Prueba

Primera prueba del Mercedes Clase C 2021: rey de reyes

17 fotos

Ampliar

23 de junio, 2021

La quinta entrega de la berlina media alemana hereda lo mejor del buque insignia de la marca, el Clase C. Así, podemos afirmar que el Clase C 2021 es uno de los coches más avanzados de su categoría. Nosotros lo hemos conducido.

Es evidente que las berlinas no pasan por su mejor momento comercial. Han sido completamente superadas por los todocaminos en todas sus vertientes, lo cual no hace asustar a muchos de los conductores que todavía les vemos como una gran opción. Porque ¿sería lógico pensar en la desaparición de modelos tan representativos como el Mercedes-Benz Clase C 2021 que acabamos de conducir? Sería una auténtica locura.

Porque de la anterior generación se han vendido, ojo, 2,5 millones de unidades en todo el mundo para engrosar así un total de 10,5 millones desde que fuera lanzando al mercado allá por el año 1982. Se ha convertido en un pilar esencial de Mercedes-Benz y era ya de recibo que la firma de la estrella lo actualizara.

Más cuando la competencia sigue creciendo con los BMW Serie 3 y Audi A4 cada vez más cerca y con actores tan destacados como los generalistas de corte algo más premium el Mazda6. Como es habitual, el nuevo Clase C 2021 estará disponible en sus tradicionales carrocerías, la berlina que nosotros hemos conducido y el Estate, o lo que es lo mismo, el familiar, cuyo precio de partida es 1.550 euros superior a igualdad de versión. Pero para que lo veas más claro, aquí tienes los precios de las versiones disponibles actualmente:

  • Mercedes-Benz C 180: 45.400 euros
  • Mercedes-Benz C 200: 46.975 euros
  • Mercedes-Benz C 300: 55.425 euros
  • Mercedes-Benz C 220d: 48.350 euros
  • Mercedes-Benz C 300d: 60.875 euros
  • Mercedes-Benz C 200 Estate: 48.525 euros
  • Mercedes-Benz C 220d Estate: 49.900 euros
  • Mercedes-Benz C 300d Estate: 62.450 euros

Nuestra valoración: 8,3

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 9

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Diseño exterior más deportivo
  • Interior tecnológico
  • Calidad de rodadura

Mejorable

  • Eje trasero opcional incluso en el AMG Line
  • Dependencia de la pantalla
  • Anchura en plazas traseras

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: un mini Clase S

La zaga es voluminosa y cuenta con pilotos LED.

17 fotos

Ampliar

Sí, lo sabemos, entramos en típicos tópicos pero la realidad es esa. El nuevo Mercedes Clase C 2021 ha cogido como inspiración al buque insignia de la marca y lo ha reducido a un formato más compacto. Eso no quiere decir que mengue, todo lo contrario, pues esta nueva entrega, la quinta crece 6,5 cm a lo largo, 1 cm a lo ancho y reduce su altura en otro centímetro casi, dejando sus cotas en los 4,75 por 1,82 por 1,44 metros.

Todo ello ‘vestido’ en un traje de corte elegante, con el típico morro afilado que está secundado por unos grupos ópticos finos que incluyen tecnología LED High Performance y que en opción pueden incrementarse con la Digital Light 1,3 millones de pequeños cristales que proyectan la luz y que se controlan de forma individual pudiendo además proyectar símbolos en la carretera de avisos así como animaciones en carretera. También estrena nuevos diseños de llantas de aleación de 17, 18 y 19 pulgadas, así como tres nuevos colores exteriores.

Interior: Pantallazo

El puesto de conducción está completamente digitalizado.

17 fotos

Ampliar

De puertas para dentro el salto evolutivo es quizá mayor que en el exterior así como el acercamiento a su hermano mayor. La calidad percibida es altísima, más que en su predecesor, así como la carga tecnológica. Inevitablemente nuestros ojos van directamente a postrarse sobre la nueva pantalla central de 11,9 pulgadas que jubila casi por completo a los comandos físicos.

Hace falta cierto periodo de adaptación porque tiene infinidad de menús por los que navegar pero como resulta muy intuitiva y rápida uno se hace fácilmente a ella. Lógicamente incluye la última actualización del sistema MBUX que ha ganado en funciones y en una mejor comprensión oral.

Siguiendo con la dotación tecnológica, el Clase C 2021 ya no se oferta con cuadro analógico sino que ahora es 100% digital con 12,3 pulgadas. También ofrece múltiples opciones de personalización y de visualización. La guinda, un Head-up display a todo color, un navegador con realidad aumentada o un volante que ha sido directamente cogido del Clase S con funciones táctiles algo engorroso al principio eso sí pero que con el tranquillo acaba por ser fácil.

En lo que respecta al espacio, los pasajeros traseros gozan de un espacio mayor gracias a los 2 cm que se han ganado para las piernas. La batalla ha crecido hasta los 2,86 metros (+2,5 cm) lo cual repercute muy positivamente en esa sensación de espacio. Sin llegar a tener todos los gadgets de confort del Clase S ya te digo yo que la sensación de viajar cómodo es elevadísima en este Clase C 2021. En lo que respecta al maletero, aquí la versión Estate se desmarca por ofrecer 490 litros, son 30 litros más que antes y 45 más que los que oferta la berlina. Pero ojo, porque si adquieres el híbrido enchufable, el volumen se rebaja hasta los 365 litros en la berlina que, eso sí, son 45 más que los de su predecesor.

Motor: Todos electrificados

Todos los motores están electrificados.

17 fotos

Ampliar

En el apartado mecánico es quizá el que más novedades aporta en esta nueva entrega del Clase C 2021. Y es que la berlina media se electrifica por completo. No hay un solo motor que no tenga algo de tecnología EQ Power y EQ Boost, ya sea mediante la hibridación ligera o con el comentado phev.

Además, Mercedes-Benz ha trabajado de manera exhaustiva en reducir consumo y emisiones para lo cual ha decidido prescindir de las mecánicas que no sean de cuatro cilindros. Así, comenzando por los microhíbridos que lucirán el sello ECO, tenemos las opciones de gasolina.

  • C 180: 1.496 cc, 170 CV y 250 Nm
  • C 200: 1.496 cc, 204 CV y 300 Nm
  • C 200 4MATIC: 1.496 cc, 204 CV y 300 Nm
  • C 300: 1.999 cc, 258 CV y 400 Nm
  • C 300 4MATIC: 1.999 cc, 258 CV y 400 Nm

Por su parte, los motores diésel quedan estructurados de la siguiente manera:

  • C 200 d: 1.992 cc, 163 CV y 380 Nm
  • C 220 d: 1.992 cc, 200 CV y 440 Nm
  • C 220 d 4MATIC: 1.992 cc, 200 CVy 440 Nm
  • C 300 d: 1.992 cc, 265 CV y 550 Nm

En todos los casos el sistema EQ Boost aporta un extra de 15 kW (20 CV) y 200 Nm que son notorios durante unos segundos. Además, como has visto, algunas versiones pueden montar opcionalmente la tracción total 4MATIC mientras que todas, eso sí, van asociadas a la caja de cambios 9G-TRONIC.

También el C 300 e, o lo que es lo mismo, el Clase C 2021 híbrido enchufable que combina el motor del C 200, es decir, el 2,0 litros y 204 CV con otro eléctrico de 95 kW (129 CV) para generar conjuntamente 313 CV y 550 Nm de par máximo. Ahora bien, lo más destacado es sin duda la capacidad de su batería: 25,4 kWh con la que recorrer, ojito, hasta 100 kilómetros en ciclo WLTP llegando a alcanzar los 140 km/h de punta. Además, admite cargas en corriente continua de 55 kWh, por lo que hace falta tan solo 30 minutos para tener el 100%.

Comportamiento: Mucho más ágil

Lo más destacado de su dinámica es el eje trasero direccional.

17 fotos

Ampliar

En marcha lo primero que hemos percibido ha sido ese aumento de la calidad de rodadura. Da la sensación de estar en una auténtica limusina de alto standing pero a un precio ligeramente más económico. Algo que hemos notado sobre todo en el aislamiento acústico al rodar por carretera.

Durante la toma de contacto pudimos conducir el C 200 comprobando por qué la gasolina también sigue creciendo en este segmento aunque para los que devoren kilómetros la opción correcta será, sin duda, cualquiera de los diésel. Cierto es que la respuesta podría ser más contundente sobre todo en la arrancada pero una vez que adquiere velocidad es un motor solvente. La caja de cambios 9G-TRONIC es rápida e intuitiva pudiendo además manejarse mediante las levas situadas tras el volante.

Pero si hay algo en lo que ha mejorado este Clase C 2021 es en la agilidad. La puesta a punto del chasis ha sido revisada y parte de culpa de esa agilidad la tiene el montaje, de manera opcional, de un eje trasero direccional. Cuenta con 2,5º de giro en las ruedas traseras (el mayor del segmento) permitiendo moverlas en dirección contraria a las delanteras cuando circulamos a menos de 60 km/h, afectando positivamente a la maniobrabilidad, y en el mismo sentido a más de 60 km/h para conseguir un paso por curva más directo.

El Clase C ofrece tres tipos de trenes de rodaje: uno de confort que viene de serie para los Avantgarde, otro Sport Confort para los AMG Line y el que monta amortiguadores de dureza variable cuya dureza varían en función del programa. No hay rastro de la Airmatic porque Mercedes-Benz considera que con estas configuraciones ya van sobrados. Y hablando de programas, cuenta con los Efficient, Comfort, Sport, Sport+ e Individual para variar patrones como la suspensión, la respuesta del acelerador o de la caja de cambios.

Equipamiento: Blindado

Estrena faros Digital Light.

17 fotos

Ampliar

En lo que a equipamiento se refiere podríamos estar horas y horas desgranando los innumerables elementos que ofrece este nuevo Clase C 2021 tanto de serie como opcionalmente. Por ello creemos que lo más conveniente es sumergirnos en la seguridad que propone la berlina alemana y que, de nuevo, le convierten casi en un mini Clase S.

A los ya comentados faros Digital Light que ofrece se suman el airbag delantero entre pasajeros, siendo el primer coche de producción en montarlo. También destacan sistemas como el asistente activo de distancia (DISTRONIC), el asistente activo de dirección o la cámara de 360 grados, el asistente de aparcamiento inteligente o el novedoso PRE-SAFE Impulse Side heredado del Clase S, entre otros.

Consumo: A favor del viento

Los campeones en consumo son, sin duda, los diésel.

17 fotos

Ampliar

Si bien la prueba no nos ha permitido hacer un análisis exhaustivo del consumo, hemos de deciros que por lo visto en una primera impresión, este C 200 puede llegar a consumir muy poco. Homologa de media 6,2 l/100 km y aunque en la ruta hemos medido 8,5 l/100 lo cierto es que se puede bajar mucho más el dato. En este sentido, el campeón absoluto es el 2,0 litros diésel, en cualquiera de sus versiones ya que homologa un gasto de 5 l/100 km. Todo ello sin contar, claro está, el próximo C 300 e que a buen seguro bajará considerablemente la media.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche