Prueba del Suzuki sx4 S-Cross 1.6L DDiS 4×2 120 CV 2013

Prueba del Suzuki sx4 S-Cross 1.6L DDiS 4×2 120 CV 2013

Después del buen sabor de boca que me dejó hace casi dos años el sx4, las expectativas respecto al Suzuki S-Cross de la prueba de hoy eran altas. Con un interior muy espacioso y un motor brioso, ha perdido algo de personalidad al querer acercarse al Qashqai.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

7

8

8

8

7

8

Destacable

  • Consumos ajustados.
  • Faros bi-xenón.
  • Amplitud interior.

Mejorable

  • Rumorosidad interior.
  • Vibraciones y ruido a 120 km/h.
  • Bandeja trasera.

El Suzuki sx4 S-Cross ha nacido para competir en un segmento que está en claro auge, pero en el que la competencia es feroz, con nuevos integrantes prácticamente a diario y cada vez mejor dotados. Para ver hasta que punto está preparado este modelo, hemos elegido la versión con la combinación mecánica que más demanda tiene prevista, con el 1.6 diésel de 120 CV y tracción sólo al eje delantero.

Lo que más me ha sorprendido de este modelo son sus reducidos consumos, con una media a lo largo de toda la prueba de 5,8 l/100 km, lo que unido a su buen comportamiento dinámico, su relación precio/equipamiento y su amplio habitáculo, convierte al Suzuki S-Cross en un buen rodador con el que viajar con la familia y disfrutar de sus casi 800 km de autonomía.

Su diseño es atractivo y con ciertas dotes prácticas, pero carece de la personalidad de los modelos que Suzuki suele fabricar, con un parecido evidente a otros competidores de similares características.

En definitiva, este Suzuki 1.6 diésel me ha parecido un coche bastante recomendable para aquellos a los que les guste la estética de los SUV y necesiten un coche que, sin ser demasiado voluminoso, ofrezca un amplio habitáculo y unos consumos ajustados.

Diseño Suzuki S-Cross diésel 120 CV 4x2: pintón

Prueba Suzuki SX4 S-Cross 1.6L DDiS 4x2 120 CV 2013, Serra da Groba, Rubén Fidalgo
La parte trasera del S-Cross recuerda al Qashqai.
Ampliar

Está claro en qué competidor se han fijado los responsables de Suzuki a la hora de marcar las líneas maestras del S-Cross, especialmente en la vista trasera, donde incluso los grupos ópticos siguen el mismo patrón. El resultado no es malo, el coche resulta agradable a la vista, pero carece de la personalidad del sx4 original, que se parecía más a un compacto que a un SUV.

El frontal es contundente, con una gran parrilla y unos grandes grupos ópticos que marcan la imagen de este Suzuki y que, con la opción bixenón, proporcionan una iluminación excelente. La parte trasera es algo más anodina, con unas formas que se asemejan a las de varios modelos de similares características.

Algo más alto que su predecesor, sigue siendo de los más bajos, lo cual tiene enormes ventajas para rodar por carretera con más estabilidad y para facilitar el acceso a personas mayores y a los niños, que no tendrán que “trepar” hasta el asiento.

El interior saca partido de las formas del S-Cross y resulta muy práctico por su amplitud y con un diseño bastante funcional.

Motor Suzuki S-Cross diésel 120 CV 4x2: potente y rudo

Prueba Suzuki SX4 S-Cross 1.6L DDiS 4x2 120 CV 2013, motor, Rubén Fidalgo
La sonoridad y las vibraciones son patentes en el 1.6 diésel.
Ampliar

El motor 1.6 turbodiésel tiene una respuesta con una zona intermedia tan contundente que parece que llevamos bastante más de 120 CV bajo el pie derecho, eso sí, no debemos dejarlo caer por debajo de las 1.400 rpm, de lo contrario empezará a demostrarnos que no se encuentra cómodo con una molesta vibración. Una marcha menos y en cuanto superamos las 1.600 rpm nos regala una buena aceleración.

En frío, y especialmente desde el exterior, resulta algo ruidoso, pero una vez en marcha deja de notarse tanto, aunque la unidad de pruebas tiene una resonancia entre los 110 y los 130 km/h que resulta molesta.

La caja de cambios tiene un buen tacto, aunque los desarrollos quedan algo abiertos y hay demasiado salto de vueltas entre ellos, lo que unido a que al motor no le gusta girar bajo de vueltas, hace que en ciudad tengamos que utilizar bastante el cambio. Afortunadamente los consumos no se resienten por ello.

Comportamiento Suzuki S-Cross diésel 120 CV 4x2: Pensado para el asfalto

Prueba Suzuki SX4 S-Cross 1.6L DDiS 4x2 120 CV 2013, Serra da Groba, Rubén Fidalgo
Las excursiones por el campo están limitadas por la altura, tracción y neumáticos.
Ampliar

Aunque su aspecto lo acerca más al mundo de los SUV que el del sx4, el nuevo S-Cross sigue el camino de su antecesor con un claro enfoque hacia el asfalto, con una altura libre al suelo no demasiado exagerada, que lo limita en campo, pero proporciona un comportamiento en carretera (que, seamos sinceros, es donde pasan su vida este tipo de vehículos) de los mejores de su categoría.

Las suspensiones tienen un tarado más bien duro que lo hacen algo incómodo a la hora de pasar los guardias tumbados y baches típicos de la ciudad, pero que en carretera proporciona poco balanceo en las curvas y unas reacciones sanas en los cambios bruscos de dirección, como en la prueba de esquiva, que la solventa sin el menor inconveniente.

Los frenos también son bastante buenos y se dosifican bien, con un recorrido de pedal corto y no demasiado blando.

La dirección tiene un buen nivel de asistencia, lo bastante blanda como para no resultar pesada en las maniobras de aparcamiento, pero no tanto como para dar sensación de flotabilidad en carretera.

Este buen comportamiento, unido a unos asientos confortables, una buena iluminación gracias a los faros bixenón y una autonomía considerable gracias a sus bajos consumos, el Suzuki S-Cross resulta ser un coche muy bueno para viajar en familia, sacando partido de su buena habitabilidad.

En campo, la tracción al eje delantero y la baja altura libre al suelo limitan mucho la capacidad para movernos por pistas forestales, deberemos limitarnos a circular por donde también podría pasar una berlina tradicional.

El sistema de control de estabilidad y de tracción tienen un buen funcionamiento, corrigiendo la mayoría de nuestros errores sin brusquedades ni reacciones extrañas, algo que en parte está motivado por el buen trabajo de las suspensiones y unos neumáticos que, aún siendo algo grandes, no tienen una medida desorbitada.

Equipamiento Suzuki S-Cross diésel 120 CV 4x2: Completo y práctico

Prueba Suzuki SX4 S-Cross 1.6L DDiS 4x2 120 CV 2013, interior, Rubén Fidalgo
El habitáculo es amplio y luminoso gracias al techo panorámico.
Ampliar

Teniendo en cuenta el precio de partida del Suzuki S-Cross, su equipamiento es muy completo, contando con todo lo exigible en esta categoría: control de crucero, limitador de velocidad, asientos calefactados, climatizador bizona, volante multifunción, techo panorámico… faltan algunos elementos de última hornada, como los sensores de ángulo muerto, alerta de impacto por alcance, etc., pero no está mal dotado ni mucho menos, sobre todo si tenemos en cuenta el precio, y es que por unos 23.000 euros, disponemos de un coche amplio, bien equipado y con cierto “toque” a coche grande.

Con un incremento de unos 2.500 euros, la opción de la tracción 4×4 es lo bastante cara como para planteárselo seriamente. Confieso que con el tema de los SUV no soy muy imparcial, pero creo que si compras un modelo de estas características es para sacarle partido, y sólo con tracción delantera está muy limitado para avanzar a poco que la cosa se complique. Personalmente no entiendo el sentido de este tipo de coches sólo con tracción a un eje, y después de haber probado el sx4 con tracción total y este S-Cross 4×2 me reafirmo aún más en esta opinión y, sinceramente, creo que se le puede sacar mucho más partido a la tracción total (aunque no es barata…) que al techo panorámico, la tapicería de cuero o el climatizador bizona.

Consumo Suzuki S-Cross diésel 120 CV 4x2: Eficiencia energética

Prueba Suzuki SX4 S-Cross 1.6L DDiS 4x2 120 CV 2013, Baiona, Rubén Fidalgo
Las ópticas traseras tienen una buena visibilidad.
Ampliar

Los consumos logrados con este coche me han sorprendido gratamente, con una media total a lo largo de los casi 2.000 km recorridos de 5,8 l/100 km, incluídos los momentos en la pista de pruebas, circulando por el campo, las paradas para las fotos etc. Sin lugar a dudas es el apartado que más me ha seducido de este modelo a lo largo de la prueba.

Circulando por ciudad, debido al escalonamiento tan abierto de las relaciones de cambio, no podemos aprovechar marchas muy largas, por lo que pocas veces vamos a pasar de tercera o cuarta. Sin embargo, los consumos no se disparan, moviéndonos en cifras entorno a los 6,2 l/100 km.

En carretera abierta, con promedios entre 70 y 90 km/h el consumo se va a estabilizar en los 5 l/100 km, una cifra muy buena si tenemos en cuenta su aerodinámica y la buena capacidad de carga.

Si nos desplazamos por autovía, con el cruise control conectado a 120 km/h y tres puertos de montaña en el recorrido, el Suzuki S-Cross no alcanza los 6 l/100 km, quedándose en una franja entre 5,5 y 5,7 l/100 km, una cifra excelente para este tipo de coches, lo que demuestra que su mecánica 1.6 diésel es muy eficiente.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Rubén Fidalgo 17 marzo, 2014

Sin duda es un coche muy práctico gracias a su amplio interior. La versión 4×4 gana, además de seguridad, mucha versatilidad, se puede sacar mucho partido de su espacio interior y capacidad todo camino.

Pablo 17 marzo, 2014

No he visto este modelo en vivo, solo en fotos, pero no me llama la atención, parece uno del montón. Mirando estas fotos, me viene una duda a la cabeza, ¿no podían haber situado el kit en un lateral del maletero?. De esta forma si va cargado y pincha no habría que vaciar el maletero.

Rubén Fidalgo 18 marzo, 2014

Hola Pablo, aunque el tema del diseño es cosa de gustos, en mi caso estoy contigo al 100%, creo que podían haber hecho algo con más personalidad, pero objetivamente, el qashqai se vende como rosquillas, así que su diseño funciona, y aquí lo han imitado, sobre todo en la vista trasera. Muy buen apunte lo del kit de reparación, lo que pasa es que es más fácil sacar huecos de la parte baja que de los pasos de rueda, pero claro que sería mucho mejor no tener que vaciar el maletero… lo mismo que para sacar una rueda de repuesto. Un saludo y gracias por tu comentario.

Miguel 18 marzo, 2015

Hoy me compre uno, lo hice despues de ver otros similares, cierto que se parece a otros, pero el consumo, junto con la promocion de este mes, hace muy atractiva la compra, estoy muy satisfecho

Rubén Fidalgo 18 marzo, 2015

Hola Miguel, enhorabuena por estrenar un buen coche!!!!!, ya nos contarás qué tal con él. Un abrazo, disfrútalo mucho.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba