Prueba del Kia Optima PHEV híbrido enchufable 2017

Prueba del Kia Optima PHEV híbrido enchufable 2017

La versión híbrida enchufable del Kia Optima está prácticamente sola en el mercado. Las otras berlinas de su tamaño con sistemas PHEV son más caras o no están disponibles con una carrocería de aspecto lujoso y ciertas dotes de representación. ¿Merece la pena este Kia? Vamos a analizar la respuesta.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 6

Bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Confort de marcha
  • Ahorro en uso urbano
  • Equipamiento completo

Mejorable

  • Maletero de formas irregulares
  • Tiempo de recarga
  • Mala iluminación

El Kia Optima ha recibido un oportuno lavado de cara que ha mejorado mucho su aspecto y sus cualidades, además de añadir esta versión híbrida enchufable que examinamos. Kia ha logrado un coche que no tiene demasiados rivales en el mercado. Tal vez el más destacable sea el VW Passat GTE, que tiene unas cifras similares en cuanto a potencia y autonomía eléctrica, así como en su condición de berlina de 4 puertas en el entorno de los 4,8 m de longitud. Sin embargo, en Volkswagen han querido darle un toque de deportividad bastante opuesto al del Optima PHEV, que busca el confort por encima de todo.

Frente al alemán, el Kia ofrece una mejor relación precio/producto/equipamiento, es algo más confortable y las plazas traseras más cómodas. Sin embargo, la calidad percibida en el Passat es mayor.

En cuanto a sus otros dos rivales, el Lexus es claramente más pequeño, con un interior menos espacioso y menos confort para afrontar largos viajes, además de venderse por un precio superior. El Mitsubishi, en cambio, es más espacioso y su relación precio/producto es también muy buena, pero no puede competir con el Optima en consumos. Donde al Mitsubishi es difícil bajarlo de los 10 l/100 km el Kia se conforma con apenas 6,5 l/100 km.

La aerodinámica activa del Kia Optima

Las rejillas delanteras se cierran o abren para mejorar la aerodinámica o la refrigeración según la necesidad.
Las rejillas delanteras se cierran o abren para mejorar la aerodinámica o la refrigeración según la necesidad.
Ampliar

Aunque el Optima PHEV apenas se diferencia del resto de la gama Optima, sí hay diferencias estéticas, pero tienen una justificación práctica, además de lograr una imagen más “tecnológica”: lograr una mejor aerodinámica para reducir los consumos.

Una de esas diferencias está en su calandra. El PHEV tiene un frontal negro con unas entradas de aire mucho más pequeñas, aunque en realidad se trata de unas ventanas que se pueden abrir o cerrar en función de la necesidad de refrigeración que requieran tanto el motor de combustión como el sistema eléctrico y que te mostramos en este vídeo a continuación.

Diseño La diferencia es azul

El híbrido enchufable se diferencia claramente del resto de la gama Optima.
El híbrido enchufable se diferencia claramente del resto de la gama Optima.
Ampliar

Respecto al resto de la gama Optima, el PHEV tiene algunas diferencias que permiten identificarlo rápidamente. Salvo las molduras de color azul turquesa en los laterales, la tapa para el enchufe de recarga y los logotipos de Plug In Hybrid, estos cambios tienen como principal finalidad mejorar la aerodinámica del Optima para mejorar su eficiencia.

En la parte frontal, esta mejora se ve claramente en la coraza delantera con las entradas de aire tapadas por unas trampillas que sólo se abren cuando la demanda de aire es elevada para mejorar la refrigeración de la mecánica, pero también el faldón varía ligeramente su ángulo de ataque para reducir la fricción con el aire.

Las llantas también tienen un diseño que mejora la aerodinámica, además de un tamaño muy razonable de 17 pulgadas (con neumáticos en medida 215/55-17) en lugar de la moda del gigantismo dentro de este tipo de berlinas, donde parece que todo lo que no esté por encima de las 18 pulgadas es pequeño.

Con el color blanco de esta unidad, el Optima da la impresión de ser más grande de lo que es y parece pintado en dos colores con el techo panorámico de vidrio.

Los acabados son buenos y la sensación que transmite es de calidad y de estar ante una berlina de lujo. Al abrir las puertas, hay un detalle que empobrece esa sensación: las soldaduras de los marcos de puerta. En vez de estar estampadas en una pieza el marco y el paño interior de la puerta, hay unas soldaduras como las que se empleaban hace 10 años en los modelos europeos (ver detalle en la galería de fotos).

Lo bueno de sus puertas es que son grandes y abren un ángulo amplio que deja un cómodo acceso al interior, tanto delante como detrás. Sólo la tapa del maletero resulta algo pequeña.

Interior El cambio está en el maletero

El interior del Optima destaca por su amplitud.
El interior del Optima destaca por su amplitud.
Ampliar

Una de las grandes bazas del Kia Optima es su confortable interior, especialmente en lo que a espacio se refiere. La primera impresión al sentarte en él es muy buena. Los asientos son excelentes por ergonomía (y tienen ventilación y calefacción) y la postura de conducción es realmente cómoda por los numerosos reglajes de los asientos y columna de dirección. También es destacable el sistema que facilita el acceso haciendo retroceder el asiento automáticamente cuando quitamos el contacto.

El salpicadero tiene un diseño atractivo y una buena ergonomía. Sus materiales son blandos, con un buen tacto, y a la vista parece de cuero cosido, pero se trata de un material sintético pretendiendo ser piel. También decepciona un poco descubrir plásticos duros en los paneles de puerta, así como en la consola central, pero lo cierto es que los mandos que tocamos con más frecuencia tienen un tacto muy bueno, lo cual contribuye a que mantengamos esa buena impresión inicial.

En las plazas traseras el espacio es generoso tanto para las piernas como para los hombros. Aunque tres pasajeros no irán tan cómodos como dos, es de las berlinas más confortables para viajar cinco adultos.

Donde más penaliza el Optima híbrido enchufable es en el maletero. No sólo pierde volumen, sino que, además, sus formas son una pesadilla para colocar las maletas, con un incómodo bulto que sobresale casi 20 cm cerca de los respaldos (y que hace que abatir los respaldos no tenga demasiada utilidad).

El hueco para la rueda de repuesto está ocupado por parte de las baterías de alta tensión (puedes ver el detalle en la galería de fotos). La batería de 12 voltios para los sistemas auxiliares (elevalunas, radio, luces…) también está en el maletero y contribuye a que éste tenga esas formas tan poco prácticas.

Motor Al gusto americano

El motor 2.0 de ciclo Atkinson se asocia a un eficaz sistema híbrido.
El motor 2.0 de ciclo Atkinson se asocia a un eficaz sistema híbrido.
Ampliar

Kia recurre al motor 2.0 GDi de gasolina convenientemente adaptado para funcionar con ciclo Atkinson para mejorar su rendimiento termodinámico. Tendemos a pensar que un motor de mejor rendimiento es aquel que proporciona mejores prestaciones, pero el rendimiento lo que mide es cuánto consume una máquina para realizar un trabajo: cuanto más trabajo con menos consumo, mejor rendimiento. Sin embargo, los motores Atkinson no ofrecen mucha potencia. Con cilindradas de 2 litros sin sobrealimentación, es fácil conseguir en la actualidad potencias entre 180 y 200 CV, pero el de este Optima se conforma con 156 CV.

Al ser una máquina híbrida (con un motor de combustión y uno eléctrico), de lo que se trata es de lograr el máximo rendimiento energético. La potencia y la falta de par del motor de gasolina son compensadas con el motor eléctrico, que en este caso alcanza los 68 CV, lo que logra una potencia conjunta de 205 CV.

Ambos motores transmiten su fuerza a las ruedas mediante una caja de cambios automática convencional (con convertidor de par) de 6 marchas. Su funcionamiento es muy bueno y sus pérdidas por resbalamiento son bajas gracias al bloqueo del convertidor. Es menos eficiente que un cambio de doble embrague, pero mucho más suave.

En la actualidad, con la autonomía de los coches eléctricos todavía sin solucionar (un problema que persiste desde que se inventó el automóvil), los híbridos enchufables son, tal vez, la alternativa más interesante. Como tenemos un motor eléctrico más potente que en un híbrido normal y unas baterías de más capacidad, los PHEV son capaces de recuperar muchísima más energía en cada frenada y cada vez que bajamos un puerto. Tenemos más freno motor, mucha más aceleración…por no hablar de la posibilidad de recorrer medio centenar de kilómetros en modo 100% eléctrico.

El Kia Optima PHEV tiene un sistema híbrido que convence por lo fácil que es de conducir y sacar un buen partido de él. En otros híbridos enchufables es mucho más engorroso lograr unos buenos consumos (que si usar el modo de reserva de energía, la recarga con el motor de combustión…). Su conducción es muy natural y él mismo nos va a llevar a su terreno para lograr sacar del Optima PHEV el máximo partido.

Comportamiento El confort manda

En el Optima destaca el confort y la suavidad de funcionamiento.
En el Optima destaca el confort y la suavidad de funcionamiento.
Ampliar

El Kia Optima es una berlina en la que el confort ha sido una prioridad clara, además de su eficiencia energética. Esto se nota desde el primer momento en el que nos sentamos a sus mandos.

En ciudad es muy agradable de conducir, además de sencillo. Pese a su tamaño, se desenvuelve bien en el tráfico, con una buena visibilidad y sencillez de uso absoluta gracias a su cambio automático. Las suspensiones son blandas y pasar por los baches y bandas reductoras de velocidad no resulta incómodo. La mayor pega en la urbe es su tamaño, con casi 5 metros, aunque el asistente de aparcamiento hace menos grave este problema, lo mismo que su buen radio de giro.

En carreteras secundarias sigue siendo el confort la característica más destacable. En las curvas cerradas se nota claramente un eje delantero algo torpe al que le cuesta entrar en el giro. Aquí prevalece la facilidad de conducción y la nobleza frente a la agilidad o la efectividad. También el peso de las baterías en la parte trasera hace que notemos esas reacciones similares a las de llevar un péndulo en la zaga, lo cual nos creará problemas en la prueba de esquiva en el circuito, donde el Optima tiene que recurrir al ESP enseguida, pues pasa de subvirar a sobrevirar con mucha brusquedad. Por suerte, el control de estabilidad es muy eficaz y mejora la trayectoria sin hacer correcciones demasiado bruscas.

En autovías y autopistas es un coche muy silencioso en el que apetece viajar cómodamente. En curvas rápidas tiene suficiente aplomo, pero se nota ese peso en extra en el maletero cuando pisamos una junta de dilatación de un puente o un badén en pleno apoyo.

En modo eléctrico seremos capaces de rodar hasta 140 km/h, si hay energía suficiente en las baterías. Aunque el motor de combustión esté en marcha, el silencio dentro del habitáculo es notable y hace que la fatiga tarde en aparecer.

En el circuito de pruebas, la esquiva a 80 km/h no obtiene una nota excesivamente alta debido al peso de sus baterías y su ubicación, pero la frenada de emergencia sí la soluciona con buena nota, con unas distancias cortas y buen aguante tras tres intentos.

En definitiva, el Kia Optima PHEV es un coche muy cómodo para viajar, gratificante en ciudad si lo usamos en modo eléctrico y fácil de conducir para cualquiera.

Equipamiento Un tope de gama

El PHEV está planteado como un tope de gama y su equipamiento es muy completo.
El PHEV está planteado como un tope de gama y su equipamiento es muy completo.
Ampliar

Al tratarse de una versión tope de gama, este Optima cuenta con un equipamiento muy completo que hace que sus 38.200 euros de partida sean interesantes.

Por esta cantidad tenemos un coche de aspecto lujoso, con buenos acabados y un equipamiento generoso con elementos poco frecuentes, como los asientos ventilados, calefactados y con reglaje eléctrico, climatizador bi-zona, navegador, tapicería de cuero perforado, techo panorámico, control de crucero adaptativo, llave inteligente…

Entre su equipamiento de serie están los faros full LED delanteros con asistente de luz de carretera. El asistente funciona bien y es sensible a la hora de evitar deslumbrar al resto del tráfico. Sin embargo, su iluminación no es buena y adolece del mismo defecto que el Hyundai i30 que probé la semana anterior: poca luz, mucha luz dispersa que produce autodeslumbramiento con niebla y una luz larga que no está bien solapada con la de cruce.

Al poner las largas, hay una zona sin iluminar la calzada entre donde acaba el haz de las cortas y empieza el de las largas, lo cual es tremendamente incómodo al conducir por la noche.

El control de crucero adaptativo también es algo brusco a la hora de adaptar la velocidad al vehículo que nos precede. En vez de ser progresivo, se acerca hasta dar un toque de freno para luego mantenerse a una distancia prudente.

La pantalla del sistema multimedia tiene unas buenas dimensiones y su calidad de imagen con la cámara de marcha atrás es buena (con vista 360º). Lo malo es que es lenta de reacciones como pantalla táctil, lo que hace que buscar un nombre de la agenda o meter una dirección en el navegador sea algo tedioso.

Por menos de 40.000 euros no hay nada similar en el mercado capaz de ofrecer un coche con la tecnología híbrida enchufable, un interior espacioso, un equipamiento muy completo y esta imagen de berlina premium.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Doble airbag frontal
  • Reposacabezas delanteros y traseros ajustables en altura
  • VSM (Sistema de gestión de estabilidad)
  • Combinación ópticas traseras tecnología LED
  • Airbag laterales delanteros y de cortina
  • Sistema de control de presión de los neumáticos
  • Sensores de aparcamiento delantero y trasero
  • ABS + BAS
  • Luz diurna tipo LED
  • ESC (Programa Electrónico de Estabilidad)
  • Airbag de rodilla (lado conductor)
  • Faros de LED direccionales

Confort

Equipamiento de Serie

  • Volante en piel
  • Tapicería en tela
  • Climatizador bizona automático
  • Asientos delanteros calefactables
  • HAC (Sistema de ayuda de arranque en pendiente)
  • Retrovisores exteriores eléctricos, calefactables y plegables con el intermitente incorporado
  • Asiento del conductor regulable eléctricamente (8 posiciones)
  • Palanca cambios en piel
  • Dirección asistida eléctrica
  • Kit movilidad
  • Sistema de botón de arranque electrónico + llave inteligente
  • Neumáticos 215/55 con llantas de aleación de 17´´
  • Retrovisor interior electrocrómico
  • Cortinilla solar (ventanas traseras) + Embellecedores interiores
  • Portón trasero 'manos libres'
  • Sensores de lluvia y luces

Equipamiento Opcional

  • 450 €Pintura metalizada
  • 150 €Pintura sólida

    Multimedia y Audio

    Equipamiento de Serie

    • Sistema de Audio Premium con 10 altavoces (Harman / Kardon)
    • Navegador 1
    • Cargador de USB
    • Bluetooth
    • Panel de instrumentos tipo Supervision (pantalla TFT LCD 4,3'')

    Otros

    Equipamiento de Serie

    • ESS (Activación parpadeo de las luces de freno en caso de frenada de emergencia)
    • Cargador inalámbrico (teléfono móvil)

      Consumo Ideal para recorridos cortos

      El consumo del Optima PHEV es mejor cuanto más cortos sean nuestros recorridos.
      El consumo del Optima PHEV es mejor cuanto más cortos sean nuestros recorridos.
      Ampliar

      En los modelos híbridos enchufables, el consumo medio es complicado de calcular, porque depende mucho de la distancia recorrida. Además, los datos homologados que se publican en la ficha técnica sólo hacen referencia al consumo de gasolina, como si el eléctrico no costase dinero.

      Mientras nos movamos dentro del rango de alcance de la autonomía eléctrica del Optima (teóricamente debería poder recorrer 55 km, pero es complicado llegar los 40 km de autonomía en uso real), este Kia tiene un consumo de gasolina de 0 l/100 km, que es el homologado en uso urbano.

      En carretera, el homologado se hace calculando que también hay unos kilómetros en los que en modo eléctrico no se consume combustible, de ahí que homologue 5 l/100 km. Sin embargo, en un recorrido de 600 km, habiendo agotado las baterías en apenas 40 km el consumo medio ha sido de 6,8 l/100 km, un valor muy bueno para una berlina de este tamaño, peso y dimensiones. Gran parte del mérito de esta buena cifra en autopista a 120 km/h está en su afinada aerodinámica.

      En carreteras con cruceros entre 70 y 100 km/h, el consumo medio es de 5 l/100 km, un valor también destacable.

      En ciudad, si tenemos agotadas las baterías, el gasto es de 6,5 l/100 km. Esta cifra es muy buena y la logra gracias a que, cada vez que hay que reanudar la marcha, lo hacemos con el motor eléctrico.

      Con estos consumos y un depósito de gasolina de 55 litros, la autonomía teórica ronda los 800 km, a los que habría que sumar los 40 km de autonomía real de sus baterías.

      En cuanto a la recarga completa de las baterías, oscila entre las 2,5 y las 5 horas, dependiendo de la intensidad disponible en el enchufe doméstico.

      Ficha Kia Optima PHEV 2017

      Carrocería

      • Largo 4.855 mm
        Ancho 1.860 mm

        Alto
        1.465 mm

      • Batalla (mm)
      • Capacidad del maletero min/max (l) /
      • Peso (kg)2.200
      • CarroceríaBerlina
      • Número de puertas4
      • Número de plazas5

      Motor

      • CombustibleGasolina y corriente eléctrica
      • Cilindrada (cm3)1.999
      • Número de cilindros4
      • Sobrealimentación--

      Transmisión

      • TracciónTracción delantera
      • Tipo de transmisiónAutomática secuencial
      • Número de marchas6

      Prestaciones

      • Potencia (kW)151
      • Potencia (CV)205
      • Par (Nm)375
      • Velocidad máxima (km/h)192
      • Aceleración 0-100 km/h (s)9,4

      Consumos y emisiones

      • Urbano (l/100 km)0,0
      • Carretera (l/100 km)5,3
      • Medio (l/100 km)1,6
      • CO2 (g/km)37
      • Depósito de combustible (l)55

      Rivales Rivales del Kia Optima PHEV 2017

      Optima 2.0 GDi PHEV Business

      Desde
      42.000 €

      Híbrido

      Automático
      6 marchas

      205

      9,4

      1,6

      37

      IS 300h Business

      Desde
      38.999 €

      Híbrido

      Automático
      6 marchas

      223

      8,3

      4,3

      99

      Passat GTE 1.4 TSI

      Desde
      46.532 €

      Híbrido

      Automático
      6 marchas

      218

      7,4

      1,7

      40

      Outlander PHEV Kaiteki 4WD

      Desde
      48.900 €

      Híbrido

      Automático
      1 marchas

      203

      11,0

      1,7

      41

      Comparte este artículo

      Suscríbete a nuestra newsletter

      Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

      Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

      Te puede interesar...

      Comenta este artículo

      Ir arriba