Prueba del Seat Arona FR diésel 2018

Prueba del Seat Arona FR diésel 2018

23 enero, 2018

El Seat Arona está llamado a ser un verdadero superventas y, muy probablemente, llegue a sacar de su trono al Seat Ibiza, número uno durante casi dos décadas en nuestro mercado. Sin embargo, aunque tiene todo para que su demanda sea brutal, el Arona comete algunos pecados que sus rivales no.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 6

Bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Está de moda
  • Acceso cómodo

Mejorable

  • Fatiga de los asientos
  • Comportamiento inestable
  • Detalles de acabado

Seat ha tardado en convencer a sus amos para poder sacar por sus puertas un SUV. Primero fue el Ateca y ahora es el Seat Arona el que tiene que recuperar el tiempo perdido. Puede que para muchos haya llegado algo tarde, pero creo que es ahora el momento justo, con un crecimiento de ventas en el segmento SUV-B disparatado. En la otra cara de la moneda está el hecho de que también es verdad que el mercado cuenta con rivales muy duros. Ahora llega el momento de ver en qué posición está el modelo español frente a ellos en esta prueba del Seat Arona FR diésel 2018.

Después de algo más de 2.000 km de ensayo reconozco que me ha gustado menos que el Kia Stonic que probamos hace unas semanas en Autocasión, sobre todo en el apartado de confort (los asientos de este Arona castigan bastante con los kilómetros) y de comportamiento dinámico, donde el español está a años luz del coreano.

¿Merece la pena el Seat Arona?

El Arona que puedes ver en esta prueba tiene un aspecto francamente bueno, pero para ello es necesario invertir casi 4.000 euros en extras como la pintura bitono, las llantas de 18 pulgadas (muy bonitas pero inútiles por completo), los faros full led, los asientos calefactados…

Todo esto hace que la factura final suba hasta casi 24.000 euros, una cifra por la que te puedes comprar un Seat León X-Perience (por aquello de conservar el look 4×4 y no salirnos del concesionario) con el mismo motor y la ventaja de su tracción total, que no está disponible en el Arona. Sí, el León está ya al final de su vida comercial y el Arona es un recién nacido, pero, salvo porque es más llamativo al ser menos visto, el León supera en todo al pequeño SUV.

Lo mismo podría decirse frente a sus rivales. El Arona da mejor sensación de calidad que un Renault Captur, pero es menos práctico y su precio se desmadra frente al francés. Contra un Stonic, en cambio, es justo reconocer que el español no tiene nada que hacer, salvo en el apartado estético (aunque esto es cuestión de gustos).

En definitiva, aunque no me ha gustado demasiado este coche durante las pruebas, sé que el Seat Arona será un éxito de ventas.

Diseño Un Ibiza con zancos

El diseño del Arona es atractivo, siempre que lo "vistamos" un poco.
El diseño del Arona es atractivo, siempre que lo “vistamos” un poco.
Ampliar

El Arona es algo más que un Ibiza elevado en cuanto a diseño y no es un trabajo fácil lograr unas líneas atractivas en un coche que es corto y alto, lo que hace que sus proporciones sean demasiado “rechonchas”.

Para enmascarar esto, en Seat han tenido la buena idea de romper la cintura del Arona con esa moldura metálica rematada con una X en el pilar C y jugando con las carrocerías en dos colores. Sobre todo, con el techo negro, hace que parezca más bajo de lo que es en realidad y lo hace más proporcionado visualmente.

El acabado FR incluye un frontal diferente en el que la rejilla que deja paso a los radiadores tiene un entramado más abierto, lo que unido a la menor altura del faldón y los detalles en negro mate, hace que parezca que el Arona está más pegado al asfalto y es más ancho.

En la vista lateral la mirada se clavará en las enormes llantas opcionales de 18 pulgadas y calzadas con neumáticos 215/45-18. Sinceramente, salvo que el coche sea para exposición ahórrate los 240 euros de esta opción. Sí, son muy bonitas, pero son gran parte de la causa de que el Arona no pueda seguir a un Stonic en comportamiento dinámico y seguridad activa, por no hablar de lo que cuesta cambiarle los zapatos.

Los arcos de rueda con la moldura de plástico negro y el faldón en idéntico color, así como las barras del techo, logran darle ese aspecto de todocamino, pese a que el Arona en ningún momento pretende salir del asfalto para nada.

En la vista trasera el Arona es un buen trampantojo. Si no nos fijamos bien, es fácil confundirlo con un Ateca, pues sus proporciones son similares y el diseño de los grupos ópticos también.

Las 5 puertas son amplias y dejan un cómodo acceso al interior. Aquí es donde puede que encontremos la principal ventaja a la hora de decidirnos entre un Arona o un Ibiza. La mayor altura a la que se encuentra la banqueta y la distancia hasta el techo hacen que sea más fácil entrar y salir de él.

En cuanto a los acabados y ajustes, el Arona probado no está mal pero pincha en detalles como la goma de la ventanilla trasera, que queda mordida por el cristal en lugar de por fuera del filo de chapa del marco. Es un fallo que ya he visto en otros modelos de Seat y que no da buena imagen sobre sus acabados (puedes ver el detalle en la galería fotográfica).

Interior Fallan algunos acabados

El diseño es atractivo, pero algunos acabados son mejorables.
El diseño es atractivo, pero algunos acabados son mejorables.
Ampliar

Si por fuera nos encontramos un diseño atractivo pero con matices y unos acabados mejorables, en el interior sucede lo mismo. Las formas del salpicadero y lo que vemos al abrir las puertas del Arona nos seduce al primer golpe de vista, pero, si “rascamos” un poco en la superficie, decepciona.

Los principales culpables de esta decepción son los asientos. Es una pena que no se preste más atención en este coche a un elemento tan importante. De entrada, su aspecto es muy bueno, pero las arrugas en las costuras de los flancos dejan claro que queda trabajo para mejorar y, sobre todo, fatigan muchísimo el cuerpo.

Además de sujetar la espalda menos de lo que podamos pensar viendo sus “pétalos”, el pico de la banqueta (que no es muy larga, por cierto), nos irá apretando el muslo y pronto empezarán los hormigueos en las piernas. Si lo han hecho a propósito para que paremos cada dos horas en el viaje a despejarnos me podría parecer bien, pero un asiento debe ser confortable.

La textura del material del salpicadero, el volante y los paneles de puerta son muy buenos, sobre todo en este acabado con los pespuntes en rojo y el sistema multimedia superior, que hace que el interior se vea “más vestido”.

Las plazas traseras son correctas por espacio, dentro de la media y algo mejores que las del Hyundai Kona. Detrás podrán ir personas de más de 1,8 m de estatura si delante no superan demasiado esta cota. Donde sí hay estrecheces es a la hora de llevar a tres personas, que padecerán el síndrome del siamés con los hombros apretados y sin mucho sitio para los pies.

El maletero del Arona tiene una buena capacidad y unas formas muy cúbicas y utilizables. La unidad de pruebas equipa la opción de la rueda de emergencia, a la que se accede levantando la tablilla y el doble fondo. Si necesitamos más espacio, podemos abatir los respaldos traseros, pero no dejan un suelo plano si lo hacemos.

Motor Un viejo conocido

El motor diésel de 115 CV mueve con mucha alegría al Arona.
El motor diésel de 115 CV mueve con mucha alegría al Arona.
Ampliar

Para esta prueba hemos contado con la versión tope de gama del Arona. Se trata de la equipada con el motor 1.6 TDi de 115 CV asociado al cambio manual de 6 marchas. Nada nuevo bajo el sol, como decía Salomón.

Su respuesta es muy agradable y mueve con mucha soltura al Arona, aunque se siente más pesado de lo que en realidad es, debido a un cambio con unos desarrollos tirando a largos y, sobre todo, muy abiertos (hay mucho salto de vueltas entre marchas).

El Arona está asentado sobre la misma plataforma estrenada por la nueva generación del Ibiza. Denominada MQB-A0, podríamos decir que desde el logo delantero de Seat hasta el pilar B es un Seat León al que se le suelda una parte trasera con menor distancia entre ejes y una suspensión más sencilla. Esto impone la principal diferencia respecto al VW T-Roc, que sí puede equipar tracción total gracias a que la parte trasera de su chasis admite una suspensión independiente.

Su funcionamiento es correcto y las suspensiones están mejor conseguidas que en rivales como el Captur. El Arona pisa mejor y es mucho más confortable gracias a que no se notan los bruscos rebotes del eje trasero del francés.

Esta versión cuenta con frenos de disco en el eje trasero, pero su pequeño tamaño, hace que se vean algo ridículos tras las enormes llantas de 18 pulgadas.

Comportamiento No alcanza al Stonic

Las llantas de 18 pulgadas penalizan mucho el comportamiento del Arona.
Las llantas de 18 pulgadas penalizan mucho el comportamiento del Arona.
Ampliar

Sin ser malo, éste es el apartado en el que más me ha decepcionado el Arona. En su defensa he de aclarar que estoy seguro de que con unas llantas de 16 o 17 pulgadas mejoraría una barbaridad, pero con las Pirelli P7 en medida 215/45-18 las complicaciones se le atragantan al Arona.

El principal punto en contra es la brusquedad con la que suceden las cosas por culpa de unos rodillos semejantes (tampoco ayudan los Pirelli P7, todo hay que decirlo) y sin apenas deriva por su bajo perfil. El coche no avisa apenas de estar en el filo de la adherencia y cuando nos damos cuenta ya es demasiado tarde… incluso para el ESP, y esto es lo que más me preocupa.

Que la parte trasera sea algo juguetona no me parece mal (si lo es cuando lo provocamos), pero, que un control de estabilidad (que no es desconectable) no sea capaz de contener con eficacia un sobreviraje me mosquea.

En ciudad se agradece la buena visibilidad hacia delante (la luneta es pequeña y el 3/4 trasero no tiene mucha luz tampoco, pero podemos ver bien por los retrovisores) y una postura algo elevada. Aquí me ha sorprendido la dulzura con la que podemos pasar por los badenes y bandas reductoras de velocidad. Habiendo probado el Ibiza FR, mis riñones todavía se acuerdan de su sequedad y dureza, que, por fortuna, aquí no están.

El Arona FR es mucho más dulce que el Ibiza FR y esto no es fácil de conseguir con unas ruedas de tan bajo perfil. La dirección también tiene un buen tacto y un radio de giro que hace que sea agradable moverse en ciudad. Su tamaño también ayuda, tanto para el tráfico congestionado como a la hora de aparcarlo, donde también encontraremos un buen aliado en el asistente de aparcamiento.

En autopista no tranquiliza demasiado conducirlo si hay vientos laterales. Las formas rechonchas de su carrocería (alta, corta y estrecha) hacen que tenga mucha vela al aire y que afecte mucho a la trayectoria el viento lateral. Mejor sujetar el volante con las dos manos al rebasar a los camiones o al pasar por trincheras o pilares de puentes.

En curvas rápidas no va nada mal y se agradece una suspensión con un buen tarado que hace que no rebote demasiado al pasar por juntas de dilatación o badenes.

Tampoco ayudan estas ruedas a la hora de conducir con la carretera mojada. El aquaplaning aparece demasiado pronto, claramente este Arona va mal calzado con las ruedas opcionales.

Si nos metemos por carreteras secundarias nos sentiremos a gusto con el eje delantero. La dirección es buena, relativamente rápida y con un buen nivel de asistencia, pero la parte trasera va a su aire y no inspira nada de confianza.

Tampoco el tacto de los frenos. Algún sistema de seguridad precarga en algunas ocasiones el circuito y no siempre que pisamos el pedal tenemos el mismo “feedback”. A veces tenemos que pisar más y otras, a la mínima insinuación, damos un frenazo demasiado brusco, como cuando coges al XDS (función de diferencial electrónico que actúa frenando la rueda interior en las curvas que, en teoría, este coche no monta) trabajando.

En el circuito se corrobora la falta de confianza que inspira este coche con este calzado. De cinco pasadas, en dos de ellas el ESP parecía no actuar y el Arona acabó completamente cruzado en el giro, controlado a base de contravolante y gas, pero sin atisbo de trabajo por parte del ESP. Como decía en el apartado anterior, esto es lo que de verdad me preocupa, que el control de estabilidad no haga su trabajo.

La maniobra de esquiva a 80 km/h la podemos superar sin sustos cuando el ESP hace bien su tarea, evitando el latigazo de la trasera aunque sea a costa de casi pararnos por completo.

En cuanto a frenos, no hay queja en lo referente a distancias y aguante a la temperatura en la prueba de frenado de emergencia desde 100 km/h.

En definitiva, mi consejo es que no montes esta medida de neumáticos en el Arona. Ahorrarás dinero y el coche irá claramente mejor, con reacciones más progresivas y seguras y, seguramente, hasta el consumo baje.

Equipamiento En lo más alto de la gama

El equipamiento de esta unidad es generoso, pero su precio también.
El equipamiento de esta unidad es generoso, pero su precio también.
Ampliar

Sobre los veinte mil euros de partida (en números redondos) esta unidad equipa un buen número de extras como el control de crucero adaptativo, los faros full led, el sistema multimedia superior o los asientos calefactados. Por este motivo, el Seat Arona de esta prueba se va a un precio de tarifa de 24.000 euros, una suma excesiva para un modelo de este tamaño y porte.

En la parte positiva tenemos que el control de crucero adaptativo funciona muy bien y con pocas falsas alarmas, lo mismo que el sistema de alerta de impacto. También la iluminación led me ha parecido buena, aunque la transición de cruce a largas y viceversa es algo incómoda porque, además de sumar más puntos de luz, el faro eleva un poco la corrección de altura y se nota ese movimiento en el haz de luz.

El sistema multimedia cuenta con todos los elementos de última generación disponibles: Android Auto, MirrorLink, apliaciones, sonido firmado por Beat (también opcional)…

La pantalla tiene un aspecto muy bueno, con una gran calidad de imagen y rápida de respuesta, siempre que no haga demasiado frío. Durante la prueba he padecido temperaturas alrededor de los cero grados y algo de humedad y, en estas situaciones, la pantalla no se entera de lo que tocan nuestros dedos. También se ha colgado en un par de ocasiones el sistema, llegando incluso a desconfigurar la hora del reloj.

El sistema de audio tiene un buen sonido, pero se nota demasiado el truco de Beat de dar mucho protagonismo a los tonos más graves para que parezca que llena mejor de sonido el habitáculo. Tal vez para música más cañera sea una maravilla, pero las voces masculinas se oyen demasiado graves y distorsionadas si escuchamos una tertulia en la radio y tampoco la música con más matices de sonido sale bien parada.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • 6 airbags (2 delanteros + 2 laterales + 2 de cortina)
  • Desconexión airbag pasajero
  • Faros antiniebla con función cornering
  • Faros delanteros dobles halógenos con luz diurna Led y luces traseras LED
  • Alerta de tráfico posterior
  • Asistente de frenada en ciudad Front Assistant
  • Detector de angulo muerto
  • ESP + EBA + ABS + TCS + arranque pendiente + sensor presión neumáticos
  • Faros delanteros dobles halógenos con luz diurna
  • Inmovilizador electrónico
  • Isofix + preparación Top Tether en las dos plazas laterales traseras
  • Sensor de parking trasero
  • VISION PLUS PACK Sensor de parking delantero y trasero + Asistente de aparcamiento automático + Cámara de visión trasera

Equipamiento Opcional

  • 250 €SECURITY PACK Alarma volumétrica antirobo
  • 600 €FULL LED PACK Faros delanteros Full LED + Luces traseras Led
  • 250 €SECURITY PACK Alarma volumétrica antirobo (sin función safe)

Confort

Equipamiento de Serie

  • Asiento conductor y pasajero con ajuste en altura
  • Asientos traseros plegables 60/40
  • Carrocería bicolor
  • Dirección asistida
  • Elevalunas delanteros y traseros eléctricos
  • Limitador de velocidad
  • Marcos cromados en ventanas con logo crossover
  • Paquete cromado
  • Retrovisores eléctricos y calefactados
  • SUMMER PACK Cristales traseros tintados + Marcos de ventanas cromados
  • Suspensión confort
  • Techo interior en negro
  • XDS
  • Asientos delanteros deportivos FR
  • Barras en el techo cromadas
  • Color exterior Bi-color
  • DRIVER PACK Control de crucero + Detector de fatiga
  • Doble fondo maletero
  • Llantas de aleación de 43cm (17') + Kit reparapinchazos
  • Parachoques delantero y trasero específico
  • Pomo y cambio de marchas en piel
  • Reposabrazos central delantero
  • Retrovisores exteriores eléctricos
  • SPRING PACK Climatizador + Retrovisores plegables eléctricamente + Función Coming & Leaving Home + Sensor de luces y lluvia + Espejo interior electrocromático
  • Tapicería tela negra
  • XDS + Control dinámico de tracción
  • Salpicadero en piel

Equipamiento Opcional

  • 500 €BEATS SOUND PACK Beats Audio System 6 altavoces + Subwoofer + Rueda de repuesto minimizada
  • 450 €EASY PACK Sistema de apertura y arranque sin llave KESSY + Llave de acceso inteligente + Control de crucero adaptativo
  • 520 €Interior Pack Xcellence/FR
  • 830 €Llantas de Aleacción 43cm (18') acabado Mate
  • 650 €Pintura Custom
  • 250 €Pintura suave
  • 150 €Preinstalación gancho remolque
  • 99.99 €Rueda de repuesto
  • 250 €STORAGE PACK Espacio de almacenamiento bajo asientos delanteros + Reposabrazos central delantero + Dispositivo de fijación en maletero (2 bandas elásticas + Red)
  • 300 €Luxe Pack
  • 749.99 €Gancho remolque + rueda de repuesto
  • 700 €Llantas de Aleacción 43cm (18')
  • 490 €Moulding Pack
  • 500 €Pintura metalizada
  • 300 €RED PACK Cinturones y pinzas de freno en rojo
  • 650 €STREET PACK FR Llantas de aleación de 46cm (18') DYNAMIC MACHINED + Suspensión selectiva
  • 350 €WINTER PACK Asientos delanteros calefactables + limpiaparabrisas calefactado
  • 450 €Luxe Pack Con salpicadero en piel
  • 350 €Llantas de aleación de 46cm (18') PERFORMANCE

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • CONNECTIVITY PACK Radio Media System Plus con pantalla táctil de 20,3cm (8') + Full Link + USB + Radio CD + Aux - in + SD Slot + 6 altavoces + Bluetooth
  • Volante multifunción en piel

    Equipamiento Opcional

    • 200 €DAB - Digital Audio Broadcasting
    • 310 €Cuadro de mandos Digital Cockpit
    • 600 €CONNECTIVITY PLUS PACK Sistema de navegación con pantalla táctil de 20,3cm (8') (Con cartografía actualizable) + Full Link + Cargador inalámbrico + Amplificador de Antena GSM

    Otros

    Equipamiento de Serie

    • Recordatorio de abrochado de cinturones en plazas delanteras y traseras

      Equipamiento Opcional

      • 1200.01 €Guía en la derecha
      • 370.01 €Extensión de garantía 3 años

        Consumo Aprovechando cada gota

        Los consumos del Arona son correctos, pero peores que en el Ibiza o el León.
        Los consumos del Arona son correctos, pero peores que en el Ibiza o el León.
        Ampliar

        Seat es algo optimista con los consumos oficiales del Arona y, aunque calcan los valores respecto al Ibiza, se nota su peor aerodinámica, sobre todo en el consumo en autopista.

        El Arona homologa 4 l/100 km en uso urbano, cifra que se va hasta los 6,3 l/100 km en el caso de la unidad probada. De nuevo pagamos por los pecados de unas ruedas demasiado grandes.

        En carretera, el valor oficial de Seat es de 3 l/1oo km. Durante la prueba he sido incapaz de bajar de los 3,5 l/100 km por más que me empeñé y, con una conducción natural, el valor real está en el entorno de los 4,2 l/1oo km, con cruceros entre 70 y 100 km/h.

        Cuando pasamos a la autopista, con cruceros a los máximos legales, el Arona estabiliza su ordenador de consumo en los 6 l/100 km, lo que deja claro que su aerodinámica no es muy buena.

        Con estos valores de consumo y un depósito de 40 litros, la autonomía del Arona está en el entorno de los 750 km.

        Rivales Rivales del Seat Arona FR diésel 2018

        Seat Arona 1.6TDI CR S&S FR 115

        Desde
        24.460 €

        Diesel


        6 marchas

        115

        10,5

        4,3

        114

        Kia Stonic 1.6CRDi VGT Eco-Dynamic Tech 110

        Desde
        22.900 €

        Diesel


        6 marchas

        110

        11,3

        4,2

        109

        Citroen C3 Aircross BlueHDi Shine 120

        Desde
        22.550 €

        Diesel


        6 marchas

        120

        9,8

        4,1

        107

        Renault Captur TCe Energy Zen 120

        Desde
        19.400 €

        Gasolina


        6 marchas

        120

        9,9

        5,5

        125

        Comparte este artículo

        Suscríbete a nuestra newsletter

        Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

        Te puede interesar...

        Comenta este artículo

        JMA 23 enero, 2018

        Sigo los artículos sobre el Seat Arona porque estoy interesado en adquirir uno próximamente y quiero conocer diferentes opiniones. No cuestiono en absoluto el contenido del artículo, pero contrasta con otros análisis menos críticos y más elogiosos hacia el Arona que se pueden leer en otros medios especializados (destancando dirección, chasis y suspensión, entre otros factores). También me ha sorprendido que se diga que “no tiene nada que hacer” contra el Kia Stonic, cuando lo que había leído hasta ahora había sido justamente lo contrario. Por ejemplo en el portal británico http://www.whatcar.com (“Citroën C3 Aircross vs Kia Stonic vs Seat Arona”) se llega a la conclusión que el Arona es claramente el mejor de los tres. Por otra parte, y ya es una opinión personal, considero que Arona y Captur juegan en ligas diferentes y no son demasiado comparables pese a ser ambos B-SUV. Reitero el respeto hacia todas las opiniones y que todas ellas se deben tomar en consideración porque siempre nos aportan algo, pero en mi caso me inclino sin duda por un Arona FR con motor de gasolina 1.5 TSI Evo de 150 CV con desactivación de cilindros.

        Rubén Fidalgo 23 enero, 2018

        Hola Carlos, muchas gracias por tu comentario, que sin duda es muy constructivo y en el que aportas datos interesantes. Esta unidad de pruebas que he tenido ocasión de tener durante una semana montaba las llantas opcionales de 18 pulgadas. Estoy seguro de que con unos neumáticos de una medida más razonable mejore mucho, pero con las llantas opcionales de 18 pulgadas el comportamiento es mucho más crítico. Lo que no mejorará con otras llantas es el confort de los asientos, que no me han parecido nada ergonómicos a la hora de afrontar un viaje largo con él. Un saludo y gracias por tu comentario y por aportar otro punto de vista.

        jcl 23 enero, 2018

        hola ruben, pues pienso lo mismo…es un Ibiza inflado y una pena con las llantas tan grndes….un saludo.

        Daniel 23 enero, 2018

        Pues yo tengo pedido un Arona 1.5 FR con la suspensión selectiva que va asociada necesariamente a las llantas de 18″ en cuestión, por lo que mi pregunta a Rubén es si considera que escogiendo algún modo (normal o sport) de la suspensión se puede subsanar este comportamiento crítico, o si bien considera que es preferible renunciar a este extra y quedarse con las llantas de 17″ de serie, pero sin la suspensión selectiva.

        Rubén Fidalgo 24 enero, 2018

        Hola Daniel, el tema de la suspensión selectiva es algo muy personal. A mí no me gustan en casi ningún coche. Sólo en modelos de muy alta gama se montan sistemas de suspensión adaptativa que realmente funcionan bien y se nota el cambio de un modo a otro. En la mayoría, simplemente se vuelve algo más rígido o más blando el amortiguador, pero sólo al principio notas esa diferencia. Además, una suspensión variable que realmente trabaje bien en todos los modos debería cambiar la dureza del muelle combinada con la del amortiguador. En la mayoría de los coches que pruebo noto que la suspensión es realmente eficaz en una de las posiciones. Cuando ablandas o endureces la amortiguación sin cambiar la dureza del muelle lo que haces es que, si el muelle es duro cuando ablandas el amortiguador se producen rebotes muy molestos y cuando el muelle es blando y endureces el amortiguador todavía peor. Mi consejo es que te ahorres ese dinero (que también te lo ahorrarás cuando tengas que cambiar la suspensión dentro de unos años) y dejes la suspensión de serie con las llantas de serie… pero esto es un tema muy personal. Yo me siento muy incómodo conduciendo un coche que va desequilibrado de suspensiones y neumáticos, pero hay gente que parece que ni siente ni padece al volante, no sabe si el coche está subvirando o sobrevirando… y que notar la amortiguación “fofa” les da la sensación de ir más cómodos aunque rebote. Si ya lo tienes pedido no le des demasiada importancia y disfruta del coche, que seguro que en cuanto lo tengas te encantará. Un saludo y gracias por tu consulta.

        Eduardo 25 enero, 2018

        Buenas tardes,

        Como en el comentario de JMA me parece curiosa tu valoración general del vehiculo así como su comportamiento. el 99% de las pruebas que he leído y son todas… lo ponen como la referencia del segmento al igual que el Kia Stonic y comentan maravillas de su manera de hacer en carretera, noble y segura.
        Sin haber leído tu comentario ya que es posterior, tengo pedido un Arona Tsi 115 Dsg FR desde mediados de diciembre, sigo esperando y creo que va para largo… Para tú tranquilidad, me he quedado con las llantas de serie (17″) no he pedido las opcionales de 18 jejeje.
        Me ha gustado tu prueba y los comentarios sinceros.
        Saludos

        Rubén Fidalgo 25 enero, 2018

        Hola Eduardo, gracias a ti por tu comentario también. Seguro que con las de 17 pulgadas has acertado. A lo mejor estéticamente pueden gustar más las de 18 (esto va en gustos…a mí en este tamaño de coche una llanta de 18 me parece desproporcionada también a la vista), pero con las de 17 pulgadas vas a disfrutar de un coche mucho más homogéneo, menos problemas de pinchazos y roces en las aceras y cuando tengas que cambiarlas también lo agradecerás en la factura. La valoración general no es mala en absoluto, está cerca del 7 que es un notable. No es un mal coche en absoluto, pero por 24.000 euros que se pagan por la unidad probada hay que ser exigentes. Un saludo y paciencia con la espera, seguro que merece la pena, además también creo que has acertado con la elección del motor TSi.

        eduardo 26 enero, 2018

        Inicio agradeciendo tu rápido comentario. En relación al precio que comentas de 24.000 €, sabiendo que el tdi 115 es más caro y sin posibilidad de dsg, puedo decir que el Arona que he encargado que es el 1.0 tsi 115 dsg Fr, pasa ligeramente de los 19.000 € incluyendo 2.300 € en extras. Asimismo y como curiosidad, vivo cerquísima de la fábrica de Martorell y después de visitar varios concesionarios de la zona y alrededores, Barcelona incluída, al final lo he comprado en un Concesionario Seat de Castilla la Mancha con 1.200 € menos del mejor precio que me daban por aquí, una curiosidad muy curiosa. En todo caso está a tiro de piedra de Ave, así que ningún problema. Por cierto, tampoco he pedido la opción de los altavoces Beats, parece que he vuelto a acertar.
        Saludos y buen finde

        Rubén Fidalgo 26 enero, 2018

        Gracias, buen fin de semana igualmente 😉

        eduardo 5 marzo, 2018

        Ya lo avisabas y parece que tienes toda la razón, lo corrobora la prueba de esquiva de otra pagina web.
        Llantas 18 + Esp + Xds, mal calibrados? problema endémico general? Se puede solucionar retocando software?
        Preocupado…

        Rubén Fidalgo 5 marzo, 2018

        Hola Eduardo, ya he visto el vídeo de la prueba de esquiva. Lamento tener razón en este tipo de cosas, pero normalmente no emito críticas si no tienen un fundamento. El comportamiento dinámico del Arona durante la prueba no me gustó y me pareció peligroso en algunas situaciones como he descrito. Tendría que poder comprobar algunas cosas más para poder afirmar rotundamente cuál es el verdadero problema del coche, no puedo ser tan presuntuoso como para pretender conocer yo más que los ingenieros que tienen acceso a todos los componentes del modelo. En mi opinión es una combinación de factores, pero repito, es una opinión, creo que acertada por mis conocimientos y sensaciones, pero una opinión. Por un lado, la plataforma MQB-A0 parece no llevar muy bien los cambios efectuados en la parte trasera de la MQB para los modelos de batalla más corta. De hecho, el Polo tampoco obtiene buenos resultados en la misma prueba que citas. Si a eso sumamos una mayor altura del centro de gravedad del Arona respecto a la del Ibiza o el Polo, sólo podemos empeorar las cosas. Si para más INRI añadimos unas ruedas que apenas absorben y transmiten todo lo que pasa al chasis y el chasis no es una maravilla, todavía peor. Para terminar el pastel, el control de estabilidad no funciona correctamente. Me resulta muy extraño pensar que se debe simplemente a un error de calibración. Los programas de los ESP son estudiados durante miles de kilómetros antes de decidirse. Creo que el problema del ESP es que sus sensores no están bien localizados y que “no se enteran” muy bien de qué está haciendo la física con el coche. Repito, es la sensación inicial. La solución es bajar el umbral del ESP y que prácticamente pare el coche por completo “a la mínima”, que es lo que hace, por ejemplo, el Renault Captur. Su chasis es claramente peor y más inestable que el del Arona, pero su ESP te para casi por completo y evita estos riesgos. UN saludo y gracias por tu feedback sobre este problema.

        eduardo 6 marzo, 2018

        Claro Rubén, en el vídeo y comparándolo con otros muchos que he visto, el ESP no actúa nada de nada, entra y sale de los volantazos practicamente a la misma velocidad, casi me atreveria a decir que el chasis responde bastante bien para resolver la situación a la que tiene que enfrentarse.
        Parece evidente que, al límite, no tiene reacción ni ayuda ninguna de la electrónica, a parte de otras consideracions a las que tú has hecho referencia.
        La cuestión es si SEAT va a reaccionar ante ésta situación y publicará algun comunicado o llamará a revisión para hacer algunos ajustes para intentar paliar esas reacciones “extrañas”.
        Otras consideraciones que podrían deducirse de la cantidad ingente de pruebas realizadas a éste vehiculo por otras webs, revistas y demàs profesionales del sector que nadie, salvo dos escepciones en la que estás incluído, no hayan hecho mención, sinó todo lo contrario, a éste aspecto del comportamiento, es para estudirarlo.
        Otra duda es y ya para rizar el rizo, sigo o seguimos adelante con los pedidos no entregados hasta que no se arregle éste fallo claro de ajuste/calibración/chasis/…??
        Graciás y perdón por el tostón

        Rubén Fidalgo 6 marzo, 2018

        Hola, perdona la brevedad pero estamos cubriendo el Salón de Ginebra y esto requiere tiempo para responder. Desde luego, El dinero es tuyo y es muy aventurado dar un consejo sobre el dinero de otro. Lo que sí creo es que no es un fallo insalvable y la reacción es posible para solucionarlo.

        Daniel 6 marzo, 2018

        Buenas. Tras haberme llegado el coche con las llantas de 18″ (iguales a las de la prueba que hizo Rubén y la de la prueba de esquiva), he mandado a Seat el enlace de esta web y el de donde aparece la prueba de esquiva, para plantear la problemática, y he solicitado expresamente una solución, tras haberme llegado el coche con las llantas de 18″, pese a que en el concesionario intenté sin éxito, antes de la fecha de la fabricación, cancelar la opción de la suspensión selectiva asociada a esas llantas. He solicitado el cambio de llantas por las de serie de 17″, siguiendo la recomendación que hizo Rubén en su momento, así como una revisión del control de estabilidad. Confío en una solución por parte Seat, como hizo en su momento Mercedes con el clase A (aunque no son exactamente casos similares).

        Rubén Fidalgo 8 marzo, 2018

        Hola Daniel, ya de vuelta del Salón de Ginebra tengo algo más de tiempo para responderte. Como te digo, el dinero es tuyo. Yo creo que no devolvería el pedido y me imagino que Seat corregirá estos fallos que son relativamente sencillos de subsanar con una reprogramación del ESP para que sea más intrusivo y pare más el coche en lugar de darle tanta rienda suelta. También espero que sirva de toque de atención y permitan el montaje de unos neumáticos más acordes con el vehículo aunque se pida el extra de la suspensión de tarado variable, aunque personalmente me ahorraría el coste de ese extra por lo que comentaba anteriormente, sólo son eficaces si también se variase el tarado del muelle, no sólo el del amortiguador.
        Un saludo.

        eduardo 7 marzo, 2018

        Bien Daniel, si puedes informarnos por éste canal o por donde te vaya mejor de los progresos en tu reclamación te lo agradeceríamos y así poder seguir tu ejemplo.
        A parte de la incidència que estamos comentando, espero que estés contento con el coche. Saludos

        Daniel 27 marzo, 2018

        Pues ya me contestó “Seat responde” a la reclamación que puse el 6 de marzo sobre el problema de las llantas de 18″ en el Seat Arona, así como la situación de inseguridad que se genera en la prueba de esquiva.
        Sobre las llantas me dicen que no me las cambian por otras de 17″, porque fueron las que pedí (contestación entiendo que absurda, porque las pedí antes de publicarse los problemas que traían consigo las de 18″ y, por tanto, desconociendo ello).
        Y respecto a la petición para que reprogramaran el control de estabilidad o adoptaran alguna medida técnica para solucionar el peligro que se genera en la prueba de esquiva del Seat Arona, me contestan que el coche ya superó las pruebas de seguridad antes de sacarse al mercado.
        Por tanto, Seat se lava las manos ante su Arona que ha quedado como uno de los peores coches en la prueba de esquiva, de más de 100 probados.
        De vergüenza estos de Seat, además de irresponsables.
        Saludos.

        Rubén Fidalgo 1 abril, 2018

        Vaya… lamento la decepcionante respuesta. Cuando recibas el coche y lo tengas a lo mejor te satisface y realmente ya se han solventado los problemas. UN saludo.

        José Antonio 28 marzo, 2018

        Pues iba hoy a pedir el Arona FR 1.0 de 115 cv con las llantas de 18 pero visto esto se quedan sin pedido

        Edu 31 marzo, 2018

        Pues vaya Daniel, el mío por fin y desde diciembre, lo fabrican la primera semana de abril.
        Hace poco hablé con un empleado de Seat y me dijo que estaban haciendo pruebas sobre el tema a raíz de la prueba de km 77 y que cuando analizarán el problema y la solución harían una campaña en talleres oficiales reprogramando, seguramente, el ESP y que ni siquiera dirían nada a los clientes lo harían y punto aprovechando las revisiones. A ver si se soluciona el tema. Por cierto, comparto contigo que no es manera de responder a un cliente eso seguro. Saludos

        Daniel 2 abril, 2018

        Parece una mala estrategia esa de arreglar “a escondidas” el problema de seguridad del Seat Arona respecto a la prueba de esquiva, reprogramando el control de estabilidad.
        Si hay un problema (que lo hay con sólo ver el video y compararlos con sus competidores: Renault Captur, Kia Stonic y Hyundai Kona), y el problema además se ha hecho público y notorio, lo mejor es lo que hizo Mercedes en el año 1997 con el clase A: dar la cara y dar la solución https://elpais.com/diario/1997/11/13/economia/879375617_850215.html
        Lo contrario (o sea, lo que ha hecho Seat diciendo que ya superó las pruebas de seguridad antes de sacarse al mercado) supone que el que lo haya comprado (como yo) esté con la mosca detrás de la oreja. Y el que lo vaya a comprar se eche para atrás, mas considerando que hay alternativas mejores en este sentido como ya cité antes.
        En fin, Seat sabrá lo que hace (o lo que no hace). Saludos.

        Rubén Fidalgo 2 abril, 2018

        Hola Daniel, yo comparto tu opinión, prefiero que alguien reconozca su error y corrija delante de mis narices que el que me sigan negando la razón y luego me la den por la espalda, pero me imagino que habrá infinidad de condiciones legales y mercantiles que desconocemos. EN cualquier caso lo más seguro es que disfrutes mucho de tu nuevo coche. Lamento la desilusión después de haberte decidido a gastar una buena cantidad de dinero en algo que debería hacerte mucha ilusión. No te hagas más mala sangre, disfruta a tope de sus virtudes (que las tiene también) y si realmente no te convence cuando lo tengas y pruebes entonces sí exige los derechos que tienes. Repito que es muy probable que cuando lo tengas en tus manos ya esté corregido el problema y, si no es así, reclama. Un abrazo y lo dicho, disfrútalo.

        Daniel 2 abril, 2018

        Gracias Rubén. Sólo una cosa: el coche lo tengo en mis manos desde finales de febrero y tras hacerse público el video de la prueba de esquiva (2 de marzo, por cierto, ahora ya con más de 120.000 reproducciones), poco después (5 de marzo) remití a “Seat Responde” petición de solución a este problema de seguridad, y la semana pasada me llaman para decirme que el coche ya superó las pruebas de seguridad antes de sacarse al mercado. Saludos.

        Rubén Fidalgo 2 abril, 2018

        Hola Daniel, vale, ahora lo entiendo mejor, perdona el malentendido por mi parte. Lamento la falta de tacto por parte de Seat y me temo que mío también, pensaba que lo tenías pedido, no ya entregado. Al margen de estos detalles, ¿estás satisfecho con todo lo demás? Un saludo.

        Daniel 2 abril, 2018

        Dejando a un lado el tema de la prueba de esquiva, el coche es satisfactorio en el acabado FR y motor 1.5: ágil, cómodo y bien equipado. Pero esperemos no tener que esquivar a nada ni a nadie …

        Rubén Fidalgo 3 abril, 2018

        Me alegro de que por lo demás estés contento. Ya nos irás contando. Muchas gracias.

        Edu 5 abril, 2018

        Jajaja buen comentario: esperemos no tener que esquivar a nada ni a nadie…
        También me dijo el chico de Seat que no entiende esos fallos pq antes de sacarlos al mercado llevan los coches a África y les meten unas tundas impresionantes, con pruebas de todo tipo así que todavía cuesta más de imaginar un fallo así.
        Ya contaré mis impresiones cuando lo tenga. Saludos

        Rubén Fidalgo 5 abril, 2018

        Bueno… no hace falta llevar el coche a África para comprobar la puesta a punto del ESP… allí harán pruebas de funcionamiento en temperaturas extremas etc. También se hacen pruebas en varios climas porque hay coches específicos para ellos que se fabrican con unas especificaciones concretas. Un saludo y gracias por mantenernos al día de lo que os vayan comentando. Por mi parte, si puedo enterarme de algo por parte de la marca también os lo comunicaré.

        Daniel 3 septiembre, 2018

        Tengo desde hace meses un Seat Arona FR y confirmo lo que dice Rubén sobre la fatiga que produce el asiento del conductor, que termina (el pico de la banqueta) apretando los muslos.
        Por eso quiero preguntar a Rubén si este problema desaparecería si sustituyo ese asiento por el del Seat Ibiza FR, cuya banqueta es diferente (siempre será más barato sustituir un asiento que cambiar de coche).
        Gracias.

        Rubén Fidalgo 3 septiembre, 2018

        Hola Daniel, me alegra por un lado que respaldes mi opinión (una parte importante de mi trabajo es evaluar los coches y emitir críticas que puedan servir a los compradores para tomar una decisión), aunque lamento que sea por algo tan fastidioso como viajar incómodo en tu coche. El problema con cambiar los asientos es que no es tan sencillo como creemos. Los asientos son un elemento fundamental en la seguridad del vehículo y sustituirlos requiere de una homologación. Aunque nos parezca el mismo coche que un Ibiza, puede que algunas cotas varíen algo y, por ejemplo, que los cinturones de seguridad o el airbag puedan funcionar de manera incorrecta al cambiar el asiento. Para saber si es posible este cambio es necesario contar con el visto bueno del fabricante. Haré la consulta a los responsables de Seat. De todos modos, te adelanto que el Seat Ibiza FR tampoco me pareció cómodo, aunque en ese caso no pude hacer una prueba de larga distancia con él como sí pude hacer con el Arona.
        Un saludo y gracias por tu comentario. En cuanto tenga respuesta de Seat sobre la posibilidad del cambio de asientos te lo confirmaré.

        Daniel 5 septiembre, 2018

        Gracias Rubén.
        Aunque parece que ni siquiera el asiento del Ibiza FR va a ser solución. Fui al concesionario a probar uno, y el pico de la banqueta es igualmente duro (aunque menos que el Arona, al tener una banqueta más pequeña).
        Sin embargo, probé el del Leon FR y aquí el pico de la banqueta sí que es blanda/cómoda (vamos, que no “pincha” los muslos).
        En fin, de mi experiencia con el Seat Arona FR, puedo decir que el asiento del conductor va bien de glúteos, espalda y de sujeción lateral, pero mal de muslos.
        Saludos.

        Paula 12 septiembre, 2018

        Yo le he estado echando un vistazo aquí: https://www.seatjrvalle.com/es y parece un opción más que interesante la verdad. Aunque el modelo Ateca tampoco está tan mal. ¿Hay mucha diferencia entre ambos modelos? Pocos, ¿verdad? el Arona parece más espacioso. ¡Saludos!

        Rubén Fidalgo 12 septiembre, 2018

        El Arona es mucho mas pequeño que el Ateca. Para hacernos una idea, un Arona es como un VW polo y el ateca es un poco mas grande que un Golf

        * He leído la Política de privacidad

        Ir arriba