Prueba del Jeep Renegade Trailhawk 201579

Prueba del Jeep Renegade Trailhawk 2015

23 Julio, 2015, modificada el 10 Octubre, 2016 por

El coche de la prueba de hoy es muy especial. Se trata del Jeep Renegade Trailhawk, la versión más extrema del pequeño 4×4 americano, un modelo que se aparta del concepto de SUV para acercarse al de un verdadero 4×4. ¿Lo conseguirá? Juzga tú mismo.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Sin rivales directos.
  • Comportamiento 4x4.
  • Aprovechamiento del espacio.

Mejorable

  • Sin rueda de repuesto.
  • Comportamiento en carretera.
  • Peso.

El más pequeño de los Jeep cuenta con una versión que apunta verdaderamente alto en el mundo de los 4×4, algo así como una especie de aclaración  para que nadie dude de que es un Jeep, aunque su desarrollo haya ido en paralelo al del Fiat 500x. Precisamente esta versión es la que hemos elegido para esta prueba del Jeep Renegade Trailhawk, una variante con un enfoque muy específico, tanto, que apenas tiene rivales.

Es cierto que hay infinidad de SUVs en el mercado pero, si de entre ellos acotamos aquellos que cuenten con una caja de cambios con reductora (el cambio de nueve marchas tiene una función “Active Drive Low” que emula bastante bien esta función, con una primera que tiene una desmultiplicación de 4,71:1), varios candidatos se caen de la lista. Si además añadimos una altura libre al suelo 35 mm mayor que la del Renegade normal (que ya es de las más altas del mercado), unos neumáticos mixtos y un completo sistema de tracción total denominado “Select Terrain” con varias configuraciones del control de la tracción preconfiguradas, en la lista nos quedamos con modelos claramente todo terreno, como el Defender o el Land Cruiser… pero se nos caen la mayoría de crossovers del mercado.

En todo este equipamiento aventurero hay un fallo importante y es que no disponga de rueda de repuesto. Ni el mejor sistema de tracción del mundo, ni el motor más potente, ni la mejor suspensión nos servirán de nada con un neumático cortado por una piedra o la raíz de un árbol.

Tanta especialización en el campo tiene su contrapartida sobre el asfalto, donde la estabilidad va a ser claramente peor y los consumos, más elevados (por peso, aerodinámica y rozamientos). Sin embargo, en ciudad, en el día a día, sus compactas dimensiones, el mejor campo de visión (al ir más altos) son toda una ventaja. Además, con tantos pasos de cebra elevados, tapas de alcantarilla enterradas bajo capas de asfalto, bandas reductoras de velocidad y rampas de garaje diseñadas por especialistas en trialeras hacen que casi sea en la ciudad donde más falta nos hace hoy en día un coche como el Trailhawk.

Su precio de partida es elevado: 33.000 euros por un coche de apenas 4 m de longitud es mucho dinero, pero, si tenemos en cuenta su extenso equipamiento, su mecánica diésel de 170 CV con cambio automático de 9 relaciones, el eficiente sistema de tracción total y los detalles exclusivos que lo distinguen del resto de sus hermanos de gama, también en este apartado se desmarca de sus rivales.

La prueba del Jeep Renegade en vídeo

Prueba Jeep Renegade Trailhawk 2015, Villabalter, Rubén Fidalgo79
En el diseño del Renegade las protagonistas son las líneas rectas.

Basta con ver la completa galería de fotos del Jeep Renegade Trailhawk para darse cuenta de que, desde ciertos ángulos, realmente parece el típico coche dibujado por un niño, con formas rectas y a escuadra, pero la verdad es que, en cuanto te acostumbras, le encuentras su atractivo, aunque para mi gusto la vista 3/4 trasera es algo pesada.

Tal vez la parte más atractiva sea el frontal, con las 7 lamas verticales que siempre han caracterizado a los Jeep y que, junto con los faros redondos y el parabrisas casi vertical, recuerdan mucho a los modelos más clásicos de la marca americana.

El Trailhawk se distingue del resto de hermanos de gama por detalles sutiles como las chapas identificativas sobre el portón trasero y en la base de los pilares del parabrisas, la mayor altura libre al suelo o los neumáticos mixtos. Otras diferencias son más evidentes, como las llantas en color negro con los filos pulidos o el llamativo color naranja en contraste con la joroba del capó en negro mate, a juego con el techo.

El resultado me parece atractivo y desde luego no pasa inadvertido, la gente se para a mirarlo. Sus cuadradas formas tienen muchas ventajas y un inconveniente. Las ventajas son que permite un máximo aprovechamiento del espacio, que las puertas son cuadradas y dejan un amplio acceso al interior y que es fácil dominar las esquinas del coche desde el puesto de conducción. En el lado negativo está el hecho de que su parabrisas casi vertical (que proporciona muy buena visibilidad, eso sí), los gigantescos retrovisores y la trasera “cortada con guillotina” no cortan el aire, lo machacan, lo cual dispara los consumos en cuanto superamos los 100 km/h.

Lo mejor de este diseño (y por lo cual encuentro un gran sentido a que Jeep haya lanzado esta versión tan “cuatrera”) es que permite unos voladizos por delante y por detrás de los ejes mínimos, lo que proporciona unas excelentes cotas todo terreno, con unos ángulos de ataque y salida dignos de verdaderos 4×4 especializados.

Además, entre los detalles del Trailhawk hay un buen gancho en la parte trasera al que echar una eslinga para sacar el coche de alguna trampa, aunque debemos tenerlo en cuenta a la hora de aparcar para no destrozar el coche que tengamos detrás, pues, al ser un coche alto, coincide justo con los faros o el radiador de una berlina normal, y es completamente indeformable.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

4 Comentarios

Pablo 24 Julio, 2015

Buen trabajo y curioso coche. De lo primero poco que criticar, salvo algo más de atención al asfalto, (alguna toma del circuito, por pedir que no sea). Del segundo lo primero que llama la atención..18 marchas!, ya abandonan el territorio de los camiones para adentrarse en el de las bicicletas. Me parece excesivo, máxime con el rechazo que genera la linealidad de las CVT. Por otra parte…mucho más coherente con su marca que el cherokee que analizaste hace unas semanas. Aunque debes trabajar en verano..ya me gustaría sustituirte alguna que otra vez… En fin, un saludo, y otro a Bear!

Rubén Fidalgo 24 Julio, 2015

Hola Pablo, ese día hacía un calor insoportable (38ºC)… además, para que el ventilador del aire condicionado dentro del coche no hiciese tanto ruido que no se me oyese hablar, tenía que tenerlo apagado…
Efectivamente, el Trailhawk me parece el jeep más coherente (junto con el wrangler) con el espíritu de la marca, pero por desgracia apenas hay clientela para este tipo de coches… y cada vez tienen más difícil el poder salir fuera del asfalto. Hay comunidades autónomas donde está prohibido el 4×4 y hay que pedir permisos especiales, en países como Francia estaría prohibido que publicase una sola foto del coche sobre algo que no fuese cemento o asfalto… El coche es francamente divertido y funciona muy bien, pero muy pocos sabrán sacarle partido y valorarlo en su justa medida. Un saludo!

Javier 17 Agosto, 2015

Gran reportaje, como de costumbre. El coche espero que sea más bonito al natural, pues en las fotos se ve muy feo y muy raro. Es una pena porque estaría muy bien hacer un todoterreno \”de verdad\”, como dices que es éste, pero con una estética atractiva y reconocible por muchos años, como ha sido el caso del Land Rover, etc…

Rubén Fidalgo 17 Agosto, 2015

Hola Javier, muchas gracias por tus palabras, me alegro de que te haya gustado el reportaje. En cuanto a su imagen… es cuestión de gustos. Personalmente el frontal y el interior me encantan, pero la vista trasera la encuentro muy pesada. Sin embargo, es un coche que suele gustar más de lo que me imaginaba. Cuando pruebo un coche, suelo enseñarlo a varias personas y que me den su opinión, a veces uno pierde la perspectiva de lo que quiere la gente normalmente y éste ha gustado bastante en general. Estoy contigo en que es una lástima que con la moda SUV se estén extinguiendo los 4×4 de verdad. Un saludo!

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba