Prueba

Prueba del Opel Astra 1.2 T Elegance 2020: pocos cambios pero interesantes

46 fotos

Ampliar

15 de julio, 2020

El Astra ha rejuvenecido con una mejora en su puesta a punto que ha tenido el foco en tres apartados: aerodinámica, mecánicas más eficientes y tecnología. Hemos querido probar hasta qué punto ha mejorado con este 1.2 de 145 CV y cambio manual.

En Opel han puesto el énfasis en tres aspectos para mejorar el Opel Astra sin disparar los costes. Tras ser adquirida por PSA, sólo el Astra y el Insignia (que acababan de ser renovados) permanecen en el catálogo de la marca sin emplear las plataformas del grupo francés, así que, para revitalizar las ventas hasta que llegue la nueva generación (que montará la plataforma EMP2 de PSA), el Astra ha recibido esta puesta al día que busca mejorar su eficiencia y su equipamiento.

Para mejorar el rendimiento se ha trabajado en la aerodinámica y se han modificado las mecánicas, por eso hemos elegido este 1.2 turbo de gasolina de 145 CV. El resultado es positivo y el Astra ha demostrado haber mejorado. Mantiene todo lo bueno que ya tenía (calidad de acabados, comportamiento dinámico…) y sube el listón al reducir los consumos y ampliar el equipamiento, sobre todo en materia de comunicaciones.

En qué ha mejorado el nuevo Opel Astra 2020

Estéticamente los cambios son mínimos, tampoco eran muy necesarios porque el diseño de esta generación del Astra está aguantando muy bien el paso del tiempo. Apenas los faros antiniebla delanteros, detalles de la calandra y la ubicación de la cámara varían.

Los verdaderos cambios están bajo la piel. Se ha añadido una rejilla del radiador activa, se han modificado los perfiles de los trapecios de suspensión para reducir las turbulencias aerodinámicas en el suelo del vehículo, lo mismo que el encapsulamiento del motor. Esta mejor aerodinámica permite reducir los consumos.

Tras abrir las puertas tampoco hay grandes cambios. Los más evidentes son las palancas de la columna de dirección, el pulsador del warning y la plataforma de carga inalámbrica para el móvil, por lo demás, todo es como antes.

El nuevo motor 1.2 de gasolina de 3 cilindros turbo mejora los consumos y el rendimiento, con unas prestaciones buenas y una elevada eficiencia.

Con estos cambios, el Opel Astra mantiene el tipo frente a sus rivales, la mayoría de ellos completamente renovados, como el Ford Focus. Para completar la terna de enemigos hemos elegido a los otros dos modelos más veteranos de la categoría: el Peugeot 308 y el Renault Mégane, frente a los que hace un excelente papel.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Calidad percibida
  • Confort de viaje
  • Relación prestaciones/consumos

Mejorable

  • Espacio en las plazas traseras
  • Ángulos muertos
  • Menú multimedia

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Sobriedad alemana

No hay grandes cambios estéticos.

46 fotos

Ampliar

No tiene sentido invertir demasiado en rejuvenecer un producto que estéticamente sigue siendo actual y que, además, en realidad estás deseando dejar atrás para utilizar tus propias plataformas. El Astra apenas cambia respecto al que ya conocíamos más allá de las llantas, algunos detalles en el frontal y en el paragolpes trasero.

En el frontal llaman la atención los faros Matrix Led, una de las señas de identidad del Astra, que fue el primer modelo de su categoría en incorporar esta tecnología reservada a modelos de gamas superiores. Su iluminación es muy buena, algo en lo que Opel siempre ha prestado mucha atención.

En la vista lateral la vista se nos irá a las llantas, que tienen un diseño atractivo, pero que resultan muy complicadas de limpiar por la cantidad de recovecos que tienen y, además, con un tamaño excesivo para las prestaciones de esta versión, calzadas con unas enormes 225/40-18 que no tienen sentido en un coche de 145 CV.

La calidad de ajustes y acabados es buena y deja una buena impresión en detalles como el sonido de las puertas al abrirlas y cerrarlas.

Interior: Calidad y confort

Los asientos con certificado AGR son de los mejores de la categoría.

46 fotos

Ampliar

Hay dos aspectos del equipamiento de un vehículo en los que Opel ha querido sacar ventaja frente a sus rivales. Uno es el de la iluminación, que ya mencioné en el apartado anterior. El otro es el confort de los pasajeros gracias a unos asientos ejemplares desde el punto de vista ergonómico. La verdad es que tiene mucha lógica que se hayan elegido estos dos aspectos, ya que el asiento es la parte del coche con la que estamos más en contacto y son decisivos tanto para el confort como para la seguridad.

Este Opel Astra cuenta con los asientos con el certificado AGR que garantiza el visto bueno de los especialistas en materia de ergonomía y fisioterapia y la verdad es que son muy buenos. La fatiga tarda mucho en aparecer y, además, sujetan muy bien el cuerpo en las zonas de curvas.

El salpicadero tiene unos buenos materiales y los mandos están bien dispuestos en general. Hay algunos elementos un poco absurdos como el hueco que hay en la consola central por delante de la palanca de cambios que tiene muy poco fondo (detrás de ella está la central de fusibles), de modo que apenas podremos dejar nada en él.

El cuadro de instrumentos es muy completo y cuenta con elementos poco habituales como el voltímetro, con el que podremos comprobar como en condiciones normales el alternador no está robando potencia del motor y que sólo carga cuando levantamos el pie del acelerador (salvo que tengamos mucho consumo eléctrico).

Las plazas traseras son correctas y están en la media de la categoría en la actualidad. No sobra el espacio para las piernas y, si el conductor mide 1,85 metros, detrás de él no hay demasiado espacio para las piernas en cuanto superemos el metro setenta de estatura.

El maletero tiene unas formas muy cúbicas que lo hacen muy aprovechable y podemos ampliar el espacio abatiendo los respaldos traseros, que no dejan un suelo completamente plano.

Motor: Más eficiente

El motor 1.2 turbo de 3 cilindros tiene unas buenas prestaciones y consumos.

46 fotos

Ampliar

Tal vez sea la principal novedad del Astra, el nuevo motor 1.2 turbo de gasolina con 3 cilindros y 145 CV que se obtienen gracias a un eficaz sistema de gestión de la inyección y la sobrealimentación. En esta mecánica se ha hecho un trabajo muy profundo para reducir las pérdidas por rozamientos y fricciones y poder así reducir sus emisiones y consumos.

Además de su complicado sistema de lubricación, uno de los elementos que más energía absorbe del motor es el alternador que carga la batería y alimenta los consumidores eléctricos. Gracias al sistema de gestión de carga que es imprescindible para el correcto funcionamiento del start & stop, también se desacopla el alternador del motor cuando no es necesario generar electricidad y se aprovechan los momentos en los que rodamos por inercia para acoplarlo y que cargue la batería en las retenciones y bajadas. Lógicamente, si el consumo eléctrico es muy elevado, el alternador se acopla para garantizar el suministro.

El motor va a acoplado a una caja de cambios manual de 6 marchas con unos desarrollos muy largos. Gracias al turbo y a unos cilindros bastante grandes, esta mecánica ofrece un elevado par motor en la zona baja y media del cuentarrevoluciones, así que el cambio busca que trabaje la mayor parte del tiempo en ese intervalo. A 120 km/h el motor apenas gira a 2.000 rpm, lo cual reduce el ruido en el habitáculo y también el consumo. Gracias a sus buenas dosis de par, no necesitaremos bajar a quinta o cuarta en los puertos de montaña de las autopistas y autovías para mantener la velocidad máxima legal, salvo que vayamos con el coche cargado.

Comportamiento: Un buen rodador

El Astra tiene un buen rodar, es cómodo y fácil de conducir.

46 fotos

Ampliar

Los cambios llevados a cabo en los brazos de suspensión no han alterado el comportamiento dinámico, la intención no era esa sino mejorar la aerodinámica. El Opel Astra sigue siendo un coche agradable de conducir y muy fácil. Las ruedas con tan poco balón que monta esta unidad reducen el confort de marcha y se notan más los cortes de asfalto, el paso por juntas de dilatación, baches, etc.

La dirección tiene un buen tacto en cuanto a dureza, pero ya resulta muy desmultiplicada para los estándares actuales, con 3 vueltas de volante entre topes cuando los rivales ya dan menos.

Los frenos cumplen bien con su misión y, además, se dosifican muy bien.

En ciudad es un coche agradable de llevar y sorprende que, pese a su escasa cilindrada, sale bien sin tener que acelerar apenas, algo que sucede en otros motores de este tipo de sus rivales, que se calan más fácilmente. El mayor problema para movernos por la ciudad lo tenemos en los ángulos muertos. Tiene unos marcos y pilares muy gruesos y poco cristal, así que hay bastantes puntos ciegos que tendremos que tener en cuenta.

A la hora de viajar por autopista o autovía resulta muy cómodo y transmite mucha confianza en las curvas rápidas, sin malos gestos y con una tranquilizadora sensación de ir bien atado al suelo. Los limpiaparabrisas barren del centro hacia los extremos y llegan hasta el borde del cristal, lo cual mejora mucho la visibilidad en estas condiciones.

Si nos perdemos por carreteras secundarias y puertos de montaña, el Astra también hace un buen papel. Es muy fácil de conducir, sus reacciones son seguras y mantiene esa confianza.

En esta ocasión no he podido rodarlo en el circuito de pruebas, de modo que no he verificado sus reacciones en la prueba de esquiva, la respuesta del ESP o la frenada de emergencia, pero en ningún momento durante la prueba en carretera me ha dado la impresión de que pudiera llevarme sorpresas desagradables en la pista.

Equipamiento: Bien dotado

Los faros full led adaptativos proporcionan una buena iluminación.

46 fotos

Ampliar

En el apartado de equipamiento las principales ventajas del renovado Astra están en su sistema de infoentretenimiento, que ahora es más completo, dispone de Android Auto y, sobre todo, un menú más cómodo de manejar que antes.

En materia de seguridad activa y ADAS, este Astra cuenta con asistente de mantenimiento en el carril, control de crucero, sistema de detección de señales, sensores de ángulo muerto, asistente de aparcamiento con cámara de marcha atrás… no está mal, aunque poco a poco son elementos que se están convirtiendo en un estándar.

Los faros Matrix Led adaptativos proporcionan una buena iluminación que mejora mucho la seguridad en los viajes nocturnos, no sólo porque vemos mejor, también porque reducen la fatiga.

Respecto a los sistemas de confort, este ejemplar va equipado con extras como la tapicería de cuero, los asientos delanteros calefactados y ventilados, los asientos traseros calefactados o el climatizador bizona. De nuevo mantiene muy bien el tipo frente a sus rivales en este apartado, con una buena relación entre lo que pagamos por él y lo que nos ofrece a cambio.

Consumo: Buenas cifras

Los consumos son ajustados, siempre que no vayamos muy cargados o abusemos de la velocidad.

46 fotos

Ampliar

Los consumos medidos durante la prueba de este Astra son buenos, no tanto como declaran las cifras oficiales, pero sí se nota el efecto de la nueva homologación WLTP, que arroja unos valores más próximos a los reales.

En concreto, donde el Astra homologa un consumo de 5,2 l/100 km, es donde más desviación ha habido, ya que el consumo real en ciudad ha sido de 6,4 l/100 km.

En carretera, el valor oficial es de 3,8 l/100 km, una cifra que se puede obtener si somos exquisitos con la conducción, pero lo normal es que con cruceros entre 70 y 90 km/h, tráfico real y algún adelantamiento, el consumo se sitúa en los 4,5 l/100 km.

Si subimos la velocidad hasta los 120 km/h en autopista, el consumo llega a los 5,3 l/100 km, un valor que sigue siendo muy bueno.

Con estos valores de consumo y un depósito de 48 litros, es fácil recorrer cerca de 700 km sin necesidad de repostar.

Rivales: Rivales del Opel Astra 1.2 T Elegance 2020

Vehículo

Opel Astra 1.2T S/S Elegance 145

Peugeot 308 1.2 PureTech S&S Tech Edition EAT8 130

Renault Mégane 1.3 TCe GPF Zen 103kW

Ford Focus 1.5 Ecoboost Titanium 150

Precio Desde
28.600 €
Desde
28.950 €
Desde
24.380 €
Desde
25.800 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 6 marchas 8 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 145 130 140 150
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,4 10,9 9,5 8,8
Consumo Medio (l/100 km) 4,3 4,6 5,2 5,4
Emisiones CO2 (g/km) 99 105 120 112

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    buena prueba; mas marcas deberian tener un indicador de la temperatura del aceite como este modelo y el voltimetro …por cierto ¿ si la bateria esta ya para cambiar este medidor te indicaria por debajo de un » nivel» de voltaje que esta a punto de cambiarla..?
    Se te ha olvidado decir que este motor no es fruto de la asociacion con el grupo psa si no que esta desarrollado despues de la union de opel+ psa.

    Curiosamente en la revista autopista daba exactamente el mismo consumo en ciudad y algo mas en carretera ( +0,5l/100km)
    Un saludo y como siempre buenas fotos ..os animo a seguir así.

    • Rubén Fidalgo

      Hola jcl, muchas gracias por tu comentario. Buen apunte lo del motor. UN saludo!

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche