Prueba

Prueba del Hyundai Kona 1.0 TGDi: Coche del Año ABC 2018

47 fotos

Ampliar

El Hyundai Kona es uno de esos coches que te acaba de convencer cuando lo conduces y lo usas. No es el mejor en nada pero saca muy buena nota en todos los apartados, es un producto muy homogéneo, con una calidad real superior a la media del segmento y en el que apenas hay faltas no perdonables.

El Hyundai Kona acaba de ser galardonado como el Mejor Coche del Año ABC 2018, un premio que celebraba este año su 46ª edición y del que Autocasión formaba parte del jurado especializado. Si miramos la lista de candidatos al premio, que contaba con durísimos rivales como el nuevo Peugeot 508, el renovado Dacia Duster o el superventas Seat Arona, tiene un gran mérito que el Kona se ha hecho con la victoria.

Videoprueba del Peugeot 508

Hace poco menos de un año, tuvimos ocasión de probar una versión tope de gama con motor de gasolina de 177 CV y tracción total (Prueba del Hyundai Kona 1.6 T-GDI 4×4 DCT Tecno) y el sabor de boca que nos dejó fue realmente bueno. De hecho, nos pareció una de las mejores opciones del mercado B-SUV, una categoría en plena expansión tanto de ventas como de nuevos modelos.

Pues bien, tras la prueba del Hyundai Kona 1.0 TGDi 120 CV Klass, no podemos hacer otra cosa que reafirmarnos en nuestro veredicto: el SUV más pequeño de Hyundai  es, si estás buscando un coche de este tipo, de lo mejor que puedes encontrar en la categoría.

Entre los puntos más positivos del Kona, se encuentran su comportamiento, su gama de motores y, cómo no, su diseño. En cuanto a dinámica, el Kona dispone de uno de los mejores chasis, lo que le otorga un comportamiento ágil y una seguridad activa excelente. Respecto a la gama mecánica, el motor 1.0 de 120 CV de esta prueba del Hyundai Kona nos parece, en plena era del downsizing, de los mejores tricilíndricos gracias a su generoso par, el buen reprís y  la caja de cambios perfectamente escalonada. Por último, el diseño nos parece todo un acierto. Además de la buena calidad constructiva, las líneas se salen de lo corriente y ofrecen al cliente una imagen original.

Si quieres conocer más detalles de esta variante de acceso de la gama Hyundai Kona, sigue leyendo al prueba.

Nuestra valoración: 6,8

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 6

Consumos 6

Destacable

  • Comportamiento dinámico
  • Calidad percibida
  • Diseño diferente

Mejorable

  • Espacio en las plazas traseras
  • Sonido feo de la mecánica
  • Nombre

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Enmarcado en plástico

El Hyundai Kona busca parecer un SUV con generosas molduras de plástico.

47 fotos

Ampliar

El diseño es uno de los aspectos más valorados del Hyundai Kona. Además de representante de un tipo de coche en tendencia ascendente, los SUV,  el Kona  es también estandarte de la nueva identidad de diseño de la marca coreana dada a conocer en el Salón de Frankfurt de 2017.

Con unas medidas muy compactas (4,16 m de longitud, 1,80 m de anchura, 1,55 m de altura y 2,6 m de distancia entre ejes), sus líneas transmiten más dinamismo que la mayor parte de sus rivales, al ser más ancho y más bajo que ellos. De frente, la gran parrilla (“en cascada”) y los agudos faros se convierten en la carta de presentación de este SUV pequeño.

Su atractivo se debe también a las piezas de plástico negro que enmarcan la silueta del Kona. Se han extendido incluso a la versión eléctrica, calificada como uno de los EV más bonitos del mercado. En nuestra unidad de pruebas, ese marco oscuro hacía resaltar el rojo de la carrocería y provocaba que más de una cabeza se girase cuando circulábamos por zonas urbanas.

La protección plástica negra recorre la parte inferior del Kona: desde los pasos de rueda, se prolonga hacia  el morro y la zaga. En la  parte delantera, aloja los faros y subraya las tomas de aire; en la trasera, rodea los grupos ópticos (intermitentes, luz de marcha atrás y antinieblas). Todo ello tiene una cierta inspiración Citroën (imposible no pensar en el Cactus), pero augura igualmente un gran poder de seducción sobre los compradores. Para nosotros, como jurados del Coche del Año ABC, el diseño del Hyundai Kona  ha sido un argumento muy a favor en la alta puntuación que le hemos dado.

Fijaos bien en las imágenes de nuestra galería de fotos y observad la vista lateral: con el techo en ligera caída y acabado en un pequeño espoiler aerodinámico, los marcos negros de la superficie acristalada, las llantas en estrella… Una cosa es segura: el diseño del Hyundai Kona no deja indiferente.

 

Interior: Buena calidad percibida

El interior del Kona tiene un diseño moderno y de buena calidad.

47 fotos

Ampliar

Nuestra unidad de pruebas del Hyundai Kona equipaba el acabado Klass, es decir, el segundo más básico de la gama y disponible desde 21.640 euros, detalle que se ha notado en su interior. Al abrir la puerta del conductor, nos encontramos ante un habitáculo aburrido que no nos dice nada: colores muy oscuros y plásticos de tacto duro reinan por todas partes. No encontramos un tacto mullido en todo el interior del coche. Los ajustes son buenos y no notamos grillos en ningún momento, pero no habría estado mal que la marca coreana hubiera alternado un poco este plástico con otro más blando para intentar dar una sensación mayor de calidad.

Al sentarnos en el puesto de conducción, encontramos una postura cómoda, con un volante de tamaño generoso y buen tacto que alberga los botones en una disposición muy accesible. El cuadro tiene un diseño clásico, con dos indicadores analógicos y un display que ofrece una completa información. Por otra parte, el motor  tricilíndrico del Kona tiene un funcionamiento muy silencioso, algo que beneficia en gran medida a la rumorosidad en marcha.

En la consola central, comanda desde la parte superior una pantalla de diseño flotante de 8 pulgadas idéntica a la del i30, con una información clara y un manejo intuitivo. Debajo de esta, tenemos un sistema de climatización de diseño simple y un generoso hueco para vaciarnos los bolsillos. Bajo el apoyabrazos central, tenemos otro hueco de gran tamaño donde podremos meter sin problema incluso varias botellas. Otra de las cosas que llama la atención en el coche es el tirador manual del freno de mano, y es que el Kona, a diferencia de otros hermanos suyos de la gama, no dispone de freno de mano electrónico.

Los asientos del Kona recogen bien el cuerpo y tienen un mullido cómodo, por lo que la fatiga no aparece tras hacer largos trayectos. El acceso a las plazas traseras es amplio y no nos obliga a hacer contorsionismos para meternos detrás. El espacio para las rodillas es amplio y permite que cuatro personas viajen con comodidad. Es recomendable que, si nos vemos obligados a viajar cinco, el trayecto sea corto, para que los pasajeros no se conviertan en siameses.

En cuanto al maletero, la boca de carga está quizá algo alta, aunque es uno de los hándicaps de comprar un coche tipo crossover como el Kona. El volumen del maletero con los asientos en su posición natural es de 361 litros y de 1.143 litros con la segunda fila de asientos plegados, por lo que se sitúa en la media de sus principales rivales (más amplio que el de un Peugeot 2008 o el de un Nissan Juke, pero más pequeño que el de un Renault Captur por ejemplo).

 

Motor: Entre los mejores 3 cilindros

Este motor es uno de los mejores tricilíndricos del mercado.

47 fotos

Ampliar

El motor de este Kona es uno de los mejores tricilíndricos de la época de la fiebre por el downsizing. Con sólo 1 litro de cilindrada logra sacar 120 CV que lo mueven con mucha soltura gracias al generoso par que entrega desde poco más allá de las 2.000 rpm.

Su sonido se cuela con más descaro en el interior que en otros modelos de la marca que he probado con la misma mecánica (Hyundai i30 o Kia Stonic, por ejemplo), sobre todo al ralentí y a velocidades bajas. En cuanto hemos superado los 70 km/h el motor apenas se oye, enmascarado por los ruidos de rodadura y aerodinámicos.

La caja de cambios de 6 marchas está perfectamente escalonada para la forma en la que entrega la potencia este motor, con más empuje entre las 2.500 y 5.000 rpm que por encima de ese régimen. Sus desarrollos son algo largos y el escalonamiento algo abierto (cae mucho de vueltas el motor al pasar a una marcha superior), pero es la mejor manera de sacarle partido al buen par a medio régimen de esta mecánica.

A nivel técnico no hay nada revolucionario. Se trata de un motor de 3 cilindros con turbo y que obtiene una buena cifra de par motor gracias a la sobrealimentación y a la relativamente alta cilindrada unitaria lograda al repartir sus mil centímetros cúbicos entre tres y no entre cuatro cilindros.

Este tipo de motores logra unas buenas cifras de rendimiento y unos consumos muy bajos en los ciclos de homologación, sobre todo en el que estaba vigente cuando todos los fabricantes se volcaron a reducir las cilindradas y a subir las presiones de los turbos. Ahora, con el WLTP las cosas cambian y veremos de nuevo cilindradas de 1,6 y 2 litros con menos presión de sobrealimentación.

Entre los detalles llamativos de su configuración técnica está el que el Hyundai Kona disponga de control electrónico de la velocidad de descenso, algo poco habitual en este tipo de SUV del segmento B, que, más que todocaminos al uso, son utilitarios que buscan una imagen más atractiva y diferenciada.

Su funcionamiento es correcto, pero el Kona no tiene buenas cotas para aventurarse fuera del asfalto, así que tampoco le vamos a poder sacar mucho partido a esta característica.

Comportamiento: Entre los mejores del mercado

El Kona tiene un comportamiento en carretera muy eficaz.

47 fotos

Ampliar

No ha habido sorpresas en este apartado El Kona ya nos había gustado mucho cuando probamos la versión tope de gama y tracción total. Esta versión de tracción delantera y mecánica más compacta tiene un tacto que en ciertos aspectos es incluso mejor, gracias a un motor que esa menos y hace que el eje delantero sea un pelín más ágil, el menor peso de todo el coche y un calzado más razonable con las llantas de menor diámetro.

La plataforma del Kona es realmente buena y su seguridad y eficacia en carretera están a un nivel muy alto. El único punto criticable en este aspecto está en el confort, especialmente por los rebotes del eje trasero al pasar por bandas reductoras de velocidad o cortes en el asfalto, con unas reacciones muy secas.

En ciudad es un coche fácil de conducir por sus dimensiones compactas y una postura elevada que proporciona una buena visibilidad del resto del tráfico. El motor tiene suficiente par en baja como para que el iniciar la marcha no sea complicado y, además, dispone del asistente de arranque en pendiente, que evita que nos caigamos hacia atrás al salir de un semáforo en una cuesta. En el tráfico urbano es donde más notaremos el sonido característico del motor de tres cilindros, pero es un problema que se soluciona con poner la radio o algo de música.

En carreteras secundarias se desenvuelve muy bien y es sorprendentemente ágil. La dirección tiene un buen tacto y es suficientemente rápida, con apenas 3 vueltas de volante entre topes. Los frenos cumplen bien su cometido, con unas distancias correctas y fáciles de dosificar.

A la hora de rodar por autopistas y autovías tampoco se amilana y su paso por curva rápida transmite mucha seguridad pese a que es un coche compacto con una distancia entre ejes contenida. El motor de 120 CV es más que suficiente para movernos con mucha soltura a los máximos legales y, además, permite unos adelantamientos e incorporaciones seguros gracias a que ofrece un buen reprís.

En el circuito tampoco hay sorpresas y el Hyundai Kona demuestra que sus ingenieros se han preocupado mucho en la puesta a punto dinámica del bastidor. En todo momento sus reacciones son sanas, es ágil a los cambios de apoyo y el nivel de potencia no pone en demasiados aprietos a la motricidad, salvo que el suelo esté mojado y nos anticipemos demasiado a la hora de abrir gas antes de empezar a salir de la curva.

La maniobra de esquiva la supera sin problemas y la acción del ESP pasa inadvertida, en parte porque con suelo seco apenas tiene que actuar para ejecutarla.

La frenada de emergencia también obtiene buena nota. Además de unas distancias cortas, ha aguantado bien las sucesivas intentonas sin desfallecer por calor.

En definitiva, el Hyundai Kona es claramente mejor que otros rivales como el Seat Arona, por ejemplo, en el apartado dinámico. Sus reacciones son seguras y es fácil de conducir para la mayoría de conductores.

Equipamiento: Bien dotado, pero no es barato

El Kona está bien equipado, pero su precio es superior a la media de la categoría.

47 fotos

Ampliar

Ya de serie en el acabado más básico, el Essence, disponible desde 13.900 euros, el Kona incorpora elementos destacables como la alerta por cambio involuntario de carril, control de crucero y limitador de velocidad, sistema Start&Stop, detección de fatiga, volante multifunción con regulación vertical y horizontal, sensor de iluminación, Bluetooth, rueda de repuesto y control de descenso en pendientes.

Nuestra unidad pertenece a un acabado superior, el Klass, que está a la venta por una diferencia de unos 3.600 euros. Este añade faros antiniebla, climatizador automático, cámara de aparcamiento con guías, raíles en el techo, pantalla de 7 pulgadas en lugar de 5, conectividad con Android Auto y Apple Car Play y llantas de aleación del mismo tamaño (16 pulgadas). Además, puede equipar en opción un sistema de frena autónoma de emergencia.

Por encima del Klass se sitúan el Tecno (desde 20.490 euros), que ofrece entre otras cosas acceso y arranque sin llave, Head-Up Display, tapicería de tela y cuero, volante y pomo del cambio en cuero, opción de vestir pintura bicolor en la carrocería, cargador inalámbrico para smartphone, pantalla de 7,8 pulgadas con navegación y servicios TomTom y equipo de sonido premium Krell; y el tope de gama, Style (por 22.740 euros), que pone la guinda al conjunto equipando de serie llantas de 18 pulgadas, sensores de aparcamiento delantero y trasero, techo solar, tapicería de cuero, luces traseras de led, pantalla TFT a color en la instrumentación de 4,3 pulgadas y suelo del maletero regulable en altura. Este último cambia la rueda de repuesto por un kit antipinchazos.

En nuestra opinión, teniendo en cuenta las diferencias de precio y el equipamiento que brindan los distintos acabados, si no se le da demasiada importancia al tema de la conectividad y los elementos del nivel de acceso satisfacen la demanda del cliente, no optaríamos por el Klass. Si, por el contrario, el usuario se puede permitir el acabado Tecno, con un equipamiento mucho más rico, también lo recomendaríamos antes, sobre todo por el plus que otorga la navegación integrada y la seguridad adicional que permite el Head-Up Display.

Consumo: Sensible a uso

Los consumos de esta mecánica dependen muchísimo del uso que hagamos.

47 fotos

Ampliar

Como suele suceder con este tipo de motores pequeños sobrealimentados, los consumos del Hyundai Kona son muy sensibles al tipo de conducción que practiquemos. Mientras vayamos poco cargados y seamos suaves, podremos lograr cifras muy contenidas, pero enseguida se disparan en cuanto subimos el peso o la velocidad.

En ciudad, el Kona de esta prueba nos ha gastado una media de 7 l/100 km en lugar de los 6 l/100 km homologados.

Tampoco en carretera es fácil conseguir los 4,7 l/100 km de gasto oficial, que se alcanzan sólo si conducimos de manera exquisita y por zonas sin relieves ni tráfico. En un uso real y con cruceros tranquilos entre 70 y 100 km/h, el consumo medio ha sido de 5,6 l/100 km.

En autopista, la aerodinámica pasa factura y a 120 km/h el consumo medio ha sido de 6,7 l/100 km.

Con estos datos de consumo y un depósito de 50 litros, el Kona puede lograr autonomías de 750 km con relativa facilidad.

Rivales: Rivales del Hyundai Kona 1.0 T-GDi 2018

Vehículo

Hyundai Kona 1.0 TGDI Klass 4x2

Seat Arona 1.0 TSI Ecomotive S&S Style 115

Kia Stonic 1.0 T-GDi Eco-Dynamic Tech 120

Peugeot 2008 1.6 BlueHDI S&S Allure EAT6 120

Precio Desde
20.640 €
Desde
20.190 €
Desde
21.699 €
Desde
24.299 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Diesel
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 120 115 120 120
Aceleración 0-100 km/h (s) 12,0 9,8 10,3 9,6
Consumo Medio (l/100 km) 5,2 5,0 5,0 4,2
Emisiones CO2 (g/km) 117 114 115 103

Comparte este artículo:

Comentarios

jcl 16 diciembre, 2018

buen trabajo, una pregunta: creo que tiene cadena de distribución….¿ es así?.

Rubén Fidalgo 17 diciembre, 2018

Creo que sí que van con cadena pero lo pregunto para confirmártelo.

jcl 17 diciembre, 2018

ok,gracias.

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche