Prueba

Prueba del Skoda Superb Combi 1.6 TDi 120 CV DSG 2015

54 fotos

Ampliar

05 de mayo, 2016

El Skoda Superb Combi con 120 CV y cambio DSG es una opción muy honesta. Sus prestaciones son más que suficientes para movernos con soltura, su espacio interior es impresionante y tiene un rodar fantástico.

Después de haber probado el Skoda Superb 2.0 TDi de 190 CV, llega el momento de someter a examen a la versión menos potente y con carrocería familiar en vez de berlina: el Skoda Superb Combi 1.6 TDi 120 CV con cambio DSG. Aunque en un principio pueda parecer “poco motor para tanto barco“, la verdad es que resulta una opción de compra muy interesante. Sus prestaciones son suficientes, el confort de marcha sobresaliente y los consumos muy bajos. Si en la prueba de la versión más potente me parecía que su potencia real era algo menor que la declarada, en esta ocasión ha sido al contrario.

Si la mecánica me ha sorprendido de manera muy grata, no ha ocurrido lo mismo con sus acabados interiores. No hay crítica a la calidad aparente de elementos como el salpicadero, paneles de puerta o los asientos, pero la unidad de pruebas contaba con tres molestos grillos que me acompañaron durante toda la jornada, un detalle que empaña algo la excelente sensación general que me ha causado este modelo, pero que puede ser un problema exclusivo de esta unidad.

Con un precio de tarifa de 31.000 euros me parece una cifra muy buena. Un VW Passat con idéntico motor y equipamiento similar cuesta 1.000 euros más con cambio manual en lugar del DSG de este Skoda (no se vende esta mecánica con el cambio DSG en el Passat y el precio extra a pagar por el DSG ronda los 2.700 euros). Si, además, tenemos en cuenta el enorme espacio extra que ofrece el Superb, más puntos a favor del checo.

Si la comparación es con el Mazda6 Wagon, la cosa se iguala algo más, ya que, aunque su precio sigue siendo mayor, también lo es su potencia, pues Mazda no ofrece su familiar con menos de 150 CV, pero su maletero se queda con 100 litros menos de capacidad respecto a la caverna de 660 litros del Skoda y sus plazas traseras son también menos espaciosas. En definitiva, el Skoda Superb Combi es uno de los modelos del mercado con la mejor relación m3/€, y es que, para encontrar un coche con un espacio interior similar al de este coche, habría que dirigir la mirada hacia versiones de batalla alargada del Audi A8, por ejemplo.

En definitiva, si buscas un coche especialmente amplio, con cierta capacidad de representación y valoras un bajo coste por kilómetro más que las prestaciones, este Skoda Superb tiene que estar entre tus candidatos.

Nuestra valoración: 7,5

8

8

7

8

7

7

Destacable

  • Espacion interior
  • Relación prestaciones/consumo
  • Imagen premium

Mejorable

  • Grillos interiores
  • Llantas demasiado grandes
  • Interior sobrio

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Skoda Superb Combi: con mucha clase

El Skoda Superb tiene una imagen muy atractiva.

54 fotos

Ampliar

El Skoda Superb Combi tiene un diseño muy logrado en el que se ha integrado muy bien la parte trasera respecto a la berlina de la que deriva. Confieso que me pueden las versiones familiares, normalmente me suelen atraer más estéticamente e incluso las encuentro más juveniles que las berlinas tradicionales.

En el caso de la unidad de pruebas, el color blanco enmascara algunos detalles de su carroceria, repleta de aristas y pliegues, a la vez que hace que parezca más voluminosa de lo que en realidad es. El techo panorámico de vidrio le da la apariencia de un coche pintado en dos colores y le sienta bien estéticamente, aunque los ajustes de las gomas de las guías de la parte desplazable a veces quedaban pisadas al abrir y cerrar el techo.

El frontal me parece contundente gracias a sus grandes faros y a una rejilla en la que se ha disimulado muy bien el radar del sistema del control de crucero adaptativo. Las puertas son grandes y dejan un acceso al interior cómodo, incluso mejor que en el Superb normal, en el que la puerta trasera tiene una caída del techo más pronunciada.

En la vista trasera echo de menos unos grupos ópticos algo más grandes que llenen un poco más el enorme portón trasero y, de paso, mejoren nuestra visibilidad por la noche.

Los acabados son buenos en líneas generales y el Skoda Superb Combi parece un gran coche además de un coche grande.

Todos los detalles, en la galería de fotos del Skoda Superb Combi.

Interior: Skoda Superb Combi: gigantesco

El interior del Skoda Superb es increíblemente espacioso.

54 fotos

Ampliar

Uno no se puede imaginar lo enorme que es por dentro este coche, especialmente en las plazas traseras. Incluso con los asientos delanteros en su posición más retrasada, me faltan 10 cm para rozar con las rodillas en los respaldos (mido 1,85 m), impresionante.

No hay cambios respecto a la berlina, salvo en el maletero, así que todo lo que comenté en la prueba del Skoda Superb 2.0 TDi de 190 CV es aplicable a esta unidad. Los acabados y los materiales son buenos, pero su presentación es demasiado austera. Tal vez suceda como cuando entras en una habitación muy grande, que, si no está repleta de muebles y cuadros, acaba pareciendo un garaje.

El portón trasero tiene unas dimensiones generosas y permite un acceso a la caverna del Skoda Superb excelente. Es una lástima que el pulsador para cerrar el portón esté colocado en el borde de éste en lugar de en un lateral del maletero. Si mides menos de 1,65 m, tendrás que ponerte de puntillas para pulsarlo y poder cerrarlo.

La capacidad de carga es muy buena, nada menos que 660 litros de volumen. Sólo el actual Mercedes Clase E Estate lo supera con 695 litros, pero con mucho menos espacio para las plazas traseras.

Abatir los respaldos traseros es muy sencillo, basta con usar los tiradores que hay en los laterales del maletero. Es una pena que no dejen un suelo completamente plano.

Como es típico de la marca, hay varios sistemas para sujetar la carga, ganchos para bolsas, tomas de corriente de 12 voltios (hay una de 220 V de corriente alterna para las plazas traseras), tablillas para tabicar el suelo del maletero y que no se desparrame lo que llevemos en él, argollas de fijación… sin duda está muy bien pensado para transportar cosas en él.

Además de tener un buen maletero, sigue teniendo espacio para una rueda de repuesto de buen tamaño bajo la tablilla.

En definitiva, el Superb destaca por el enorme espacio que proporciona a sus pasajeros y a su equipaje. Incluso 3 pasajeros podrán ir cómodos en las plazas traseras, algo nada frecuente en los modelos actuales.

Todos los detalles, en la galería de fotos del Skoda Superb Combi.

Motor: Skoda Superb Combi: más que suficiente

Este motor de 120 CV tiene unas prestaciones más que suficientes.

54 fotos

Ampliar

Esta versión probada cuenta con la mecánica 1.6 TDi del grupo VW con 120 CV y el cambio DSG de doble enbrague con sistema de rueda libre que permite “rodar a vela” cuando levantamos el pie del acelerador, siempre y cuando no tengamos activado el control de crucero y hayamos seleccionado el modo Eco en el Drive Mode. Este permite elegir entre 4 personalidades diferentes para el Superb:

Eco: activa la función de rueda libre, el pedal del acelerador se vuelve menos sensible y la caja de cambios busca la marcha más larga posible en cada momento para bajar el consumo.

Confort: se busca la máxima suavidad de funcionamiento.

Sport: el pedal del acelerador se vuelve más sensible y el cambio matiene marchas más cortas para mejorar la aceleración y las recuperaciones.

Individual: el conductor elige qué parámetros quiere que el coche modifique, si quiere un pedal del acelerador más sensible pero que el cambio no lo sea, etc.

La respuesta de esta mecánica con el cambio de 7 marchas es muy agradable y sus prestaciones son más que suficientes. Tras probarlo, nos quita cualquier prejuicio que tengamos en la mente al ver un coche tan grande con “sólo” 120 CV. Cierto que, si cargamos el enorme habitáculo del Superb, habrá que tener paciencia para realizar adelantamientos y que el cambio tendrá que trabajar algo más cuando lleguemos a zonas con pendientes, algo que no es un problema gracias a disponer de 7 relaciones de cambio y a que éste trabaja de manera automática.

Si nos apetece usar el cambio en modo secuencial, sus reacciones son rápidas, pero su obediencia es bastante “conservadora” (sobre todo al bajar marchas). Además, para reducir, nos obliga a tirar de la palanca hacia atrás y subimos marchas empujándola hacia delante, al contrario de lo que nos pide el cuerpo. Tampoco comprendo la insistencia de VW de alejar la palanca del conductor en lugar de acercarla cuando seleccionamos el modo secuencial, en lugar de desplazar el selector hacia el copiloto. Lo lógico sería que en modo manual tuviésemos que llevar la palanca hacia la izquierda.

Todos los datos en la ficha técnica del Skoda Superb Combi.

Comportamiento: Skoda Superb Combi: fácil y noble

El Superb Combi prioriza el confort, pero su comportamiento no resulta torpe en absoluto.

54 fotos

Ampliar

El Superb Combi es un coche claramente enfocado a realizar viajes de manera confortable. Sus suspensiones tienen un tarado blando y el coche filtra todas las irregularidades pese a ir calzado con unos neumáticos de perfil bajo. En el modo Confort resulta, tal vez, excesivamente blando y los cabeceos son muy acusados, pero en ningún momento tendremos sensación de pérdida de control, aunque en curva rápida notaremos cómo hace tope la suspensión si pasamos por badenes o juntas de dilatación.

Con una distancia entre ejes de 2,84 metros y una carrocería que supera los 4,8 m, callejear o moverse por puertos de montaña revirados no parecen los itinerarios ideales para este coche familiar, pero es bastante más ágil de lo que nos pueda parecer.

En ciudad resulta muy cómodo, tiene muy buena visibilidad y sólo sus dimensiones suponen un problema a la hora de movernos entre el tráfico de la urbe, especialmente a la hora de aparcar y, sobre todo, en los parkings (las plazas de aparcamiento no han crecido tanto como el de los coches).

En autovía es donde de verdad muestra sus armas este trasatlántico. La generosa distancia entre ejes, el ancho de vías y la configuración de la suspensión hace que sea un placer viajar en él, con una comodidad absoluta y un habitáculo en el que apenas se oyen los ruidos de la rodadura, la mecánica o el viento. Lástima que la unidad de pruebas tuviese algunos grillos: uno producido por la rejilla del altavoz que hay en el centro del salpicadero, otro provocado por la cortinilla de la puerta trasera derecha y un tercero que no pude localizar, pero parecía tener su origen en la cubierta del maletero.

En zonas de montaña te llevas una sorpresa por la eficacia del bastidor, siendo capaz de rodar a ritmo muy rápido con total seguridad y sin malos gestos, pese a no estar en su entorno natural. El sistema que corrige el subviraje es algo brusco y puede llegar a dar golpes de freno que se notan claramente y resultan algo molestos e intrusivos, con un problema adicional: si en ese momento teníamos pensado tocar un poco el freno para jugar con las masas del coche, como el circuito de frenos está precargado, el más leve roce al pedal de freno provoca una frenada muy seca. Que el pedal de freno no siempre tenga el mismo recorrido ni tacto despista bastante, algo que también noté al rodar en el circuito.

El control de crucero adaptativo tiene un funcionamiento muy bueno, sin falsas alarmas como me ha sucedido en otros modelos.

En el circuito, probando el comportamiento de sistemas como el ESP o los frenos en situaciones límite, el Superb saca una nota muy alta. La maniobra de esquiva no supone el menor problema y el coche en ningún momento pierde la compostura, y eso que el día de la prueba llovía bastante.

La frenada de emergencia también la pasa con buena nota, con unas distancias correctas y una estabilidad absoluta pese a llevar el eje trasero casi sin peso durante la maniobra.

En definitiva, una vez más, la plataforma MQB demuestra ser una base excelente y logra un compromiso entre confort y eficacia envidiable. Este Skoda Superb Combi es un coche facilísimo de conducir, tremendamente noble y casi sin rival a la hora de viajar con 5 pasajeros.

Todos los datos, en la ficha técnica del Skoda Superb Combi.

Equipamiento: Skoda Superb Combi: bueno para su precio

La relación precio/producto de este modelo es muy buena.

54 fotos

Ampliar

La unidad de pruebas tiene un precio de partida de 26.480 euros que suben hasta los 31.015 euros tras sumar los siguientes extras según el configurador de la web oficial:

  • 385 euros de las llantas de 18 pulgadas con neumáticos 235/45-18.
  • 1.390 euros del sistema multimedia con navegador y manos libres.
  • 655 euros del control de crucero adaptativo.
  • 625 euros del sistema de telefonía confort.
  • 165 euros de los retrovisores abatibles con memoria y antideslumbramiento.
  • 365 euros de la alerta de ángulo muerto.
  • 520 euros del asiento del conductor con reglaje eléctrico y memoria e iluminación de cortesía en los pies.
  • 65 euros del sistema de reconocimiento de señales de tráfico.
  • 365 euros de la cámara de marcha atrás.

Teniendo en cuenta la categoría de este modelo, su equipamiento y el confort y el espacio que ofrece a sus pasajeros, me parece una compra muy interesante. Resulta un poco crispante la política de opciones típica del grupo Volkswagen en la que, si queremos un extra, muchas veces nos obligan a tener que solicitar otras opciones que pueden no interesarnos, como sucede con el navegador, que obliga a hacerse con el sistema de telefonía confort, prescindible si tenemos sistema bluetooth. Así, si queremos tener un navegador integrado en la pantalla multimedia, al final acabaremos pagando casi 2.000 euros.

Personalmente me ahorraría el extra de las llantas de 18 pulgadas, excesivas para el nivel de potencia de esta versión y que también harán subir los costes de mantenimiento cuando tengamos que cambiar los neumáticos.

Además de estas opciones, el acabado Ambition ofrece climatizador bi-zona, faros bi-xenón direccionales, luces traseras LED, sensores de aparcamiento, faros antiniebla, volante regulable en altura y profundidad… la verdad es que no echaremos nada de menos.

Entre los dispositivos de seguridad que equipa el Superb está el sistema control de estabilidad mejorado que actúa sobre los frenos delanteros para reducir el subviraje. Su funcionamiento es bastante intrusivo y, a veces, resulta algo sorpresivo y exagerado cuando estamos trazando una curva sobre aslfalto mojado.

Además de todo esto, siempre tenemos las típicas soluciones Simply Clever de Skoda, como los paraguas integrados en las puertas delanteras, la rasqueta para el hielo en la tapa de combustible, elementos para sujetar la carga en el enorme maletero o el eficaz mecanismo de bola de remolque escamoteable que puedes ver en el vídeo.

Soluciones Simply Clever del Skoda Superb


Todos los datos, en la ficha técnica del Skoda Superb Combi.

Consumo: Skoda Superb Combi: eficiencia pura

Los consumos del Skoda Superb Combi son muy buenos para su tamaño.

54 fotos

Ampliar

Aunque las cifras oficiales de consumos parecen muy optimistas (4,2 l/100 km de media, con 4,9 l/100 km en ciudad y 3,8 l/100 km en carretera), la verdad es que este coche me ha sorprendido por su bajo consumo teniendo en cuenta su enorme amplitud.

La mayor diferencia la encontraremos en su uso en ciudad, donde es muy difícil bajar de los 6,5 l/100 km de media pese al trabajo del sistema Start & Stop.

En carretera, moviéndonos a velocidades entre 70 y 100 km, si nos olvidamos del control de crucero y sacamos partido del sistema de rueda libre, es fácil ver consumos de 4 l/100 km, un valor formidable.

En autopista, con el control de crucero a 120 km/h, el gasto medio es de 5,6 l/100 km, de nuevo un consumo realmente bueno.

Con estos valores y un depósito de 60 litros de capacidad, es fácil hacer viajes de más de 1.000 km sin tener que parar a repostar.

Todos los datos, en la ficha técnica del Skoda Superb Combi.

Rivales

Vehículo

Skoda Superb Combi 1.6TDI CR Ambition DSG 7 88kW

Mazda Mazda6 W. 2.2DE Style+ (Navi) Aut. 110kW

Volkswagen Passat Variant 1.6TDI Bluemotion 88kW

Ford Mondeo SB 1.5TDCI Trend 120

Precio Desde
33.030 €
Desde
34.525 €
Desde
30.779 €
Desde
30.975 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 7 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 120 150 120 120
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,0 10,0 11,0 12,3
Consumo Medio (l/100 km) 4,2 4,9 3,7 4,0
Emisiones CO2 (g/km) 112 129 96 107

Comparte este artículo:

Comentarios

jcl 5 mayo, 2016

portentoso y preciso coche…..tu debilidad son los sw y la mia los coches blancos o nacarados….buena prueba…por curiosidad ¿ crees si caben dos bicis de adulto sin desmontar ninguna rueda con los asientos traseros tumbados..?.Saludos.

Nacho900 6 mayo, 2016

Gran prueba Rubén. Me encanta este coche, uno de mis principales candidatos de cara a mi próximo cambio de coche. El espacio interior es alucinante, la posición al volante comodísima… Y aunque en el concesionario parece gigante, visto en la calle no resulta para nada excesivo. De todas maneras, es su gran tamaño lo que me tira un poco para atrás… Me preocupa que resulte incomodo en ciudad.
Una duda respecto al cambio: ahorra combustible el DSG respecto al manual? Resta prestaciones?
Y una última duda respecto a la motorización: tendrá similares prestaciones que un \”clásico\” 1.9 tdi 110 montado en un octavia combi de primera generación?
Gracias y un saabludo 😉

Rubén Fidalgo 6 mayo, 2016

Hola jcl, me alegro de que te guste el coche y la prueba. En cuanto a si caben dos bicis sin desmontar la rueda no estoy seguro, pero creo que no. Un saludo.

Rubén Fidalgo 6 mayo, 2016

Hola Nacho, el tamaño es el que es… roza los 5 m de largo y eso limita bastante los huecos de aparcamiento, pero el coche maniobra bien. El cambio DSG ahorra frente al manual porque tiene más desarrollos de cambio y siempre es más fácil llevar el motor en la zona óptima de rendimiento, además, también se añade la ventaja de tener rueda libre, que en el manual no está.
En cuanto a las prestaciones respecto al TDi 110 CV, el de la prueba va muy parejo, aunque no es tan “explosivo” en baja como el que tienes ahora, es más progresivo. Un saabludo ;-).

Nacho900 8 mayo, 2016

Muchas gracias Rubén por tu respuesta.
Una última pregunta: Si tuvieras que escoger entre el Tdi 120 DSG o el tdi 150 manual, a igualdad de precio, ¿con cual te quedarías?

Rubén Fidalgo 9 mayo, 2016

Depende. Si vas a usarlo principalmente por carretera y viajes largos cargado, el 150 manual. En carretera el cambio se usa menos que en ciudad y si vas cargado esa potencia extra bajará los consumos y hará más seguros los adelantamientos. Si te vas a mover más por ciudad y sin demasiado peso… el 120 con DSG. Un saludo 😉

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche