Prueba

Prueba del Toyota Corolla Trek 180H 2019

61 fotos

Ampliar

11 de febrero, 2020

Probamos el Toyota Corolla con el sistema híbrido de 180 CV en la versión Trek, a medio camino entre un SUV y un SW. ¿Merece la pena pagar el precio extra por este acabado?, vamos a verlo en este examen en profundidad.

El mercado está dominado por los SUV, aunque hay alternativas más interesantes como la que plantea Toyota con la versión Trek del Toyota Corolla Touring Sports. Tomando como punto de partida la carrocería familiar del coche más vendido del mundo, le dan un toque campero con detalles estéticos, pero manteniendo las ventajas de una berlina familiar frente a un SUV, como veremos en esta prueba del Toyota Corolla Trek 180H 2019.

Consumos más bajos, mejor seguridad activa y comportamiento dinámico, menor coste de mantenimiento… su único inconveniente frente a los SUV está en que no consigue la facilidad de acceso al habitáculo que proporcionan sus carrocerías más elevadas.

Durante esta semana de pruebas el balance es muy positivo y este modelo ha demostrado ser muy cómodo, bastante práctico y con unos consumos ajustados. Sin embargo, ya que se trata de una versión con ciertos matices camperos, se echan de menos elementos que ofrecen sus rivales de idéntico planteamiento, como la tracción total, neumáticos especiales o sistemas de control de tracción con más modos de funcionamiento como el Grip Control de Peugeot/Citroën.

¿Merece la pena el Trek en el Corolla?

Al carecer de los elementos citados anteriormente, el Corolla Trek no es más que una alternativa estética 2 cm más elevada del suelo y con un equipamiento específico. Frente a un Corolla Touring Sports de 180 CV en acabado Feel!, que más o menos equipa los mismos elementos, hay que sumar algo más de 1.000 euros para llegar al Trek.

A cambio tenemos una suspensión con 2 cm más de recorrido, unas molduras en los pasos de rueda imitando los aletines de los SUV, una pintura específica (que le sienta muy bien, la verdad) y en el interior unos asientos con una tapicería exclusiva de esta versión y unas molduras de madera en los marcos de los aireadores y tiradores de puerta.

Es decir, las únicas ventajas reales a cambio de ese dinero son estéticas, así que cada uno debe juzgar si le compensa o no pagar esa diferencia.

El Corolla Trek copia el camino seguido por Ford con el Focus Sportbreak Active. Frente a él, el Corolla ofrece unos consumos más ajustados y las ventajas de la etiqueta Eco.

Su otro gran rival sería el Seat León Xperience, que dispone de tracción total y más ventajas, pero ya no se comercializa, así que tenemos que irnos a «su primo», el Skoda Scout. También dispone de un aspecto SUV pero con la ventaja de su sistema de tracción total. El Corolla Trek, en cambio, gana en consumos y de nuevo gracias a la etiqueta Eco.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Imagen de marca
  • Facilidad de uso
  • Consumo/prestaciones

Mejorable

  • Tapicería
  • Pantalla multimedia
  • Iluminación

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Con matices camperos

Los detalles con un toque SUV le sientan bien a las líneas del Corolla familiar.

61 fotos

Ampliar

Gran parte de la justificación de la diferencia de precio entre un Feel! y un Trek está en su imagen diferenciada.

En el frontal cambia el paragolpes delantero, que se diferencia porque la calandra va enmarcada en plástico rugoso en vez del negro satinado de las versiones Sport o el cromado, y porque en el faldón tenemos un labio en color aluminio mate que imita a un falso cubrecárter.

En la vista lateral el Trek añade unas molduras negras en los pasos de rueda, la talonera y esos 2 cm extra de altura libre al suelo que se agradecen a la hora de entrar y salir del coche y apenas penalizan al Corolla dinámicamente en carretera.

La parte trasera también se diferencia por un paragolpes con un acabado específico, en el que se repite la solución de la parte baja en color aluminio mate a modo de falso cubrecárter.

El color de la carrocería también es específico y le sienta muy bien a esta carrocería del Corolla, con un tono metalizado que, dependiendo de la luz, parece más ocre o más verdoso.

Por todo lo demás estamos ante un Toyota Corolla Touring Sports, que supone un enorme avance positivo en cuanto a diseño frente al Auris precedente. Lejos quedan las líneas anodinas de su predecesor y aquí la estética ha sido muy cuidada. Llaman la atención especialmente en este aspecto los faros delanteros, con una buena iluminación y tecnología full led, y los grupos ópticos posteriores, también muy llamativos y visibles.

En cuanto a los acabados y ajustes la nota es muy elevada. Todo está bien rematado, la tonalidad de la pintura está muy igualada en las piezas plásticas y metálicas, apenas hay rendijas entre los distintos paños que componen la carrocería, las puertas abren y ajustan perfectamente…

En definitiva, el resultado estético es atractivo y no hay reproche en cuanto a calidades y ajustes.

Interior: Para gustos...

En el interior hay detalles buenos, pero las costuras de los asientos parecen remiendos.

61 fotos

Ampliar

Si fuera hay detalles diferenciadores para el Trek, lo mismo sucede en el interior. Aquí el resultado estético no es tan positivo como fuera, aunque esto es algo subjetivo y depende del gusto de cada uno.

La primera diferencia que vamos a apreciar está en los asientos, que tienen un tapizado exclusivo de material textil que combina 3 colores y texturas y con una llamativa costura cruzada que es lo que menos me gusta estéticamente, ya que parece que estén hechos con retales zurcidos.

La otra gran diferencia está en los umbrales de acceso, que disponen de unos embellecedores en los que se ve la denominación de este acabado: Trek.

Si nos fijamos un poco más, encontraremos un detalle sutil pero que le da su punto «campero» al Corolla Trek y es la moldura que perfila los aireadores del salpicadero y los tiradores del interior de las puertas, con aspecto de madera muy rústica, como puedes ver en detalle en la galería de fotos.

A parte de estas diferencias estéticas, todo lo demás es como en el resto de modelos familiares del Corolla. El interior es espacioso, los asientos muy confortables y la ergonomía es buena, con los mandos dispuestos de forma muy racional, aunque algunos no están muy accesibles, como la tecla que cambia los modos de funcionamiento, por delante del selector del cambio.

Un detalle que no está muy buen resuelto es el puerto de carga inalámbrico. Es una bandeja plana sin relieves que hace que el móvil se mueva en las curvas y deje de cargar correctamente, además de que su accesibilidad no es muy cómoda.

La pantalla del sistema multimedia del Corolla Trek tampoco está muy bien ubicada, demasiado cerca de uno. Es cómodo para manejarla, pero para ver las indicaciones del navegador hay que apartar mucho la mirada de la carretera. También son algo pequeños los botones de acceso directo que hay en su marco, aunque son más cómodos de manejar que los que son completamente táctiles.

Las plazas traseras son buenas y ofrecen suficiente espacio para las piernas y una anchura correcta, aunque tres adultos irán incómodos en ellas, como en casi todos los coches del mercado.

El maletero tiene unas formas muy aprovechables y un suelo completamente plano cuando abatimos los respaldos, algo que se hace en un instante simplemente tirando de unas palancas muy accesibles en la parte trasera.

El Toyota Corolla Trek ha demostrado ser un coche cómodo, muy práctico para el día a día y con un interior acogedor.

Motor: Eficiente y con empuje

La mecánica híbrida de 180 CV tiene una excelente relación entre prestaciones y consumos.

61 fotos

Ampliar

El acabado Trek sólo está disponible con la mecánica más potente de la gama Corolla que declara una potencia conjunta del sistema híbrido de 180 CV.

Se nota que Toyota es la marca con más experiencia en coches híbridos. Lleva tres décadas perfeccionándolos y esta generación del Corolla va infinitamente mejor que los anteriores Auris y Prius, sobre todo en esta versión más potente.

Gracias a la mayor potencia del conjunto (han aumentado la potencia tanto de la parte eléctrica como del motor de combustión), ahora ya no es tan acusada esa sensación de que el motor se revoluciona demasiado cuando pisamos el acelerador. El coche va mucho más desahogado y ya no necesita hacerlo y, además, se ha mejorado mucho el aislamiento acústico, de modo que, cuando lo hace, no se nota tanto.

Sus prestaciones son mucho mejores y este Corolla se permite unos adelantamientos e incorporaciones muy seguras, incluso con el coche cargado.

Lo mejor de todo es que este aumento de prestaciones no sólo no penaliza los consumos sino que los ha reducido. El truco es que, al ir más desahogado, pisamos menos el acelerador para mantenernos a los máximos legales y, además, el coche funciona en modo eléctrico mucho más tiempo.

Por delante de la palanca de cambios tenemos una pequeña palanca que nos permite elegir entre 3 modos de funcionamiento: Sport, Normal y Eco. Lo que hacen es variar la sensibilidad del pedal del acelerador y la respuesta del sistema híbrido para proporcionar más prestaciones o reducir el consumo.

Otro cambio interesante es que tenemos, en vez del modo B (que proporcionaba más freno motor en las bajadas y reducciones) varias posiciones de «freno motor» que podemos seleccionar con las levas en el volante o con la palanca selectora. Son un recurso más que tenemos para recurrir a él si lo necesitamos, pero en realidad, una vez que nos acostumbramos a la conducción de un coche híbrido, es más fácil modular todo con el acelerador y el freno.

Tal vez te interese: vídeo de cómo conducir un coche híbrido.

En resumen: el sistema híbrido del Corolla de 180 CV proporciona unas prestaciones notables, es muy fácil de conducir y, además, su rendimiento es elevado, con unos buenos consumos.

Comportamiento: Fáci, seguro y predecible

Este Toyota es fácil, noble y seguro en sus reacciones.

61 fotos

Ampliar

El Corolla Trek es un coche con el que la mayoría de los conductores se sienten muy cómodos enseguida. El sistema híbrido hace que la conducción sea muy sencilla (como sucede con todos los coches automáticos) y, además, quita mucho estrés a la hora de circular en atascos. Eso de movernos al tran-tran en un embotellamiento sin que el motor de gasolina se encienda apenas relaja mucho, la verdad.

Toyota ha mejorado mucho su sistema híbrido y ya no es un coche tan especializado para usarlo de manera intensiva en ciudad, ahora también es muy agradable para viajar por carretera y por autovías, sobre todo esta versión más potente.

En la urbe sigue siendo muy agradable por el poco ruido que se oye dentro y lo fácil que es de conducir. La dirección tiene un buen radio de giro y nos permite maniobrar bien, aunque la nota negativa está en una visibilidad con bastantes ángulos ciegos.

Las suspensiones filtran bien la mayoría de las irregularidades y pasamos con bastante confort por los pasos de cebra elevados, zonas en obras y guardias tumbados.

En carretera lo más llamativo es que los 2 cm extras de altura libre al suelo apenas penalizan las reacciones del coche y sigue siendo muy noble y sin balanceos exagerados en las curvas.

La dirección eléctrica tiene un buen tacto y es suficientemente rápida y, como las suspensiones no son demasiado firmes y los neumáticos tienen un tamaño razonable, el coche se siente equilibrado. Sus reacciones son siempre muy progresivas y, aunque cometamos errores, todo sucede de forma muy natural y sin extraños.

No es un coche emocionante, pero es más eficaz de lo que parece y, sobre todo, seguro. No hace nada que no le pidamos y, cuando nos equivocamos, no responde mal.

En autovía y autopista también es muy agradable de conducir. Las curvas rápidas las traza bien y transmite una sensación de seguridad muy tranquilizadora.

En el circuito de pruebas se confirman las sensaciones en carretera y el Corolla demuestra muy buenas maneras incluso al límite. El chasis está muy por encima de las prestaciones de la mecánica. Al límite es algo subvirador y sus tiempos de espera son largos, pero es lo razonable en un coche de este estilo.

La maniobra de esquiva en el Corolla Trek deja claro el problema con los tiempos de espera. La supera gracias al trabajo del control de estabilidad, pero frenando mucho el coche. El motivo es que tardan mucho los pesos en volver a estabilizarse tras el primer volantazo. En cualquier caso las reacciones son seguras y el conductor no tiene sensación de pérdida de control, manteniendo el coche en la trayectoria de esquiva con seguridad.

La frenada de emergencia desde 140 km/h también obtiene buena nota. La distancia de detención es correcta y no ha habido mucha dispersión tras varios intentos, lo que demuestra que también cuenta con suficiente aguante a la temperatura de los frenos.

En resumen, el Corolla Trek es un coche muy fácil de conducir, agradable y de reacciones seguras.

Equipamiento: En la media

El equipamiento de esta versión es suficientemente completo.

61 fotos

Ampliar

El acabado Trek es el segundo más alto de la gama Corolla, sólo por debajo del Advance. Con un precio de tarifa que se acerca a los 30.000 euros, su nivel de equipamiento es muy completo y no echaremos en falta nada de lo realmente importante. Sólo faltarían caprichos como la tapicería de cuero, el techo solar, etc.

En materia de seguridad activa y ADAS (asistentes avanzados a la conducción) está muy bien servido. Toyota lleva tiempo apostando en este apartado con su Toyota Safety Sense, un pack de sistemas de seguridad que incluye elementos como:

  • Alerta de colisión con sistema de frenado de emergencia.
  • Alerta de salida del carril activo con mantenimiento en el carril.
  • Sensores de ángulo muerto.
  • Control de crucero adaptativo.
  • Sistema de alerta de tráfico cruzado trasero.

No está nada mal, aunque echo de menos que el sistema de asistencia al aparcamiento sólo cuente con cámaras de vídeo y no con sonidos para alertar de que estamos a punto de rozar con algo. Las formas del Corolla dejan muchas zonas expuestas a roces, sobre todo en las esquinas delanteras.

El otro gran frente en la actualidad en el equipamiento de los coches es la conectividad y aquí no hay queja y dispone de Mirror-Link, navegador integrado y un buen equipo de audio. Eso sí, está algo rezagado en cuanto al manejo del sistema y aplicaciones. Aquí sus rivales europeos sacan ventaja con asistentes por voz tipo Alexia que hacen infinitamente más fácil encontrar una canción en nuestros archivos de audio, introducir una dirección en el navegador, etc.

En cuanto a confort y detalles también está bien servido y el Trek cuenta con pintura metalizada, llantas de aleación de 17 pulgadas en dos tonos (calzadas con neumáticos 225/45-17), barras de techo, volante y pomo del cambio tapizados en piel, espejo interior fotocromático, cristales tintados… en definitiva, como puedes ver en detalle en la ficha técnica adjunta, no está mal su relación precio/equipamiento dentro de este segmento.

Consumo: Buena eficiencia, mala autonomía

Los consumos son buenos para un coche de esta potencia de gasolina.

61 fotos

Ampliar

Aunque las diferencias entre los consumos oficiales y los reales durante esta prueba son muy abultadas, lo cierto es que los valores de consumo son muy buenos para un coche de esta potencia y características, ofreciendo unas cifras mejores incluso que las de un diésel equivalente.

En lugar de los 3,6 l/100 km de consumo urbano homologado, el Corolla Trek ha gastado 5,8 l/100 km durante la prueba en ciudad. Mucho más que el valor oficial, pero un buen valor en cualquier caso.

En carretera, los 4 l/100 km declarados se pueden conseguir con cierta facilidad, pero en tráfico real, con algún adelantamiento, lo normal es que nos movamos en el entorno de los 4,8-5 l/100 km, de nuevo un buen valor.

En autopista y autovía, manteniendo los máximos legales el consumo del Corolla Trek ha sido de 6,2 l/100 km, de nuevo una buena cifra.

Con estos datos de consumo, la autonomía está penalizada por un depósito de combustible pequeño de sólo 43 litros.

Rivales: Rivales del Toyota Corolla Trek 180H 2019

Vehículo

Toyota Corolla Touring Sports 180H Trek

Toyota Corolla Touring Sports 180H Feel!

Ford Focus Sportbreak 1.5 Ecoboost Active Aut. 150

Skoda Scout 2.0 TSI DSG 4x4

Precio Desde
31.700 €
Desde
31.350 €
Desde
28.575 €
Desde
34.730 €
Combustible Híbrido Híbrido Gasolina Gasolina
Cambio 1 marchas 1 marchas 8 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 180 184 150 190
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,1 8,1 9,1 7,8
Consumo Medio (l/100 km) 3,9 3,9 6,0 6,9
Emisiones CO2 (g/km) 89 89 120 159

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    Como siempre muy buenas fotos..felicitaciones a tu equipo y a ti ruben..;por cierto ¿ es cosa mia o tiene 2 botes de expansion de refrigerante..? y si es así ¿ con que motivo?..; ¿ se puede pedir con rueda de galleta?…un coche hibrido como este ¿ tiene menos mantenimiento y piezas que se puedan averiar..?

    Me parece un coche muy bonito la verdad..un saludo.

    • Rubén Fidalgo

      Hola jcl, un gusto leerte. Lleva dos botes de expansión porque lleva 2 circuitos de refrigeración, uno para el motor de combustión y otro para el sistema híbrido. No hay sitio atrás para una rueda de galleta y el mantenimiento es similar al de un motor convencional… lleva un motor convencional y luego uno eléctrico cuyo unico punto debil es la batería. Un saludo y gracias por tu comentario. En esta ocasión las fotos son mías, como siempre, salvo en aquellas pruebas que incluyen vídeo, en las cuales las fotos dinámicas las hace el mismo que graba, Javier Martínez.

      • jcl

        ok,gracias por la aclaracion,un saludo…por cierto ¿ teneis en «agenda» una prueba del nuevo renault captur 1.3tce de 130 cv?

        • Rubén Fidalgo

          Hola, sí está programada 😉

          • jcl

            ok, gracias por responder, la espero con impaciencia…..

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche