Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016

Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016

El Renault Talismán llega al mercado con la intención de dejar atrás las escasas ventas de su predecesor, el Laguna, un coche formidable pero con un diseño que no terminó de cuajar entre los clientes. El nuevo Talismán supone un cambio radical en el plano estético, con una imagen que enamora al ojo.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 6

Bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 6

Bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Sistema 4Control
  • Confort de marcha

Mejorable

  • Detalles de acabado
  • Plásticos de la consola central
  • Boca del maletero

Por desgracia, la mayoría de los compradores se perdieron las excelentes cualidades de la última generación del Renault Laguna. Era una berlina formidable, pero su estética (exterior e interior) no cuajó en el público y las ventas no fueron las esperadas… ni las merecidas. Los del rombo han aprendido del error y su sucesor ha supuesto un cambio, tan radical, que incluso ha cambiado de nombre y es el protagonista de nuestra prueba de hoy: el Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV en acabado Zen.

La llegada al equipo de diseño de Laurens van den Acker ha supuesto toda una revolución para la marca francesa, con un cambio de imagen total en toda su gama, desde el Clio hasta el nuevo Renault Talismán. Confieso que desde que lo vi por primera vez en el Salón de Frankfurt 2015 estaba deseando poder probar este modelo, con un diseño exterior atractivo y una primera impresión impactante. Ahora llega el momento de ver si esta nueva berlina francesa es algo más que una cara bonita.

Frente a rivales como el Opel Insignia, Peugeot 508 o Citroën C5, el Talismán juega con la ventaja de ser un recién llegado, con todo lo bueno y malo que ello conlleva. En el lado positivo está su capacidad de llamar la atención por su novedoso aspecto y el contar con un equipamiento en el que están disponibles los más modernos sistemas de asistencia a la conducción y multimedia. En el lado negativo están algunos detalles de acabado y funcionamiento que no me esperaba encontrar y que pueden ser achacables a la juventud del modelo. Puertas mal ajustadas, plásticos de aspecto mejorable en la consola central, el sistema manos libres del móvil que se queda colgado o un control de crucero adaptativo que no funciona por encima de 140 km/h y se desconecta cada vez que pisas el embrague.

De lo que no me cabe duda es de la buena base con la que cuenta el Talisman y lo cómodo y seguro que es este coche para viajar, gracias en gran medida al sensacional sistema 4Control de dirección a las 4 ruedas que te describimos con detalle en la prueba del Renault Espace hace unos meses.

Vídeo prueba del Renault Talismán 2016

Diseño Renault Talismán 2016: viva van den Acker

Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016, Rubén Fidalgo
El nuevo Talismán entra por los ojos, con una estética muy atractiva.
Ampliar

Si el Laguna cometió el pecado de resultar demasiado soso, el lápiz del diseñador holandés ha destacado por todo lo contrario en el nuevo Talisman. Su imagen es impactante y, aunque sigue la línea marcada por otros modelos de la marca – especialmente con el nuevo Renault Mégane– no cabe duda de que, por fin, el buque insignia de la marca francesa logra dar esa imagen de “gran coche” desde el primer golpe de vista.

En mi opinión, es una pena que haya perdido la quinta puerta. Cierto que reduce algo la rigidez de la estructura del coche y que provoca más ruidos en el habitáculo, pero la versatilidad que aporta el poder meter bultos grandes en un maletero amplio es definitiva. Además, el tercer volumen del Talisman es muy recortado y casi parece un 5 puertas. En la vista lateral encuentro cierto parecido con el Audi A6 si nos fijamos en la forma del marco de los cristales y la caída del techo, que, pese a ser bastante acusada, no impide ofrecer unas plazas traseras con una buena altura y un acceso cómodo a éstas.

El frontal resulta espectacular por las formas de las luces de marcha diurna que siguen el contorno de los extremos de la carrocería. Este detalle hace que el coche parezca mucho más ancho y pegado al asfalto y le dan un aspecto casi deportivo. Lo malo es que en Renault se han ahorrado la función que atenúa la intensidad de la luz de marcha diurna cuando encendemos los intermitentes, por lo que apenas se distinguen cuando los encendemos, al ir pegados a la tira de LED blancos de las DRL ( Day Running Light).

En la parte trasera han sabido sacar partido del sistema de iluminación, con unos grupos ópticos LED muy grandes que nos hacen muy visibles y también se convierten en una seña de identidad de los nuevos modelos presentados por Renault.

La nota negativa en el apartado exterior viene por los mejorables ajustes de algunos elementos, especialmente las puertas traseras (ver vídeo), los paragolpes y la tapa del combustible, que no queda bien enrasada con el resto del paso de rueda trasero. Es una lástima que, después del cuidado puesto en crear unas líneas de lo más sugerente, estos detalles empañen el resultado.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos del Renault Talisman.

Interior Renault Talismán 2016: confort por encima de todo

Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016, Rubén Fidalgo
En el interior convence el diseño, pero decepcionan los materiales.
Ampliar

Si en el exterior enamoran las formas pero decepcionan algunos ajustes, en el interior sucede algo parecido. El diseño del salpicadero, paneles de puerta, consola central y asientos es muy elegante y el Talisman resulta muy acogedor y con una sensación inicial de calidad sobresaliente. Esta percepción se esfuma en cuanto te sientas en él y tus piernas rozan con unos flancos de la consola central de plástico rígido. Su tacto y su aspecto desmerecen respecto a tablero con imitación a cuero y madera que forma el salpicadero. Lo mismo sucede con el material plástico que rodea la pantalla del sistema multimedia, un elemento que vamos a tocar y al que se van a dirigir todos los ojos.

En este sentido Renault ha sido menos “pilla” que sus rivales alemanes, que suelen emplear este tipo de materiales de peor aspecto en zonas menos visibles, pero se esfuerzan en aquello que vemos y tocamos con más frecuencia, logrando una mejor calidad aparente aunque en el fondo también escatimen.

Lo que no admite crítica es el confort de los formidables asientos de cuero con calefacción y ventilación. Para mi gusto la función de masaje se la podían ahorrar, porque no me resulta cómoda, ni me relaja ni me reduce la fatiga al volante, pero añade peso y encarece el asiento.

El espacio interior es generoso y los pasajeros pueden viajar a sus anchas con absoluto confort, tanto delante como en las plazas traseras, donde también hay una buena cota en anchura y, aunque irán más cómodos dos, el tercero no supondrá un incordio.

La postura de conducción es buena y los mandos principales están bien colocados, pero no entiendo la costumbre de Renault de esconder otros como el que activa el control de crucero y el limitador de velocidad (junto a la tecla del freno de mano eléctrico), el que activa la calefacción el volante (a la izquierda de la columna de dirección)… despistan y hacen que tengamos que apartar la vista de la carretera para encontrarlos.

Otro detalle a mejorar es la posición de la palanca de cambios, que va algo retrasada y hace que al meter las marchas pares la postura no sea natural, nos obliga a levantar el hombro izquierdo para poder llevar el brazo tan atrás, sólo por esto ya recomiendo comprar la versión automática en lugar del manual.

Si el diseño general del habitáculo es acogedor, la iluminación ambiental (que puede cambiar de tonalidad a nuestro antojo gracias al sistema Multi Sense) pone la guinda y hace que viajar por la noche resulte mucho más placentero para los pasajeros.

El maletero tiene unas buenas dimensiones y sus formas son muy utilizables, pero la boca de carga es pequeña y faltan elementos a los que poder fijar los bultos que llevemos en él para que no se muevan demasiado. Los respaldos traseros son abatibles pero no dejan un suelo completamente plano y, al tener una boca de carga pequeña, tampoco solucionan demasiado nuestras necesidades de espacio extra. Bajo la tablilla encontramos una rueda de repuesto de emergencia.

Motor Renault Talismán 2016: un viejo conocido

Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016, Rubén Fidalgo
El motor 1.6 dCi de 130 CV es ya un “viejo conocido”.
Ampliar

La mecánica 1.6 dCi de 130 CV mueve con bastante soltura un conjunto que roza los 1.500 kg y que va bastante calzado (con neumáticos 245/45-18, excesivos para estas prestaciones, aunque las llantas sean atractivas). Su respuesta en el Talismán es como en todos los modelos que lo equipan: por debajo de 1.700 rpm no hay nada bajo el pie derecho y luego llega todo de golpe. Esto hace que sea algo incómodo en las rotondas e incorporaciones, donde saldremos algo torpes y luego disparados. Si queremos salir con brío tendremos que “picar embrague”, lo cual no es muy recomendable para la salud de la mecánica.

Con el coche ya “lanzado” es un motor suave y que en el Talismán apenas se oye. La caja de cambios tiene unos desarrollos algo largos, pero no demasiado, de modo que tampoco hacen que el coche sea torpe y ayudan a conseguir unos consumos bajos cuando circulamos por autopista.

El tacto del cambio no me ha gustado demasiado. El selector es algo impreciso, en parte debido a la mala postura que nos obliga a adoptar por la posición del mismo.

A nivel mecánico no hay demasiados alardes en este coche, su motor y su transmisión son comunes con otros modelos de la Alianza Nissan-Renault. Donde sí han echado el resto a nivel técnico es en el bastidor del Talisman, con el sistema de dirección en las 4 ruedas 4Control y el Multi Sense, que, además de cambiar el ambiente interior con varias tonalidades de luz, modifica la respuesta de la dirección, la sensibilidad del acelerador o el climatizador para favorecer un bajo consumo (Eco), las prestaciones (Sport), la comodidad (Confort), etc.

Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Renault Talisman.

Comportamiento Renault Talismán 2016: sobresaliente 4Control

Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016, Rubén Fidalgo
El sistema de dirección en las 4 ruedas es una maravilla.
Ampliar

Junto con el diseño, éste es el apartado en el que más brilla el Renault Talisman, que se posiciona entre las mejores berlinas que hay en su categoría para viajar. Es realmente sorprendente la capacidad de rodar con un enorme confort y una eficacia y seguridad absoluta en todo momento. Gran parte del mérito está en el sistema de dirección total a las 4 ruedas 4Control, un extra que recomiendo sin la menor duda.

En ciudad es un coche muy cómodo por lo bien aislado que está del mundanal ruido, tanto a nivel sonoro como de vibraciones. Los pasos de cebra elevados se pasan con suavidad y la dirección 4Control permite un radio de giro mínimo, lo que facilitará las maniobras de aparcamiento y movernos entre columnas, pese al generoso tamaño de este modelo.

Aunque en ciudad se desenvuelve bien, el verdadero hábitat de este modelo son los viajes por carretera. En autovía tiene un rodar de calidad y es impresionante la agilidad y la estabilidad que aporta el hecho de que el coche se desplace lateralmente en los cambios de carril al girar en paralelo a alta velocidad las ruedas delanteras y las traseras. Esto reduce el balanceo del coche y hace que su comportamiento del sea muy neutro.

Si nos movemos por una zona más virada y con curvas lentas, el sistema 4Control gira la dirección de las ruedas delanteras y las traseras en sentido opuesto. Esto hace que el eje trasero nos ayude a redondear las curvas más cerradas, desapareciendo por completo cualquier amago de subviraje. Todo esto sin necesidad de montar unas suspensiones radicales y de reacciones secas, aunando un confort formidable con una agilidad y eficacia sorprendentes.

En la pista de pruebas de PTC Escuela en A Pastoriza vuelve de nuevo a convencer este sistema. La maniobra de esquiva a 80 km/h es inusualmente fácil de llevar a cabo y, en el caso de cometer algún error que tenga que corregir el ESP, éste cuenta con una herramienta más con la que trabajar, corrigiendo nuestra trayectoria de manera muy eficaz.

La frenada de emergencia desde 120 km/h también obtiene una buena nota, con distancias cortas para detenernos y sin zigzagueos de la parte trasera.

En definitiva, el Renault Talisman sobresale claramente por encima de la media en este apartado, con un comportamiento muy seguro y un confort absoluto.

Puedes ver aquí el vídeo de cómo funciona el sistema de dirección a las 4 ruedas 4Control de Renault.

Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Renault Talisman.

Equipamiento Renault Talismán 2016: muy completo

Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016, Rubén Fidalgo
En el acabado Zen el equipamiento es muy completo.
Ampliar

La versión probada, con el acabado ZEN y opciones como la tapicería de cuero (1.700 euros), las llantas de 18 pulgadas, la pintura metalizada Azul Cosmos (550 euros) el sistema 4Control (tal vez los 1.100 euros mejor invertidos en este coche)… hacen que los 29.400 euros de partida de esta versión acaben siendo 35.700 €, una cifra respetable, pero en la línea de sus rivales.

No me ha gustado el funcionamiento del control de crucero adaptativo. Además de no funcionar por encima de 140 km/h, se apaga en cuanto pisas el embrague para cambiar de marcha. Esto es algo que les pasa a todos los controles de crucero normales, pero en el resto de rivales, cuando equipan control de crucero adaptativo te dejan cambiar de marcha sin desconectarse la velocidad memorizada, salvo que pisemos durante más de 4 segundos el embrague o al acariciar el freno.

Esto hace que si vamos a 120 km/h y el control de crucero baja a 80 km/h porque hay un vehículo delante a esa velocidad, en cuanto bajemos de marcha para evitar tirones, el control de crucero se desactiva. También se desconecta al bajar de 40 km/h. Sus rivales son capaces incluso de llegar a detener el coche si el que nos precede va perdiendo velocidad hasta pararse, por ejemplo, en un peaje. En este sentido el control de crucero adaptativo del Renault Talisman tiene peores prestaciones que la mayoría de sus rivales.

Una de las opciones montadas en esta unidad (con el pack tecno) es el Head Up Display, con una buena calidad de imagen en la información proyectada, de gráficos claros e indicaciones sencillas.

El sistema multimedia con la enorme pantalla en formato vertical -una moda impuesta por Tesla) tiene un menú fácil de manejar, pero las teclas de control de volumen, de acceso al menú general, a la configuración de la pantalla… no tienen relieve, de modo que son imposibles de distinguir al tacto y hay que mirarlas para saber cuál estás tocando. El material que las recubre también se marca enseguida con nuestras huellas dactilares cuando las tocamos.

Son detalles menores, pero si tenemos en cuenta con quién quiere competir el Talisman y que estamos hablando de un coche de casi 36.000 euros de tarifa, se merece algo más de cuidado en eso, en los detalles.

Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Renault Talisman.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Faros antiniebla
  • Encendido automático de las luces de emergencia en caso de choque
  • Cinturones seguridad 3ª fila: 3 ptos anclaje
  • 6 airbags (conductor, pasajero, lateral delantero y cortina delantero y trasero)
  • Luces de día LED
  • Ayuda a la frenada de emergencia (SAFE)
  • Alerta de distancia de seguridad
  • Cambio automático de las luces de carretera/cruce
  • Alerta por exceso de velocidad con reconocimiento de la señales de tráfico
  • Control de la presión de los neumáticos
  • Indicador de desactivación del airbag del pasajero
  • Reposacabezas delanteros con regulación en altura/longitud
  • Proyectores delanteros full LED con luces de curva
  • ABS
  • Control dinámico de trayectoria ESC con ayuda al arranque en pendiente
  • Alerta por cambio involuntario de carril
  • Ayuda al aparcamiento trasera
  • Cinturón de seguridad del conductor y del pasajero regulable en altura
  • Luces traseras full LED
  • Repetidores de intermitentes LED en los retrovisores
  • Reposacabezas traseros Virgule
  • Isofix en plazas laterales traseras

Equipamiento Opcional

  • 950 €Pack Technology

    Confort

    Equipamiento de Serie

    • Filtro antipartículas (FAP)
    • Climatización automática bi-zona con sensor de toxicidad y filtro combinado de carbón activo
    • Volante de cuero regulable altura y profundidad
    • Iluminación del ambiente interior (5 colores)
    • Banqueta trasera abatible 60 / 40 con apoyabrazos y trampilla para esquís
    • Frenada de emergencia asistida
    • Regulador y limitador de velocidad
    • Dirección asistida
    • Retrovisor interior eléctrico y antideslumbrante automático
    • Llantas de aleación ligera de 17´´ Llantas de aleación de 17´´
    • Elevalunas traseros de impulso y antipinzamiento
    • Kit reparación neumáticos
    • Retrovisores exteriores eléctricos
    • Freno de parking asistido
    • Sistema de recuperación de energía en la frenada (ESM)
    • Luneta trasera calefactable
    • Retrovisores exteriores eléctricos y abatibles eléctricamente
    • Elevalunas delanteros impulsionales
    • Renault Multi-Sense (5 modos de conducción)
    • Asiento del conductor con regulación en altura, regulación lumbar eléctrica (4 vías) y función mas
    • 2 conductos de aire en las plazas traseras
    • Driving eco2
    • Indicador de cambio de marcha
    • Portaobjetos en el apoyabrazos trasero
    • Símil cuero / tejido negro

    Equipamiento Opcional

    • 550.01 €Amortiguación pilotada
    • 350 €Pack Invierno Asiento delanteros calefactables + volante calefactable
    • 1700 €Cuero Riviera negro
    • 1100 €4Control (Sistema de 4 ruedas directrices)
    • 550.01 €Pintura metalizada
    • 1100 €Techo eléctrico panorámico
    • 550.01 €Negro brillante
    • 550.01 €Beige Duna
    • 550.01 €Azul Cosmos
    • 550.01 €Gris Casiopea
    • 500 €Pack Style
    • 99.99 €Rueda de repuesto tipo galleta
    • 1700 €Cuero Riviera marrón oscuro
    • 500 €Asientos delanteros eléctricos con regulación 6 vías Asientos delanteros eléctricos con regulación 6 vías (longitud/inclinación/altura), regulación lumbar eléctrica (4 vías), función masaje y ventilación + asiento del conductor con memoria
    • 550.01 €Maletero eléctrico con acceso manos libres
    • 550.01 €Pintura metalizada negro Profundo
    • 550.01 €Pintura metalizada negro Profundo
    • 550.01 €Gris Platino
    • 550.01 €Blanco Nacarado
    • 550.01 €Rojo Carmín
    • 569.99 €Marrón Visón

    Multimedia y Audio

    Equipamiento de Serie

    • Comando vocal
    • 2 tomas traseras USB (para carga) + toma trasera Jack

      Otros

      Equipamiento de Serie

      • Tarjeta manos libres
      • Pre equipamiento alarma
      • Cartografía de Europa
      • Aviso de cinturón de seguridad no abrochado (en todos los asientos)
      • Parabrisas laminado
      • Unidad de conectividad
      • R-Link con cartografía Europa
      • TCU

      Consumo Renault Talismán 2016: eficiencia

      Prueba del Renault Talismán 1.6 dCi 130 CV Zen 2016, Rubén Fidalgo
      Los consumos del Talismán son ajustados.
      Ampliar

      En esta ocasión los consumos oficiales de la marca para este modelo todavía están en fase de homologación, sólo ofrecen un valor medio orientativo de 3,9 l/100 km, pero no especifican el urbano y el extraubano.

      Aunque me ha parecido un coche con unos consumos contenidos para su tamaño y prestaciones, las cifras reales que he podido medir durante la prueba me parecen que el consumo medio homologado es algo optimista. En concreto, el consumo real en ciudad de este Talisman ha sido de 6,2 l/100 km, un valor bueno para un coche de 1.500 kg de peso y 4,85 m de largo con neumáticos de medidas generosas.

      En carretera, haciendo un buen uso del cambio y con velocidades entre los 70 y los 100 km/h el consumo que he medido es de 4,3 l/100 km.

      En autopista, con el control de crucero fijado a 120 km/h el consumo real ha sido de 5,2 l/100 km, una cifra muy buena y que deja patente la excelente aerodinámica de esta silueta.

      Con estos valores y con un depósito de 52 litros, la autonomía del Renault Talismán 1.6 dCi roza los 1.000 km.

      Puedes ver todos los datos en la ficha técnica de este Renault Talisman.

      Rivales Rivales

      Talisman 1.6dCi Energy Zen 96kW

      Desde
      33.050 €

      Diesel

      Manual
      marchas

      Insignia 1.6CDTI ecoF. S&S Excellence 136

      Desde
      31.961 €

      Diesel

      Manual
      6 marchas

      136

      10,9

      3,9

      104

      Mondeo 2.0TDCI Business 150

      Desde
      32.325 €

      Diesel

      Manual
      6 marchas

      150

      9,3

      4,2

      109

      Octavia Combi 2.0TDI CR Style

      Desde
      27.680 €

      Diesel

      Manual
      6 marchas

      150

      8,5

      4,0

      108

      Comparte este artículo

      Suscríbete a nuestra newsletter

      Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

      * He leído la Política de privacidad

      Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

      Te puede interesar...

      Comenta este artículo

      * He leído la Política de privacidad

      Ir arriba