Prueba ¡y videoprueba! del Range Rover Velar diésel de 300 CV 2018

Prueba ¡y videoprueba! del Range Rover Velar diésel de 300 CV 2018

El tiempo dirá si su fiabilidad está a la altura, pero ya se puede afirmar que el Range Rover Velar pone contra las cuerdas a los intocables alemanes en cuanto a calidad de materiales y ajustes y, sobre todo, en diseño, tanto exterior como interior. El Velar hace girar más cabezas a su paso que Porsche, BMW o Mercedes.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 8

Notable

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Versatilidad
  • Confort de marcha

Mejorable

  • Frenos escasos
  • Llantas de 22 pulgadas
  • Relación espacio/tamaño

Videoprueba: Range Rover Velar

El Range Rover Velar es uno de los SUV de lujo más apetecibles que hay en el mercado. Su diseño combina de forma magistral elegancia, deportividad, clasicismo y modernidad, cualidades que suelen ser antagónicas. Tanto lo que se ve por fuera como en su interior enamora al ojo y al tacto. Sólo falta saber si todo lo demás es así de bueno y eso es lo que nos hemos propuesto en esta prueba del Range Rover Velar diésel de 300 CV 2018.

Land Rover acertó de pleno con el diseño del Evoque hasta el punto de que Porsche tuvo que retrasar el lanzamiento del Macan para cambiar algunos detalles y hacerlo más atractivo. Justo una semana antes de probar este Range Rover Velar estuve probando el nuevo Porsche Cayenne en su presentación y la conclusión es que el británico ha dado un salto adelante enorme en calidad y acabados tan grande como para superar al alemán. Sí, tanto el exterior como el interior del Velar están mejor terminados y son más atractivos (especialmente el interior) que los del Cayenne y no tiene el menor complejo en medirse contra Mercedes, Audi o BMW.

Range Rover Velar R Dynamic 300 HSE: amor a primera vista

La unidad probada cuenta con algunos detalles de acabado que se ofrecen en la edición de lanzamiento First Edition con un precio especial y que hacen que el Velar resulte especialmente atractivo. Durante la prueba me ha sorprendido la cantidad de gente que se queda mirando el coche y que te miran y asienten como dando su aprobación. En uno de los repostajes se acercó a mí otro conductor que se acababa de bajar de un flamante Audi Q7, me preguntó qué versión era y estuvo un buen rato mirándolo por dentro y por fuera. Realmente, este Range Rover genera admiración.

Vídeo: Javier Martínez

Sus prestaciones y consumos me han parecido también muy buenos y, con un gran confort de marcha, el Velar es un excelente coche para viajar. Es muy fácil de conducir, cómodo y, si avivamos el ritmo, nos deja claro que su chasis está bien diseñado y que apunta maneras. Por desgracia, va muy justo de frenos y, aunque la suspensiones tratan de hacerlo ágil, el peso es el que es y está donde está. En su defensa, que prácticamente ninguno de sus potenciales clientes va a pedirle este nivel de agilidad, pero es una pena que, habiendo superado al Cayenne en diseño y acabados, se quede tan rezagado en este apartado, sobre todo en el de los frenos. El Velar pide a gritos unos discos más grandes y sobre todo, mayor superficie de fricción: las pinzas delanteras son muy pequeñas y sus pastillas también.

Diseño Probablemente, el 4x4 más seductor

Me ha sorprendido la cantidad de cabezas que se han girado a mirarlo durante la semana de pruebas.
Me ha sorprendido la cantidad de cabezas que se han girado a mirarlo durante la semana de pruebas.
Ampliar

Confieso que no me gustan las pinturas mate en los coches, pero en este Range Rover Velar me ha parecido que no le sienta nada mal y que hace una combinación muy elegante con las piezas en negro brillante de los faldones, molduras y techo. Los detalles del acabado R-Dynamic (que cambia los cromados de la parrilla y molduras por el negro satinado) y las llantas de 22 pulgadas (con neumáticos 265/45-22) terminan de darle ese aspecto algo deportivo y agresivo al Velar.

Sus formas son proporcionadas y logran que parezca más bajo y ancho, además de darle un aspecto más deportivo. Su enorme frontal impresiona. Es rotundo y sus faros rasgados y el color metalizado hacen que parezca un coche futurista. Esta unidad equipa el extra de los faros matrix led inteligentes. Su luz es excelente, pero la función adaptativa no trabaja muy bien y en varias ocasiones los demás vehículos me han dado ráfagas porque los deslumbraba, así que opté por usarlos en modo manual no adaptativo. Seguramente una actualización del software o una recalibración de la cámara que lo gestiona basten para solucionar este problema.

En la vista lateral llama la atención la marcada línea en cuña que forman la cintura y el techo del Velar, además de las enormes llantas y las manillas de las puertas enrasadas. Éstas emergen cuando nos acercamos y reconoce la llave que llevamos en el bolsillo. Un punto futurista, aunque no muy práctico, pero que llama la atención y diferencia al Range del resto.

La vista trasera está marcada por el spoiler sobre la luna trasera (en el que se oculta el limpialuneta) y una iluminación led muy llamativa, con efecto 3D e indicadores de dirección secuenciales. Además de llamativos, se ven francamente bien y nos hace muy visibles. Otro detalle llamativo que me he encontrado aquí es que la cámara de marcha atrás tiene un surtidor de agua para mantenerla limpia y que podamos ver en las maniobras incluso cuando hacemos 4×4 en zonas embarradas.

Reconozco que el Velar me ha encantado estéticamente, pero lo que más me ha impresionado es su terminación. Todos los paños de la carrocería, las manillas de las puertas, los marcos, los paragolpes… todo está perfectamente alineado, enrasado… perfecto. Las nervaduras de los laterales, las molduras de los marcos de puerta… parece que estuviesen hechas con un tiralíneas desde el capó delantero hasta los pilotos traseros. Aquí el Range Rover Velar se ríe de sus rivales alemanes, en los que es más frecuente encontrarse una moldura de la puerta trasera que no está perfectamente alineada con la de la delantera o con la del cristal de custodia, etc.

Por su atractivo y por su calidad de acabados, el Velar se merece un sobresaliente en este apartado.

Interior A años luz de los alemanes

El interior del Velar tiene mucho más estilo y es más acogedor que el de sus rivales alemanes.
El interior del Velar tiene mucho más estilo y es más acogedor que el de sus rivales alemanes.
Ampliar

Al abrir las puertas (que son enormes y dejan un acceso muy cómodo, además de que su parte baja está diseñada para que no entre el barro y no nos manchemos los pantalones al entrar y al salir) nos encontramos con un interior que mantiene el buen nivel de su exterior. Todo está bien acabado, los materiales son de buena calidad y, aunque sus líneas son clásicas, nos encontramos con detalles que le dan un toque muy tecnológico y futurista.

Frente a la sobriedad casi aburrida de los alemanes, el Velar resulta más elegante y acogedor. Además, hay soluciones que resultan prácticas, como la pantalla del sistema multimedia. Mientras que BMW o Mercedes optan por plantarla sobre el salpicadero como si no formase parte del equipo de serie del coche, en el Range está integrada en el tablero, pero emerge al poner el contacto y podemos variar su inclinación para que nos resulte más fácil su visión.

Por delante del selector del cambio (que una ruleta giratoria y ya toda una seña de identidad de los productos del grupo Jaguar-Land Rover) tenemos una pantalla táctil y dos ruletas que nos indican con un icono central cuál es su finalidad en función de qué tengamos seleccionado en el display. Desde aquí podemos controlar las funciones de climatización y masaje de los asientos, el equipo de audio, la configuración del vehículo (todo terreno, sport…) la climatización del habitáculo… todo con unos gráficos de una calidad excepcional y unos menús muy sencillos de utilizar.

La postura de conducción perfecta es fácil de lograr gracias a la multitud de reglajes del asiento y la columna de dirección. La instrumentación es muy completa y, al ser un display TFT de alta definición, también podremos elegir el modo en el que se nos muestra la información que más nos guste, desde los tradicionales diales redondos hasta el mapa del navegador en primer plano, etc.

El volante tiene un buen tacto y tamaño y en él veremos también unas teclas de tipo táctil. Su función cambia dependiendo de lo que tengamos seleccionado. Al principio exige algo de entrenamiento su uso, pero en 5 minutos te haces con ellas y resultan cómodas.

Pese al enorme tamaño del Velar (4,8 m de largo, casi 2 de ancho y 1,66 de alto), dentro no es tan grande, sobre todo el espacio para los pies de los pasajeros delanteros, que está invadido por el enorme vano que necesita la caja de cambios y el sistema de tracción total de esta mole.

Las plazas traseras acogen bien a dos adultos y hay anchura para que tres no vayan agobiados, aunque el de la plaza central tendrá que llevar los pies o sobre el túnel central o a los lados de éste, además de no disponer de un respaldo y un cojín tan cómodos como los de los otros dos pasajeros.

Aquí hay un detalle que me parece mejorable y es que, aunque disponen de salidas de aireación en la parte central, sólo pueden regular el caudal de aire abriéndolas o cerrándolas, mientras que la mayoría de sus rivales permiten regular incluso la temperatura.

El cuero de los asientos, la fibra de carbono de los paneles de puerta, el tacto de los pulsadores y mandos que manejamos con más frecuencia… todo tiene un aspecto impecable y transmite la sensación de estar a bordo de un coche de primer nivel y acorde con el precio que pagamos por él.

En cuanto al maletero del Velar, es una pena que no tenga una tecla que permita regular la altura del coche para hacer más cómoda su carga y descarga. Si queremos hacerlo tendremos que irnos hasta la consola central y poner el contacto. Tampoco me parece buena idea poner el pulsador que cierra la tapa del maletero en el portón. Cuando está abierto queda a 2,10 m del suelo y hay gente que no llega ahí para accionarlo. Lo correcto sería que estuviese en un costado del umbral de acceso al maletero, en un sitio más accesible para todas las estaturas.

Su capacidad es menor de lo que el tamaño del Velar pueda hacernos pensar, aunque sus formas son muy cúbicas y aprovechables. Si necesitamos más espacio podremos abatir los respaldos traseros (que tampoco tienen un mando en el maletero y exigen su accionamiento desde el propio respaldo), que dejan un suelo plano. Bajo la tablilla del suelo del maletero tendremos el hueco para la rueda de repuesto, que es de buen tamaño. Siempre se agradece que un todo terreno tenga rueda de repuesto, aunque para cambiar las enormes llantas de 22 pulgadas hay que ir al gimnasio.

De nuevo, por su calidad de materiales y acabados y por su acogedor diseño, el interior del Velar se merece un sobresaliente.

Motor Un diésel con un buen sonido

El motor V6 de 300 CV tiene una respuesta agradable y suena bien.
El motor V6 de 300 CV tiene una respuesta agradable y suena bien.
Ampliar

La unidad de pruebas elegida cuenta con el motor diésel V6 de 3 litros de cilindrada. Esta mecánica tiene un buen rendimiento y ofrece 300 CV, que no están mal, y nada menos que 700 Nm de par, que están muy bien. Va acoplado a una caja de cambios automática de convertidor de par bloqueable con 8 marchas y varios programas de funcionamiento y llega al suelo a través de un sistema de tracción total permanente con los diferenciales central y trasero bloqueables.

La respuesta de esta mecánica es muy agradable. Dentro del Velar apenas se oye el motor y, cuando lo hace, no suena mal pese a ser un diésel. La caja de cambios automática podremos manejarla en modo manual gracias a unas levas en el volante, pero su funcionamiento en modo automático es bueno y apenas las usaremos para situaciones muy puntuales, normalmente en conducción 4×4.

Como buen Range Rover, el Velar es capaz de salir del asfalto (aunque pocos lo hagan en realidad) gracias a un buen arsenal, principalmente su sistema de tracción total de reparto variable, diferenciales con bloqueos y una suspensión neumática que permite elevar la altura al suelo casi 15 cm entre su posición más alta y la más baja.

Para completar esta buena base, los ingenieros de Land Rover han añadido un buen puñado de ayudas electrónicas. El head up display cambia su presentación y nos muestra la inclinación de la carrocería, tanto lateral como longitudinal. También en el cuadro de instrumentos se nos muestra información del sistema de tracción total, como el grado de bloqueo de los diferenciales.

En cuanto al sistema de tracción total, está gestionado electrónicamente y cuenta con varios programas que se adaptan mejor al terreno que nos enfrentamos: nieve, barro, hierba, arena, rocas… en función de lo que tengamos que superar, el sistema elige un ajuste determinado de la suspensión, reparto de par entre cada eje, reacciones del control de tracción y bloqueo de los diferenciales central y trasero.

Al mencionado sistema de lavado de la cámara de marcha atrás se suman otros gadgets para hacer 4×4 con el velar, como un sensor de profundidad capaz de estimar si estamos dentro de las posibilidades de vadeo del Range Rover Velar. Las armas las tenemos. Luego llega el cliente, elige las llantas opcionales de 22 pulgadas y todo esto no sirve de nada en cuanto el terreno tenga un mínimo de dificultad. Especialmente si hay piedras de cantos vivos, la probabilidad de cortar un neumático es muy elevada.

También para circular por carretera tenemos varios programas de funcionamiento, los clásicos de Sport, Eco, Confort… que modifican el tarado de la suspensión, la respuesta del cambio y el acelerador y la dureza de la dirección asistida, así como el tarado del control de estabilidad y del reparto de tracción.

Aunque parece muy complicado, su manejo es muy sencillo gracias a unos menús muy intuitivos y unos mandos sencillos de utilizar.

Comportamiento Un tragamillas confortable

El Velar es más ágil de lo que parece, pero el peso es el que es y está donde está.
El Velar es más ágil de lo que parece, pero el peso es el que es y está donde está.
Ampliar

Aunque en la construcción del Range Rover Velar se han utilizado aleaciones de aluminio de manera generosa, el peso en orden de marcha supera holgadamente las dos toneladas y, pese a que la suspensión neumática lo deja muy cerca del asfalto, su centro de gravedad no han conseguido bajarlo tanto como en el Cayenne. Sin embargo, la puesta a punto que han hecho los ingenieros de chasis de Land Rover es bastante dinámica y el Velar apunta maneras y se deja conducir con alegría. La dirección es buena y el eje trasero se muestra colaborativo si lo provocamos. El problema es que las inercias son generosas y, calzado con los enormes rodillos que lleva esta pieza, no sus reacciones son poco naturales. Sí, ya sé que no es un deportivo, pero es para dejar claro que eso de R-Dynamic no debe llevarnos a engaño.

Este Velar tiene un motor que le permite unas prestaciones muy buenas. Empuja y corre mucho y es una pena que sus diseñadores hayan creído que con unas pinzas de dos pistones en el eje delantero llegan para transformar toda la energía cinética que acumula esta mole de más de dos toneladas lanzada a toda velocidad. Sus distancias de frenado desde 120 km/h decepcionan y, además, rápidamente acabamos con ellos por temperatura. Un coche de este peso y con esta capacidad de aceleración se merece unos frenos mejores porque, aunque no vayamos a hacer una conducción deportiva bajando un puerto, sí es posible que tengamos que pararlo ante un imprevisto en la autopista… y nos va a llevar un buen rato.

En ciudad es un coche agradable de llevar porque apenas nos enteraremos de los dichosos pasos de cebra elevados y guardias tumbados. Además, podremos ver lo que pasa un par de coches por delante de nosotros y anticiparnos. Sin embargo, la visibilidad no es muy buena. Hay poca superficie acristalada y los marcos del parabrisas harán que al meternos en calles perpendiculares no veamos si hay peatones esperando para cruzar, por ejemplo.

El cambio automático y el enorme confort que se vive dentro de este coche hacen que los atascos se vivan de otra manera, con un bajo nivel de estrés, otra cosa es cuando tengamos que aparcarlo. Su longitud es menor que la de un Opel Insignia o un Mazda6, pero es un coche muy ancho y las plazas de aparcamiento de los parkings siguen con los estándares del Seat 600. En una plaza de 2,10 m de ancho, que es lo normal, no podremos abrir las puertas para bajarnos o subirnos.

Claramente, el Velar se encuentra más cómodo en espacios abiertos y, aunque tenga el nombre de Range Rover y aspecto de 4×4, ha nacido para viajar por autopistas y autovías. En ellas saca lo mejor de sí y nos lleva con un confort excelente y una buena sensación de seguridad. En este tipo de carreteras la suspensión reduce un poco su altura para bajar el centro de gravedad y que el Velar gire más plano, además de mejorar algo el consumo por aerodinámica.

La dirección tiene un tacto muy bueno y es bastante rápida. Con algo menos de 3 vueltas de volante entre topes giramos en un radio muy corto para el tamaño de este coche. Esto nos ayuda a tener una sensación de que el eje delantero es muy inmediato de reacciones al inicio del giro y, además, los controles reducen mucho el subviraje natural de esta mole, que se muestra bastante más neutro y menos morrón de lo esperable.

En campo no se defiende mal, pero las llantas de 22 pulgadas no son las más apropiadas.
En campo no se defiende mal, pero las llantas de 22 pulgadas no son las más apropiadas.
Ampliar

En carreteras secundarias nos imponen su tamaño y sus inercias. Acelera con rotundidad y los adelantamientos son muy seguros gracias al formidable empuje de sus 700 Nm de par. El problema es que llegaremos a la siguiente curva muy lanzados y con una cantidad de energía que a sus frenos les costará transformar en calor. El paso por curva en este tipo de carreteras es mucho mejor de lo esperado, pero no llega a la agilidad que encontramos en un Cayenne, tal vez su rival más directo.

Si nos atrevemos a salir del asfalto, deberemos tener mucho cuidado con el tipo de superficie por el que circulemos. El Range Rover Velar tiene todo lo necesario para ser un 4×4 bastante eficaz, pero, calzado con unos neumáticos de perfil bajo me viene a la cabeza la imagen del anuncio publicitario de Carl Lewis con unos zapatos de aguja preparado para salida de los 100 m.

Su altura libre es buena, su sistema de tracción total con bloqueos es de lo más avanzado del mercado, el control de tracción cuenta con varios modos de funcionamiento para los distintos tipos de superficie, las suspensiones tienen unos recorridos generosos y su chasis es robusto. Lo tiene todo a favor para abrirse camino en terrenos difíciles, pero no me apetecía lo más mínimo cortar un neumático con una raíz o con un canto en las zonas trialeras donde suelo probar los 4×4 y, mucho menos, partir alguno de sus trapecios de aluminio o sus preciosas llantas. El Velar está equipado para ello pero no es un coche para practicar 4×4 en zonas escarpadas. Más bien, su destino son las fincas de caza, con pistas de zahorra, defenderse frente a zonas embarradas o con nieve, etc.

Gracias a sus generosos recorridos de suspensión, podremos cruzar algunas trincheras y cortados sin demasiadas dificultades y, como las 4 ruedas son independientes, copian muy bien el terreno y es complicado llegar a un cruce de puentes en el que nos queden dos ruedas cruzadas en el aire. Aunque esto suceda, el control de tracción y los bloqueos de los diferenciales central y trasero harán que salgamos del problema sin el menor apuro, sólo a base de tacto con el acelerador y la dirección con el volante.

En definitiva, el Range Rover Velar también obtiene muy buena nota en este apartado. Es un coche agradable de conducir, más ágil de lo esperado y en el que la mayor crítica que se le puede hacer es que los frenos no están a la altura de sus aceleraciones y peso.

Equipamiento El límite lo pones tú

La nieve no viene de serie.
La nieve no viene de serie.
Ampliar

El equipamiento de esta unidad es muy extenso. Apenas quedan opciones que añadir y esto hace que su precio se dispare hasta los 120.000 euros con elementos como el techo panorámico abatible, las llantas de 22 pulgadas, el equipo de sonido Meridian, los faros matrix led, el asistente avanzado de aparcamiento… la lista es interminable y la tienes detallada (y con los precios de las opciones) al desplegar este apartado.

Su dotación está en la línea de sus principales rivales y también sus precios. Estamos hablando de un coche de capricho y, como dice el anuncio de la lotería, no tenemos sueños baratos.

En cuanto a la calidad y el funcionamiento de todas estas opciones y sistemas integrados en el Velar, hay de todo. El equipo de sonido Meridian es excelente, lo mismo que los asientos con climatización y masaje o uno de los mejores head up display del mercado, pero hay otros elementos que me han decepcionado si los comparo con cómo funcionan en otros rivales, especialmente en el apartado de ADAS (ayudas avanzadas a la conducción).

El asistente de luz de carretera no detecta bien ni el tráfico que circula de frente (en rectas no pasa nada, pero en las curvas la mayoría de las veces tarda demasiado en apagar las largas) ni el que nos precede. Es como si la cámara tuviese demasiado alto el umbral de luz que debe apagar el largo alcance en esa zona.

Tampoco el sistema de aparcamiento automático me ha parecido eficaz. Necesita un hueco muy holgado para hacer la maniobra y muchos espacios en los que sí cabe el coche ni siquiera los detecta, precisamente porque sabe que necesita espacio para hacerlo de manera automática.

Otro de los asistentes que me ha decepcionado es el de mantenimiento en el carril. Mientras que la mayoría de sus rivales son capaces de guiar el coche con buena precisión y mantenerlo en el centro de su carril, el Range Rover Velar parece ir jugando al tenis con las líneas de la calzada. En vez de mantenerlo centrado y con suavidad, va de línea a línea y con correcciones muy bruscas.

Su funcionamiento es tan malo y brusco que opté por desconectarlo y ponerlo en modo de alerta. En vez de actuar sobre la dirección para mantener el coche en el carril, lo que hace es vibrar cuando pisas las líneas del carril. Es algo brusco porque en vez de una sutil vibración en el volante que sólo percibe el conductor (que es como hacen la mayoría de rivales), lo que hace es que vibra todo el coche una barbaridad, como si la calzada estuviese llena de baches. Es eficaz alertando al conductor, pero incómodo para el resto del pasaje.

Aunque su nivel de equipamiento está en la línea de sus rivales, hay infinidad de opciones de personalización y la calidad de muchos de sus accesorios no admite crítica, esta falta de refinamiento en el funcionamiento de sistemas que, además de ser de seguridad, en sus rivales trabajan claramente mejor, hace que el Velar obtenga una nota muy modesta en este apartado.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Faros Matrix LED con línea característica
  • Cámara de Visión Trasera
  • Sistema estabilizador de remolque (TSA)
  • Aviso de cambio involuntario de carril
  • Control de tracción electrónico a las cuatro ruedas (ETC)
  • Control de frenada en curvas (CBC)
  • Sistema de frenos antibloqueo (ABS)
  • Sistema de monitorización de presión de neumáticos (TPMS)
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Park Assist
  • Frenado autónomo de emergencia
  • Control Dinámico de estabilidad (DSC)
  • Control de Estabilidad Antivuelco (RSC)
  • Reparto de par en curva (TVBB)
  • Freno de estacionamiento electrónico (EPB)
  • Distribución electrónica de frenada (EBD)
  • Encendido automático de luces
  • Airbag cortina, frontales, rodilla conductor y cabeza del
  • Sensor de reconocimiento de señales de tráfico con limitador inteligente de velocidad

Equipamiento Opcional

  • 691.45 €Drive Pack Monitor de actividad del conductor Monitorización de ángulo muerto, sensor de aproximación de vehículos y detector de tráfico en marcha atrás Sensor de reconocimiento de señales de tráfico con limitador inteligente de velocidad (sólo en HSE)
  • 1016.88 €PARK PACK
  • 1276.83 €Sistema de Câmaras Surround con sensor de vadeo
  • 310.88 €All Terrain Progress Control (ATPC)
  • 415.9 €Control de distancia de aparcamiento delantero y trasero
  • 878.6 €Driver Assist Pack
  • 722.63 €Secure Tracker (periodo de 3 años)
  • 2160.63 €Drive Pro Pack Monitor de actividad del conductor Sensor de reconocimiento de señales de tráfico con limitador inteligente de velocidad (sólo en HSE) Control de crucero adaptativo (ACC) Asistente de mantenimiento de carrilAsistente de ángulo muerto, sensor de aproximación de vehículos y detector de tráfico en marcha atrás (sólo en SE, HSE y Hse Luxury)
  • 1864.29 €PARK PRO PACK
  • 474.13 €Advanced Tow Assist
  • 959.71 €Faros LED Premium con línea característica
  • 2259.4 €Faros Matrix-Laser LED con línea característica
  • 880.68 €Sistema de cámaras Surround

Confort

Equipamiento de Serie

  • Llantas de aleación de 21 pulgadas y diez radios ‘Style 1033’ Satin Dark Grey
  • Piel extendida
  • Asientos en piel Windsor perforada
  • Pedales deportivos en aluminio
  • Control crucero adaptativo
  • Apertura y cierre eléctrico del maletero con función Manos Libres
  • Ajuste eléctrico con memoria en conductor y pasajero - 20 Movimientos y asientos delanteros climatiz con masaje
  • Terrain Response
  • Arranque asistido en pendientes
  • Control de descenso de pendientes (HDC)
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Volante en piel con contorno cromado
  • Umbrales de puerta delanteros metálicos con anagrama 'R-Dynamic'
  • Terrain Response con modo Dynamic
  • Retrovisores ext calefactables, ajuste y plegado eléct
  • Revestimiento interior del techo Ebony
  • Volante con ajuste manual
  • Cambio mediante levas en acabado Cromado
  • Acabado interior Shadow Aluminium
  • Dirección asistida electrónica sensible a la velocidad (EPAS)
  • Diferencial trasero abierto
  • Adaptive Dynamics
  • Suspensión neumática autonivelante
  • Climatizador bizona
  • Revestimiento interior del techo Morzine
  • Suspensión Helicoidal
  • Techo color carrocería

Equipamiento Opcional

  • 652.97 €Convenience Pack Acceso sin llave
  • 146.61 €Ionización del aire del habitáculo
  • 541.71 €Rueda de repuesto tamaño completo (incl
  • 847.4 €Enganche de remolque desmontable
  • 259.94 €Rueda de repuesto de aleación de sección reducida (incl
  • 146.61 €Guantera central refrigerada con cerradura
  • 2258.37 €Llantas de aleación de 22 pulgadas y siete radios dobles ‘Style 7015’ Gloss Black
  • 2258.37 €Llantas de aleación de 19 pulgadas y cinco radios ‘Style 5046’ Satin Dark Grey
  • 2258.37 €Llantas de aleación de 22 pulgadas y nueve radios dobles ‘Style 9007’ Diamond Turned
  • 3387.54 €Llantas de aleación de 20 pulgadas y diez radios ‘Style 1032’ Satin Dark Grey
  • 2822.96 €Llantas de aleación de 20 pulgadas y siete radios ‘Style 7014’
  • 564.59 €Llantas de aleación de 21 pulgadas y diez radios ‘Style 1033’ Gloss Black
  • 3952.13 €Llantas de aleación de 21 pulgadas y cinco radios dobles ‘Style 5047’
  • 541.71 €Volante en Suedecloth
  • 2231.33 €Premium Black Exterior Pack
  • 146.61 €Liberación remota de los asientos traseros
  • 1525.33 €Techo Panorámico fijo
  • 1694.81 €Timed Climate/Park Heater - con control remoto
  • 169.48 €Umbrales de puerta delanteros iluminados y traseros metálicos
  • 338.96 €Barras de techo longitudinales plateadas
  • 282.81 €Iluminación interior ambiental configurable
  • 113.33 €Alfombrillas de moqueta delanteras y traseras
  • 1298.66 €Acabado interior Copper Weave Carbon Fibre
  • 113.33 €Acabado interior Argento Pinstripe
  • 225.62 €Terrain Response 2
  • 225.62 €Alfombrillas de moqueta Premium delanteras y traseras
  • 113.33 €Acabado interior Satin Umber Linear
  • 84.22 €Detalles del panel de instrumentos Cromados
  • 564.59 €Configurable Dynamics
  • 1016.88 €Color exterior Corris grey
  • 1016.88 €Color exterior Firenze red
  • 1016.88 €Color exterior Kaikoura Stone
  • 2033.78 €Color exterior Carpathian Grey
  • 655.04 €Ajuste eléctrico - 10 Movimientos
  • 1888.03 €INTERIOR LUXURY PACK
  • 541.71 €PREMIUM NON-LEATHER INTERIOR PACK
  • 858.84 €Ajuste manual - 8 Movimientos y asientos delanteros y traseros calefactados
  • 1874.69 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor - 10 Movimientos y asientos delanteros calefactados
  • 2688.82 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor - 10 Movimientos y asientos delanteros climatizados
  • 5351.52 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor y pasajero - 18 Movimientos y asientos delanteros climatiz con masaje
  • 1084.47 €Ajuste eléctrico - 10 Movimientos y asientos delanteros calefactados
  • 1366 €Bloqueo de diferencial trasero activo
  • 282.81 €Volante calefactable en piel
  • 1016.88 €R-Dynamic Black Pack
  • 1016.88 €Color exterior Santorini black
  • 1393.32 €Diferencial trasero con bloqueo activo
  • 738.23 €Rueda de repuesto tamaño completo 18' (incl
  • 1002.33 €Rueda de repuesto tamaño completo 20' (incl
  • 8790.14 €Pintura SVO special effect
  • 293.21 €Homelink
  • 169.48 €Red de separación de carga
  • 1355.85 €Enganche de remolque de accionamiento eléctrico
  • 259.94 €Rueda de repuesto de acero sección reducida (incl
  • 564.59 €Llantas de aleación de 18 pulgadas y diez radios ‘Style 1021’
  • 1693.77 €Llantas de aleación de 22 pulgadas y nueve radios dobles ‘Style 9007’
  • 1693.77 €Llantas de aleación de 19 pulgadas y cinco radios ‘Style 5046’
  • 5645.9 €Llantas de aleación de 20 pulgadas y diez radios ‘Style 1032’
  • 3387.54 €Llantas de aleación de 20 pulgadas y diez radios ‘Style 1032’ Diamond Turned
  • 1016.88 €Climatizador 4 zonas
  • 3387.54 €Llantas de aleación de 20 pulgadas y siete radios ‘Style 7014’ Gloss Black
  • 1693.77 €Llantas de aleación de 22 pulgadas y siete radios dobles ‘Style 7015’
  • 548.99 €Llantas de aleación de 21 pulgadas y cinco radios dobles ‘Style 5047’ Diamond Turned
  • 847.4 €Black Exterior Pack
  • 1158.29 €Premium Exterior Pack
  • 1016.88 €Asientos en piel Grained con secciones perforadas
  • 1016.88 €Asientos en piel Grained perforada y Suedecloth
  • 395.11 €Parabrisas Térmico
  • 1920.44 €Techo panorámico deslizante
  • 508.45 €Cristales oscurecidos Privacy
  • 338.96 €Umbrales de puerta maletero iluminados
  • 338.96 €Barras de techo negras
  • 452.29 €Activity Key
  • 1113.58 €CLIMATE PACK
  • 452.29 €Acabado interior Grand Black
  • 1807.11 €Revestimiento interior del techo en Suedecloth
  • 734.07 €Pintura techo en contraste con la carrocería Narvik Black
  • 113.33 €Acabado interior Satin Blonde linear
  • 113.33 €Acabado interior Satin Charcoal Ash
  • 169.48 €Railes de separación de carga
  • 415.9 €SMARTPHONE PACK
  • 1016.88 €Color exterior Indus silver
  • 2033.78 €Color exterior Aruba
  • 1016.88 €Color exterior Yulong white
  • 2033.78 €Color exterior Silicon Silver
  • 1016.88 €Byron Blue
  • 3048.58 €INTERIOR LUXURY PACK PLUS
  • 429.42 €Ajuste manual - 8 Movimientos y asientos delanteros calefactados
  • 1446.3 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor - 10 Movimientos
  • 2304.12 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor - 10 Movimientos y asientos delanteros y traseros calefact
  • 3117.21 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor - 10 Movimientos y asientos delanteros climatizados y tras
  • 304.65 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor y pasajero - 18 Movimientos y asientos delanteros climatiz con masaje y traseros calefactados
  • 1513.89 €Ajuste eléctrico - 10 Movimientos y asientos delanteros y traseros calefactados
  • 429.42 €Ajuste eléctrico con memoria en conductor y pasajero - 20 Movimientos y asientos delanteros climatiz con masaje y traseros calefactados
  • 2287.47 €Piel extendida completa
  • 169.48 €Umbrales puerta delanteros iluminados con anagrama 'R-Dynamic'
  • 870.29 €Rueda de repuesto tamaño completo 19' (incl
  • 1134.37 €Rueda de repuesto tamaño completo 21' (incl
  • 5164.49 €Pintura SVO Ultra Metallic

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Equipo de audio Surround Meridian (825w)
  • Pro Services inc
  • In Control Apps
  • Monitor de actividad del conductor
  • InControl Touch Pro Navigation HDD

Equipamiento Opcional

  • 395.11 €Radio digital (DAB)
  • 316.09 €Puntos de carga USB x2 (segunda fila de asientos)+ conexión 12v en primera fila
  • 2541.18 €Sistema de entretenimiento trasero RSE
  • 564.59 €Equipo de audio Meridian (380w)
  • 2710.66 €Equipo de Audio Meridian Signature Reference (1600w)
  • 1468.14 €Head Up Display
  • 237.06 €Puntos de carga USB x2 (segunda fila de asientos)
  • 44.7 €Pack fumador
  • 1129.18 €TV digital

Otros

Equipamiento de Serie

  • Frenos delanteros de 350mm
  • Interactive Driver Display
  • Suspensión de muelles helicoidal
  • Insignia R-Dynamic
  • Insignia HSE
  • Insignia D300
  • Pinzas de freno estándar

Equipamiento Opcional

  • 293.21 €Parabrisas delantero con filtro solar
  • 935.79 €On/Off Road Pack
  • 384.71 €Wade Sensing
  • 202.75 €Argolla de recuperación fija
  • 229.79 €Terrain Response 2 con modo Dynamic

Consumo Mejor de lo esperable

Los consumos durante la prueba han sido razonables para su peso y tamaño.
Los consumos durante la prueba han sido razonables para su peso y tamaño.
Ampliar

Con un peso en orden de marcha que supera las dos toneladas y calzado con unos rodillos de 265 mm de ancho y 22 pulgadas de diámetro no parece razonable pensar en batir récords de economía de consumo, pero el Velar no ha hecho un mal papel en este apartado, en absoluto.

El fabricante homologa un gasto de 7 l/100 km en ciudad y es el registro en el que más diferencias he encontrado respecto al gasto real, que ha sido de 9 l/100 km. El mayor peso de esta unidad probada (repleta de extras muy pesados como el techo panorámico de cristal o las enormes llantas) tiene parte de la culpa.

En carretera, manteniendo cruceros entre 70 y 100 km/h y practicando una conducción suave pero natura- sin buscar apurar cada gota de combustible, el gasto real ha sido de 6 l/100 km, no muy distinto de los 5 l/100 km homologados.

En autopista, con el control de crucero fijado a 120 km/h reales, el consumo se ha estabilizado en los 6,6 l/100 km, un valor francamente bueno para un coche de este tamaño, peso y prestaciones. Para hacernos una idea, en el mismo recorrido, un Renault Koleos con casi la mitad de potencia arrojó una media de casi 10 l/100 km.

Con estos valores de consumo y un depósito de 63 litros, el Velar ronda los 900 km de autonomía con cierta facilidad.

Rivales Rivales del Range Rover Velar diésel de 300 CV 2018

Velar 3.0D R-Dynamic HSE 4WD Aut.

Desde
96.699 €

Diesel

Automático
marchas

Cayenne Aut.

Desde
87.579 €

Gasolina

Automático
8 marchas

340

6,2

9,2

205

X5 xDrive 40dA

Desde
78.650 €

Diesel

Automático
8 marchas

313

5,9

6,0

183

Q7 3.0 TFSI Black line ed. quattro tiptronic

Desde
75.924 €

Gasolina

Automático
8 marchas

333

6,1

8,1

189

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba