Prueba del Renault Talisman ST 1.6 dCi 130 CV 201641

Prueba del Renault Talisman ST 1.6 dCi 130 CV 2016

30 Noviembre, 2016 por

El Renault Talisman S.T. aporta mucho más que una quinta puerta a la berlina francesa. Su versatilidad es mucho mayor y también cuenta con un diseño de lo más atractivo. Veamos cuáles son sus ventajas frente a su hermano de 4 puertas y si merece la pena más que sus principales rivales.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 6

Bueno

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Confort
  • Versatilidad

Mejorable

  • Detalles de acabado
  • Falta de par en baja
  • Plásticos de consola central

Tras haber podido probar la berlina del Renault Talisman, ahora llega el momento de ver qué más puede ofrecer la carrocería familiar en esta prueba del Renault Talisman ST 1.6 dCi 130 CV 2016 con el cambio manual de 6 marchas.

Con idéntico nivel de acabado, motorización y transmisión, las diferencias entre ambos modelos vienen marcadas exclusivamente por la configuración de su carrocería. La longitud, distancia entre ejes y anchura del coche son idénticas en ambas versiones – 4,85 m de largo por 1,86 de ancho – y, en contra de lo que podamos pensar, la berlina tiene un maletero de más volumen con 608 litros de capacidad frente a los 572 litros del Sport Tourer. ¿Cómo es posible que el familiar tenga menos espacio de carga que la berlina? Bueno, esto es algo frecuente. En realidad, la gran ventaja de las carrocerías tipo SW es que ofrecen mucha más versatilidad, más que el espacio en sí.

El Renault Talisman Sport Tourer tiene la bandeja que “cierra” el maletero algo más baja que la berlina y ahí es donde pierde litros. Sin embargo, si aprovechamos el espacio hasta el techo, el ST gana de calle a su hermano, lo mismo que si abatimos los respaldos traseros, que permiten convertir a este Talisman en una verdadera furgoneta. Sin embargo, la mayor ventaja está en disponer de un amplio portón trasero por el que caben muchos bultos que no pasan por la pequeña portezuela de la berlina.

Al no haber mayor voladizo trasero, ni distancias entre ejes diferentes ni nada similar, dinámicamente ambos modelos son prácticamente el mismo coche. Tal vez el mayor inconveniente de esta carrocería sea su peor aerodinámica. Los rebufos de la parte trasera hacen que los consumos sí suban ligeramente frente a los de la berlina, especialmente cuando nuestra velocidad de crucero supera los 100 km/h.

Decantarse por uno u otro modelo dependerá más de nuestros gustos, necesidades y de si estamos dispuestos o no a pagar los aproximadamente 1.400 euros más que hay que abonar por el Sport Tourer. En mi opinión están bien invertidos. A cambio obtengo un coche al que le podré sacar más partido y que estéticamente incluso resulta más deportivo y juvenil que la tradicional berlina de 3 volúmenes.

El Renault Talisman ST y sus rivales

Respecto a sus rivales, el Talisman ST destaca por el confort que es capaz de ofrecer sin perder un ápice en cualidades dinámicas gracias a su sistema de dirección en las 4 ruedas, denominado 4Control, y cuyo funcionamiento puedes ver en detalle en esta vídeo prueba del Renault Espace. Gracias a este dispositivo, este Renault hace gala de un dinamismo excelente sin necesidad de recurrir a unas suspensiones demasiado rígidas. Sus tiempos de espera en curva se acortan al disponer de una herramienta a mayores (las ruedas traseras directrices) en lugar de unos tarados muy rígidos o geometrías muy radicales. Otra gran ventaja de este sistema es que el control de estabilidad tiene un elemento más con el que jugar para corregir la trayectoria del coche, no sólo con los frenos, como sucede en los coches que no disponen de eje trasero direccional.

En definitiva, Renault ofrece un excelente producto con el Talisman Sport Tourer, de diseño atractivo, bien equipado y muy confortable. Lástima que algunos plásticos y detalles de acabado no le dejen llegar al sobresaliente, como veremos en este análisis en profundidad del producto.

Prueba del Renault Talisman S.T. 1.6 dCi 130 CV 2016 541
El diseño del Talismán ST es elegante y llamativo.

La línea de diseño de la nueva era de Renault es todo un acierto, con unas formas llamativas y elegantes y con un gran protagonismo de los grupos ópticos. Esto del diseño va más en los gustos de cada uno que en razones puramente objetivas. Para mi gusto, el Talisman Sport Tourer es más atractivo que la berlina y su zaga está muy bien resuelta. Tal vez podrían haberla hecho con una luneta trasera algo más tendida. Ganaría en atractivo, pero perderíamos espacio de carga.

Los ajustes de la carrocería de esta unidad son mejores que los que pude examinar en la berlina. Aquí las puertas cierran perfectamente, las líneas maestras de las nervaduras y molduras quedan perfectamente alineadas, no hay queja en este sentido.

También la calidad de la pintura (que es opcional y cuesta casi 600 euros) es buena y no se aprecian diferencias de tonalidad entre las piezas de chapa y las sintéticas, algo muy frecuente en los colores metalizados.

Las puertas son grandes y dejan un buen acceso al interior, mejor que en la berlina, pues la puerta trasera del ST es más recta en el marco superior y no cae tanto con la línea de techo como la berlina. El portón trasero es también mucho más práctico y deja un cómodo acceso al maletero, que tiene un umbral de carga bastante bajo.

Al principio comentaba que la iluminación juega un papel fundamental en la imagen del Talisman. Las luces de marcha diurna delanteras son muy características y tienen dos grandes ventajas: se extienden mucho, lo que les da más visibilidad, y se ven desde el lateral. Sin embargo, enmascaran bastante el brillo de los intermitentes, que se perciben mal durante el día.

Los faros principales con tecnología full LED adaptativa tienen una buena iluminación, aunque siguen estando algo por detrás del bi-xenón a la hora de llenar de luz todo el asfalto.

En la parte trasera, las luces se prolongan por el portón casi hasta unirse, quedando interrumpidas por la presencia del rombo de Renault. Su gran superficie iluminada hace que seamos muy visibles por la noche y bajo la lluvia, algo que también aporta su grano de arena en el apartado de seguridad.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba