Prueba del Nissan X-Trail 2.0 dCi 4×4 XTronic Tekna 201761

Prueba del Nissan X-Trail 2.0 dCi 4×4 XTronic Tekna 2017

6 Noviembre, 2017 por

Aprovechando el lavado de cara del Nissan X-Trail, los de la alianza han aprovechado para introducirle el nuevo motor 2.0 dCi de 177 CV con la intención de equilibrar un poco más la relación entre el peso de este coche y la capacidad de empuje de su motor. Te contamos el resultado.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

Diseño 8

Notable

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 8

Notable

Equipamiento 8

Notable

Consumos 4

Regular

Destacable

  • Diseño atractivo
  • Amplitud interior
  • Nivel de equipamiento

Mejorable

  • Consumos elevados
  • Llantas demasiado grandes
  • Peso elevado

Nissan ha aprovechado la puesta al día del Nissan X-Trail para mejorar su producto, actualizarlo con nuevas mecánicas (como es el caso de la unidad de pruebas, con el nuevo motor 2.0 diésel de 177 CV) y, de paso, diferenciarlo más del Nissan Qashqai. Casi eran mellizos estéticamente, como puedes comprobar en nuestra prueba del Nissan Qashqai y la  prueba del Nissan X-Trail.

Después de una semana de pruebas, las conclusiones son positivas en cuanto al mejor aspecto del Nissan X-Trail, con un mayor confort y equipamiento. No lo son tanto en el lado del rendimiento de la nueva mecánica, que, asociada a una caja de cambios de variador continuo, decepciona tanto por prestaciones como por consumos.

Sus 177 CV parecen menos cuando tenemos que realizar un adelantamiento o afrontar un puerto con la familia a cuestas y los consumos se disparan por encima de los 8,5 o 9 l/100 km en autopista.

El X-Trail se distancia más claramente del Qashqai en estética tras este lavado de cara.61
El X-Trail se distancia más claramente del Qashqai en estética tras este lavado de cara.

En Nissan han aprovechado el lavado de cara del Qashqai y el X-Trail para diferenciarlos más que antes, y es un acierto, porque antes parecía que el X-Trail era más bien el sustituto del Qashqai+2. En el caso de esta unidad, no se trata de la versión de 7 plazas, sino de la de 5, con un maletero muy amplio, mucho más versátil que el Qashqai, que se queda algo escaso de espacio.

La mayor parte de los cambios se centran en el frontal, que recibe una nueva coraza más prominente y que le da un aspecto más rotundo. También la forma de los antinieblas y el faldón cambia, dando una sensación de ir más pegado al asfalto, aunque, en realidad, la altura libre apenas varía.

En la vista lateral, apenas hay cambios salvo las nuevas llantas y detalles de las molduras y los tiradores cromados de las puertas, lo mismo que en la parte trasera, donde los cambios están en la forma del paragolpes, manteniéndose prácticamente idénticos el resto de elementos.

Los acabados son correctos y el color azul metalizado le sienta bien con las molduras negras de los arcos de rueda y faldones, dándole un aire muy moderno y con ciertos matices deportivos.

Como las dimensiones y formas generales no varían, el X-Trail sigue teniendo unas proporciones que permiten un acceso al interior muy cómodo gracias a las grandes puertas (que abren casi 90º) y la altura a la que están las banquetas de los asientos, ni muy altas ni muy bajas.

Los cambios son acertados y logran un aspecto mucho más atractivo y diferente sin hacer cambios muy profundos en piezas metálicas ni estructurales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba