónTurbo de geometría variable

    Transmisión

    • TracciónTodo terreno tracción total permanente
    • Tipo de transmisiónAutomática secuencial
    • Número de marchas6

    Prestaciones

    • Potencia (kW)130
    • Potencia (CV)177
    • Par (Nm)450
    • Velocidad máxima (km/h)175
    • Aceleración 0-100 km/h (s)12,7

    Consumos y emisiones

    • Urbano (l/100 km)9,2
    • Carretera (l/100 km)6,3
    • Medio (l/100 km)7,4
    • CO2 (g/km)194
    • Depósito de combustible (l)87

    Rivales

    Land Cruiser D-4D VX Aut.

    Desde
    52.099 €

    Diesel

    Automático
    6 marchas

    177

    12,7

    7,4

    194

    Wrangler Unlimited 2.8CRD Moab Aut.

    Desde
    45.336 €

    Diesel

    Automático
    5 marchas

    200

    10,7

    8,3

    217

    Discovery 3.0TDV6 E Aut.

    Desde
    49.300 €

    Diesel

    Automático
    8 marchas

    211

    10,7

    7,8

    203

    Hilux 3.0D-4D Cabina Doble VXL 4x4

    Desde
    37.180 €

    Diesel

    Manual
    5 marchas

    171

    12,1

    7,7

    203

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    Ir arriba