Prueba

Prueba del Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV

56 fotos

Ampliar

15 de junio, 2015

El Opel Meriva con el motor de 136 CV diésel de esta prueba tiene unas prestaciones correctas y sus consumos son más ajustados que en versiones menos potentes. El motivo es el excesivo peso de este modelo que, con 1.500 kg de masa en vacío, necesita caballos para moverse.

Tras haber probado el Opel Zafira Tourer, llega el turno de sentarse a los mandos de su hermano menor en esta prueba del Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV, que se convierte en el tope de la gama de monovolúmenes compactos de la marca alemana tras el lavado de cara recibido por el Meriva en 2014.

Lo cierto es que milita en una categoría donde cada vez quedan menos rivales, que en este tamaño poco a poco van apostando más por los modelos de estilo SUV que por los monovolúmenes. Sin embargo, es en la que más imaginación han puesto los distintos fabricantes a la hora de dar acceso a su interior, con soluciones como la del Ford B-Max con puertas correderas sin pilar B o el propio Meriva, con las puertas traseras que abren a contramarcha.

Tras una semana de convivencia, queda claro que el Meriva es un coche que resulta muy práctico en el día a día, con soluciones muy versátiles e ingeniosas, pero que se nos quedará pequeño en cuanto los chavales den el estirón, con un espacio para las plazas traseras algo escaso y un peso excesivo (1.500 kg en orden de marcha) que “se come” parte del excelente rendimiento del nuevo motor 1.6 diésel de 136 CV.

Nuestra valoración: 6,8

7

8

6

7

7

6

Destacable

  • Puertas muy prácticas.
  • Motor eficiente.
  • Imagen moderna.

Mejorable

  • Peso excesivo.
  • Marco del parabrisas.
  • Consola central sin cerrar.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV: típico de Opel

El lavado de cara recibido en  2014 le ha sentado muy bien al Meriva.

56 fotos

Ampliar

Tras el lavado de cara recibido hace apenas un año, el Opel Meriva ha ganado muchos puntos estéticamente, con una imagen que enseguida lo identifica con los modelos más nuevos de la marca alemana, como el nuevo Opel Corsa. Detalles como los pliegues bajo los faros, la forma en cuña del paragolpes delantero, la parrilla… sin duda el Meriva tiene un aire moderno y agradable.

Tal vez lo más llamativo del diseño del Meriva sean sus puertas, con las delanteras que abren de forma convencional y las traseras en contra del sentido de la marcha. Gracias a ello, el acceso al interior del Meriva es excepcional, además de que abren un ángulo de casi 90º. La forma de las puertas traseras es más importante y tiene más ventajas de lo que pueda parecer en un principio. No sólo resulta más cómodo entrar y salir del coche, sino que también es mucho más ergonómico coger en brazos a los niños y sentarlos correctamente en las plazas traseras.

El color verde bicapa de la unidad de pruebas, así como el techo panorámico y las llantas contribuyen a darle un aspecto aún más llamativo. Es difícil lograr que un monovolumen “entre por los ojos”, pero lo cierto es que el Meriva tiene una imagen que resulta agradable, con un aire moderno y ciertos matices deportivos que le dan alegría a su diseño sin restarle practicidad.

Interior: Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV: versátil pero falto de espacio

El interior está bien resuelto, pero en las plazas traseras falta espacio tanto a lo largo como a lo ancho.

56 fotos

Ampliar

Con unas dimensiones de algo más de 4,2 m de longitud y una carrocería tipo monovolumen, uno se espera algo más de espacio en el interior del Meriva, que se queda algo escaso para las piernas de los pasajeros traseros si superas el metro ochenta y en anchura si van a viajar 3. Un detalle imperdonable en un monovolumen es que el cinturón de la plaza central trasera salga desde el techo, lo que hace que resulte bastante molesto al pasar cerca del cuello del pasajero del lado derecho, como puedes ver en la galería de fotos.

Las plazas delanteras no admiten crítica, con espacio más que suficiente y bastantes huecos en los que dejar cosas. Entre los asientos contamos con el sistema “Railfix“, que permite configurar la consola central de varias formas, desplazando el cofre porta objetos hacia delante o atrás, dejando los portalatas delante, o detrás, etc. Lo que no está bien resuelto es que entre la parte baja del hueco y los raíles de aluminio por donde se desplaza el cofre con el reposabrazos no está cerrado (ver galería de fotos). Esto provoca que algunas cosas que dejemos en ese hueco se acaben colando en esa fosa abisal que hay entre al consola y el asiento y de la que es prácticamente imposible recuperar nada salvo que tengas las manos finas como las de un niño de 5 años.

Los materiales son buenos y los ajustes correctos, de modo que no hay ruidos ni grillos en el interior. En ese sentido, el Meriva transmite la sensación de estar a bordo de un coche serio y de calidad.

El maletero tiene unas buenas dimensiones y unas formas muy cuadradas, por lo que es fácil aprovechar todo el espacio. Además, las plazas traseras pueden desplazarse longitudinalmente y dejar más o menos espacio para los pasajeros o el maletero.

Los respaldos traseros pueden abatirse en 40/20/40, pero de forma algo engorrosa, tirando de unos estrobos o tiradores entre la banqueta y el respaldo; la mitad de las veces, al tirar de ellos, el respaldo se pliega tirándote las gafas al suelo. Lo bueno es que dejan un suelo completamente plano una vez abatidos. Lástima que no se pueda hacer lo mismo con el respaldo del asiento del copiloto para poder llevar cargas largas si fuese necesario.

Motor: Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV: excelente rendimiento, pero muy lastrado

El nuevo motor diésel 1.6 tiene un excelente rendimiento.

56 fotos

Ampliar

El nuevo motor de 136 CV diésel de Opel es francamente bueno. Está a la última tecnológicamente y sorprende tanto por sus prestaciones (especialmente el empuje en bajo y medio régimen pese a su escasa cilindrada) como por lo poco que se oye en el habitáculo.

La respuesta al acelerador es siempre alegre y, además, muy cómodo en ciudad, donde otros motores de esta cilindrada resultan remolones y fáciles de calar al iniciar la marcha, máxime teniendo en cuenta el peso del Meriva.

Gracias a esta alegría de la mecánica, los adelantamientos y las incorporaciones resultan seguros y tampoco se disparan mucho los consumos, incluso aunque llevemos el coche cargado hasta los topes.

La caja de cambios está bien escalonada para la curva de par de este motor y tiene un accionamiento correcto en cuanto a recorridos y tacto; el motor es algo lento de reacciones, conviene darle unos instantes para digerir las marchas.

Comportamiento: Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV: se notan los kilos

Los kilos de más del Meriva penalizan su comportamiento.

56 fotos

Ampliar

Es una lástima que los 1.361 kg oficiales de catálogo se vayan por encima de los 1.500 kg en la ficha técnica de la unidad de pruebas (tal vez la diferencia en la cifra se deba al techo panorámico y el sistema Flexfix), pero lo cierto es que superar la tonelada y media en un coche de apenas 4,2 m de largo es demasiado. Si a eso unimos un centro de gravedad alto y que estamos ante un modelo de enfoque familiar, el resultado es un comportamiento en carretera con muchos factores en contra.

Pese a ello, el Meriva se defiende francamente bien y puede superar de forma holgada a sus rivales tipo SUV en cuanto a seguridad activa; eso sí, las inercias se notan.

En ciudad resulta muy cómodo por la postura algo elevada del puesto de conducción, pero los marcos del parabrisas nos van a quitar bastante visibilidad en los cruces y rotondas. Las suspensiones, con un tarado más bien blando, absorben bien los relieves de las calles adoquinadas y bacheadas.

Cuando nos desplacemos por carretera, el confort será también la nota predominante y, gracias a unas buenas geometrías de suspensión y unos buenos frenos, podremos rodar con cierta agilidad y seguridad, pero claramente el Meriva no se encuentra cómodo en trazados sinuosos a ritmo vivo, algo lógico en un coche familiar.

En autopista y autovía destaca por su confort y por lo silencioso que resulta su habitáculo, muy bien aislado del exterior y del sonido de la mecánica diésel.

Lamentablemente, en esta ocasión no he podido someter a examen en el circuito al Meriva para comprobar el funcionamiento del ESP o de los frenos ante una situación de emergencia, pero, bajando el puerto de Aralla (en la montaña leonesa), me ha quedado claro que los discos están bien dimensionados y aguantan bien el trabajo y la temperatura pese a los kilos que tienen que detener.

En definitiva, pese a que el peso se nota y hace que el Meriva sea algo torpe, lo cierto es que su comportamiento dinámico es claramente mejor que el de la mayoría de SUV de su tamaño.

Equipamiento: Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV: el más alto de la gama

El equipamiento de la versión probada es muy completo.

56 fotos

Ampliar

Esta versión probada se posiciona en lo más alto de la gama Meriva, contando además con varios extras como el Flexfix. Con un precio de partida de 21.715 €, el que puedes ver en las fotografías se va hasta los 24.000 euros (sin descuentos) al incorporar elementos como la pintura bicapa, el pack visibildad, etc. Pese a que la cifra es elevada, si tenemos en cuenta su potencia y su equipamiento, lo cierto es que resulta muy competitivo.

El sistema Intellilink resulta fácil de manejar y de configurar. Lo que sí se puede mejorar es la introducción de las direcciones en el navegador (un trabajo tedioso el ir letra a letra con la ruleta).

Los faros inteligentes aportan una buena dosis de seguridad al adaptarse a las curvas del recorrido y con unas reacciones del sistema de encendido automático bastante rápidas.

Pese a que su equipamiento es más que correcto, se nota que el Meriva tiene ya sus años (en 2014 se sometió a un facelift, pero su concepción básica es la misma desde 2010) y que por eso carece de sistemas de asistencia a la conducción que ya se integran en modelos incluso de un nivel inferior, como el nuevo Opel Corsa: sensor de ángulo muerto, alerta de cambio involuntario de carril, etc.

En cuanto al sistema Flexfix, me parece muy práctico, pero sólo lo recomiendo si realmente vas a viajar mucho con las bicicletas a cuestas. Cargar con todos esos kilos y la complejidad de su reparación en caso de impacto son contraproducentes en el día a día si realmente no vamos a usarlo con frecuencia.

Consumo: Opel Meriva 1.6 CDTi de 136 CV: se puede mejorar

Los consumos son correctos, el peso también perjudica en este apartado.

56 fotos

Ampliar

De no ser por los más de 1.500 kg en orden de marcha del Opel Meriva, los consumos estarían entre los mejores de su categoría. Aun así, con el enorme lastre que deben arrastrar, las cifras son más que razonables. Los datos oficiales hablan de una media de 4,4 l/100 km obtenida de un consumo en ciudad de 4,8 l/100 km y apenas 4,2 l/100 km en carretera. Con estos datos, los 52 l del depósito de combustible darían sobradamente para recorrer más de 1.000 km sin repostar.

Sin embargo, los datos reales son algo menos optimistas. En su defensa debo recalcar que la unidad de pruebas está muy equipada, con elementos como el techo panorámico o el sistema Flexfix que añaden un buen puñado de kilos.

En carretera, con cruceros entre 70 y 100 km/h, el Meriva suele moverse en el entorno de los 5 l/100 km. Bajar esa cifra exige bastante empeño por nuestra parte.

Si nos movemos por autopista o autovía, con el control de crucero fijado en los 120 km/h y 3 puertos de montaña en el recorrido, la media sube hasta los 5,6 l/100 km, llegando a los 6,2 l/100 km en el escenario más desfavorable, la ciudad, con recorridos cortos y continuas paradas que exigen un notable esfuerzo para volver a poner en marcha toda esta masa.

Queda claro que Opel fabrica unos motores con un buen rendimiento termodinámico; ahora le falta lograr unas carrocerías más ligeras para estar a la cabeza en cuanto a consumos frente a sus rivales.

Rivales

Vehículo

Opel Meriva 1.6CDTi S&S Excellence 136

Ford B-Max 1.0 EcoBoost A S&S TitaniumX 125

Citroen C3 Picasso 1.6HDi Exclusive 115 FAP

Fiat 500L 1.6Mjt II S&S Beats 120

Precio Desde
22.122 €
Desde
21.400 €
Desde
22.275 €
Desde
24.450 €
Combustible Diesel Gasolina Diesel Diesel
Cambio 6 marchas 5 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 136 125 114 120
Aceleración 0-100 km/h (s) - 11,2 10,9 11,3
Consumo Medio (l/100 km) 4,4 4,9 4,8 4,8
Emisiones CO2 (g/km) 116 114 125 125

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche