Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Cerrar X

Prueba del Suzuki Swift 1.0 GLX SHVS 2017

Prueba del Suzuki Swift 1.0 GLX SHVS 2017

25 agosto, 2017

Con la renovación del incombustible Suzuki Swift llega esta versión denominada "de baja hibridación" en la que se obtiene un excelente rendimiento gracias a la ayuda de un peculiar sistema. La mejora respecto a la generación anterior es palpable y este pequeño japonés se revela como una de las alternativas más interesantes del segmento B.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 8

Notable

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 8

Notable

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Aprovechamiento del interior
  • Asistentes a la conducción

Mejorable

  • Suspensiones demasiado blandas
  • Calidad de algunos plásticos
  • Ruidos aerodinámicos

Suzuki recurre a lo que se conoce como “baja hibridación” para lograr unos consumos muy bajos y unas emisiones mínimas, además de mejorar el agrado de conducción de la nueva generación del Suzuki Swift y hemos decidido probar cómo va y si merece la pena esta complejidad.

La primera conclusión a la que llegamos es que la marca japonesa ha hecho un trabajo excelente en la puesta al día del Swift, que en todas sus generaciones ha sido un producto que ha destacado por su robustez y por un diseño que ha despuntado frente al resto. El nuevo Swift convence por su imagen atractiva, lo bien aprovechado que está su interior en proporción a sus compactas dimensiones, sus bajos consumos y un equipamiento en sistemas de seguridad proactiva (los denominados ADAS) que hasta ahora sólo estaba disponible en modelos de gamas muy superiores.

Tras una semana de pruebas podemos afirmar que el Suzuki Swift es una de las mejores alternativas que hay en el segmento B (utilitarios en el entorno de los 4 m de longitud) y que se merece estar entre tus candidatos si buscas un coche de esta categoría (Seat Ibiza, Ford Fiesta, Peugeot 208, Citroën C3…).

Si quieres saber por qué llegamos a esta conclusión te lo explicamos apartado por apartado.

Diseño Todo un acierto estético

El nuevo Swift es muy atractivo desde cualquier ángulo.
El nuevo Swift es muy atractivo desde cualquier ángulo.
Ampliar

No nos engañemos, la portada de un libro también es importante y la del Suzuki Swift es realmente buena. La nueva generación ha suavizado los trazos para hacerlo más moderno, aerodinámico y atractivo, aunque conserva esas proporciones casi cúbicas que hacen que hayan podido aprovechar muy bien cada centímetro para ofrecer un buen espacio interior.

En el frontal destacan los faros y la parrilla. Tiene cierto aire al Mini, pero con unos grupos ópticos más rasgados que, además, proporcionan muy buena iluminación y cuentan con un asistente de luz de carretera muy rápido a la hora de cambiar de cruce a largas y viceversa.

La parte trasera está presidida por unos grandes pilotos LED que se ven muy bien y un llamativo spoiler sobre la luneta. La proporción entre la anchura y la altura hace que parezca un coche muy cuadrado, pero en realidad predominan las formas curvas y musculosas.

En la vista lateral llaman la atención las llantas de aleación. Son de 16 pulgadas, pero tienen una medida de neumático muy razonable para el tamaño y las prestaciones del coche, con unas medidas 185/55-16, no se han pasado con el ancho, lo cual es bueno para los consumos y también para la dinámica, al formar un conjunto muy equilibrado con la suspensión. Están decoradas con unas piezas adhesivas en el color de la carrocería y con el logo de Swift y la verdad es que le sientan bien a este coche.

Los acabados son muy buenos y la sensación que transmite al acercarte a él y fijarte en los detalles que tiene es muy buena. Puedes ver fotos en la galería (especialmente la del retrovisor) en la que se aprecia el buen ajuste entre el marco del parabrisas y la puerta. Realmente el Swift está al nivel de los mejores en este apartado exterior; su diseño es atractivo y está bien fabricado.

Interior Sorprendentemente amplio

El interior del Swift está entre los mejores de su categoría, por diseño y espacio.
El interior del Swift está entre los mejores de su categoría, por diseño y espacio.
Ampliar

Para su tamaño exterior, el Swift ofrece un interior muy espacioso. Con los asientos delanteros colocados para personas de más de 1,80 m de estatura, tras ellos siguen cabiendo otros de la misma talla sin que sus piernas se claven en los respaldos y, además, el maletero también ofrece una buena capacidad para lo que es esta categoría. El truco está en unas proporciones casi cúbicas, que permiten sacar provecho de cada centímetro.

Lo que nos encontramos al abrir las puertas es agradable. El diseño del interior del Swift es juvenil y llama la atención, pero sin caer en lo hortera. Resultan todo un acierto las molduras en el color de la carrocería, que rompen con el luto del negro que suele presidir el interior de los coches. Además, con ellas se evitan la tentación de usar plásticos claros para el salpicadero, que sólo sirven para producir reflejos en el parabrisas y dar sensación de peor calidad.

El salpicadero tiene unas formas refinadas y, aunque sus plásticos son duros al tacto, son de calidad. La instrumentación es muy legible y completa y los mandos están bien integrados y a mano, salvo los que accionan la batería de asistentes a la conducción. Éstos están situados a la izquierda de la columna de dirección, alejados y fuera del campo de visión del conductor.

Todos los demás mandos tienen un tacto y aspecto excelente, sobre todo los de la climatización, muy fáciles de manejar y de aspecto impecable.

La postura de conducción es buena y la visibilidad también gracias a unos marcos del parabrisas bastante verticales. Uno se siente cómodo rápidamente en el Swift y te invita tanto a ratonear por las calles como a afrontar un viaje, pues los asientos son confortables.

En las plazas traseras el espacio para las piernas es muy bueno, pero falta anchura para que tres adultos no empiecen a compartir su ADN, pero esto no es un defecto del Swift sino de todos los modelos de esta categoría, en los que unas dimensiones exteriores compactas impiden hacer unas plazas traseras en las que 3 personas quepan confortablemente.

El acceso al interior del coche es muy cómodo porque las puertas son amplias y abren un buen ángulo. Además, el techo del Swift es bastante alto, de modo que no hay riesgo de coscorrones al entrar. El que tiene un acceso algo peor es el maletero, con un umbral de carga alto que hace que sacar y meter cosas en el hueco sea algo incómodo, pero no porque no deje un buen hueco (se pueden meter bultos voluminosos) sino porque el suelo del maletero está 20 cm más abajo que el umbral del portón trasero.

En definitiva, el interior del Suzuki Swift vuelve a posicionarlo entre los mejores de su categoría, siendo atractivo, espacioso y bien realizado.

Motor ¿Qué es eso de la baja hibridación?

El motor es una delicia por suavidad y respuesta.
El motor es una delicia por suavidad y respuesta.
Ampliar

Esta versión, denominada SHVS (siglas de Smart Hybrid Vehicle by Suzuki), añade al motor 1.0 de 3 cilindros y turbo un sistema de “baja hibridación”. En realidad este sistema lo que hace es eliminar una pieza del motor, o mejor dicho, que una haga dos cosas, y añadir otra. No es nada moderno, en los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado se conocía como “Dynastart” y era una dinamo que hacía de dinamo y de motor de arranque. La ventaja del sistema moderno es que en vez de una dinamo es un alternador (con mucho mejor rendimiento) y que se añade una batería de litio al sistema que permite que el alternador no sólo haga las veces de motor de arranque sino que también puede hacer el efecto de un pequeño Kers y ayudar al motor de combustión en las fases de aceleración.

Esto trae varias ventajas, pero no te equivoques, no tienen nada que ver con las prestaciones. La primera ventaja es que se elimina el motor de arranque, un elemento que en los coches con start & stop sufre mucho y es fuente de averías por su uso intensivo. Aquí lo que hay es un alternador algo más grande de lo normal acoplado por una correa especial al cigüeñal. Va siempre acoplado (no como el motor de arranque, que necesita un solenoide para engranar un piñón a la corona del motor), de modo que los arranques son mucho más suaves, seguros y rápidos, lo cual también es una ventaja.

La tercera ventaja de este sistema es que los motores de combustión aumentan muchísimo su consumo en las fases de aceleración. Para subir de vueltas un motor de gasolina hay que enriquecer la mezcla y avanzar un poco el encendido, lo cual hace que el rendimiento termodinámico en esas fases sea peor. Con este sistema, el alternador ayuda a coger vueltas al motor, de modo que no necesita enriquecer tanto la mezcla. Es lo mismo que hacen las bicicletas de pedaleo asistido para que un gordo como yo pueda subir una cuesta sin infartar.

La cuarta ventaja del SHVS es que permite aprovechar parte de la energía que siempre desperdiciamos al frenar aquí la podemos recuperar, precisamente para que nos ayude en esas fases de aceleración y para arrancar con el start & stop.

Si piensas en que se trata de un híbrido al uso te equivocas. No puede funcionar nunca como coche eléctrico ni es un híbrido puramente dicho, pero es un sistema muy fiable, apenas añade peso al coche y realmente funciona bien. Además, es lo bastante “híbrido” como para que sea catalogado como tal por las autoridades, con las ventajas que ello conlleva.

El sistema elimina el motor de arranque y añade una batería adicional.
El sistema elimina el motor de arranque y añade una batería adicional.
Ampliar

¿Cómo se traduce todo este rollo al conducir el Swift? (puedes ver el esquema del sistema en la galería de fotos), pues en que en ciudad tiene un start & stop super eficaz y que en carretera es muy agradable de conducir, con una buena respuesta al acelerador y consumos bajos.

El motor 1.0 turbo es francamente bueno. Pese a ser de 3 cilindros apenas vibra y no suena mal, es más, dentro del coche ni se oye. La caja de cambios de 5 marchas también es muy agradable de utilizar y sus desarrollos son perfectos para la forma en la que entrega la potencia este coche.

En definitiva, el Suzuki Swift con el motor 1.0 y el sistema SHVS (hay una versión con el mismo motor pero sin esa hibridación) convence por su agrado de utilización y porque realmente permite sacar partido del start & stop, con unos arranques eficaces y sin hacer sufrir al motor de arranque.

Comportamiento Manda el confort

Las suspensiones son algo blandas y penalizan su paso por curva.
Las suspensiones son algo blandas y penalizan su paso por curva.
Ampliar

Aunque no llega al excelente nivel de generaciones anteriores (ver prueba comparativa de generaciones del Suzuki Swift), resulta un coche muy agradable de utilizar a diario. En ciudad es una auténtica gozada poder aparcar en cualquier hueco. En un momento en el que la moda es que los modelos del segmento B estén a caballo con los del C (con el Micra y el Clio pasando de los 4 metros de largo, por ejemplo) el Swift se conforma con apenas 3,8 m y es definitivo a la hora de movernos por la ciudad.

Además de sus dimensiones, este japonés se mueve con mucha soltura gracias a la buena cifra de par de su motor, al buen tacto de su selector de marchas, una dirección con un buen radio de giro y buena visibilidad. Sin duda se siente como pez en el agua en medio del tráfico y, además, es silencioso.

Las suspensiones son blandas y los neumáticos tienen un perfil decente, de modo que resulta cómodo para movernos por la urbe, repleta de baches, alcantarillado, bandas reductoras de velocidad… que se pasan con un confort razonable y entre los mejores de su categoría. Como además es relativamente alto, entrar y salir de él es muy cómodo, de modo que se convierte en un compañero perfecto para los recados diarios.

Pese a estar tan especializado en la ciudad, el Swift también demuestra mucho desparpajo si decidimos salir a la carretera. Con sus 111 CV hay potencia más que suficiente para hacer los adelantamientos en carreteras secundarias y tampoco forzaremos mucho el motor aunque carguemos el coche en las rampas.

Las llantas de 16 pulgadas no van calzadas con neumáticos muy anchos, es una medida rara.
Las llantas de 16 pulgadas no van calzadas con neumáticos muy anchos, es una medida rara.
Ampliar

Las blandas suspensiones tampoco son un problema en este escenario y, aunque nos perdamos por una carretera retorcida, el Swift responde con unas reacciones muy predecibles, algo torpe al entrar en la curva, pero nunca nos cogerá por sorpresa y es facilísimo de conducir, que es una prioridad en este tipo de coches, que suelen ser para gente joven con poca experiencia o como segundo coche familiar.

En autovía y autopista también resulta un coche eficaz. La nota más negativa viene por su aerodinámica, que ofrece mucha superficie al viento lateral, de modo que cuando hay ráfagas de aire hay que sujetar bien el volante y tener precaución al adelantar camiones o al pasar por los pilares de los pasos elevados. Pese a su corta distancia entre ejes no resulta especialmente nervioso en curvas rápidas de radio amplio y hace gala siempre de unas reacciones muy predecibles.

En la pista de pruebas demuestra que, ante todo, es un coche fácil de conducir y noblote. No tiene nada que ver con las versiones del Suzuki Swift Sport. Aquí la parte trasera hay que provocarla con descaro para que se insinúe, nunca se desmadrará a traición. En zonas de curvas lentas enlazadas se ve penalizado por las blandas suspensiones, que hacen que los tiempos de espera sean algo prolongados y no lleve bien los cambios bruscos de apoyo; todavía no se ha asentado en la primera curva y ya le estamos pidiendo que se coloque para la siguiente.

Esto se nota especialmente en la prueba de esquiva a 80 km/h, que descoloca un poco al Swift y hace que el ESP entre en acción. Sin embargo, no necesita frenarlo demasiado ni provocar un subviraje exagerado como hacen otros rivales como el Captur para evitar volcar.

Los frenos son de los mejores que he probado en este segmento. Sus distancias de frenado no son excelentes, pero son muy buenas y lo que me ha dejado asombrado es lo que aguantan, sin desfallecer tras varias intentonas de frenadas de emergencia, incluso desde 150 km/h. Parte del mérito está en montar discos de freno en el eje trasero, algo poco usual entre sus rivales.

Conclusión: de nuevo el Swift vuelve a estar entre los mejores en otro apartado, haciendo gala de un comportamiento noble, seguro y muy fácil de conducir. Bien por Suzuki.

Equipamiento Completo y a la última

EL equipamiento de este Swift es muy completo.
EL equipamiento de este Swift es muy completo.
Ampliar

Una de las ventajas de ser un recién nacido es que puedes estar a la última. El Suzuki Swift de esta prueba (con el acabado GLX, el más alto por ahora) es una buena muestra de ello y cuenta con todo lo que está de moda en la actualidad, especialmente en sistemas de conectividad (Android Auto, Apple Car Play…) y ADAS (asistentes avanzados a la conducción).

Su precio no es barato, pero teniendo en cuenta todo lo que ofrece, los 16.950 euros de tarifa no son tantos si lo comparamos con sus rivales que, a igualdad de equipamiento, cuestan algo más o incluso no disponen de elementos que sí se ofrecen en este Suzuki, como el control de crucero inteligente, el asistente de luz de carretera, de mantenimiento en el carril o la alerta de colisión (bastante exagerada, por cierto).

El sistema multimedia es muy completo y fácil de manejar gracias a la gran pantalla táctil y a lo bien hechos que están sus menús, muy fáciles de navegar y de utilizar. En apenas 5 minutos dominas todas las funciones del coche.

Un buen detalle para la seguridad es que no podemos manejar el navegador con el coche en marcha. Si queremos meter una nueva dirección en el navegador tenemos dos alternativas: parar el coche y usar la pantalla táctil o dar las órdenes en el sistema de reconocimiento por voz, que funciona francamente bien.

Otro apartado en el que el Suzuki Swift puede presumir de estar entre los mejores.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Proyectores LED
  • Regulador de altura de faros automático
  • Faros antiniebla
  • Doble airbag SRS delantero
  • Airbags SRS de cortina
  • Cinturones traseros 3 ptos
  • Anclaje de seguridad ISOFIX x2
  • ESP
  • Control de retención en pendientes
  • Asistente a la frenada
  • Faros halógenos multirreflectores
  • Faros función Guide my light
  • Luces traseras LED
  • Luces diurnas LED
  • Desactivación del airbag frontal del pasajero
  • Airbags SRS laterales delanteros
  • Cinturones delanteros 3 ptos
  • Cierre de seguridad para niños en puertas traseras
  • ABS con función EBD
  • DSBS (Dual Sensor Brake Support)
  • Control de presión de neumáticos (TPMS)
  • Inmovilizador

Confort

Equipamiento de Serie

  • 185/55R16 + llantas aleación
  • Kit de emergencia de reparación de pinchazos
  • Manetas exteriores de las puertas color carrocería
  • Cristales privacidad en ventanillas traseras y portón trasero
  • Luneta térmica trasera
  • Retrovisores exteriores eléctricos, calefactados y plegables eléctricamente
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Elevalunas eléctricos traseros
  • Botón de arranque sin llave
  • Limitador de velocidad
  • Toma de corriente de 12V
  • Asientos traseros plegables 60/40
  • Barras laterales de absorción de los impactos
  • Sistema Auto Start Stop
  • 185/55R16 + llantas de aleación con superficie pulida
  • Parachoques del color del vehículo
  • Cristales tintados en verde
  • Retrovisores exteriores con intermitentes integrados
  • Dirección asistida
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Cierre centralizado
  • Climatizador
  • Control de velocidad adaptativo
  • Asientos delanteros calefactables
  • Asiento conductor de altura regulable
  • Tapicería tela
  • Sistema SHVS (Smart Hybrid Vehicle by Suzuki)
  • Pinturas sólidas

Equipamiento Opcional

  • 580 €Pintura monocolor
  • 375 €Pintura metalizada
  • 580 €Pintura metalizada Bitono

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Ordenador de abordo
  • Pantalla táctil con conexión smartphone + Cámara de visión trasera + Navegador
  • Volante de tres radios de cuero con mando de audio, manos libres y control de crucero y limitador
  • Puerto USB y entrada auxiliar

Otros

Equipamiento de Serie

  • Apertura remota del depósito de combustible

    Consumo Sacando partido al híbrido

    Los consumos del Swift son contenidos.
    Los consumos del Swift son contenidos.
    Ampliar

    Gracias a su contenido peso y al sistema de baja hibridación, los consumos del Swift son contenidos y permiten una buena autonomía pese a lo pequeño que es su depósito de combustible. Con sólo 37 litros de capacidad es fácil cubrir distancias de 600 km, que no está mal entre los modelos del segmento B.

    Pese a que los consumos reales son bajos, no cumplen los homologados, claramente optimistas. Donde Suzuki homologa un gasto en ciudad de 4 l/100 km, en realidad es muy difícil bajar de los 5,8 l/100 km.

    En carretera sí es posible conseguir medias de 4 l/100 km de consumo homologado, pero si cargamos un poco el coche o hay que hacer adelantamientos, la cosa sube hasta los 4,5 l/100 km, que es un valor muy bueno en estas situaciones.

    En autopista, con el control de crucero a los máximos legales el consumo medio ha sido de 6 l/100 km. Aquí las formas cuadradas del coche y su corta longitud (apenas 3,8 m) pasan factura en la aerodinámica y suben la media.

    Aunque no cumple con los valores homologados, el Swift se merece una buena nota en este apartado, de nuevo entre los mejores.

    Rivales Rivales del Suzuki Swift 2017

    Suzuki Swift 1.0 GLX SHVS

    Desde
    19.277 €

    Híbrido

    Manual
    5 marchas

    111

    10,6

    4,3

    98

    Citroen C3 1.2 PureTech S&S Feel EAT6 110

    Desde
    17.500 €

    Gasolina

    Automático
    6 marchas

    110

    9,8

    4,9

    110

    Ford Fiesta 1.5TDCi S/S Titanium 120

    Desde
    19.895 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    120

    9,0

    3,5

    107

    Seat Ibiza 1.0 TSI S&S Xcellence 115

    Desde
    19.470 €

    Gasolina

    Manual
    6 marchas

    115

    9,3

    5,0

    113

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba