Prueba

Prueba del Skoda Karoq 1.5 TSi 2019

44 fotos

Ampliar

11 de junio, 2019

Probamos una de las versiones más vendidas del Skoda Karoq, la equipada con el motor 1.5 TSi de gasolina con el cambio DSG. Soluciones prácticas, una suspensión más confortable que la del Seat Ateca equivalente y una buena relación precio/producto son sus principales armas.

De entre las marcas del grupo Volkswagen, Skoda brillas especialmente por ofrecer una excelente relación precio/producto y por sus soluciones prácticas. El Skoda Karoq no es ajeno a esta realidad y hemos querido poner a examen una de las versiones más demandadas en la actualidad, con el motor de gasolina 1.5 TSi que nos ha dejado algunas luces y sombras.

Con un buen nivel de prestaciones y unos consumos razonables para un coche de este tamaño, peso y aerodinámica, su tecnología de sistema de desconexión selectiva de cilindros no es tan eficiente como se podría esperar y, además, su funcionamiento es algo errático, especialmente en frío.

Casi gemelo del Seat Ateca (de hecho ambos modelos salen de la misma línea de montaje), el Skoda tiene un interior mejor resuelto, sobre todo la zona de la consola central, una ventaja de haber salido al mercado algunos meses después que el español.

¿Es el Skoda Karoq mejor que sus rivales?

Además del Ateca o el Tiguan, con los que comparte gran parte de sus componentes, el Karoq tiene que verse las caras con modelos como el Mazda CX-5, el Subaru XV, o los superventas Peugeot 3008. El Mazda Cx-5 ofrece un nivel de calidad interior y acabados superior, pero el Skoda es más práctico y versátil. Frente al Subaru no tiene nada que hacer en comportamiento en carretera y cualidades offroad, pero es más amplio, práctico y su motor tiene mejores prestaciones.

A la hora de enfrentarlo con sus rivales franceses, el Karoq está muy igualado con el 3008 en cualidades y es algo más versátil que el Citroën C5 Aircross, pero este último arrasa al checo en confort de marcha gracias a unas suspensiones mágicas.

Nuestra valoración: 6,7

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Versatilidad
  • Relación precio/producto
  • Soluciones prácticas

Mejorable

  • Falta originalidad
  • Consumos
  • Detalles de acabado

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Cuesta distinguirlo

El frontal tiene cierta personalidad, pero la vista lateral y trasera apenas se distingue de sus primos de VW y Seat.

44 fotos

Ampliar

El Karoq no puede evitar recordar mucho al Ateca y al Tiguan, con los que comparte proporciones y algunos elementos, pero juega al despiste con un frontal completamente diferente y con los rasgos característicos de Skoda: unos grandes faros rasgados, una calandra prominente y con unas voluminosas lamas verticales y, desde el lavado de cara del Octavia, con unos pequeños faros en las esquinas bajo los principales.

La otra parte bien diferenciada es la trasera, aunque sus grupos ópticos recuerdan bastante a los de sus primos/hermanos.

El acabado Sport Line le sienta bien y le da un toque deportivo gracias a unas taloneras más marcadas, un paragolpes frontal más bajo y con unos pequeños spoilers en las esquinas y mayores entradas de aire. También en la defensa trasera hay matices deportivos con el faldón inferior que enmarca las salidas de escape y el pequeño spoiler sobre el portón.

La guinda del toque deportivo la ponen las llantas en negro, muy fáciles de limpiar, pero que hacen que parezcan más pequeñas de lo que en realidad son, con neumáticos 215/50-18.

En general el resultado es bueno, aunque a mí las llantas negras no terminan de convencerme salvo por la ventaja de que el polvo de los frenos no se nota tanto.

La calidad de acabados y ajustes es correcta y además es práctico con unas grandes puertas, unos faros grandes que iluminan bien y unas proporciones que hacen que el acceso al interior sea muy cómodo, con la banqueta de los asientos a una altura que no nos exige tirarnos al suelo para entrar en él.

Interior: Buena presencia

El salpicadero tiene un buen diseño, pero la tapicería de los asientos tiene arrugas y malos acabados.

44 fotos

Ampliar

Por fuera el toque deportivo lo tenemos con un kit aerodinámico diferenciado del resto de Karoq y por dentro tenemos unos asientos envolventes que recogen bien el cuerpo y tienen un mullido cómodo, pero que dejan bastantes arrugas y pliegues en las costuras, especialmente en la zona de los reposacabezas integrados.

La zona del salpicadero y especialmente de la consola central donde se ubica la pantalla del sistema multimedia está muy bien resuelta, mejor que en el Ateca y de aspecto más moderno. Lo único criticable de ella es que el mando del volumen no sea de ruleta, mucho más cómodo de accionar que los pulsadores táctiles.

El espacio en las plazas delanteras es muy cómodo y el conductor logra la postura perfecta de conducción gracias a la multitud de reglajes de asiento y columna de dirección, de generosos recorridos, además.

En el asiento del copiloto tenemos una pequeña guantera en la que nos encontramos con un práctico paraguas plegable, una de las típicas soluciones Simply Clever de Skoda, como la rasqueta de hielo en la tapa del depósito de combustible.

Las plazas traseras son bastante espaciosas, aunque tres adultos irán un poco apretados en ellas, algo típico, por desgracia.

Es una lástima que esté haciéndose frecuente entre los fabricantes el utilizar peores materiales para las plazas traseras que para las delanteras, algo que se nota especialmente en los paneles de las puertas.

El maletero es amplio y con formas muy regulares y utilizables y se puede ampliar su capacidad abatiendo los respaldos traseros, que no dejan un suelo plano cuando los tumbamos.

Motor: Buenas prestaciones

El motor 1.5 TSi ofrece un buen nivel de prestaciones.

44 fotos

Ampliar

El motor 1.5 TSi de este Skoda es una mecánica de las más modernas que hay en el banco de órganos del grupo Volkswagen y destaca por su sistema de gestión de última generación y el empeño puesto en reducir las emisiones y los consumos.

Entre los gadgets que tiene para lograrlo está el sistema de desconexión selectiva de cilindros. Este sistema básicamente apaga la mitad del motor en aquellas situaciones en las que no necesitamos toda la potencia. La teoría es buena y no es una idea moderna, ya la empleaban los motores V8 de Mercedes-Benz hace medio siglo. Sin embargo, en ningún motor de los que he probado puedo decir que me haya sorprendido su buen rendimiento.

En este caso los consumos no son una bicoca, pero lo peor es que su funcionamiento es muy errático, sobre todo en frío, situación en la que no logra mantener un ralentí estable, con un constante cabeceo entre 700 y 1.200 rpm que, además, repercute en la caja de cambios DSG, que tiende a iniciar la marcha a trompicones.

Gracias al Drive Mode se puede modificar el tacto del coche entre varios modos (sport, eco, confort, normal e individual) que adaptan la respuesta del cambio, acelerador, asistencia de la dirección, etc. Personalmente creo que este sistema debería permanecer en el modo seleccionado antes de apagar el coche cuando lo encendemos, sin embargo, siempre que lo ponemos en marcha lo hace en el modo normal.

En modo Eco el cambio DSG de 7 marchas activa el mecanismo de rueda libre que nos permitirá rodar a vela con un consumo muy bajo.

Comportamiento: Manda el confort

En el Skoda Karoq predomina el confort, pero sin comprometer la seguridad.

44 fotos

Ampliar

La puesta a punto de las suspensiones de este Skoda pone el acento en la comodidad de sus pasajeros. Para muchos puede resultar incongruente que te compres un modelo llamado Sport Line y que en vez de deportivo tenga un tacto confortable, sin embargo, a mí me parece que puede gustarte que el coche tenga un aire juvenil y sport, pero también viajar cómodo.

En ciudad es una gozada porque los pasos de cebra elevados, bandas reductoras de velocidad, calles en obras y tapas de alcantarilla no se nos atragantan. Además, el cambio automático también nos facilita mucho las cosas y nos quita mucho estrés en las condiciones de atascos.

A la hora de viajar por carretera es un coche muy cómodo y nunca nos pondrá en aprietos. Lo mejor de todo es que ese confort lo logra sin renunciar por completo a la eficacia. En zonas viradas, puertos de montaña y carreteras secundarias mantiene muy bien la compostura y llega incluso a ser divertido si lo provocamos.

Si nos decidimos a desplazarnos por autopistas y autovías también resulta un coche muy agradable para viajar. Las curvas de radio amplio las negocia bien aplomado y en un entorno bien aislado del ruido. Gracias a ello la fatiga tarda en hacer acto de presencia y será necesario parar a repostar combustible antes que a estirar las piernas.

En resumen, este Karoq es un coche muy agradable de utilizar, con unas buenas prestaciones y unas reacciones seguras que difícilmente nos pondrán en un compromiso.

Equipamiento: En la media del segmento

El equipamiento es correcto, dentro de lo normal en la actualidad.

44 fotos

Ampliar

El Sport Line se posiciona como uno de los acabados topes de gama, así que la dotación de la unidad de pruebas es muy completa y no echaremos nada en falta. En materia de confort disponemos de un eficaz sistema de climatización bizona, asientos deportivos, etc.

También está a un buen nivel en el apartado de sistemas de asistencia avanzada a la conducción, donde tenemos control de crucero adaptativo y limitador de velocidad, alerta de ángulo muerto y de colisión con frenado de emergencia, alerta de tráfico cruzado, asistente de aparcamiento…

El cuadro de mandos cuenta con el virtual cockpit en el que podremos visualizar la instrumentación con diferentes diseños y la posibilidad de ver la imagen completa del navegador en él.

La unidad de pruebas cuenta con el equipo de sonido Canton que tiene una buena calidad y con un manejo sencillo.

A la hora de juzgar la conectividad es donde se le notan ya algunos años. Sí, tenemos Apple Car Play y Android Auto, pero faltan algunas aplicaciones para poder comunicarnos con el coche a través del teléfono, servicios que poco a poco se están convirtiendo en frecuentes.

Consumo: No hay milagros

Los consumos son algo elevados.

44 fotos

Ampliar

En esta ocasión los consumos oficiales no se corresponden con los medidos durante la prueba con bastante diferencia, hasta el punto de que los 50 litros de capacidad del depósito apenas dan para recorrer 550 km antes de que la luz de reserva empiece a incomodarnos.

Frente a los 6,2 l/100 km de consumo homologado, el gasto en ciudad del Skoda Karoq 1.5 TSi se acerca más a los 9,5 l/100 km que al valor oficial.

Algo parecido sucede en carretera, donde los 4,7 l/100 km declarados por Skoda son sólo alcanzables si nos esmeramos en una conducción eficiente impecable, pero a cruceros entre 70 y 100 km/h en conducción tranquila pero realista la cosa se va hasta los 6 l/100 km.

Si subimos la velocidad de crucero hasta los 120 km/h en autopista, el Karoq se va hasta los 7 l/100 km, un consumo elevado y que está muy lejos del declarado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    Siempre he pensado que para este tipo de vehiculos las mejores mecanicas en general son las «turbo-diesel»….la poca aerodinamica comparada con un turismo digamos berlina ó compacto penalizan los consumos y ademas llevan rodillos mucho de ellos ( lo digo por los suv)…buen detalle de los ganchos desplazables para «colgar» bolsas de compra en el maletero que por cierto es muy bueno en capacidad….un saludo

    Por cierto ¿ teneis en mente probar el nuevo scala…? y se me olvidaba ¿ esta «arritmia» del motor 1.5 tsi es un defecto de la unidad o en general ?…esto último lo pregunto por que en algun foro donde participo dicen que debe ser mucho mas comun de lo que parece y los propietarios de este motor estan «hasta el gorro» del «tema».

    • Rubén Fidalgo

      Hola jcl, en efecto para coches pesados y poco aerodinámicos es mejor el diésel. En cuanto a los fallos del 1.5 TSi, yo es la primera vez que lo padezco y he probado este motor en 3 modelos diferentes además de éste, pero sí que es cierto que hay muchas quejas al respecto. En este caso con el cambio DSG el defecto se exagera.

      • jcl

        ok , gracias por la aclaracion, un saludo.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche