Prueba del nuevo Ford Fiesta Titanium diésel 120 CV 2017

Prueba del nuevo Ford Fiesta Titanium diésel 120 CV 2017

22 agosto, 2017

Viendo su exterior no te imaginas todo lo que ha cambiado este coche. Al abrir las puertas empiezas a ser consciente del enorme salto adelante que ha dado el Ford Fiesta, algo que se reafirma en cuanto lo pones en marcha. Sin duda queda Fiesta para rato, listo para luchar por el puesto de honor en su segmento.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

Diseño 6

Bueno

Motor 8

Notable

Comportamiento 8

Notable

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Interior
  • Prestaciones
  • Rodar de calidad

Mejorable

  • Diseño continuista
  • Acceso a plazas traseras
  • Grillos interiores

De las cuatro personalidades que Ford ha creado para su nueva generación del Ford Fiesta (ST Line, Titanium/Trend, Vignale y Active), elegimos la más tradicional para esta prueba, con el acabado Titanium y el motor diésel 1.5 TDCi con start & stop que destaca por ser el más potente de la categoría gracias a sus 120 CV.

El diseño del nuevo modelo es demasiado conservador respecto a las anteriores generaciones del Ford Fiesta. Las mayores diferencias estéticas las encontraremos en la parte trasera. Sin embargo, en el interior nos encontramos con la agradable sorpresa de que todo ha mejorado muchísimo respecto a sus antecesores y se posiciona entre los mejores del segmento en este apartado.

Dinámicamente, esta versión sorprende por el salto adelante en cuanto a calidad de rodadura. Dentro hay menos ruidos y todo está mejor filtrado sin que por ello sea más torpe, manteniendo el dinamismo que ha caracterizado a los últimos modelos de Fiesta.

En cuanto a prestaciones y consumos, el motor 1.5 TDCi destaca en ambos apartados y resulta muy agradable de conducir en toda circunstancia. Además, gracias a su potencia se puede salir a carretera con un elevado nivel de seguridad a la hora de realizar adelantamientos o incorporaciones.

Con todo ello, este Ford Fiesta se posiciona como una de las mejores alternativas del mercado en un segmento que se está renovando por completo, aunque sus ventas se han estancado y parte de ellas se derivan a las variantes SUV-B.

Diseño Demasiado continuista

El Fiesta es atractivo, pero su estética es lo que menos ha evolucionado.
El Fiesta es atractivo, pero su estética es lo que menos ha evolucionado.
Ampliar

Es una pena que Ford no haya hecho en el exterior lo mismo que en el interior del nuevo Fiesta. No es que no sea atractivo, es que es una pena que hayan cambiado tantas cosas y siga pareciendo el mismo, especialmente en la vista delantera, en la cual no hay ni un tornillo idéntico al de la generación anterior, pero, salvo que los veas uno junto al otro, no sabrás en qué se distinguen.

En el caso del acabado Titanium como el de la prueba, la parrilla frontal tiene una rejilla cromada de lamas horizontales que le da un aspecto elegante, pero tal vez demasiado serio. Los faros son más rasgados que en la generación anterior y su contorno hace las funciones de luz diurna led muy llamativa. La unidad de pruebas monta lámparas halógenas y su iluminación por la noche no es muy buena, ni tampoco el funcionamiento del asistente de luz de carretera, que no baja a cortas la mayoría de las veces que sí tenemos tráfico por delante y luego tarda en poner las largas de nuevo al dejar de haberlo.

En la vista lateral tampoco hay muchos cambios evidentes aunque es todo nuevo. El Fiesta 2017 es más elegante que el anterior y tiene unos perfiles más marcados que le dan un aspecto más musculoso y de ser un coche más sólido. Sus proporciones apenas varían, con unos voladizos muy cortos y un parabrisas muy tendido que casi le da una silueta de monovolumen.

Los retrovisores tienen poca superficie aunque sobresalen mucho de la carrocería, de modo que al final tenemos un elemento muy expuesto a golpes y que, sin embargo, no proporciona demasiada visibilidad hacia atrás, aunque su diseño es muy bonito.

La vista trasera es la que más cambia. Se abandonan los pilotos que “trepaban” por el pilar trasero y ahora su disposición es horizontal. De este modo el Fiesta parece más ancho y se parece más a algunos de sus hermanos mayores. Son led y su diseño y luminosidad son buenos.

Las puertas son amplias y cuentan son sutilezas como los protectores de los cantos escamoteables, realmente prácticos, pero no dejan un cómodo acceso a las plazas traseras en esta carrocería de 3 puertas. El portón trasero es amplio y sí facilita mucho la carga y descarga del maletero.

Los ajustes de la carrocería son correctos, así como la calidad de la pintura, en la que no se aprecian demasiadas variaciones de tono entre las piezas plásticas y las metálicas.

La primera impresión que causa este Fiesta al acercarte a él es realmente buena y uno tiene la sensación de estar ante un coche bien hecho. Poco a poco los modelos del segmento B se están poniendo las pilas en este apartado y cada vez sus acabados y calidad de fabricación son mayores.

Interior Entre los mejores de su categoría

El interior del Ford Fiesta está entre los mejores del segmento B.
El interior del Ford Fiesta está entre los mejores del segmento B.
Ampliar

Si por fuera los cambios son menos evidentes de lo que en realidad son, en el interior sucede todo lo contrario y, al abrir las puertas, lo que nos encontramos es un habitáculo completamente rediseñado, muy atractivo y cuya primera impresión es excelente.

El salpicadero tiene un diseño atractivo y una buena ergonomía. La nueva consola central no es tan intrusiva y da una mayor sensación de amplitud interior en el Fiesta y los asientos tienen muy buen aspecto, pero un defecto imperdonable: cada vez que los abatimos para dejar pasar a los pasajeros traseros perderemos los reglajes.

Desde el puesto del conductor se tiene todo a mano, salvo las teclas ubicadas entre los asientos (desconexión del ESP, del Start & Stop, del asistente de aparcamiento…), que apenas se ven. El volante tiene un buen tacto y unas dimensiones perfectas, pero está tan repleto de teclas que es difícil identificarlas y lleva tiempo acostumbrarse a ellas. Tampoco las palancas de los intermitentes y limpiaparabrisas me han gustado. Son de plástico hueco y el ruido que hacen cuando las rozas para accionarlas hace que parezcan frágiles. Además, el mando para el limpialuneta trasero lo accionaremos sin querer.

La instrumentación es muy completa y en ella llama la atención el velocímetro con una escala regresiva (una idea copiada del Saab 900 presentado en 1993), en la cual los guarismos se amontonan a medida que aumentamos de velocidad. Esto hace que inconscientemente vayamos más despacio, pues a 120 km(h la aguja está en la posición de “las dos” (si nos imaginamos el velocímetro como un reloj de pulsera).

La tonalidad azul elegida por Ford para la iluminación de los mandos es muy agradable; se ve bien, no fatiga la vista por la noche y se distingue del resto de marcas, que suelen recurrir al cansino rojo o al blanco.

Un detalle que me alegra es ver que tenemos un freno de mano convencional, de palanca, mucho más fiable y útil que los modernos de accionamiento eléctrico.

Las plazas traseras son correctas, salvo por el mencionado problema de acceso a las mismas. Hay espacio para las piernas y las cabezas y 4 adultos viajarán en ellas con cierto confort. Como es normal en un coche de este tamaño, tres personas en la parte trasera irán con claros aprietos, pero con este tamaño de coche es algo lógico y admisible.

El maletero tiene una buena capacidad, aunque si lo vemos con la tablilla colocada para dejar un doble fondo nos asustaremos porque nos parecerá pequeño. UN detalle que me ha gustado es que el portón trasero está completamente recubierto con molduras de plástico, algo en lo que sus rivales están abaratando costes preocupantemente, como el nuevo Seat Ibiza, que copia a Dacia y sólo recubre el hueco donde va el mecanismo de cierre del portón, dejando todo lo demás desnudo, lo que da un aspecto muy pobre, mientras que en el Fiesta va todo recubierto. Sin embargo, la bandeja que cubre el maletero no queda bien sujeta sobre su pivote y, al menos en la unidad probada, es una fuente de grillos cuando circulamos por malos asfaltos, algo que baja la buena percepción de calidad que da el resto del coche.

Si necesitamos más espacio podremos abatir los respaldos traseros, lo cual se hace en un instante de manera muy cómoda, aunque no dejarán un suelo plano. En el caso de esta unidad, con el acabado Titanium, el hueco de la rueda de repuesto está ocupado por el subwoofer del equipo de audio, firmado por Bang & Olufsen.

Motor El diésel más potente

Con 120 CV, este motor ha ganado en suavidad y en prestaciones.
Con 120 CV, este motor ha ganado en suavidad y en prestaciones.
Ampliar

No hay muchas novedades en el apartado técnico en esta mecánica diésel de 120 CV. Se trata del 1.5 TDCi con turbo de geometría variable y la última generación de inyección Common Rail, capaz de trabajar a presiones en el entorno de los 2.000 bar.

Sus prestaciones son excelentes y hacen que el Fiesta sea un coche muy versátil, porque con él nos podemos plantear largos viajes cargados hasta los topes sin miedo a no poder nuestro crucero en las rampas más fuertes, con seguridad en los adelantamientos y con suficiente desahogo como para que los consumos no se disparen al viajar cargados o subir algo el ritmo.

Aunque los motores Duratorq de Ford no destacan por su finura ni silencio, en el nuevo Fiesta se ha hecho un trabajo excelente de aislamiento acústico y apenas se oye este motor en el interior, ni tampoco se sienten sus vibraciones. El Fiesta se siente como un coche de un segmento superior, más cerca del tacto de un Focus que de lo que sentíamos en la anterior generación. Todo esto contribuye a afianzar esa sensación de estar en un modelo de mucha más calidad y refinamiento.

La entrega de potencia es muy lineal y es capaz de mantener cierta viveza a alto régimen, lo que sirve de ayuda en los adelantamientos al no tener que pasar a la siguiente marcha en mitad de la maniobra. Sin embargo, como en todos los diésel, lo mejor de sí lo da en la zona intermedia, con un empuje contundente entre las 1.700 y las 3.000 rpm.

La caja de cambios manual de 6 marchas está muy bien escalonada para sacar partido de esta zona intermedia del motor tan buena. Al pasar a la siguiente siempre nos quedaremos en la zona buena de par. El tacto del selector es el típico de Ford, algo pastoso, pero suficientemente rápido y de recorridos de palanca razonables.

En conjunto, el Ford Fiesta TDCi de 120 CV resulta muy agradable de conducir y su nivel de prestaciones es muy bueno, marcando una enorme distancia con sus rivales principales, en los que apenas hay versiones de más de 100 CV con motorización diésel.

Comportamiento Es un Ford, no hay duda

El Ford Fiesta ha ganado en calidad de rodadura sin perder en agilidad.
El Ford Fiesta ha ganado en calidad de rodadura sin perder en agilidad.
Ampliar

Las dos últimas generaciones del Ford Fiesta han brillado en este apartado por un buen compromiso entre dinamismo y confort y una eficacia notable. Buena prueba de que la base de este coche es formidable es que los Ford Fiesta ST estaban entre los mejores GTi de la categoría, con un comportamiento intachable y más que solventes a la hora de digerir potencias de hasta 200 CV.

El nuevo Fiesta mantiene la misma plataforma que la generación anterior, aunque como en la paradoja de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, todo cambia para que nada cambie, y es que todo se ha revisado en ella para hacerla todavía mejor.

La dirección es suficientemente rápida y las reacciones del nuevo Fiesta son, en general, las mismas que ya conocíamos, pero uno se siente diferente a los mandos de este coche. Ahora todo tiene un tacto mejor, más filtrado, más “de coche grande”.

En ciudad es muy cómodo de conducir. El enorme par motor hace que nos podamos olvidar del cambio, circular en marchas largas (hasta cuarta… por que la quinta y la sexta son larguísimas y no podremos usarlas por debajo de 60 km/h) y con brío para incoporarnos a las circunvalaciones con seguridad.

La visibilidad sigue siendo un problema, con unos marcos del parabrisas muy gruesos e inclinados, de modo que ojo al entrar en calles perpendiculares, sobre todo con los peatones, que no los veremos hasta que tengamos que limpiar su cara del parabrisas como no seamos prudentes.

Las suspensiones son más confortables pero no más blandas. El truco está en los nuevos tacos de goma empleados, más elásticos y que filtran mejor las irregularidades. También la medida de las ruedas ayuda, con un balón razonable en medida 205/55-16 en vez de caer en la moda de las llantas de 17 pulgadas con perfiles ridículos.

En autopista se nota estable en curvas rápidas y el silencio de marcha es mejor que en generaciones precedentes, de modo que los viajes largos nos cansarán menos.

Si nos movemos por carreteras secundarias también nos sorprenderá por un comportamiento muy ágil y seguro. El morro es obediente y, aunque tiene una naturaleza subviradora pensada para facilitar la conducción a los menos expertos, no resulta demasiado torpe en ningún momento.

Esta mecánica monta frenos de disco en las cuatro ruedas y su capacidad de frenada es muy buena, como demostró en e circuito de pruebas, sin desfallecer tras varios intentos en la frenada de emergencia.

El control de estabilidad funciona correctamente y mantiene las cosas en su sitio aunque hagamos las cosas rematadamente mal. Lo cierto es que el buen chasis del Fiesta se lo pone fácil, porque sus reacciones naturales ya son buenas, como queda patente en la prueba de esquiva, que la salva con buena nota.

En definitiva, el nuevo Ford Fiesta es un buen producto. Es seguro, cómodo, fácil de conducir y, si queremos, puede llegar a ser muy divertido.

Equipamiento Sync 3 y mucho más

El acabado Titanium tiene una relación precio/equipamiento muy interesante.
El acabado Titanium tiene una relación precio/equipamiento muy interesante.
Ampliar

Como de costumbre en la marca Ford, el acabado Titanium es una de las alternativas más recomendables porque su relación precio/equipamiento es muy ventajosa. El nuevo Fiesta no es ajeno a esta realidad y la unidad probada contaba con una generosa dotación en la que destacaban elementos propios de categorías superiores, pero que poco a poco se van “democratizando”, como el asistente de mantenimiento de carril, los sensores de ángulo muerto, el asistente avanzado de aparcamiento… la verdad es que me ha impresionado en el apartado de sistemas ADAS (asistentes avanzados de conducción).

Entre los elementos disponibles está el asistente de luz de carretera, que no funciona nada bien. Al trabajar con lámparas halógenas en vez de leds o xenón, la transición la hacen dando corriente paulatinamente al filamento de la luz larga, como si se encendiese lentamente. Esto suaviza la transición y reduce la fatiga de la vista, pero tardamos más en ver más. Sin embargo, lo peor es que el sistema es muy lento en detectar el tráfico que viene de frente y bajar a cruce para evitar deslumbramientos y luego es todavía más lento en volver a poner las largas. Es de los menos eficaces que he probado y al final acabas por ponerlo en manual.

Todo lo contrario que el asistente de luz de carretera es el SYNC3, que sí me ha parecido muy bueno. Además de que la nueva pantalla del Fiesta es de las mayores de la categoría y su calidad y rapidez es sobresaliente, las funciones están bien elegidas, no hay demasiados problemas de compatibilidad y todo funciona bien, incluso los comandos por voz, algo que no suele ser así.

Cuando uno usa la voz para comunicarse con el sistema multimedia del coche (para meter una dirección en el navegador, buscar una canción en la carpeta de audio…), lo normal es que tengas que usar unos comandos prefijados que suelen ser un poco anti naturales y complicados de memorizar. En el SYNC3 la comunicación es muy natural y es fácil hacer que el navegador nos busque una cafetería, una gasolinera, un parking… o encontrar la canción de “Manolo Kabezabolo” entre el millón de títulos que tenemos guardados.

La calidad del sonido del equipo firmado por Bang & Olufsen es buena, pero no tanto como este nombre nos pueda sugerir. Ver las siglas B&O impresas sobre los altavoces nos predispone a una calidad excelsa que luego, sin ser mala, no es tan alta como esperábamos.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • ABS
  • Airbag acompañante
  • Faros antiniebla delanteros
  • Luces diurnas LED
  • Faros halógenos cromados y luces de conducción diurna
  • Asistente de mantenimiento de carretera
  • Faros antiniebla delanteros con marco en brillo
  • Luces traseras con tecnología LED
  • Airbag conductor
  • ESP
  • Pantalla a color 4
  • Tercer reposacabezas trasero
  • Luces con tecnología cornering lights
  • Luces de conducción diurna LED

Equipamiento Opcional

  • 150 €Alarma perimétrica
  • 675 €Paquete City+ Sistema de aparcamiento asistido en perpendicular y paralelo, sensores de parking delanteros y traseros, cámara visión trasera y retrovisores plegables ajustables eléctricamente con intermitentes y luces de iluminación del suelo
  • 375 €Paquete Control en carretera
  • 200 €Paquete City Sensor de parking trasero
  • 400 €BLIS + Alerta tráfico cruzado
  • 450 €Cámara de visión trasera (incluye sensores de parking traseros)
  • 50 €Tuercas antirrobo
  • 375 €Paquete City
  • 725 €Paquete Control en carretera + Seguridad Activa

Confort

Equipamiento de Serie

  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Llantas de aleación de 16' y 10 radios
  • Suspensión deportiva
  • Asientos delanteros tipo deportivo con ajuste lumbar en el asiento del conductor
  • Apertura sin llave y botón de arranque FordPower
  • Volante de cuero de 3 radios
  • Volante de piel
  • Dirección asistida
  • Pintura sólida
  • Retrovisores termoeléctricos exteriores del color de la carrocería
  • Cierre centralizado con mando a distancia
  • Retrovisores eléctricos térmicos exteriores plegables del color de la carrocería con intermitente
  • Pomo de la palanca de cambios en cuero con embellecedor de aluminio
  • Consola central con reposabrazos
  • Climatizador automático
  • Ajuste lumbar del asiento del conductor

Equipamiento Opcional

  • 250 €Sistema de apertura sin llave y botón de arranque Ford Power
  • 125.01 €Elevalunas eléctricos traseros
  • 700 €Techo panorámico de apertura eléctrica
  • 99.99 €Paquete Visibilidad
  • 650 €Pintura Metalizada Especial (Rojo Rubí, Azul Caribe y Milano Grigio)
  • 350 €Pantalla táctil 8'+Sync III+ Climatizador
  • 250 €Techo y Retrovisores Bitono - Negro Absolut
  • 250 €Techo y Retrovisores Bitono - Rojo Race
  • 200 €Llantas de aleación de 17'
  • 600 €Paquete Interior Titanium Gris metálico con asientos piel parcial Asientos de piel parcial 'Diseño único Titanium', puntadas de las puertas de color, cubierta del retrovisor interior, alfombrillas delanteras y traseras con puntadas de color
  • 425 €Pintura Metalizada
  • 300 €Gancho remolque desmontable
  • 120 €Cristales Privacidad
  • 450 €Paquete Invierno
  • 99.99 €Rueda de repuesto (acero 14')
  • 550.01 €Paquete Seguridad Activa
  • 550.01 €Pintura metalizada plus (Cobre)
  • 150 €Spoiler trasero
  • 250 €Techo y Retrovisores Bitono - Cobre
  • 250 €Techo y Retrovisores Bitono - Blanco
  • 125.01 €Paquete Interior Titanium Cobre Tapicería + Interior con detalles en color Cobre (salidas de aire, manillas de las puertas, embellecedores frontales, cubierta del retrovisor interior, alfombrillas delanteras y traseras con puntadas de color)
  • 200 €Pintura Sólida

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Radio/CD con pantalla táctil de 6,5', Ford SYNC 3,conectividad USB y 6 altavoces

    Equipamiento Opcional

    • 20 €Paquete Fumador
    • 950 €Pantalla 8'+Sync III+ Navegador + B&O Play + Climatizador
    • 500 €Pantalla 8' + Sistema Navegación
    • 600 €Pantalla 8'+Sync III+ Navegador + Climatizador
    • 99.99 €Cargador de CD externo

    Otros

    Equipamiento de Serie

    • Sistema de repostaje sin tapón Ford Easy-Fuel
    • Palanca de cambios de piel
    • Consola central

    Equipamiento Opcional

    • 125.01 €Protector de puertas
    • 50 €Ajuste manual del asiento del pasajero (4 posiciones)
    • 75 €Suelo ajustable maletero

      Consumo Mucho más ahorrador

      Los consumos del Fiesta diésel son muy ajustados.
      Los consumos del Fiesta diésel son muy ajustados.
      Ampliar

      Aunque Ford ha mejorado mucho los consumos del Fiesta (que han bajado en algunos casos hasta más de un litro), las cifras homologadas están lejos de los valores reales, que pese a ello, son muy buenos.

      Este Fiesta homologa un consumo urbano y en carretera de sólo 3 l/100 km, muy optimista. En ciudad lo normal es movernos en el entorno de los 5,8 l/100 km, un valor más alto que el oficial, pero que es muy correcto.

      En carretera se pueden obtener los 3 l/100 km pero sólo si tenemos todo a favor, lo normal es que el consumo en una conducción normal y con tráfico normal sea de unos 4 l/100 km.

      En autopista, con el control de crucero a 120 km/h, la media es de 5 l/100 km.

      Con estos valores de consumo y un depósito de 42 litros de capacidad, es fácil cubrir distancias de 700 km con el Ford Fiesta sin preocuparnos por encontrar una gasolinera en el camino.

      Rivales del Ford Fiesta Titanium 1.5 TDCi

      Ford Fiesta 1.5TDCi S/S Titanium 120

      Desde
      19.895 €

      Diesel

      Manual
      6 marchas

      120

      9,0

      3,5

      107

      Seat Ibiza 1.4TDI CR St&St Full Connect

      Desde
      13.190 €

      Diesel

      Manual
      5 marchas

      90

      10,9

      3,7

      95

      Citroen C3 1.6BlueHDi S&S Shine 100

      Desde
      20.000 €

      Diesel

      Manual
      5 marchas

      99

      10,6

      3,7

      95

      Volkswagen Polo 1.4 TDI BMT Cross DSG 66kW

      Desde
      21.589 €

      Diesel

      Automático
      7 marchas

      90

      11,9

      3,9

      102

      Comparte este artículo

      Suscríbete a nuestra newsletter

      Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

      * He leído la Política de privacidad

      Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

      Te puede interesar...

      Comenta este artículo

      * He leído la Política de privacidad

      Ir arriba