Prueba

Prueba del Lexus UX 250h F Sport: híbrido, SUV y compacto

61 fotos

Ampliar

09 de enero, 2020

Examinamos a fondo el Lexus UX 250h, uno de los modelos más vendidos de la marca en nuestro mercado. Gracias a su sistema híbrido se beneficia de la etiqueta Eco y tiene una calidad superior a la media, pero ¿es mejor que sus rivales? Vamos a verlo.

Aunque nació con la intención de ofrecer al mundo la mejor berlina de su categoría, Lexus es una de las marcas de prestigio que antes apostó por el segmento SUV, con el Lexus RX presentado en 1997. Ahora, sus modelos más vendidos son el NX y su hermano menor, el Lexus UX, así que es un buen momento para someter a examen al modelo en esta prueba del Lexus UX 250h F Sport de tracción delantera.

Su estética puede gustar más o menos, pero no cabe duda de que es un coche que llama la atención, que está bien acabado y que cuenta con buenos materiales. Todo lo que solemos tocar o manipular con más frecuencia en el coche tiene un tacto excelente y esto hace que la sensación que transmite sea la de ser un coche de primer nivel.

Sólo hay dos puntos realmente débiles en este modelo respecto a la competencia:

  • Un sistema multimedia anticuado: mientras que casi todos sus enemigos (e incluso los de marcas menos elitistas) cuentan con Android Auto y Apple Car play y cada vez más disponen de asistentes tipo Alexa que permiten comunicarnos con el coche mediante comandos de voz, el UX está muy atrás.
  • El maletero es poco aprovechable: el volumen de carga no es malo del todo si sacamos la tablilla del doble fondo y la tapa del hueco que hay a la izquierda, pero no es fácil aprovechar esos huecos con bultos grandes y el maletero que vemos al abrir el portón es decepcionante y con un umbral de acceso muy elevado.

En lo demás, el Lexus UX cumple sobradamente y, mientras que la competencia está un poco desesperada añadiendo sistemas de baja hibridación a sus coches para obtener una etiqueta Eco, Lexus lleva ya 10 años de ventaja con híbridos de verdad en los que ha mejorado mucho el rendimiento.

Cómo es el Lexus UX frente a sus rivales

La competencia del Lexus UX es muy dura. Está en un segmento de precio en el que todos son muy buenos y nos encontramos con rivales como el Audi Q3, el BMW X2 o incluso un Mazda CX-30 con la mecánica Skyactiv-X de 180 CV de excelente rendimiento y consumo, al menos sobre el papel.

Frente a sus rivales, el UX ofrece una mayor calidad en los materiales y en los ajustes y algunos acabados como la pintura o los plásticos empleados en la carrocería, molduras, etc. También está por delante de la competencia en materia de consumos frente a las versiones de gasolina de potencia equivalente. Se nota que ya están por la cuarta generación de híbridos y han mejorado mucho su rendimiento.

En lo que no puede competir es en materia multimedia, capacidad interior y, sobre todo, en las opciones de personalización y variantes de acabados y mecánicas disponibles.

El Mazda CX-30 está muy cerca en cuanto a calidad percibida y supera al Lexus en el espacio que ofrece a sus pasajeros, pero sigue un paso por detrás en cuanto a caché e imagen de marca.

Nuestra valoración: 6,7

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 6

Equipamiento 6

Consumos 7

Destacable

  • Etiqueta Eco
  • Imagen de marca
  • Calidad real

Mejorable

  • Poco espacioso
  • Multimedia anticuada
  • Autonomía escasa

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Anguloso y compacto

Las aristas marcan las formas del Lexus UX.

61 fotos

Ampliar

Confieso que las formas del Lexus UX no me enamoran. Demasiadas aristas y unos aletines en los pasos de rueda muy gruesos y aparatosos que, pese a su tamaño, no son suficientes y han necesitado de un pequeño añadido para que las ruedas no sobresalgan más que la carrocería en la parte trasera y que no queda muy bien.

Sobre lo que no hay crítica posible es sobre sus acabados y ajustes, mejor que la media y que sus rivales de marcas premium, especialmente en materia de tonos de pintura, donde no se aprecian diferencias de color entre las partes pintadas sobre metal y las plásticas.

Uno de los problemas prácticos que conllevan esas formas tan angulosas es que hay demasiadas partes muy expuestas a golpes. Tal vez lo más llamativo en este sentido sean los pilotos traseros, que sobresalen respecto a la carrocería del Lexus UX y son fáciles de golpear sin querer, aunque los sensores de aparcamiento frenan el coche bruscamente si nos acercamos demasiado a un obstáculo en las maniobras.

Personalmente la parte que más me gusta es el frontal, sobre todo las entradas de aire en los laterales del paragolpes delantero, donde se ubican también los faros antiniebla, que no iluminan demasiado, por cierto.

Los faros principales son full led y su luz, aunque no muy potente, tiene una huella luminosa sobre el asfalto muy homogénea, sin sombras que hacen que la fatiga aparezca antes en los viajes nocturnos.

En su carrocería hay elementos que son bastante caros de producir y con unos acabados muy buenos, como los retrovisores, las molduras del techo y de los marcos de las ventanillas o las piezas acabadas en un tono entre titanio y cobre que encontramos en el marco inferior de la parrilla delantera o en los bordes de los catadióptricos traseros.

Las puertas ajustan bien y tienen un tamaño correcto para permitir un acceso cómodo a los pasajeros y hacen un ruido muy reconfortante al cerrarlas.

En definitiva, el Lexus UX, gustos aparte, deja una excelente primera impresión por sus detalles de calidad y los buenos acabados.

Interior: Falta espacio

El interior es acogedor, con buenos materiales y acabados, pero falta espacio.

61 fotos

Ampliar

Al abrir las puertas nos encontramos con un interior algo más convencional estéticamente que su exterior, pero con el aire de los Lexus de las últimas generaciones con la peculiar forma del salpicadero, la capilla de la instrumentación y la configuración de los asientos, que en el acabado F-Sport sujetan muy bien el cuerpo.

Los materiales son muy buenos y los mandos principales tienen un tacto excelente que confirman lo que el ojo le ha dicho al cerebro nada más abrir la puerta, sobre todo las palancas que salen de la columna de dirección y el touch pad de la consola central.

La ergonomía es bastante buena y rápidamente conseguimos una postura perfecta al volante del Lexus UX, pero hay algunos detalles no muy bien conseguidos como el puerto de carga inalámbrico del que se escurre fácilmente el móvil o los «cuernos» que salen de la parte superior del cuadro de instrumentos para el manejo de los modos de conducción y del control de estabilidad.

Los pasajeros viajan muy cómodos y disponen de detalles de confort como los asientos con calefacción automática (aunque podemos activarlos manualmente y regular la temperatura también) y el espacio es bueno incluso para los más altos.

El problema está en las plazas traseras del Lexus UX, que no ofrece ni espacio para las piernas ni tampoco a lo ancho. Eso sí, disponen de sus propias salidas de aire para la climatización y el asiento es muy cómodo.

El maletero, como decíamos al comienzo, es el talón de Aquiles de este modelo. No es muy voluminoso y, aunque podemos ganar espacio aprovechando el cofre que hay debajo de la tablilla en el suelo del maletero y otro hueco en el lado izquierdo (en el lado derecho está la batería de 12 voltios de servicio, como puedes ver en la galería de fotos). Si necesitamos más espacio podemos abatir los respaldos traseros, que quedan más bajos que el umbral del maletero, lo cual no es muy cómodo.

Otro detalle no muy bien resuelto en el Lexus UX está en la cortinilla que cubre el maletero, que es como una esterilla de tela fina que no aísla del ruido que hacen las cosas que llevemos en el cofre y es delicada de manipular.

Resumiendo, el Lexus UX destaca en calidad y en el confort que ofrece a los pasajeros delanteros, pero se queda muy justo en el espacio para las plazas traseras y el maletero.

Motor: Más eficiente

El sistema híbrido del UX tiene un buen rendimiento.

61 fotos

Ampliar

El Lexus UX 250h de tracción delantera monta la misma planta motriz híbrida que nos encontramos en modelos como el nuevo Toyota Corolla o CH-R de 180 CV, con un motor de gasolina de 4 cilindros que funciona bajo el ciclo Atkinson asociado a un conjunto de motores eléctricos y generadores integrados en los trenes epicicloidales de la transmisión.

Este tipo de sistema Toyota lo denomina Transaxle y destaca por su probadísima fiabilidad y por la facilidad de uso, pero también por un detalle que no suele gustar demasiado a quien los conduce y es ese comportamiento similar a un cambio de variador continuo que sube demasiado de vueltas el motor al pisar el acelerador.

La potencia conjunta del motor térmico y los eléctricos es de 178 CV y mueven con suficiente alegría al Lexus UX, que tiene unas buenas aceleraciones a la hora de realizar adelantamientos si lo medimos con un cronómetro, aunque no lo parezca por las sensaciones que transmite su peculiar «caja de cambios».

El conductor puede elegir entre varios modos de funcionamiento del sistema híbrido para potenciar su economía de funcionamiento, sus prestaciones o el confort. Básicamente lo que hacemos es variar la sensibilidad del pedal del acelerador y la respuesta del motor eléctrico y los desarrollos del cambio de marchas.

En modo Eco, como el nuevo sistema híbrido permite al motor eléctrico arrastrar el coche por encima de los 120 km/, podemos llanear durante bastantes ratos con el motor térmico apagado, lo que reduce los consumos a ritmos constantes de forma apreciable.

Además podemos elegir el modo EV que permite mover el coche sólo mediante el motor eléctrico y que ahora supera los 120 km/h.

El rendimiento de este conjunto híbrido es bueno y los consumos son bastante ajustados, pero, sobre todo, destaca por lo fácil que resulta acostumbrarse a su conducción para la mayoría.

Comportamiento: Más confortable que la media

El Lexus UX tiene unas reacciones nobles y seguras.

61 fotos

Ampliar

Que no te engañe su apellido de F-Sport. Aquí no se busca un comportamiento deportivo sino una imagen más juvenil, pero manteniendo la esencia de un coche que está pensado para ser fácil de conducir, seguro y confortable.

La dirección tiene un buen tacto y el eje delantero va bastante bien guiado. Como las baterías del coche van en la parte trasera y en una posición muy baja, el reparto de pesos es bastante equilibrado y el Lexus UX no es demasiado subvirador ni balancea demasiado en las curvas de forma natural, así que no ha sido necesario endurecer demasiado las suspensiones, que son más confortables que en la mayoría de sus rivales.

En ciudad es un coche muy agradable de conducir y que nos quita mucho estrés porque la mayor parte del tiempo en los atascos y a baja velocidad vamos a movernos exclusivamente con el motor eléctrico en un silencio absoluto y con la reconfortante sensación de que no estamos gastando gasolina.

Su radio de giro es bueno y sus dimensiones son compactas, de modo que nos desenvolvemos con soltura en las maniobras de estacionamiento y en zonas poco espaciosas, pero ojo con las esquinas tan prominentes del UX.

Al salir a carretera hay que acostumbrarse a las peculiares aceleraciones del sistema Transaxle que se comporta como un variador continuo. La mayoría lo describe como si les diese la sensación de que vamos con el pie pisando ligeramente el embrague, con el motor más acelerado de lo que la velocidad del coche nos haría pensar. A esto se acostumbra uno rápido y, como está algo más insonorizado que en sus primos de Toyota, no molesta demasiado.

Las aceleraciones y recuperaciones para realizar los adelantamientos son buenos y el Lexus trasmite una agradable sensación de seguridad. Lo que no me ha gustado demasiado es el tacto de los frenos, que no siempre responden de la misma manera y unas veces frenaremos demasiado y otras menos de lo esperado pese a haber aplicado la misma fuerza sobre el pedal, lo cual desconcierta bastante.

En curvas lentas y zonas viradas no se encuentra muy cómodo. No lo hace mal, pero claramente no está pensado para ir a ritmos vivos en este tipo de trazados y pronto acabaremos por ir al ritmo que él nos pide y esa es su gran virtud, que acabamos por conducir como a él le gusta sin darnos cuenta, con un consumo menor y con más confort para el resto del pasaje.

En autopista y zonas rápidas también tiene una respuesta segura. Aunque el eje trasero es algo rebotón al pasar por las juntas de dilatación o badenes, el Lexus UX no pierde la compostura en los apoyos y en todo momento transmite confianza.

Esta vez no he podido realizar mis mediciones en el circuito de pruebas de la maniobra de esquiva y frenada de emergencia, pero las reacciones en carretera en todo momento han sido correctas, de modo que no hay por qué sospechar que al límite sucedan cosas raras.

En definitiva, el Lexus UX es un coche de comportamiento noble, cómodo y, sobre todo, muy fácil de conducir y que nos acaba llevando a su terreno, como casi todos los híbridos.

Equipamiento: Muy japonés

El acabado F-Sport es completo y atractivo.

61 fotos

Ampliar

El acabado F-Sport es bastante completo y no echaremos en falta apenas nada en este Lexus UX en lo más importante que es la seguridad (trae un buen arsenal de asistentes avanzados a la conducción), el confort o en estética (llantas de aleación en color grafito, molduras, barras de techo…). Sin embargo, se queda algo desfasado en un apartado que cada vez tiene más importancia: conectividad.

En materia de ADAS (los asistentes avanzados a la conducción) disponemos de:

  • Asistente de aparcamiento con frenada automática, sensores acústicos y cámara de marcha atrás.
  • Sensores de ángulo muerto.
  • Detección de fatiga del conductor.
  • Asistente de mantenimiento en el carril con alerta sonora y dirección activa.
  • Control de crucero adaptativo.
  • Alerta de colisión con frenado de emergencia.
  • Asistente de luz de carretera.
  • Sistema de detección de peatones.
  • Alerta de tráfico cruzado trasero.

Como ves, no está nada mal, aunque el asistente de luz de carretera es algo remolón a la hora de bajar a cruce y produce más deslumbramientos de los deseables.

En cuanto a confort disponemos de asientos tapizados en Alcantara, volante multifunción, climatizador bizona, asientos calefactados, elevalunas de un solo toque, retrovisores con plegado automático, apertura de puertas y arranque sin llave, techo solar… puedes ver todo en detalle en la lista de equipamiento de la ficha técnica adjunta.

La conectividad y el sistema multimedia son los apartados donde más desfasado frente a sus rivales está este Lexus. Mientras que casi todos ya han generalizado el uso de asistentes tipo Alexa para manejar el sistema multimedia, aquí hay un sistema de comandos de voz poco natural, que requiere del uso de palabras clave y, además no permite elegir una canción de nuestra carpeta de archivos en el móvil simplemente con decir su título.

Lexus confía el interfaz de comunicación con el sistema multimedia a un touch pad de tacto muy característico que funciona muy bien cuando le coges el punto, pero que no deja de ser muy engorroso para elegir una canción, buscar un contacto en la agenda, etc.

Consumo: Buenas cifras

Los consumos del UX son correctos, equivalentes a los de un diésel de prestaciones similares.

61 fotos

Ampliar

Con un depósito de sólo 43 litros, aunque los consumos del Lexus UX son bastante razonables, la autonomía se queda justa y es complicado llegar a los 600 km sin tener que parar a repostar.

Durante la prueba, los consumos de este Lexus han sido muy superiores a los oficiales, aunque no son malos para un coche de esta potencia y con carrocería SUV. En concreto, frente a los 5,2 l/100 km declarados por la fábrica, el consumo real urbano del Lexus UX ha sido de 6,8 l/100 km.

En carretera, los 3,4 l/100 km de la ficha técnica son una quimera. Por más que te esfuerces en una conducción eficiente, bajarlo de los 4 l/100 km es muy complicado y lo normal es que nos movamos a ritmos entre 70 y 100 km/h en el entorno de los 5 l/100 km.

Si subimos el ritmo hasta los 120 km/h en autopista y autovía, el consumo se estabiliza en los 7 l/100 km. Llama la atención que estas cifras sean superiores a las que pude medir dos semanas antes en idéntico recorrido con el Lexus ES 300h, más potente y pesado, pero mucho más aerodinámico y un sistema híbrido más eficiente.

Rivales: Rivales del Lexus UX 250h F Sport 2019

Vehículo

Lexus UX 250h F Sport 2WD

Audi Q3 Sportback 35 TFSI S line S tronic

Bmw X2 xDrive 20iA

Mazda CX-30 2.0 Skyactiv-X Zenith Black Safety AWD Aut. 132kW

Precio Desde
45.199 €
Desde
46.635 €
Desde
43.850 €
Desde
41.475 €
Combustible Híbrido Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 1 marchas 7 marchas 8 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 178 150 192 180
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,5 8,2 7,4 9,2
Consumo Medio (l/100 km) 4,1 5,1 6,2 5,6
Emisiones CO2 (g/km) 96 139 142 128

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche