Prueba del nuevo Citroën C3 PureTech 2016

Prueba del nuevo Citroën C3 PureTech 2016

Después de la toma de contacto con su debut en el mercado español llega el momento de someter a un profundo examen al nuevo Citroën C3, uno de los utilitarios con más atractivo del segmento. Si estás pensando en hacerte con un coche práctico y llamativo, ponlo en la lista.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Diseño original y desenfadado
  • Confort
  • Soluciones prácticas

Mejorable

  • Recuperaciones
  • Recorridos largos del cambio
  • Umbral de carga del maletero

El nuevo Citroën C3 ha llegado para relevar a una de las sagas más longevas del mercado, con nada menos que trece años a sus espaldas a lo largo de los cuales se han vendido millones de unidades.

Para esta prueba hemos elegido el motor de gasolina PureTech (como es un coche con un enfoque más bien urbano, a priori es la mecánica más recomendable) en su versión de 82 CV, la más básica, con cambio manual de 5 velocidades y el acabado Shine, el más alto de la gama.

Aunque se toma como punto de partida la misma plataforma, convenientemente actualizada para adaptarla a los “nuevos” Peugeot 208 y Citroën C4 Cactus, el nuevo C3 supone  una evolución mucho más profunda y avanzada de lo que podamos presuponer, aunque use una plataforma algo anticuada, algo que se nota en detalles como los frenos traseros de tambor.

Bien pensado, si algo funciona bien, tampoco necesita demasiados cambios, y esta plataforma no ha dado mal resultado; además, es de las más ligeras del mercado, lo que supone una importante ventaja.

Como es lógico, lo más llamativo del nuevo Citroën es su estética. La marca de los chevrones ha logrado un diseño atractivo, con varias posibilidades de personalización y que no renuncia a ser práctico pese a llamar la atención.

Seguridad y tecnología en el nuevo Citroën C3

El C3 ha dado un salto adelante en tecnología y seguridad.
El C3 ha dado un salto adelante en tecnología y seguridad.
Ampliar

Aunque su estética ha sufrido un cambio radical, los mayores avances son los que no se ven a simple vista, pero que agradecemos desde que nos sentamos en él y nos ponemos en marcha. Como es lógico (la competencia también ha subido mucho el listón en el segmento B), el nuevo C3 incorpora muchos de los sistemas de seguridad que hasta hace poco sólo estaban disponibles en modelos de más categoría, como los sensores de ángulo muerto, la alerta de pérdida de carril, la supervisión de nuestra fatiga o, como en el caso de la unidad de pruebas, incluso la posibilidad de que el control de crucero adapte la velocidad memorizada a la máxima permitida en cada tramo, gracias a la cámara ubicada en el parabrisas y que, entre otras funciones, reconoce las señales de tráfico.

Tras una semana de convivencia con este modelo, confieso que me ha convencido por su confort, su coquetería y detalles prácticos que iremos viendo a lo largo de la prueba. Por supuesto que no es perfecto, pero el balance es muy positivo y se revela como una de las alternativas más recomendables de su categoría, sobre todo si tenemos en cuenta su precio: 15.984 euros en el caso de la unidad probada.

Diseño Nuevo Citroën C3: juvenil y desenfadado

El nuevo Citroën C3 es todo un acierto estético.
El nuevo Citroën C3 es todo un acierto estético.
Ampliar

Los responsables de la marca han hecho un gran trabajo en este apartado y han conseguido un coche muy atractivo, que entra por los ojos al primer golpe de vista, con soluciones prácticas y que se distingue del resto de coches en medio del tráfico.

Aunque comparte plataforma con el 208, el C3 es más alto, con unas proporciones similares a las del C4 Cactus. Esto hace que tengamos una buena visibilidad y, sobre todo, hace más cómodo entrar y salir de él.

La imagen frontal sigue los cánones de los últimos modelos presentados por la marca francesa, con los grupos ópticos separados claramente entre sí: las luces diurnas en la parte superior, con los indicadores de dirección, los faros principales más abajo y los antiniebla en las esquinas del faldón.

Tanto los carenados de los faros antiniebla como los cascos de los retrovisores van pintados en un color que contrasta con el principal de la carrocería. El resultado es vistoso pero sin resultar estridente y, además, permite varias personalizaciones.

En la vista lateral llaman la atención (en el acabado Shine) las llantas de 17 pulgadas (las mismas presentadas en el Cactus), los pasos de rueda con las molduras negras para darle un aspecto casi de SUV y los airbumps, realmente prácticos pese a que son más discretos y mejor integrados en el diseño general del coche que en el Cactus.

La zaga también está bien resuelta, con unos grupos ópticos grandes que se ven bien por la noche. Lo malo es que el portón deja un umbral de carga algo elevado, lo que resulta algo incómodo para cargar el maletero o sacar las cosas de él.

Los acabados son correctos, no hay salientes excesivamente expuestos a golpes y es práctico sin renunciar a un diseño alegre y distinto.

Algunos detalles se podrían mejorar, como el aspecto del portón trasero cuando lo abrimos. Sólo tiene un pequeño panel que cubre la parte central del portón, pero todo el marco de la luneta trasera “va desnudo” y los anclajes de la bandeja trasera (que puedes ver en detalle en la galería de fotos) desmerecen un poco y dan un aspecto algo pobre frente a la buena apariencia general de este modelo.

Interior Buenas butacas

El diseño del interior del C3 es práctico y acogedor.
El diseño del interior del C3 es práctico y acogedor.
Ampliar

Al abrir las puertas, que lo hacen en un buen ángulo, tenemos un cómodo acceso a un habitáculo en el que nos encontramos soluciones ya vistas en el Cactus -como los tiradores para cerrar las puertas, el tapizado interior de éstas o la consola central o los cómodos y anchos asientos- pero con un aspecto más convencional, por ejemplo, con una instrumentación con relojes analógicos, más clásica y completa que la de Cactus. En el C3 sabremos la temperatura del refrigerante y las revoluciones del motor, incógnitas en el  caso del Cactus, que carece de dicha información en su display digital.

La postura de conducción es cómoda gracias a los reglajes de la columna de dirección y de los asientos y, en general, los mandos están bien distribuidos. Es una pena que el selector del cambio tenga unos recorridos tan largos, lo que penaliza algo la puntuación en este apartado, al obligarnos a despegar la espalda del respaldo para llevar la palanca hasta la posición de la quinta, que por poco no está dentro de la guantera…

El tacto de los mandos principales es correcto  y todo se maneja de forma fácil e intuitiva. La pantalla táctil es algo lenta de reacciones, pero los menús y el acceso al manejo de los distintos dispositivos es sencillo.

Dentro del C3 nos encontramos con bastantes huecos en los que poder llevar cosas. Algunos de ellos no son muy útiles por su tamaño, como el que está en el centro de la consola central, en el que no cabe un Smartphone.

Las plazas traseras son correctas dentro de la categoría. Como es lógico en un coche de este tamaño, el espacio no sobra, pero está entre los mejores del segmento B en el que milita.

El mullido de los asientos es más bien blando, pero no fatiga el cuerpo en los viajes largos y se convierte en un buen aliado en el día a día en la ciudad, repleta de baches, tapas de alcantarillas y bandas reductoras de velocidad, por donde pasaremos sin sobresaltos ni los rebotes que suelen ser moneda frecuente en sus rivales.

El maletero tiene una buena capacidad y formas cúbicas que permiten aprovechar bien el espacio disponible. La nota negativa viene por el elevado umbral del carga del portón. El suelo del maletero está 20 cm más bajo que el borde del hueco que deja el portón, lo que resulta incómodo para sacar o meter bultos pesados en él. Si necesitamos espacio, se pueden abatir los respaldos traseros, que no dejan un suelo plano, y contamos con rueda de repuesto bajo la tablilla, algo que siempre se agradece.

En definitiva, el C3 convence en este apartado por el confort que proporciona a sus pasajeros y por un diseño que lo hace acogedor.

Motor Mejor que diésel

El motor de gasolina PureTech tiene unas prestaciones modestas.
El motor de gasolina PureTech tiene unas prestaciones modestas.
Ampliar

La unidad que puedes ver en esta prueba cuenta con el ya conocido motor PureTech de 3 cilindros en su configuración básica de 82 CV. Aunque la entrega de par de esta mecánica es correcta, la caja de cambios de 5 velocidades tiene unos desarrollos muy largos (en segunda se alcanzan prácticamente los 100 km/h) y un escalonamiento muy abierto, lo que hace que sus recuperaciones sean muy perezosas y que tengamos que recurrir a la cuarta e incluso a la tercera para mantener los 120 km/h en los puertos de algunas autovías.

Para movernos por ciudad, hay potencia más que de sobra, pero a la hora de afrontar un viaje se queda algo justo, y eso que es uno de los más ligeros de la categoría.

El selector del cambio tiene unos recorridos demasiado largos, sobre todo en los desplazamientos longitudinales (de primera a segunda, tercera a cuarta…) que hace que, para meter la quinta, tengamos que llegar incluso a separar la espalda del asiento del coche. Además, su tacto es algo gomoso e impreciso.

Unos recorridos más cortos y algo más de precisión en el tacto harían mucho más agradable de conducir este coche, máxime si tenemos en cuenta que con la potencia de esta mecánica vamos a tener que trabajar bastante con el selector de marchas.

Comportamiento Confort sobre todo

En el nuevo C3 se ha buscado especialmente el confort.
En el nuevo C3 se ha buscado especialmente el confort.
Ampliar

Pensado principalmente para un uso urbano, este Citroën C3 destaca por la suavidad con la que trata a sus pasajeros, sorprendente en un coche con un eje trasero tan sencillo y, como sucede en el caso de la unidad de pruebas, con unos neumáticos demasiado grandes y de poco perfil.

En ciudad es muy cómodo de utilizar por la buena visibilidad que tendremos del tráfico al ir sentados en una posición relativamente alta. La dirección es suave y tiene un buen radio de giro, lo que hace que sea ágil para movernos en el tráfico urbano y en los parkings, donde los sensores de aparcamiento serán más prácticos que la cámara, muy expuesta a salpicaduras y con una calidad de imagen mejorable.

En carretera la suavidad de las suspensiones no es un problema y, aunque no podemos pretender que sea un GTi, no es un coche demasiado torpe pese al acusado balanceo de la carrocería. La dirección es algo imprecisa en zonas muy viradas debido a un exceso de asistencia de la misma, pero, una vez acostumbrados a su tacto, no tendremos problemas y lo agradeceremos a la hora de maniobrar en ciudad.

En autopista y autovía el mayor inconveniente de este coche será la falta de potencia y su escaso peso con viento lateral, algo que tampoco se lleva bien con una dirección demasiado asistida.

En el circuito de pruebas se nota el desequilibrio que hay entre unas suspensiones más bien blandas y unos neumáticos con demasiado ancho y diámetro pero con poco perfil, con medidas 205/50-17.

Los tiempos de espera son prolongados y al C3 se le atragantan los cambios bruscos de trayectoria, algo que queda patente en la maniobra de esquiva a 80 km/h, en la que el ESP actúa desde el primer golpe de volante para mantener las cosas bajo control.

La frenada de emergencia es correcta, con unas distancias aceptables (aunque deberían ser mejores en un coche tan ligero, poco más de una tonelada) y sin gestos raros de la parte trasera, aunque las ruedas de dicho eje se quedan casi sin peso sobre ellas y, por lo tanto, con muy poca adherencia.

El control de estabilidad hace bien su trabajo pese a tener que lidiar con unos frenos de tambor en el eje trasero. El mayor problema de este tipo de frenos (además de su peso y poco aguante al calor) es que son muy poco progresivos y tienden a quedarse trabadas las zapatas al rozar con el tambor, lo que dificulta el trabajo al control de estabilidad. Pese a ello, el C3 tiene unas reacciones sanas y nobles.

En resumen, el Citroën C3 de esta prueba es un coche cómodo y fácil de conducir, que nunca nos dará un susto y que avisa con mucha antelación, pero al que no le podemos pedir una respuesta ágil, porque no ha sido concebido para ello.

 

Equipamiento A buen nivel

El C3 incorpora muchas mejoras también en seguridad.
El C3 incorpora muchas mejoras también en seguridad.
Ampliar

En el acabado Shine, que es el más alto de la gama, el C3 está muy bien equipado en relación a su precio. Climatizador automático, luces de cortesía y de lectura de mapas LED, llantas de aleación de 17 pulgadas, airbumps de protección en las puertas, faros antiniebla, sistema de reconocimiento de llave, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, navegador, cámara de marcha atrás con sensores de aparcamiento… la verdad es que no echaremos nada en falta.

También está a buen nivel en el apartado de sistemas ADAS (asistentes a la conducción), con elementos como los sensores de ángulo muerto, la alerta de fatiga, asistente de salida involuntaria del carril…

Entre estos dispositivos es destacable en esta categoría el que cuente con un control de crucero combinado con el sistema de reconocimiento de señales de tráfico. Si memorizamos, por ejemplo, 120 km/h y en un tramo de la autovía está señalizado a una velocidad inferior, el display del cuadro de instrumentos parpadea y nos propone que actualicemos la velocidad memorizada. Basta con pulsar la tecla para aceptarlo y el control de crucero automáticamente se ajustará a la velocidad máxima indicada por la señalización de la vía.

En el lado de lo mejorable está la calidad de la pantalla táctil, más lenta de reacciones de lo deseable, a veces incluso poco obediente, pero es un pecado bastante común, incluso en coches de precio claramente superior.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • ESP
  • ABS
  • CITROËN Connect Box (llamada de urgencia y asistencia localizada por GPS)
  • Faros antiniebla
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Isofix plazas laterales traseras y pasajero delantero
  • Active Safety break con alerta de atención conductor
  • Ayuda al estacionamiento trasero
  • Detección neumáticos poco inflados
  • Luces diurnas LED delanteras
  • 6 Airbags (frontales, laterales y de cortina)
  • Cámara de visión trasera
  • Indicador de descanso recomendado
  • Encendido automático de luces

Confort

Equipamiento de Serie

  • Retrovisores exteriores abatibles eléctricamente y calefactables
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Climatizador automático
  • Tapicería tela
  • Volante regulable altura y profundidad
  • Regulador y limitador velocidad
  • Hill Assist (ayuda a la salida en pendiente)
  • Volante de cuero
  • Reconocimiento del límite de velocidad
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros, secuenciales y antipinzamiento
  • Sensor de lluvia
  • Cierre centralizado
  • Dirección asistida
  • Retrovisor interior electrocromo
  • Asiento conductor de altura regulable
  • Llantas aluminio 16´´
  • Kit antipinchazo
  • Lunas traseras sobretintadas
  • Banqueta trasera fraccionable 2/3 1/3
  • Techo bitono, coquillas de los retrovisores exteriores y decoración antinieblas en Negro Onyx
  • Airbump

Equipamiento Opcional

  • 500 €Techo panorámico
  • 250 €Llantas de aluminio 17´´
  • 300 €Acceso y arranque manos libres
  • 200 €Tejido Capsule
  • 410 €Naranja Power
  • 410 €Negro Perla
  • 410 €Azul Cobalto
  • 410 €Verde Almond
  • 200 €Armonia interior rojo urban Tejido capsule rojo(implica 4 elevalunas elécticos secuenciales y antipinzamiento y volante de cuero)
  • 350 €Llantas de aluminio 17´´ negras
  • 200 €Tejido Stripe
  • 500 €Tejido mixto/TEP
  • 410 €Gris Shark
  • 410 €Beige Arena
  • 410 €Gris Aluminio
  • 180 €Blanco Banquise
  • 200 €Armonía interior gris metropolitan Tejido stripe gris(implica 4 elevalunas eléctricos secuenciales y antipinzamiento y volante de cuero)
  • 120 €Rueda de repuesto 15´´

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Ordenador de abordo
  • Pantalla táctil de 17,8 cm (7´´)
  • Toma USB
  • Radio Bluetooth USB
  • Mirror Screen (Pantalla táctil 7´´)

Equipamiento Opcional

  • 300 €Connected Cam Citroen
  • 550.01 €CITROËN Connect Nav

Consumo Sensible al uso

Los consumos del motor PureTech dependen mucho de nuestro estilo de conducción.
Los consumos del motor PureTech dependen mucho de nuestro estilo de conducción.
Ampliar

Aunque Citroën anuncia unos consumos muy contenidos para este modelo, en uso real no lo son tanto. El motor de 3 cilindros PureTech es muy sensible a la forma de conducir, así como a la carga y orografía. Si podemos ir a punta de gas llaneando, es un auténtico mechero, pero, a poco que llevemos a cuatro pasajeros o tengamos que movernos en una zona montañosa, la cosa se dispara bastante.

En ciudad, el consumo homologado es de 5,7 l/100 km, una cifra muy cercana a los 6,3 l/100 km que he podido medir durante la prueba, siempre con poco tráfico y a unas temperaturas en las que el climatizador apenas trabaja.

En carretera, Citroën declara un consumo de 4,1 l/100 km, un valor al que sólo nos podremos acercar si no tenemos que adelantar a nadie, vamos vacíos y sobre la superficie de un plato. En condiciones normales nos vamos a mover en el entorno de los 5 l/100 km a cruceros entre 70 y 100 km/h.

Si nos desplazamos por autopista a 120 km/h, con 3 puertos de montaña en el recorrido, el consumo medio sube hasta los 7 l/100 km, debido a que, para coronar los puertos a ese ritmo, vamos a ir con el pie a fondo y en cuarta en muchas ocasiones.

Con estos consumos y un depósito de 45 litros, la autonomía del C3 estará alrededor de los 700 km.

Rivales

C3 1.2 PureTech Shine 82

Desde
17.500 €

Gasolina

Manual
marchas

Mazda2 1.5 Style 66kW

Desde
14.350 €

Gasolina

Manual
5 marchas

90

9,4

4,5

105

208 1.2 PureTech GLP Active 82

Desde
17.760 €

Gas

Manual
5 marchas

82

0,0

6,4

99

Clio TCe Energy Zen 66kW

Desde
17.039 €

Gasolina

Manual
5 marchas

90

12,2

4,7

105

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba