Prueba

Prueba del nuevo Subaru Impreza 1.6 Executive 2018

45 fotos

Ampliar

21 de agosto, 2018

Tras una semana de convivencia con el Subaru Impreza y casi 2.000 km de ensayos, la verdad es que acabas por perdonar sus pequeños defectos por todo lo que ofrece. Es de los más amplios de su categoría, fácil de conducir, de una marca exclusiva y su relación precio/producto/equipamiento es de las mejores del mercado.

Hay muchos que piensan que Subaru está traicionando la tradición del Subaru Impreza con la ausencia de versiones manuales y con versiones de prestaciones escasas. Los éxitos en competición de Subaru hacen que, en cuanto escuchamos estas 3 sílabas, nos imaginemos un coche azul y con las llantas doradas volando sobre los rasantes del Mil Lagos.

Sin embargo, esta marca siempre ha tenido en su catálogo modelos muy prácticos, de prestaciones suficientes y en los que la seguridad y la facilidad de conducción eran las máximas principales, como en esta prueba del Subaru Impreza 1.6 con cambio CVT y repleto de sistemas de seguridad.

¿Es el Subaru Impreza mejor compra que un G0lf?

Es una pena que en Subaru no se animen a ofrecer en el Impreza el motor de 2 litros que está disponible en el Subaru XV  (por la fiebre actual que hay por los SUV), porque el Impreza es una compra mucho más inteligente. Sus plazas traseras son muy cómodas, su confort de marcha en carretera es superior y sus consumos son más ajustados gracias a su mejor aerodinámica; sin embargo, mientras que para el XV hay listas de espera, el Impreza no alcanza ese volumen de ventas, y eso que su plataforma es la misma, gran parte de su interior es idéntico, su equipamiento es estupendo… y encima es más económico.

Sin irnos a los SUV, sus rivales en el segmento de los compactos son modelos como el Peugeot 308, el Hyundai i30 o el Volkswagen Golf. Frente a ellos, el Subaru Impreza ofrece una seguridad activa sin parangón gracias a su sistema de tracción integral, a la incorporación de serie en toda la gama del EyeSight, a la nueva plataforma modular de Subaru que no para de ganar estrellas en todos los ensayos de choque de los diferentes mercados… Todo ello con un coche que es muy amplio, confortable y, encima, de una marca más exclusiva y con más imagen premium que la de sus rivales.

Sí, sus prestaciones son modestas, pero no más que las de rivales de su mismo rango de potencias y, no nos engañemos, el Golf más vendido no es el GTi ni la mayoría de los clientes necesitan coches de más de 140 CV.

La relación precio/producto del Subaru Impreza es de las mejores que hay en el mercado: una buena compra, sin duda.

Nuestra valoración: 6,8

Diseño 7

Motor 6

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 8

Consumos 6

Destacable

  • Facilidad de uso
  • Amplitud interior
  • Relación precio/equipamiento

Mejorable

  • Consumos
  • Recuperaciones
  • Sistema multimedia

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Para un mercado global

El diseño del Impreza busca seducir en un mercado global y eso le resta personalidad.

45 fotos

Ampliar

Subaru nunca ha destacado por unos diseños rompedores, salvo en el caso del Subaru XT y el Subaru SVX, dos coupés de lo más originales. El nuevo Impreza sigue en esa línea, con un aspecto algo anodino pero que no admite críticas en cuanto a acabados y calidad de fabricación.

Podría decirse que el Impreza es una especie de Subaru XV sin tacones, aunque, al carecer de las molduras de pasos de rueda y los elementos que en el SUV pretenden imitar a los cubrecárter de un 4×4, resulta algo más soso todavía.

El frontal está caracterizado por los faros rasgados (de muy buena iluminación, tanto en cruce como en largas) y una generosa entrada de aire.

La vista lateral deja claras dos características del Impreza: su generosa distancia entre ejes (que permite que tengamos uno de los habitáculos más espaciosos del mercado para las plazas traseras) y su enorme voladizo delantero… obligado para meter en él un motor colocado longitudinalmente por delante del eje frontal.

Las llantas de 17 pulgadas tienen un diseño atractivo y son fáciles de limpiar, pero resultan algo excesivas para un coche de esta potencia, que podría conformarse con unas de 15 pulgadas, de menos consumo y más baratas cuando llega el momento de «cambiarle los zapatos».

La parte trasera cuenta con unos grandes grupos ópticos que son muy visibles y que permiten que el portón trasero sea muy ancho y deje un excelente acceso al maletero.

También las puertas son de grandes dimensiones y abren casi 90º respecto a la carrocería, lo que permite que entrar y salir de cualquiera de sus plazas sea muy cómodo.

Interior: Amplio y cómodo

El interior tiene buenos materiales, es cómodo y, sobre todo, muy amplio.

45 fotos

Ampliar

El diseño del interior del Impreza sigue la línea del exterior. Es austero y sin alardes, pero está bien construido, es funcional y muy cómodo.

Las plazas delanteras son muy confortables gracias a unos asientos amplios, de buen mullido y de formas muy ergonómicas. Además, el espacio es generoso y la mayoría de los mandos están bien ubicados y accesibles. Sólo los que están por la izquierda de la columna de dirección quedan a desmano.

El material que recubre el salpicadero del Impreza tiene muy buen aspecto y tacto. La instrumentación es muy legible y ofrece mucha información al complementarse con la pantalla que hay en la parte superior del centro del salpicadero, que puede mostrar desde el reparto de la tracción y la inclinación de la carrocería o el consumo hasta la operatividad del sistema EyeSight.

Las plazas traseras son increíbles. El espacio para las piernas es muy generoso y el Impreza se revela como un automóvil muy polivalente en el que se puede viajar en familia con absoluto confort.

El maletero tiene un buen tamaño y formas regulares, pero la cortinilla que lo recubre no está muy bien resuelta. Es incómoda de accionar para meter y sacar los bultos y, además, no aísla bien el habitáculo de la caja de resonancia en que se convierte ese espacio cuando rodamos.

Resumiendo: el Subaru Impreza ofrece a sus pasajeros un habitáculo muy cómodo y espacioso en el que la practicidad está por encima de los alardes estilísticos.

Motor: Cumplidor y fácil

El motor tiene muy poco par y eso se nota en las recuperaciones y consumos.

45 fotos

Ampliar

Con 115 CV y sólo 150 Nm de par, el motor de 1,6 litros de cilindrada y 4 cilindros bóxer del Subaru Impreza no da para muchas alegrías. Además, va anclado a un cambio CVT (Lineartronic) y lastrado por una carrocería que pesa casi 1,5 toneladas en orden de marcha y los arrastres y rozamientos añadidos de la inseparable tracción integral de Subaru.

La mayor virtud de esta mecánica está en que es muy suave (no se nota ninguna vibración en el interior… a veces incluso miras el cuentavueltas para saber si está en marcha) y que apenas hacer ruido, sólo a partir de 4.000 rpm empieza a escucharse en el interior.

La caja de cambios Lineartronic es una necesidad para poder sacar partido de los asistentes avanzados a la conducción integrados en el EyeSight de Subaru. El control de crucero adaptativo con función de stop & go sería inviable con un cambio manual, ya que no podría adaptar la velocidad respecto al resto del tráfico de manera eficaz. Tampoco funcionaría bien el frenado de emergencia con alerta de colisión, ni la detección de peatones.

Puede que sus prestaciones sean algo peores que las de un cambio manual (siempre que el que lo maneje sea más o menos hábil, porque por experiencia me consta que una gran cantidad de conductores usan mal la caja de cambios), pero a cambio tenemos un coche muy seguro y, además, muy fácil de conducir y confortable.

Frente a un cambio de doble embrague como el DSG del grupo Volkswagen, el variador continuo de este Subaru es mucho más confortable en ciudad, especialmente en las maniobras de estacionamiento, pero sus reacciones son más lentas y no tenemos la posibilidad de reducir manualmente para prepararnos para un adelantamiento, por ejemplo.

El selector del cambio tiene una posición denominada «L». Este modo sólo es útil cuando bajamos un puerto, ya que lo que hace es mantener una relación de cambio corta para tener más freno motor en los descensos, pero, en cuanto tocamos el acelerador, deja de actuar y el cambio tiende a buscar el desarrollo más largo posible, salvo que pisemos a fondo el acelerador. En esta situación, pone el motor a régimen de potencia máxima y e iremos ganando velocidad progresivamente mediante la acción del variador continuo.

Al lado del selector del cambio nos encontramos con una tecla con la silueta de un coche sobre un plano inclinado. Ésta activa el asistente de arranque en pendiente. Se trata de un bloqueo en la transmisión que impide que el coche caiga hacia atrás al arrancar en las pendientes hacia arriba o que se deslice hacia delante en las pendientes hacia abajo.

El sistema de tracción total es el típico de Subaru. A diferencia de sus rivales, aquí están tirando del coche las 4 ruedas en todo momento, con un reparto inicial del 60% del par en el eje delantero y el 40% en el trasero.

 

Comportamiento: Noble y confortable

El enorme voladizo delantero delata que el motor cuelga por completo por delante del eje.

45 fotos

Ampliar

Aunque las prestaciones decepcionan, lo cierto es que no están por debajo de las de rivales de igual nivel de potencia que este Impreza y, sin embargo, el Subaru ofrece un comportamiento en carretera más seguro y agradable que el de la mayoría de sus contrincantes.

Gracias a su bajo centro de gravedad y a la excelente rigidez estructural de su carrocería, este coche no necesita recurrir a unas suspensiones demasiado rígidas para resultar eficaz en carretera y reducir su balanceo en las curvas.

El resultado es un coche que se comporta de maravilla y, además, es muy cómodo. La dirección tiene un buen tacto y, gracias a su corto radio de giro, permite maniobrar con facilidad en zonas complicadas.

En ciudad es cómodo por la suavidad con la que sus suspensiones nos tratan cuando pasamos por los pasos de cebra elevados, bandas reductoras de velocidad o baches. La facilidad de conducción que proporciona la caja de cambios de variador continuo también ayuda a que resulte un coche muy agradable de conducir en medio del tráfico.

En autopista transmite sensación de seguridad y sigue siendo muy cómodo. Las curvas rápidas se trazan sin titubeos y los cambios de asfalto o los badenes en pleno apoyo no descolocan al Impreza.

A la hora de perdernos por carreteras secundarias y puertos de montaña, el cambio adolece de cierta lentitud de reacciones y se nota que el motor cuelga por delante del eje delantero, con una clara tendencia a subvirar en curvas cerradas.

En el circuito de pruebas obtiene muy buena nota en la maniobra de esquiva, siendo capaz de superarla a 80 km/h sin malos gestos ni dar la sensación de estar a punto de perder el control.

Los frenos también han demostrado su eficacia, con unas distancias contenidas y un buen aguante al calor tras varios intentos.

En definitiva, el bastidor del Impreza es capaz de lidiar con muchísimos más caballos de los que ofrece esta versión. Sus reacciones son seguras, es agradable de conducir y, por encima de todo, resulta muy fácil para cualquier conductor.

Equipamiento: Bueno para su precio

La seguridad activa y preventiva del Impreza es de las mejores del mercado.

45 fotos

Ampliar

Si igualamos el nivel de equipamiento de este Subaru en la mayoría de sus rivales, tendríamos que pagar más que por este Impreza y, encima, no contaríamos con tracción total ni con un interior tan amplio como éste.

La versión Executive está por debajo de los 24.000 euros y a cambio tenemos llantas de aleación de 17 pulgadas, faros full led adaptativos con asistente de luz de carretera, sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas, volante multifución, climatizador bizona, asientos calefactados, faros antiniebla, control de crucero adaptativo con función stop & go, cámara de marcha atrás…

Si todo esto te parece poco, en materia de seguridad activa y preventiva está entre los mejores de su categoría, al contar con uno de los sistemas de alerta de colisión con frenado de emergencia más eficaces del mercado gracias al EyeSight. Su funcionamiento es muy bueno, pero resulta molesto que, cada vez que detecta un coche por delante de nosotros, nos lo avise con un pitido, y con otro cuando deja de haber alguien delante. Hacer un viaje escuchando «las señales horarias» cada dos por tres llega a ser estresante.

Alerta de pérdida de carril, sensores de ángulo muerto… no echaremos nada de menos en este coche; bueno, sí, un navegador. En Subaru se suman a la moda de no incluirlo en el equipo multimedia. Según ellos, todos llevamos un navegador en el bolsillo en nuestro smartphone, así que prefieren incluir Android Auto o Apple Car Play y que tiremos de nuestros datos.

Consumo: Muy lastrado

Los consumos están penalizados por la falta de par del motor.

45 fotos

Ampliar

Los consumos reales del Subaru Impreza son más altos de lo deseable y de lo que uno espera en un coche con un motor de esta cilindrada, pero tampoco era esperable otra cosa teniendo en cuenta que es un coche bastante pesado, que tiene que arrastrar la tracción total y con un conjunto propulsor en el que el bajo par del motor no se lleva muy bien con un cambio de variador continuo que sube mucho su régimen de trabajo a la mínima necesidad.

Esto hace que los 50 litros del depósito de combustible del Impreza apenas den para 600 km de autonomía, registrando unos consumos reales de 10 l/100 km en ciudad (el valor oficial es de 8 l/100 km en uso urbano), 7 l/100 km en carretera con tráfico normal (declara 5,5 l/100 km, una cifra que sólo es posible si no fuese necesario hacer adelantamientos y el recorrido fuese plano como un plato).

En autopista, el consumo medio a los máximos legales del Subaru Impreza ha sido de 7,7 l/100 km.

Rivales: Rivales del Subaru Impreza 1.6 Executive 2018

Vehículo

Subaru Impreza 1.6 Executive Lineartronic

Volkswagen Golf 1.4 TGI Edition 81kW

Renault Mégane 1.2 TCe Energy Limited 97kW

Hyundai i30 1.0 TGDI Go Plus 120

Precio Desde
25.050 €
Desde
25.162 €
Desde
21.409 €
Desde
24.775 €
Combustible Gasolina Gas Gasolina Gasolina
Cambio 7 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 114 110 130 120
Aceleración 0-100 km/h (s) 12,4 10,6 10,6 11,1
Consumo Medio (l/100 km) 6,4 5,6 5,3 5,0
Emisiones CO2 (g/km) 145 98 119 121

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche