Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport

Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport

En esta ocasión sometemos a examen al Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, uno de los deportivos más divertidos y eficaces del mercado. Tocado por la mano del departamento de competición de la marca francesa, este 208 es pura diversión para conductores con cierto nivel de pilotaje.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

7

9

9

7

7

7

Destacable

  • Eficacia del bastidor
  • Conducción exigente
  • Equipamiento completo

Mejorable

  • Volante pequeño
  • Desconexión accidental del ESP
  • Poca luz para sus prestaciones

El mercado de los GTi se está animando mucho en los últimos tiempos y es una verdadera alegría que Peugeot venga dispuesta a recuperar una plaza a la que había renunciado voluntariamente en los últimos años, en una época en la que las ventas en esta categoría eran anecdóticas y no compensaba tener un modelo “de caché”.

Ahora el escenario ha cambiado y Peugeot ofrece dos versiones del 208 GTi, el normal y otro firmado por su departamento de competición, que es el que vamos a examinar en la prueba de hoy del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, que no es otra cosa que la nueva forma de llamar al Peugeot 208 GTi 30th Aniversary.

Pese a que sus 208 CV son 2 menos que los anunciados por el Opel Corsa OPC, su relación peso/potencia es casi la misma. Ambos superan los 200 CV y se posicionan ligeramente por encima de rivales como el Seat Ibiza Cupra o el Ford Fiesta ST de 182 CV. Con estos datos y tras haber podido probarlos todos, me atrevería a afirmar que el Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport es el mejor GTi pequeño que hay actualmente en el mercado, pero acaba de salirle un duro rival al francés con la llegada del Ford Fiesta ST200 cuyo planteamiento es muy similar y, viendo lo bien que va el de 182 CV, sospecho que este nuevo artefacto tiene mimbres para darle un zarpazo al león francés, pero para saberlo tendré que esperar a que llegue al mercado, ahora vamos con lo que ya tenemos.

Diseño Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport: sutil y efectivo

Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, La Coruña, Rubén Fidalgo
El 208 GTi logra llamar la atención de manera sutil con el color blanco.
Ampliar

Exteriormente el Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport se distingue por detalles sutiles, pero que no pasarán desapercibidos para el ojo experto. Aunque la unidad de pruebas carece del llamativo acabado en dos colores y por contra cuenta con un discreto blanco metalizado, su imagen atrae las miradas.

Las mayores diferencias que vamos a encontrar entre esta versión firmada por Peugeot Sport y el GTi normal están en los pasos de rueda con los aletines en plástico negro. Además de una finalidad estética, su misión es cubrir el mayor ancho de vías ( 22 mm más de ancho en el eje delantero y 16 mm más en el trasero). Las llantas de 18 pulgadas (con neumáticos 205/40-18) son la otra gran diferencia que salta a la vista nada más verlo. El último detalle, bastante más sutil, es que los embellecedores que hay tras los marcos de las ventanillas laterales traseras están firmados por Peugeot Sport, en lugar de las siglas GTi de su hermano “más civilizado”.

Aunque no comulgo mucho con los coches blancos, la verdad es que el contraste con las molduras negras de los pasos de rueda y los marcos de las ventanillas, así como el acabado en negro satinado del frontal y de las carcasas de los retrovisores me parece atractivo.

También los faros delanteros varían ligeramente, con un indicador de dirección diferente del resto de la gama 208 (aunque idéntico al del GTi “normal”). Ya que hablo de los faros, su luz me parece mejorable, tanto en cruce como en los antiniebla con función de luz dinámica de curva. Un coche con esta capacidad de rodar rápido se merece una iluminación a la altura de sus prestaciones, y no es el caso.

En definitiva, salvo que elijas la versión en dos colores, la verdad es que el 208 GTi by Peugeot Sport no resulta nada estridente. Se nota que es “pequeño pero matón” (los pasos de rueda traseros más abultados, la menor altura de la carrocería al suelo, los faldones… le dan un aspecto claramente deportivo), pero para nada cantoso, sin enormes alerones ni faldones “corta-tobillos”. Para mi gusto, un acierto.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport.

Interior Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport: marcado por el i-Cockpit

Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, interior, Rubén Fidalgo
El interior logra crear un ambiente racing.
Ampliar

Al abrir las puertas de este GTi,me gusta ver un guiño al mítico 205 GTi con las alfombras en color rojo. Además de recordarme al mito de mi juventud, rompen con la seriedad del negro de luto que preside los interiores de los coches actuales. Lo siguiente en lo que se fijará nuestra mirada es en los excelentes asientos tipo bacquet que, además de llamativos, son realmente cómodos y sujetan el cuerpo de maravilla. El diseño del salpicadero es el mismo que el de toda la gama 208, caracterizado por el puesto de conducción i-Cockpit, que es una apuesta y una seña de identidad de los Peugeot de última generación.

Para darle un punto más de color y lograr ese toque diferenciador que se merece un coche como este GTi, se han añadido unas costuras con el hilo en rojo tanto en el salpicadero, asientos y paneles de puerta como en los cinturones de seguridad.

El pedalier deportivo (con un excelente reposapié izquierdo, pero demasiada distancia entre el freno y el gas para hacer bien el doble embrague), el pomo del cambio de aluminio (poco anatómico y que te deja la mano helada en invierno y a la parrilla en verano) con detalles en rojo y el volante con cuero perforado y la típica marca de color en la posición de “las 12” que tanto gustan a los volantistas son las otras diferencias que destacan en esta versión frente a sus hermanos de gama.

El resultado convence y los pequeños detalles logran crear ese ambiente sport que uno se espera en un coche con los sellos GTi y Peugeot Sport. Los acabados son buenos y no hay grillos de desajustes pese a la dureza de las suspensiones.

El espacio en las plazas delanteras es bueno y tenemos bastantes sitios donde dejar las cosas y que no vayan desperdigándose por el habitáculo en cada curva, lo mismo que los pasajeros de las plazas traseras, que cuentan con unos buenos asideros en los laterales para tal fin, como puedes ver en la galería de fotos.

Ya que hablamos de los pasajeros de la segunda fila, el espacio destinado para ellos es correcto para dos, pero tres son algo más que una multitud en las plazas traseras del 208. Aunque tanto el espacio para las piernas como para las cabezas es correcto, el acceso exige algo de agilidad pese a la enorme puerta y a que el asiento delantero desliza además de abatir el respaldo.

La ergonomía de los mandos es correcta, aunque algunos creo que deberían seguir algún protocolo para activarse, me explico: la tecla que desconecta el control de estabilidad está pegada a la que hace lo propio con el start & stop. Ambas se activan simplemente con una pulsación. Si por error queremos desactivar el start & stop y pulsamos la del ESP, desconectaremos el control de estabilidad y (aunque sale un aviso durante un par de segundos en el cuadro) ninguna luz naranja nos indica que vayamos sin controles en el cuadro, sólo un pequeño LED en la propia tecla… invisible desde el puesto del conductor. En mi opinión, la desactivación del ESP debería ser algo más premeditado, mediante una pulsación prolongada o una doble pulsación, para evitar errores.

Por otro lado, la grafía del velocímetro es algo pequeña y no se ven bien los dígitos, menos mal que podemos activar en el ordenador de a bordo la posibilidad de ver nuestra velocidad con números más grandes y en formato digital, pero es una pena duplicar dos datos y desaprovechar ese espacio para, por ejemplo, un termómetro y un manómetro de aceite, suministradores de una información bastante interesante en un coche de este perfil.

El i-Cockpit, que puede resultar muy cómodo para una conducción tranquila, tampoco es el ideal a la hora de ir rápido con este coche… y mucho menos un volante tan pequeño en combinación con un diferencial delantero autoblocante que exige firmeza con las manos para evitar desbandadas del eje delantero. Sin embargo, es comprensible que Peugeot no haya querido renunciar a una de sus señas de identidad en esta versión, aunque su formidable comportamiento pide un puesto de conducción más acorde con su excelente nivel de prestaciones.

El maletero tiene un tamaño correcto y es aprovechable abatiendo los respaldos si necesitamos más espacio. Lo que no tenemos es sitio para una ruedad de repuesto, cuyo hueco está ocupado por un kit anti pinchazos.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport.

Motor Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport: uno de los mejores 1.6

Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, motor, Rubén Fidalgo
Este motor tiene un rendimiento excepcional.
Ampliar

La mecánica 1.6 THP de este Peugeot es ya una “vieja conocida”, aunque se ha puesto al día para la ocasión. Gracias a su turbo controlado electrónicamente, a su afinado sistema de inyección directa de gasolina, a la distribución variable y al sistema de escape específico, alcanza los 208 CV y un pico de par de 300 Nm. Todo este galimatías se traduce en un agrado de conducción absoluto. Pese a su escasa cilindrada, la sobrealimentación y la inyección son tan buenas que llenan de par todo el rango de revoluciones disponible. Gracias a ello podemos circular por ciudad en marchas largas con un consumo mínimo pero con agilidad a la menor solicitud con el pie derecho, viajar de forma relajada y bajar dos marchas para salir catapultados y adelatar en un abrir y cerrar de ojos un camión… o disfrutar como un adolescente con su smartphone apurando las marchas y gozando con el sonido del escape y la alegría con la que respira esta mecánica entre las 4.500 y las 6.000 rpm.

El cambio tiene unos desarrollos perfectos para el planteamiento del coche. Su escalonamiento no es demasiado cerrado (sería absurdo teniendo tanto par en la zona media del cuentavueltas) ni demasiado abierto, con un desarrollo final pensado para alcanzar la velocidad máxima de casi 230 km/h con el motor al corte de encendido, sobre las 6.500 rpm. Esto penaliza algo los consumos, ya que a 120 km/h iremos algo por encima de las 3.000 rpm, pero, claro, la frugalidad en el consumo no es el planteamiento de este coche.

El cambio tiene un tacto muy bueno, con recorridos precisos y relativamente cortos, lástima que el pomo no me resulte demasiado agradable de manipular.

Para redondear este esquema técnico, el Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport incorpora un diferencial delantero Torsen que es una verdadera gozada si sabemos lo que nos traemos entre manos, como veremos en el apartado de comportamiento.

Puedes conoder todos los datos en la ficha técnica del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport.

Comportamiento Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport: un deportivo serio

Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, A Pastoriza, Rubén Fidalgo
Las reacciones son rápidas y hay que estar atentos.
Ampliar

Sin duda es éste el apartado en el que más se espera de este coche y puedo asegurar que cumple con todas las expectativas, incluso pese a los inconvenientes que el i-cockpit plantea en una conducción deportiva. La efectividad de este coche, su capacidad para rodar rápido en zonas viradas y la obediencia absoluta a todas nuestras órdenes (tanto las buenas como las malas…) hacen que se merezca ser considerado un deportivo con mayúsculas. Pequeño, sí, pero deportivo sin complejos.

La diferente puesta a punto del bastidor de la versión by Peugeot Sport (suspensiones más rígidas, centro de gravedad 10 mm más bajo, mayor ancho de vías, distinto reglaje de las barras estabilizadoras, frenos de disco de 323 mm con mordazas de 4 pistones delante…) hace que el caracter algo burgués del GTi normal cambie por completo, pero sin llegar a ser un coche inconducible para la mayoría.

En ciudad, la mayor dureza de las suspensiones y un perfil de goma menor (llevamos una medida más de llanta y una menos de perfil respecto al GTi normal) lo hacen algo incómodo a la hora de pasar por las bandas reductoras de velocidad, pero nada que no sea soportable gracias a los excelentes asientos. La visibilidad y la maniobrabilidad que permiten sus reducidas dimensiones hace que sea un coche que se desenvuelve con mucho desparpajo en la urbe.

En autovía, en un viaje largo puede llegar a resultar algo cansino el sonido del escape deportivo, aunque no más que el de algunos modelos diésel que hay en el mercado, igual de ruidosos y, además, menos musicales. Su estabilidad en curvas rápidas es pasmosa para un coche de este tamaño y con un planteamiento tan radical; sin duda el trabajo llevado a cabo por Peugeot Sport es de los finos en este apartado.

En carretera, el Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport saca lo mejor de sí cuanto más retorcido es el trazado, hasta el punto de poder poner contra las cuerdas a más de un modelo “de esos con apellido noble” en este tipo de escenarios. Lo que más me ha gustado, además de la impresionante motricidad que proporciona el diferencial Torsen, es lo bien que trabajan sus suspensiones incluso sobre mal firme. En la prueba del Mini Cooper S me llevé más de un susto sobre asfaltos rugosos por culpa de los rebotes de la suspensión, que hacían que las ruedas perdiesen contacto con el asfalto y el ABS saltase a la mínima. En este 208 no pasa eso y la suspensión aplasta los neumáticos contra la carretera en todo momento, permitiendo ir a un ritmo endiablado incluso aunque el asfalto no sea una alfombra, algo dificilísimo de lograr en un coche como éste.

A la hora de detener sus 1.200 kg de peso en orden de marcha, sobran frenos con el equipo que trae… aunque no te equivoques: es un coche muy rápido con el que las rectas se acaban en un suspiro, no te confíes, porque la física no es infinita.

Otra muestra del maravilloso trabajo llevado a cabo en el bastidor es cómo digiere las reacciones del diferencial delantero autoblocante. Su efecto se nota y hay que sujetar firmemente la dirección si no quieres acabar fuera de lo negro o en el carril contrario, pero no es tan brusco como en otros modelos. El volante tan pequeño (que me obliga a llevar las manos muy juntas) no ayuda en este apartado.

En el circuito, la maniobra de esquiva y la frenada de emergencia son un mero trámite, la agilidad de este bastidor es pasmosa en estas situaciones.

El diferencial autoblocante es un arma de doble filo si no se tienen claras las cosas. Mientras haya adherencia, podemos dar gas antes del vértice casi sin contemplaciones. Si la rueda exterior tiene agarre, nos meterá hacia el vértice (para lo que deberemos tener el volante bien sujeto con las dos manos si no queremos acabar cerrando la trayectoria más de la cuenta y poder ir abriendo a medida que pasamos el vértice) y saldremos de la curva como un misil. Sin embargo, si el asfalto está demasiado húmedo o hay poca adherencia, el autoblocante provoca que la rueda exterior también patine más de la cuenta, acentuando el subviraje. Ir realmente rápido con este coche exige manos expertas y saber lo que se hace, porque es muy obediente. Si damos la orden correcta, trazaremos la curva a un ritmo tremendo y como un tiralíneas, pero, si somos unos manazas, también nos obedecerá… y acabaremos mal.

En resumen, el 208 GTi by Peugeot Sport es un auténtico GTi. Puede ser todo lo dócil que queramos, no hará nada que no le hayamos ordenado nosotros, pero, para ir realmente rápido con él, hay que estar a su nivel, ni más ni menos.

Puedes conocer todos los datos en la ficha técnica del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport.

Equipamiento Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport: tope de gama

Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, La Coruña, Rubén Fidalgo
El mejor equipamiento del 208 GTi son las sensaciones que ofrece.
Ampliar

Si tenemos en cuenta todo lo que trae el 208 GTi by Peugeot Sport y sus prestaciones, su precio de tarifa de algo más de 27.000 euros no es tan alto como pudiera parecer, aunque no es barato tampoco. Sensores de aparcamiento, llantas de aleación en color negro, interior personalizado, unos asientos excelentes, volante de cuero perforado, navegador, luces y limpiaparabrisas automáticos, frenos delanteros Brembo, control y limitador de velocidad, un completo sistema multimedia, un buen equipo de sonido, tapicería de Alcantara, climatizador bi-zona, diferencial autoblocante… la verdad es que no echaremos nada en falta; bueno sí, unos faros bi-xenón con una luz coherente con las prestaciones de este mini bólido.

Si tenemos en cuenta que cada Peugeot GTi by Peugeot Sport se termina casi a mano en un departamento especial donde se montan todos los elementos específicos de esta versión (las manguetas delanteras, las barras estabilizadoras, los amortiguadores específicos…) y que si ponemos todo su equipamiento en un modelo más básico se acerca peligrosamente a su precio, al final tenemos que lo que hay que pagar por este deportivo es relativamente razonable.

Puedes conoder todos los datos en la ficha técnica del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Detector de subinflado de neumáticos
  • BTA 2
  • Control de estabilidad (ESP), ABS
  • Airbags frontales, laterales delanteros y de cortina

Equipamiento Opcional

  • 270.21 €Alarma antirrobo

    Confort

    Equipamiento de Serie

    • Climatizador automático bizona
    • Dirección asistida eléctrica
    • Elevalunas eléctricos delanteros
    • Cristales traseros sobretintados
    • Llantas aleación 18´´
    • Regulador/Limitador de velocidad
    • Llantas aleación 17´´ Caesium
    • Cierre centralizado
    • Hill Assist

    Equipamiento Opcional

    • 1236.71 €Pintura Coupe Franche (bicolor, los 2/3 delanteros negro mate y el 1/3 trasero rojo)
    • 140.3 €Llantas aleación 17´´ CARBONE
    • 831.41 €COUPE FRANCHE ROJO
    • 1236.71 €Pintura Coupe Franche
    • 405.3 €Pintura metalizada
    • 592.37 €Pintura blanco perla nacarado
    • 592.37 €Pintura mate texturada
    • 831.41 €COUPE FRANCHE AZUL

    Multimedia y Audio

    Equipamiento de Serie

    • Ordenador de abordo
    • Volante compacto multifunción deportivo de cuero perforado
    • Radio CD MP3
    • Navegación
    • Navegación conectada 3D NAC TOMTOM® [WLP4] a través de la Peugeot BTA 2
    • NAVEGACIÓN NIVEL 3 - Navegación conectada 3D NAC TOMTOM® a través de un smartphone

    Consumo Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport: motor eficiente

    Prueba del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport, Baiona, Rubén Fidalgo
    Los consumos son bajos para un coche de estas prestaciones.
    Ampliar

    Aunque los consumos homologados por Peugeot para este GTi son claramente menores que los reales (hay diferencias de más de 2 l/100 km), la verdad es que, teniendo en cuenta sus prestaciones, me ha parecido un coche muy eficiente, es más, en determinadas situaciones su consumo es menor que el de versiones con mecánicas de menor potencia, como los PureTech de tres cilindros. El motivo es que este motor está tan repleto de potencia y par que donde los otros deben ir al máximo de sus posibilidades para subir un puerto a 120 km/h, en este 208 iremos a punta de gas sin exigir el menor sobreesfuerzo a su motor.

    Frente a los 6,9 l/100 km homologados en ciudad, el consumo real durante la prueba en tráfico urbano ha superado los 8 l/100 km, algo esperable por muy bien que funcione el sistema Start & Stop.

    En el caso del consumo en carretera, Peugeot homologa 4,6 l/100 km. Es cierto que esta cifra se puede llegar a obtener a base de una conducción muy concentrada y con esfuerzo, pero lo normal es que nos movamos con medias entre los 5,5 y los 6 l/100 km con cruceros entre 70 y 100 km/h.

    En autopista, con el control de crucero a 120 km/h, el consumo medio ha sido de 6,6 l/100 km, una cifra muy buena para un coche de más de 200 CV de potencia.

    Con un depósito de 50 litros de capacidad es fácil poder hacer viajes de más de 600 km sin repostar. Eso sí, si nos dejamos seducir por sus encantos en un puerto de montaña, es fácil reducir esa cifra a la mitad.

    Puedes conoder todos los datos en la ficha técnica del Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport.

    Rivales

    Peugeot 208 1.6 GTi by Peugeot Sport

    Desde
    27.800 €

    Gasolina


    6 marchas

    208

    6,5

    5,4

    125

    Ds DS3 Racing

    Desde
    29.999 €

    Gasolina


    6 marchas

    207

    6,2

    6,4

    149

    Ford Fiesta 1.60 EcoBoost ST

    Desde
    22.825 €

    Gasolina


    6 marchas

    182

    6,9

    5,9

    139

    Opel Corsa 1.6 Turbo OPC 210

    Desde
    25.920 €

    Gasolina


    6 marchas

    210

    6,8

    7,5

    174

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    jcl 5 abril, 2016

    mi 308 vti de 120 cv en ciudad es difícil bajarlo de los 8,5l/100km y en autopista con el control de crucero suele estar sobre los 6,8…asi que, buenísimos consumos de este juguete……el color blanco nacarado es el preferido de mis ojos sea el modelo y categoría que sea..aun asi, prefiero como misil de carretera el fiesta st y ya no digamos como tu dices el próximo st 200…un saludo.

    jcl 5 abril, 2016

    …..se me ha olvidado… la foto 49 ¿ es el turbo, no…?

    Rubén Fidalgo 5 abril, 2016

    Hola jcl, efectivamente la foto protagonista de la foto 49 es el turbo, con control electrónico de sobepresión en lugar de con válvula neumática. Un abrazo!

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba