Prueba

Prueba del Jeep Wrangler Unlimited Rubicon: una especie en extinción

56 fotos

Ampliar

27 de febrero, 2020

Después de haber probado la versión corta, llega el momento de sacarle partido al espacio extra de la versión Unlimited del Jeep Wrangler Rubicon. No sólo ofrece más capacidad, también es mejor para algunas tareas fuera del asfalto.

El Jeep Wrangler es uno de esos coches que se podría considerar prácticamente una marca en sí mismo. Su imagen es todo un icono y su fama en todo el mundo hace que mucha gente llame Jeep a cualquier todo terreno. Después de haber probado el modelo corto, hemos querido probar la versión Unlimited de 5 puertas para saber cuál es la mejor alternativa.

En concreto, el modelo probado es el Unlimited Rubicon, la versión más equipada y especializada para un uso intensivo fuera del asfalto, con unas ruedas de campo, sistema de desacoplamiento de la barra estabilizadora, bloqueos en los 3 diferenciales, etc.

Dotado del motor diésel de 4 cilindros con 200 CV y el cambio de 8 marchas (más reductora) automático, el Jeep Wrangler Unlimited tiene unas buenas prestaciones, es fácil de conducir y fuera del asfalto cumple con lo que uno espera de él.

Jeep Wrangler: ¿mejor largo o corto?

Es la eterna discusión entre los apasionados al 4×4 y la verdad es que no hay un ganador absoluto. Desde luego, este Unlimited es mucho más utilizable y práctico que la versión corta. También funciona mucho mejor a la hora de afrontar fuertes pendientes (salvo por el angulo ventral, es más fácil empanzarlo al final de una fuerte rampa debido a su mayor distancia entre ejes), tanto al ascenderlas como al bajarlas. Sin embargo, sus medidas hacen que sea mucho más torpe en zonas reducidas y, sobre todo, en recorridos muy trialeros.

En definitiva, si vas a usarlo en zonas con dunas o con fuertes pendientes o si necesitas sí o sí el espacio extra que ofrece, el Unlimited es el más recomendable. Si no es imperativo tener más espacio y, sobre todo, si vas a hacer un uso intensivo del Wrangler en zonas muy angostas y escarpadas, entonces la versión de batalla corta es la mejor. Además de poder maniobrar en un espacio más reducido, su ángulo ventral hace que sea más complicado que se pose en el suelo sobre su panza y no sea capaz de seguir avanzando.

Frente a sus rivales, la verdad es que se cuentan con los dedos de una mano. El Land Cruiser es más cómodo y seguro en carretera, su calidad es mayor y también es más fiable. Pero la gente mira con más simpatía al Wrangler. El Mercedes Clase G es mejor en carretera y campo, pero su precio se dispara respecto al Wrangler, que tampoco es barato. Tal vez el rival más completo y que sí resulta un claro vencedor sea el Ford Ranger Raptor. Va mejor dentro y fuera del asfalto, está mejor equipado, es más espacioso y cómodo y también más espectacular, aunque no lo podremos descapotar como al Wrangler.

Nuestra valoración: 7,0

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Imagen icónica
  • Cualidades 4x4
  • Opciones variadas

Mejorable

  • Precio
  • Confort de marcha
  • Ángulo ventral

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Todo un símbolo

El diseño del Wrangler no sigue modas y es atemporal.

56 fotos

Ampliar

No hay mucho que añadir en este apartado frente a lo señalado en la prueba de la versión corta, de la que también hicimos vídeo y que puedes ver en esta videoprueba del Wrangler Rubicon. El trabajo para actualizar el clásico Jeep ha sido excelente y mantiene la esencia pero con unos detalles modernos que encajan perfectamente, como los faros full led o las llantas.

La versión de 5 puertas es 55 centímetros más larga, lo que le permite ofrecer dos puertas más y, sobre todo, mucho más espacio para los pasajeros traseros y para el maletero, que pasa de sólo 203 litros a unos ya respetables 548, más del doble. Esta mayor longitud se va a la distancia entre ejes, lo que empeora su ángulo ventral, manteniendo inalterados el ángulo de ataque y el de salida, este último penalizado por la absurda posición de la matrícula, demasiado baja.

En esta ocasión he contado con la ayuda de dos amigos para animarme a desmontarle el techo y aprovechar para disfrutarlo descapotado, tanto en campo como en carretera y la verdad es que es una experiencia única y muy «retro».

Gracias a la jaula que permanece en la estructura del coche, no supone un peligro hacer 4×4 con él abierto y sí se disfruta mucho más de las excursiones camperas, algo que no se puede permitir ninguno de sus rivales.

Interior: Más espacio, pero sigue siendo escaso

El diseño del interior ha sabido interpretar al clásico con un aspecto moderno.

56 fotos

Ampliar

Dentro tampoco hay apenas diferencias entre este Unlimited y el normal, salvo el mencionado espacio para las plazas traseras y el maletero más del doble de grande. Delante la única diferencia es que tenemos dos mandos adicionales para manejar los elevalunas de las dos puertas traseras.

Por lo demás es todo igual, con un cuadro de instrumentos muy vintage en cuanto a diseño pero de concepción muy moderna y con mucha información.

Las plazas delanteras son cómodas siempre que no superemos el metro noventa de estatura, ya que la corredera del asiento del conductor no es muy larga y no podemos echar demasiado hacia atrás el asiento.

Atrás hay espacio para que 2 adultos viajen con cierto confort, pero 3 irán muy apretados, la anchura no es el fuerte del Wrangler.

En cuanto al maletero, su capacidad es buena y su acceso amplio, aunque la puerta trasera es algo incómoda de accionar. Es muy grande y ocupa demasiado espacio abierta, además de hacerlo hacia el lado de la acera, lo que nos hace invadir la carretera para cargarlo y librar la portezuela.

Motor: Una máquina

El motor diésel de 200 CV mueve con suficiente soltura al Wrangler.

56 fotos

Ampliar

En España el Wrangler sólo se comercializa con el motor diésel de 200 CV y con cambio automático de 8 marchas más reductora. En el caso del Rubicon, la tracción total puede ser permanente en carretera si elegimos el modo 4Auto con la palanca selectora que hay en la consola central y, además de las marchas cortas y del bloqueo del diferencial central, esta versión añade los bloqueos del diferencial delantero y del trasero. Gracias a estos bloqueos, sólo con que una rueda tenga un mínimo de adherencia, es capaz de avanzar.

Además del bloqueo en los tres diferenciales, el Rubicon añade un sistema que permite liberar la barra estabilizadora para que la suspensión delantera (que es de eje rígido) gane en recorrido de suspensión y que copie mejor las irregularidades del terreno por el que pisamos.

Con todo este armamento (y unas ruedas muy de campo con buenos tacos y mucho balón), el Wrangler Rubicon sale de casi cualquier atolladero, aunque no es infinito.

Los 200 CV mueven bien el pesado conjunto del Wrangler Unlimited, que corre más que de sobra en carretera y tiene unas buenas recuperaciones a la hora de realizar adelantamientos. En campo echaremos de menos menos resbalamiento del convertidor de par en algunas situaciones, para tener más precisión en maniobras delicadas, pero también facilita las cosas a los conductores menos habituados a usar correctamente el embrague en un 4×4 con reductora.

Comportamiento: Verdadero 4x4

El Wrangler es claramente un especialista fuera del asfalto.

56 fotos

Ampliar

Claramente el Wrangler Rubicon es una máquina de campo. En carretera funciona bien y mucho mejor que antes, pero sigue siendo incómodo realizar viajes largos, principalmente por el ruido de rodadura de los neumáticos de tacos.

En ciudad tampoco es muy agradable de llevar porque el parachoques delantero termina medio metro más allá de donde vemos el final del capó, así que en algunas maniobras y al parar en los semáforos nos quedamos más cerca del coche de delante de lo que pensamos.

Por suerte, el cambio automático hace que sea muy fácil conducirlo y los pasos de cebra elevados no molestan tanto como en otros coches.

En carreteras secundarias es más ágil de lo esperado, siempre teniendo en cuenta sus límites físicos, y lo que más nos va a incomodar es su frenada. No es que no pare en una distancia razonable, es que el tacto del pedal de freno es demasiado «fofo» y sólo muerde cuando estamos ya apretándolo a fondo.

En autopista y autovía las curvas rápidas hay que tomarlas con la precaución que unos neumáticos de tacos, con una goma muy dura para no descarnarse en zonas pedregosas y mucho flaneo, impone. Es como pretender correr sobre un suelo de mármol con unas zapatillas con tacos de fútbol.

En el campo es donde sale a relucir el verdadero ser del Wrangler. Sube y baja por las paredes, sale de casi cualquier complicación y sólo hay que temer en zonas con roderas o con fuertes puntos de inflexión en pendientes que puedan hacer que la panza toque el suelo. El Wrangler tiene menos altura libre al suelo de lo que parece (hay mucho chasis y partes mecánicas más bajos que los umbrales de las puertas) y, además, este Unlimited con los ejes más separados que el Wrangler corto es más sensible en este aspecto.

Con un poco de conocimiento y técnica, el Rubicon Unlimited es un 4×4 con el que se puede divertir mucho en rutas «cuatreras». Además, tanto Mopar de manera oficial como infinidad de proveedores externos ofrecen miles de accesorios para transformar el Wrangler en algo todavía más especializado para estas actividades fuera del asfalto.

Equipamiento: Una buena base

El equipamiento del Rubicon se diferencia por su dotación como 4×4

56 fotos

Ampliar

El Rubicon está en la parte alta de la gama Wrangler y su equipamiento es muy completo. Dispone de climatizador de doble zona, asientos y volante calefactados, control de crucero y limitador de velocidad, faros full led, llantas de aleación…

También está muy bien dotado en el apartado multimedia con el sistema de infoentretenimiento U-Connect del grupo Fiat. La nota negativa de este sistema es que, aunque en conectividad no va mal, el sonido del teléfono para nuestros interlocutores es bastante malo. El sistema no elimina el ruido de fondo de los neumáticos y tampoco tiene una calidad intrínseca demasiado buena.

En el campo de la seguridad activa y ADAS, el Wrangler carece de elementos como el asistente de mantenimiento en el carril, la alerta de colisión y similares. Su dirección asistida hidráulica y un chasis por largueros no casan muy bien con este tipo de asistentes.

El verdadero equipamiento del Rubicon para el cliente que busca este tipo de coches es el que mencionamos en el apartado de mecánica: los diferenciales con bloqueos, las estabilizadoras desconectables, los neumáticos de campo… y ahí no hay reproche posible.

Consumo: No esperábamos otro resultado

Los consumos son elevados, pero razonables en este tipo de vehículos.

56 fotos

Ampliar

Como es obvio, no esperábamos unos consumos frugales y no los hemos obtenido pero, pese que también han sido superiores a los oficiales, tampoco son excesivos si tenemos en cuenta las limitaciones de este coche: ruedas, aerodinámica, peso y rozamientos mecánicos.

Frente a los 9,6 l/100 km de consumo oficial en ciudad, el consumo real urbano del Wrangler Rubicon Unlimited ha sido de 11,4 l/100 km, elevado pero no desorbitado.

En carretera la cifra oficial es de 6,5 l/100 km, un valor muy optimista si tenemos en cuenta que durante la prueba, esta cifra ha subido hasta los 7,8 l/100 km.

El aire es un verdadero muro para el Wrangler, que gasta 9,8 l/100 km si subimos la velocidad media hasta los 120 km.

Con estos valores de consumo y un depósito de 81 litros, la autonomía del Wrangler se acerca a los 800 km.

Rivales: Rivales del Jeep Wrangler Rubicon Unlimited 2019

Vehículo

Jeep Wrangler Unlimited 2.2CRD Rubicon 8ATX

Mercedes-benz G 350 d 4Matic 9G-Tronic

Toyota Land Cruiser D-4D Limited Aut.

Land-rover Discovery 2.0SD4 Landmark Aut.

Precio Desde
64.500 €
Desde
115.600 €
Desde
75.000 €
Desde
74.180 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 8 marchas 9 marchas 6 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 200 286 177 240
Aceleración 0-100 km/h (s) - 7,4 12,7 8,3
Consumo Medio (l/100 km) 9,5 9,7 7,4 6,0
Emisiones CO2 (g/km) 200 256 201 191

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche