Prueba

Prueba del Skoda Citigo e iV: la ciudad, a sus pies

51 fotos

Ampliar

12 de noviembre, 2020

En plena expansión eléctrica, Skoda ha sabido proponer un producto tan vistoso como económico pues este Citigo e iV puede costar menos de 15.000 € con todas las ayudas. Y no solo eso, sino que además supera las expectativas de autonomía.

Nadie duda de la evolución que han sufrido los coches eléctricos. En menos de un lustro se han conseguido solventar problemas como la autonomía o los tiempos de carga. Sin embargo, el precio en la mayoría de casos sigue siendo poco accesible para el público en general. Y ojo que decimos en la mayoría de casos, ya que por suerte existen modelos como el Skoda Citigo e iV que protagoniza esta prueba.

Te puede interesar: Skoda Enyaq iV eléctrico: llegará en primavera a este precio

Porque el pequeño urbano lograba tener un precio de partida inferior a los 20.000 € que, con los descuentos comerciales y gubernamentales (Plan Moves) incluidos, podía rebajarse a aproximadamente los 15.000 €. Nótese que hablamos en pasado porque si ahora mismo te has sentido atraído por su precio y estás interesado, has de saber que Skoda ha congelado las ventas hasta el año que viene.

El Skoda Citigo e iV no ha desaparecido

Muchas informaciones salientes en las últimas semanas han especulado con que el Grupo Volkswagen había decidido parar de manera definitiva su producción al haber cumplido con los objetivos de emisiones establecidos. Pero la realidad es que el éxito acontecido tanto por el Citigo e iV como por sus homólogos Seat Mii electric y Volkswagen e-Up! ha sobrepasado su demanda y no han cancelado su producción sino que la han suspendido.

Según hemos confirmado con la marca en España, durante el 2021 seguirá existiendo el Citigo e iV y todo hace indicar que el precio será más o menos el existente hasta el momento, manteniendo así su condición de coche eléctrico accesible y, lo que es más importante, el honor de haber sido el primer eléctrico de Skoda.

Nuestra valoración: 8,3

Diseño 7

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 10

Destacable

  • Respuesta del motor
  • Consumo muy contenido
  • Precio con descuentos

Mejorable

  • Solo cuatro plazas
  • Equipamiento algo escaso
  • Sin pantalla multimedia

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Sobre lo conocido

El frontal es la zona que más cambia.

51 fotos

Ampliar

Estéticamente este Citigo e iV apenas aporta diferencias respecto al Citigo de combustión al que sustituyó. Mantiene incluso sus dimensiones ultra compactas, de 3,60 x 1,64 x 1,48 metros. Entre sus atributos diferenciadores están la parrilla carenada (no hay motor que refrigerar), paragolpes específico, luces antiniebla e iluminación diurna de tipo LED. En el portón también vemos la nueva denominación del modelo con la e en verde en superíndice, el logo iV en el lado derecho y las letras Skoda en el centro que enfatizan la anchura del vehículo. Obviamente, si buscas cualquier tipo de tubo de escape, te eternizarás porque ese Citigo e iV carece totalmente de ellos.

Interior: Prima la simplicidad

El interior aporta simplicidad pero está bien construido.

51 fotos

Ampliar

De puertas para dentro lo primero que llama la atención es que se ha mantenido casi el mismo aspecto que su predecesor. Mejora evidentemente el sistema multimedia central por llamarlo de alguna manera porque si buscas una pantalla central, tampoco la encontrarás. En su lugar hay un soporte para colocar el teléfono móvil y emplearlo como tal. No tendrás que sincronizar nada y siempre tendrás accesibles tus aplicaciones.

Las mismas a las que puedes sumar la denominada Move and fun que permite visualizar datos adicionales sobre el vehículo y, claro está, consultar todo lo relacionado con el sistema eléctrico como la batería, la autonomía e incluso pre acondicionar el vehículo. El cuadro de instrumentos es simple y su pantalla monocromo cuenta con lo básico para informar al conductor. Datos a mejorar, el volante no tiene regulación en profundidad, el botón de selector de modos está algo escondido y el soporte para el móvil podría incorporar una toma USB para cargarse, pues en un viaje largo ‘fundiremos’ la batería.

Por lo demás el aspecto de este Citigo e iV es bastante juvenil. Nos han gustado los asientos de corte deportivo con los reposacabezas integrados así como lo amplio que resulta en tanto en las plazas traseras (está homologado para cuatro) como en el maletero, en donde los 250 litros son más que suficientes para depositar nuestros enseres. Eso sí, el cable de carga no tiene un sitio específico y ocupará espacio si lo llevamos con nosotros.

Motor: Alma urbana

Los 83 CV que genera son más que suficientes.

51 fotos

Ampliar

Dado el carácter metropolitano del coche, lógico era pensar que la potencia de este Citigo e iV no iba a ser para tirar cohetes. Dicho y hecho pues el modelo checo equipa un bloque síncrono de imanes permanentes que genera 83 CV. Cifra que acompaña de un par máximo de 210 Nm que resultan más que de sobra para mover los escasos 1.235 kilos de peso que registra. De hecho, tiene tanta fuerza en la arrancada que es relativamente sencillo hacer ruedas en algún que otro semáforo.

Si conseguimos aprovechar al máximo su aceleración tendremos un vehículo capaz de pasar de 0 a 60 km/h en tan solo 7,6 segundos necesitando ya 12,5 para alcanzar los 100 km/h. Ahora bien, no creas que podrás correr mucho más pues la velocidad máxima está limitada a 130 km/h. Un motor que se alimenta de la energía almacenada en una batería de iones de litio de 36,8 kWh de capacidad bruta (útiles son 32,3 kWh) con la que homologa 260 km de autonomía.

Comportamiento: Ágil y divertido

Es en entorno urbano donde se mueve con más soltura.

51 fotos

Ampliar

Si bien la concepción con la que nació este Citigo e iV es meramente urbana, la realidad nos dice que por su autonomía podemos realizar alguna que otra escapada a cualquiera de las localidades cercanas a una gran ciudad sin preocuparnos por el rango. Cierto es que la eficacia del motor eléctrico y de la batería se reduce cuanta mayor velocidad adquiramos, pero siempre es una ventaja poder hacer uso de esta posibilidad.

Sea como fuere, el Citigo e iV por donde se mueve con soltura es en el ámbito urbano. Ahí todo el conjunto responde a las mil maravillas: desde una dirección precisa hasta la facilidad para encontrar plaza de aparcamiento. En marcha ofrece tres modos de conducción que se seleccionan mediante un comando situado delante de la palanca de cambios.

  • Normal: para un uso convencional
  • ECO: rebaja la potencia hasta los 68 CV y reduce el caudal del climatizador
  • ECO+: reduce la potencia hasta los 54 CV limitando además la velocidad máxima a 90 km/h y apagando el sistema de climatización.

En ámbito urbano será recomendable usar cualquiera de los dos ECO viendo incrementada la autonomía en casi un 30%. De hecho, cuanto más uso hagamos en entorno urbano, más sencillo será pasar la barrera de los 300 kilómetros y es que como veremos el consumo de este Citigo e iV es de lo mejor del vehículo.

A ello se suman hasta cuatro niveles de retención de la frenada que se pueden seleccionar mediante la palanca de cambio. En el más intenso, el conductor podrá realizar una conducción a un solo pedal con facilidad aunque necesitará cierto periodo de adaptación dejando así el nivel 2 como el más óptimo para circular sin tirones.

Equipamiento: Simply Clever

No hay pantalla central y tendrás que emplear tu móvil para todo.

51 fotos

Ampliar

Dos son los niveles de acabado que propone: Ambition y Style siendo el segundo el que equipaba nuestra unidad. Los 1.000 € que los separan estarán bien invertidos dado que con el segundo tendremos de serie elementos como la luz de marcha diurna de tipo LED, los asientos regulables en altura, el revestimiento de cuero para el pomo del cambio, los sensores de lluvia y luces, las lunas traseras tintadas, el sensor de aparcamiento trasero o el volante multifunción de cuero que bien son de pago o ni siquiera aparecen en el nivel Ambition.

A ellos se suman otros las llantas de 16 pulgadas en negro, el climatizador, los cables de carga de Tipo 2 y 3, el sistema de alerta por presión baja de los neumáticos, el asistente de mantenimiento en el carril… Por su parte, en opción encontramos algunos otros como el control de velocidad de crucero, el paquete confort, la radio DAB, asientos delanteros calefactables, etc.

Consumo: Más que unas Duracell

Una de sus virtudes es sin duda el bajo consumo.

51 fotos

Ampliar

Como decíamos con anterioridad una de las principales virtudes que le hemos encontrado a este Citigo e iV es, sin duda, el consumo. Porque aunque la marca homologue un gasto medio de 13,2 kWh/100 km queda desvirtuado cuando circulamos con él… ¡a la baja! Sí, has leído bien, a poco que realicemos cualquier trayecto convencional, será sencillo ver cómo el gasto medio oscila entre los 11 y los 12,5 kWh/100 km siendo relativamente sencillo cubrir más de 300 kilómetros con una sola carga.

Eso sí, en el momento en el que salimos a autopista el valor sube, pero tampoco de manera excesiva pues en la prueba el gasto más alto registrado ha sido de 16 kWh/100 km manteniéndose como un excelente gasto.

Ahora bien, ojo con apurar al máximo la batería ya que luego hay que cargarlo. Y dado que a potencia de un enchufe doméstico no supera los 2,3 kW habrá que esperar más de 12 horas para obtener de nuevo el 100%. Cierto es que admite recargas de 40 kW rebajando el tiempo a una hora así como otras de 7,2 kW que llenan el total en 4 horas. Sea como fuere, con la batería a tope el ordenador de a bordo marcaba siempre más de 280 kilómetros.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche