Prueba

Prueba del Mini Clubman JCW: potencia a raudales

57 fotos

Ampliar

02 de febrero, 2021

La carrocería más extravagante de la gama Mini tiene también el honor de ser la más rápida. Los 4,9 segundos que cifra en el 0 a 100 km/h así lo determinan siendo obtenidos además gracias a la mejora implementada en su motor turbo que asciende a los 306 CV.

Cuando uno oye hablar del apellido John Cooper Works se espera lo de mejor de un Mini, sin duda. Sin embargo, con el resurgimiento del Mini GP en lo que uno piensa es que podrá conducir (lo haremos de manera exhaustiva en unas semanas) el Mini más rápido y potente que existe. Pero la realidad es otra y aunque los 306 CV que genera su bloque son los mismos que los de nuestro protagonista, si hablamos de rapidez el Mini Clubman JCW (los simplificamos mejor) es quien lleva la voz cantante.

Te puede interesar:

Ganas teníamos de repetir experiencia con él, más aún cuando mi compañero Christian García exprimió al máximo su rendimiento (también el del Countryman JCW) por el excepcional trazado de Monteblanco, en la provincia de Huelva. Ahora pasa por nuestras manos para valorar si este Clubman JCW, pese a no ser la carrocería más vendida, se convierte por méritos propios en el John Cooper Works por excelencia.

Contra quién compite el Cluman JCW

Hablar de rivales de un coche tan único como el Mini Clubman JCW parece fácil cuando en realidad es una tarea complicada. Porque por lo extravagante de su diseño, ningún coche hay actualmente que posea la apertura de puertas trasera de nuestro protagonista. Pero como lo que se mide es su rendimiento, la realidad nos dice que el hot hatch inglés tiene un amplio número de contrincantes: empezando por los Volkswagen Golf R y GTi Clubsport y siguiendo por el BMW M135i xDrive, el Audi S3 Sportback, el Mercedes-AMG A35 4MATIC, todos ellos con un par de puntos en común, la tracción integral y las aspiraciones Premium. Pero si abrimos el abanico a los de tracción delantera de corte algo más generalista tendríamos a los Honda Civic Type R y Renault Mégane R.S. Trophy.

Frente a todos ellos el Clubman JCW ofrece, como decimos, un diseño made in Mini, una personalización made in Mini y, claro está, un precio made in Mini también pues los 48.100 € de los que parte se convierten en casi 60.000 € a poco que sumemos varias de las opciones que incluía nuestra unidad de pruebas.

Nuestra valoración: 8,2

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Diseño exterior
  • Asientos deportivos
  • Rendimiento del motor

Mejorable

  • Sonoridad del motor
  • Dinámica menos emotiva
  • Apertura portón trasero

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Sus puertas traseras son únicas

La zona trasera es la más llamativa del conjunto.

57 fotos

Ampliar

Hasta la llegada del Countryman, el Mini Clubman era el más grande de toda la gama. Sus 4,24 metros de largo así lo confirmaban. Ahora bien, de lo que no hay duda es de ser la carrocería más llamativa. Si bien con la segunda generación se perdió algo de atractivo al adquirir la misma forma que un Mini de cinco puertas (el primer Clubman montaba una pequeña puerta de apertura suicida en el lado del copiloto), al menos mantiene la apertura dividida del maletero, al estilo de las furgonetas.

Una solución poco práctica en el día a día por lo abultado de las mismas y que nos obliga a tener un hueco de aparcamiento algo más amplio, pero muy vistosa cuando realizamos dicha operación frente a cualquier viandante. El resto adquiere los últimos retoques de la actualización de gama sufrida a mediados de 2019 sumando, en el caso de la versión JCW, detalles específicos para enfatizar su consabida deportividad.

Entre algunos de los más destacados están la carrocería en gris Thunder (cuesta 750 €) con el techo, la carcasas de los retrovisores y los vinilos en rojo (esta opción cuesta 300 €), las llantas de 18 pulgadas en negro montadas sobre neumáticos Michelin Pilot Sport, los paragolpes exclusivos, la calandra con la línea en rojo, la doble salida de escape (son 10 mm más anchas, llegando a los 95 mm actuales) y la toma de aire en el capó denotan su carácter deportivo.

Interior: Cumple con nota

El interior mantiene ese ambiente retro que cautiva.

57 fotos

Ampliar

En el interior lo que más nos ha cautivado, sin duda, son los asientos. Deportivos y con reposacabezas integrados vienen de serie con este apellido. Sujetan a la perfección y aunque son algo duros no resultan incómodos. Lo único por lo que tenemos que desembolsar dinero es la tapicería de cuero de nuestra unidad (1.500 € de sobrecoste).

Frente a ellos, un puesto de conducción típico de Mini que si bien no llega a ser tan digital como el del Mini Cooper SE por carecer del cuadro digital, mantiene la esencia de la familia británica. En el centro, el monitor de 8,8 pulgadas que puede ser manejando bien de manera táctil o mediante el mando iDrive. Bajo él, la ristra de botones al estilo aviación entre los que se encuentra el comando de ignición (en rojo). Para completar el ambiente rácing, las costuras en rojo del volante y la palanca de cambios a los que se pueden sumar las diferentes molduras decorativas Mini Yours.

Si nos ceñimos a la habitabilidad, no hay apenas diferencia con un Mini de cinco puertas. El acceso a la zona trasera es relativamente cómodo más allá de tener un techo algo bajo. Una vez dentro, un adulto se acomoda sin demasiados problemas y tiene espacio de sobra para las piernas. El hueco para la cabeza es algo más justo siempre y cuando tengas una talla superior a los 1,85 metros. Por anchura será mejor que viajen dos a que lo hagan tres. Un poco más atrás, el maletero cubica 360 litros, una cifra inferior a la de algunos de sus rivales alemanes pero con un hueco de carga cuadrado.

Motor: El más potente

Se ha revisado a fondo el bloque para aumentar su rendimiento.

57 fotos

Ampliar

Entramos en uno de los apartados más novedosos de este Mini Clubman JCW. Porque bajo su capó se esconde el motor más potente jamás montado en un Mini. Hablamos de un 2.0 litros turbo de cuatro cilindros que rinde la nada despreciable cifra de 306 CV entre las 5.500 y las 6.250 rpm con un par máximo de 450 Nm entre las 1.750 y 4.500 vueltas.

Con estas cifras no solo hablamos, como decimos, del más potente (aunque comparte rendimiento con los Countryman JCW y GP) sino también del más rápido. Porque el Clubman JCW es el Mini que menos tarda en pasar de 0 a 100 km/h. Lo hace en 4,9 segundos, es decir, tres décimas más rápido que un Mini GP. En cuanto a la velocidad punta, limitada a 250 km/h, sin posibilidad de desbloqueo pero con la sensación de que podría llegar a dar mucho más.

La mejora en el rendimiento respecto a su predecesor (hablamos de 73 CV y 100 Nm más) se ha conseguido gracias al montaje de un turbocompresor más grande, un cigüeñal reforzado, nuevos pitones, bielas y cojinetes, la reducción de la relación de compresión de 10,2 a 9,5, un sistema de refrigeración mejorado o la instalación de un sistema de escape deportivo con filtro de partículas integrado.

Todo ello repercute en un bloque exquisito, con una respuesta contundente que da la sensación de empujar independientemente del régimen al que rodemos. Acelera rápido, ya o hemos visto, y eso lo consigue gracias a una transmisión automática Steptronic perfectamente calibrada, con unas relaciones más bien cortas en las seis primeras etapas y dos marchas finales más largas para desahogar el motor y rebajar el consumo.

Comportamiento: Apto para todo

Ha perdido emoción pero ha ganado equilibrio.

57 fotos

Ampliar

Dar un cambio tan radical en su parte mecánica ha supuesto todo un reto para los ingenieros británicos quienes se han visto obligados a tener que modificar ligeramente el chasis del Clubman JCW para asumir esa mejora de rendimiento. Lo más llamativo es la posibilidad de incluir una suspensión adaptativa que, como hemos visto, es opcional variando su dureza en función del modo elegido.

Igualmente, monta un diferencial mecánico delantero que junto con el reparto vectorial del par incluido en el sistema de tracción total ALL4 consiguen que este Clubman JCW no abandone la trazada en ningún momento y no aparezca un ápice de subviraje. A ello se suman unos frenos ligeramente más grandes que mejoran considerablemente la capacidad de frenada.

Todo ello nos lleva a tener un coche perfecto para cada ocasión. Sí, Mini ya viró su estrategia con la segunda generación de sus modelos, dejando de ser coches duros e incómodos para ser vehículos más versátiles, algo que también se extendió a sus siglas más deportivas. En el caso de nuestro protagonista, ocurre algo parecido pues nos encontramos ante un coche muy noble, con una dinámica muy equilibrada que es tan apto para tener una conducción tranquila de lunes a viernes como para desmelenarnos el fin de semana en un tramo de montaña.

A ello también ayudan los programas de conducción, siendo el Sport el que mejor se adecúe al desate de los instintos más primarios y el Mid o el Green el más apto para el día a día. Con el primero, el Clubman JCW apenas da concesiones. Quizá ha perdido un punto de nervio respecto a otros GTI compactos y el sonido tampoco sea tan emocionante como antes, pero la dirección es tan precisa y el coche agarra tan bien a la salida de la curva que apenas pensamos en sus puntos flojos. Aquí el trabajo del diferencial delantero es vital para salir siempre con la mayor tracción, no perder rueda y ganar alguna décima al crono imaginario de nuestra cabeza.

Equipamiento: Completo pero personalizable

De serie monta pantalla de 8,8 pulgadas.

57 fotos

Ampliar

Para muchos, los 48.100 € de los que parte este Clubman JCW quizá parezcan excesivos aunque si miramos el entorno de rivales, vemos que la mayoría se mueve en un precio aproximado. En nuestro protagonista, además, el equipamiento de serie disponible al menos lo compensa, aunque no evita que tengamos que pasar por caja para contar con una unidad como la nuestra.

Centrándonos en este punto, si quieres un Clubman JCW como el de las imágenes, has de preparar otros 8.984 € para tenerlo. Entre algunos de las opciones más destacadas que equipa esta unidad están la pintura Thunder Grey (750 €), los vinilos en rojo (300 €), la tapicería en cuero Carbon Black (1.500 €), las molduras interiores Mini Yours (400 €), el paquete Driving Assitant Plus (1.300 €), el paquete Sky (1.350 €), los faros LED adaptativos (400 €), la suspensión adaptativa (525 €), el volante Mini Yours (180 €) o el sistema de sonido Harman/Kardon (850 €).

Consumo: Vigila porque sube mucho

Relacionado con el tipo de conducción que hagamos está, claramente, el consumo. Lo normal será movernos en torno a los 9 l/100 km, una cifra razonable teniendo en cuenta que homologa 8,1 l/100 km y que podremos rebajar cuando circulemos expresamente por autopista o autovía, con el programa Green o MID activado. Por el contrario, a poco que activemos el modo Sport y no hagamos concesiones, no es descabellado que obtengamos valores cercanos a los 13 o 14 l/100 km.

Rivales: Rivales del Mini Clubman JCW

Vehículo

Mini Mini Clubman John Cooper Works ALL4 Aut. (4.75)

Bmw M135iA xDrive (9.75)

Mercedes-benz A 35 AMG 4Matic+ 7G-DCT

Volkswagen Golf 2.0 TSI GTI Clubsport DSG 221kW

Precio Desde
46.260 €
Desde
56.572 €
Desde
59.525 €
Desde
46.346 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 8 marchas 8 marchas 7 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 306 306 306 300
Aceleración 0-100 km/h (s) 4,9 4,8 4,7 5,6
Consumo Medio (l/100 km) 7,0 7,1 7,3 6,6
Emisiones CO2 (g/km) 159 162 167 151

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche