Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4×4 2015

Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4×4 2015

Aquí tienes la prueba completa del Honda CR-V tras la puesta al día recibida hace unos meses. Son cambios estéticos y retoques en la mecánica 1.6 i-DTEC, que ahora rinde 160 CV. Un gran coche que demuestra por qué ha sido el más vendido en el mundo en el primer trimestre de 2015.

Nuestra valoración: 6,7 Bastante bueno

7

6

7

7

7

6

Destacable

  • Interior espacioso.
  • Detalles prácticos.
  • Imagen de marca.

Mejorable

  • Poco par en baja.
  • Desarrollos del cambio.
  • Manejo poco intuitivo de los mandos.

El Honda CR-V fue el SUV más vendido en el mundo durante varios meses de 2014, lo cual deja claro que se trata de un producto más que interesante y justifica que hayamos querido hacer una exhaustiva prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4×4 2015, sobre todo después de la puesta al día llevada a cabo hace unos meses en el modelo.

Con el lavado de cara del Honda CR-V 2015 se ha aprovechado para adaptar las emisiones de sus mecánicas a la severidad de la normativa Euro 6, reduciendo el consumo y las emisiones a la vez que se aumenta la potencia, que pasa de 150 a 160 CV.

Poco a poco los SUV van ocupando el hueco del mercado de las berlinas y de los monovolúmenes y, en ese sentido, el CR-V resulta un coche bastante práctico, con un interior amplio y confortable, buenos acabados y calidades típicas de los coches japoneses, que suelen tener peor apariencia que los europeos, aunque en realidad sus materiales sean buenos.

En líneas generales me parece un coche muy interesante, aunque sus rivales son muy duros en esta categoría, que se ha revelado como un verdadero “salvavidas” para las ventas de todas las marcas. En ese sentido, el motor 1.6 me ha resultado algo incómodo para el día a día, como analizaré más adelante, así como el manejo de la multitud de sistemas que ofrece este automóvil, con unos menús interactivos muy poco intuitivos tanto en el ordenador, como en el sistema multimedia.

Pese a todo, el balance es positivo y el CR-V es un modelo muy recomendable para aquellos que buscan un “todocamino” amplio y confortable, con una buena relación precio/producto.

Diseño Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015: con un toque futurista

Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
El lavado de cara llevado a cabo en el CR-V le da un aspecto mucho más sofisticado.
Ampliar

Exteriormente los cambios realizados en la puesta al día del CR-V resultan muy acertados, especialmente en el frontal, que tiene una imagen mucho más moderna y agresiva que en la generación anterior. La vista trasera cambia menos, aunque también se percibe ese toque algo más futurista.

Los nuevos faros proporcionan una buena iluminación y contribuyen a darle esa imagen tan agresiva, casi robótica, integrando unas luces de marcha diurna LED que se ven mejor que las de la generación anterior.

La altura de la carrocería es bastante elevada, lo que hace algo incómodo el acceso a la gente mayor y a los más pequeños, pero es más cómodo coger a un niño en brazos tanto para sentarlo como para sacarlo del coche sin agacharse.

Los ajustes son buenos, aunque las soldaduras de las puertas (puedes verlas en detalle en la galería de imágenes) siguen sin ser tan buenas como las de los modelos europeos, por lo que han decidido taparlas con una moldura para que no sean tan evidentes.

Las piezas del plástico que recorren el faldón contribuyen a darle un aspecto más robusto y protegen bien las partes más expuestas a salpicaduras.

Los bajos de la carrocería están bastante bien protegidos, máxime si tenemos en cuenta que este tipo de coches no va a salir mucho del asfalto.

Las llantas tienen un diseño también muy futurista, casi lenticulares y, además, resultan fáciles de limpiar y son robustas.

El color azulado de la unidad de pruebas le sienta de maravilla al Honda CR-V, dándole un aspecto elegante y atractivo, resaltando las líneas y los relieves de su fisonomía.

Interior Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015: amplio y confortable

Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015, interior, Rubén Fidalgo
El interior del CR-V es amplio y tanto la calidad como los acabados son buenos.
Ampliar

Está claro que poco a poco los SUV van cubriendo el hueco de los monovolúmenes, algo que queda patente en modelos como el de la prueba de hoy, con un interior amplio y que además es bastante versátil. Se echan en falta unos huecos en las puertas algo más amplios, pero, por lo demás, el CR-V resulta muy práctico, con detalles muy cuidados, como por ejemplo el mecanismo que abate los asientos traseros y que puedes ver en el vídeo adjunto.

Algo que me llama la atención de los coches japoneses -y este Honda no es una excepción- es que la calidad real es mayor que la aparente. De entrada puede parecer demasiado sobrio, con un interior en el que el color negro lo domina todo, pero los ajustes son buenos y los materiales no admiten crítica.

Las plazas delanteras resultan cómodas y amplias, con una buena postura de conducción. Se agradece que hayan tenido el detalle de añadir un acolchado en los laterales de la consola central (bastante voluminosa) para apoyar la rodilla.

Los pasajeros de las plazas traseras también viajarán muy cómodos, con un espacio muy holgado tanto para las piernas como  a lo ancho. Es cierto que no lo suficiente como para que 3 pasajeros viajen con excesivo confort, pero sí más cómodos que en otros modelos. Es una lástima que el pasajero de la plaza central tenga el cinturón colgado del techo.

El maletero es amplio y muy aprovechable, con un portón (de apertura automática) que abre hasta el borde y de gran tamaño. Los de Honda han aprovechado para incorporar detalles prácticos, como varios ganchos de los que colgar bolsas y sujetar bultos, redes, cintas a las que fijar botellas, etc. Si necesitamos más espacio, podemos abatir los asientos y tendremos un gran volumen con un suelo completamente plano.

Otro buen detalle es contar con una rueda de repuesto, aunque sea de emergencia, en lugar del kit antipinchazos.

Así se abaten los asientos del Honda CR-V


Motor Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015: demasiado "downsizing"

Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015, mecánica, Rubén Fidalgo
El motor 1.6 tiene poco par mientras el turbo no proporciona sobrealimentación suficiente.
Ampliar

Una de las novedades introducidas en el CR-V con el lavado de cara es la puesta al día de la mecánica 1.6 diésel de la famila Earthdreams, que, además de adecuarse a la normativa Euro 6, pasa de 150 a 160 CV. Su funcionamiento es bueno en una berlina o en un compacto, pero en este modelo, algo más pesado y con peor aerodinámica, se le nota en exceso que no hay cilindrada y la potencia la consigue a base de la sobrealimentación del turbo. Esto hace que entre el ralentí y las 1.500 rpm (régimen en el que hay gases de escape suficientes como para que el turbo comprima) apenas tenga empuje, lo cual provoca los dos inconvenientes qeu explicamos a continuación.

  • Por una parte, resulta algo incómodo en ciudad, donde se muestra perezoso para salir de los semáforos o para subir con precaución por las rampas de los garajes sin tener que ir picando embrague.
  • Por otra parte, los consumos se resienten porque hay que acelerar algo más de lo normal en cada arrancada y, además, los desarrollos del cambio son bastante cortos para llevar el motor algo alto de vueltas, de modo que, a velocidad constante en autopista, vamos a 120 km/h girando a 2.400 rpm, cuando muchos rivales apenas superan las 2.000 rpm.

Aparte de este detalle de la falta de “par natural”, el motor tiene un funcionamiento correcto y es relativamente silencioso en carretera, resultando cómodo para viajar pese a ir más revolucionado que otros.  La caja de cambios tiene un buen tacto y se agradece que la palanca esté tan cerca del volante, incrustada en la consola central en lugar de entre los asientos.

Los desarrollos no me parecen muy acertados, con una primera muy larga para el poco par que hay en baja. Las 3 primeras relaciones están muy abiertas (hay mucho salto de vueltas entre ellas) y se cierran en las tres más altas. Otro problema de tener una primera tan larga te lo encuentras cuando sales fuera del asfalto con el CR-V. La tracción total funciona realmente bien, con unas reacciones muy rápidas para repartir el par, pero, si hay que atacar una rampa o un obstáculo con una primera tan larga, haremos sufrir en exceso el embrague.

En definitiva, el Honda CR-V tiene una mecánica moderna y eficiente, pero que no resulta tan eficaz en un coche de este tamaño, peso y aerodinámica, aunque resulta muy agradable para viajar.

Comportamiento Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015: bueno dentro de los SUV

Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
El Honda CR-V tiene un buen comportamiento, aunque las inercias son las típicas de un SUV.
Ampliar

Como la mayoría de los SUV, el elevado centro de gravedad condiciona el comportamiento dinámico del CR-V, con unos balanceos bastante acusados, pero lo cierto es que mantiene la trayectoria de forma muy estable, siendo uno de los mejores de su categoría en este apartado.

En ciudad resulta muy cómodo el buen campo de visión que uno disfruta gracias a la altura y a la gran superficie acristalada, incluidos los enormes retrovisores. Las suspensiones tienen un excelente compromiso entre efectividad y confort.

Si decidimos perdernos por una carretera de montaña, responde muy bien. Las inercias son las que son en un coche de este tamaño, pero la dirección tiene un tacto muy bueno y resulta precisa, lo que ayuda a enlazar las curvas.

A la hora de rodar por autopista se agradece lo bien aislado que está su bastidor. Apenas se nota la rodadura ni su sonido, dando la sensación de viajar a bordo de un automóvil de categoría.

En el circuito de pruebas salen a relucir los inconvenientes de un alto centro de gravedad, especialmente en la maniobra de esquiva a 80 km/h, en la cual tiene que intervenir el control de estabilidad para mantener las cosas en su sitio aunque el asfalto esté seco.

Los frenos tienen una buena capacidad de retención y detienen el coche en la frenada de emergencia desde 100 km/h en unas distancias correctas, aguantando también de forma más que correcta el trabajo duro, con un buen aguante a la temperatura.

El control de estabilidad tiene un buen tarado y funciona de manera muy efectiva, sin brusquedades, lo que, unido al sistema que tensa los cinturones, demuestra que Honda ha puesto un importante empeño en el apartado de seguridad en el CR-V, logrando un coche noble, fácil de conducir y muy seguro.

Equipamiento Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015: completísimo

Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015, Villabalter, Rubén Fidalgo
El equipamiento de la unidad de pruebas es completísimo.
Ampliar

La unidad de pruebas tiene un precio de partida de 40.700 € que se queda en 37.000 con las ofertas vigentes en la actualidad, una cifra muy interesante si tenemos en cuenta el generoso equipamiento del acabado más alto de la gama.

Este Honda CR-V trae prácticamente de todo, especialmente en lo referente a sistemas de asistencia a la conducción, contando con elementos como los sensores de ángulo muerto, cámara de marcha atrássistema de alerta de cambio involuntario de carril, asistente de luz de carretera, alerta de colisión, control de crucero adaptativo,… absolutamente de todo.

Me ha llamado la atención y me ha parecido realmente práctico el detector de tráfico transversal trasero. Cuando sales de un aparcamiento en batería marcha atrás, te avisa si se aproxima algún vehículo y, además, por qué lado lo hace.

Lo que no me ha gustado tanto es el manejo de los distintos dispositivos, poco intuitivos, incluidos los del sistema multimedia. Aunque la pantalla táctil es de generosas dimensiones, sus menús son complicados y con una grafía algo desfasada. Las teclas de subida y bajada de volumen con pulsadores en vez de ruletas y ese tipo de detalles hacen que sean algo incómodos de utilizar.

Conectar y desconectar los diferentes sistemas de asistencia a la conducción tampoco resulta sencillo. Es el típico coche en el que hay que leerse el manual para ver cómo se manejan todas las funciones, algo a lo que los españoles no estamos muy acostumbrados.

En cuanto a seguridad, tiene elementos poco frecuentes en su categoría, como los cinturones de seguridad activos, que se tensan automáticamente nada más poner el contacto o si detectan aceleraciones bruscas, tanto transversales como longitudinales, un detalle que aumenta mucho la seguridad.

Resumiendo, el Honda CR-V no es barato, pero, con todo lo que trae, se puede asegurar que vale lo que cuesta.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Lava-faros
  • Alarma
  • Tercera luz de freno
  • Airbag de Cortina para plazas Delanteras y Traseras
  • Airbag conductor i-SRS (inflado de doble etapa)
  • Asientos delanteros con sistema minimizador de daños cervicales
  • Sistema electrónico de distribución de la frenada (EBD)
  • Cinturones delanteros con ELR de 2 etapas
  • Sistema de alerta de baja presión de inflado
  • Luces de frenada de emergencia
  • Avisador de Colisión Frontal
  • Avisador de cambio involuntario de carril
  • Sistema de prevención y mitigación de impactos (CMBS)
  • Faros delanteros automáticos con sensor de luz
  • Cámara trasera con función de aparcamiento
  • Faros de xenón con autonivelación
  • Luces de carretera automáticas (HSS)
  • Faros antiniebla
  • Inmovilizador electrónico
  • Control de Estabilidad y Tracción (VSA)
  • Airbag lateral conductor y acompañante
  • Apoyabrazos central delantero/trasero
  • TSA (Trailer stability assist)
  • Sistema de mantenimiento de carril (LKAS)
  • Airbag de pasajero con sistema de desconexión
  • Sistema antibloqueo de frenos ABS
  • Asistente a la frenada (BA)
  • Sistema de anclaje ISOFIX (asientos traseros exteriores)
  • Sistema de ayuda de arranque en pendiente
  • Sistema Activo de Freno en Ciudad
  • Sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico
  • Avisador de Ángulo Muerto con Sistema de Alerta de Tráfico Cruzado
  • Sensores de aparcamiento (Delanteros y Traseros)
  • Luces de giro activas (ACL)
  • Luces diurnas con tecnología LED

Confort

Equipamiento de Serie

  • Asiento conductor de altura regulable
  • Climatizador dual
  • Volante en piel
  • Asientos delanteros calefactables
  • Llantas aleación 18´´
  • Retrovisores eléctricos y calefactables
  • Retrovisor interior fotosensible
  • Sistema de apertura y arranque inteligente (Smart Entry)
  • Tapicería con acabado en piel / símil piel
  • Dirección asistida eléctrica (EPS)
  • Sistema de control de descenso
  • Control de crucero con limitador de velocidad
  • Elevalunas eléctricos traseros de un solo toque
  • Volante ajustable en altura y profundidad
  • Ganchos de carga en el maletero
  • Asiento conductor con ajuste lumbar eléctrico
  • Plegado de los asientos traseros 60/40 con sistema automático
  • Cristales de privacidad oscurecidos
  • Apagado faros temporizado
  • Toma corriente en maletero
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Asiento pasajero altura regulable
  • Pomo palanca cambios piel
  • Techo solar panorámico
  • Control de crucero adaptativo inteligente (i-ACC)
  • Bandeja cubremaletero
  • Dirección eléctrica EPS adaptable al movimiento
  • Levas de cambio en el volante
  • Parabrisas delantero con sensor de lluvia
  • Elevalunas eléctricos delanteros de un solo toque
  • Elevalunas de accionamiento remoto (vía mando llave)
  • Retrovisores exteriores con plegado eléctrico remoto (vía mando llave)
  • Portón trasero eléctrico
  • Asiento conductor con ajuste eléctrico (8 modos)
  • Asiento pasajero con ajuste lumbar eléctrico
  • Railes en el techo pintados
  • Rueda de emergencia
  • Toma de 12V delantera/Consola central/Maletero

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Radio CD
  • Pantalla multi información en color (i-MID)
  • 2x Conexiones USB / Conexión HDMI
  • Audio Premium con subwoofer
  • Honda Connect (pantalla táctil 7', Radio CD, navegador Garmin, DAB, Aha integrado, internet)
  • Mandos control audio volante
  • Radio digital DAB
  • Bluetooth - Manos libres (HFT)

Consumo Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015: podría mejorar

Prueba del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV 4x4 2015, Baiona, Rubén Fidalgo
Los consumos del CR-V se ven lastrados por las relaciones de cambio y el poco par de la mecánica.
Ampliar

Como casi siempre con las actuales normas de homologación, las cifras oficiales son algo optimistas frente a los datos de consumo real de la unidad de pruebas, especialmente en carretera a 120 km/h. Concretamente el fabricante homologa un consumo medio de 5,1 l/100 km, obtenidos de ponderar un consumo en ciudad de  5,5 l/100 km, y de 4,7 l/100 km en carretera.

En uso real, en una ciudad con bastantes pendientes y desplazamientos cortos, el consumo medio es difícil bajarlo de los 7 l/100 km, aunque podemos llegar a los 6,6 l/100 km si nos lo proponemos a base de ser muy finos con el uso del cambio y el embrague.

Si nos movemos por autopista a 120 km/h y con 3 puertos de montaña, el consumo medio llega a los 6,6 l/100 km. Una sexta un poco más larga permitiría unas cifras mejores, reduciendo el régimen de giro llaneando.

En las condiciones más favorables, por carreteras a ritmos entre 70 y 100 km/h, podemos ver medias de apenas 5 l/100 km. Se puede llegar a los 4,7 l/100 km homologados, pero a costa de una conducción muy precisa e irreal.

Con estos datos, los 58 litros del depósito de combustible dan unas autonomías en el entorno de los 800 km sin demasiados apuros.

Rivales

Honda CR-V 1.6i-DTEC Executive Sensing 4x4 160

Desde
41.100 €

Diesel


6 marchas

160

9,9

5,1

133

Audi Q5 2.0TDI Attraction 150

Desde
38.092 €

Diesel


6 marchas

150

10,9

5,3

139

Jeep Cherokee 2.0D Longitude 4x4 ADI Aut. 125kW

Desde
43.100 €

Diesel


9 marchas

170

10,3

5,7

150

Land-rover Discovery Sport 2.0TD4 HSE 4x4 150

Desde
49.850 €

Diesel


marchas

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

jcl 7 julio, 2015

hola Rubén, yo no le llamaría suv….si no monovolumen con estética TT….coche bonito y muy practico para mi criterio….en el interior me parece que induce al error la proximidad de los niveles de temperatura del motor y combustible…están a mi gusto demasiado juntos, creo que, en el primer vistazo no sabes donde empieza uno y acaba el otro…..bonitas fotos ¿ os pillo la lluvia?…. se me han puesto los pelos como escarpias viendo la foto numero 11 ¿ no rompiste nada…?…es broma….buena prueba y buen coche…un saludo.

Rubén Fidalgo 8 julio, 2015

Hola jcl, sí que me cogió la lluvia… esa semana fueron frecuentes las tormentas y me pillaron de lleno…
Me alegro de que te gusten las fotos, no te preocupes por los coches que los suelo tratar mejor que a los míos, aunque los coloque en posturas espectaculares, es cuestión de hacer las maniobras muy despacio y sabiendo lo que se hace. En cuanto al coche… contigo al 100%, es un monovolumen de aspecto 4×4. Un saludo y gracias por tu fidelidad 😉

jcl 8 julio, 2015

creo que esa falta de par a bajas vueltas se mitigarían con su cambio automatico ( creo que es de nueva factura…) si me lo comprara yo, con esa caja la compraba….

Pablo 8 julio, 2015

Hola, en la foto de los bajos, parece que hay un saliente que acerca los bajos un palmo al suelo ¿no peligran al salir del asfalto? Cuando pongan a punto los compresores eléctricos…vía libre al \”downsizing\”, con sobrealimentación desde ralentí. Por cierto, la foto con el rayo de fondo, preciosa. Un saludo.

Rubén Fidalgo 9 julio, 2015

Es el eterno que tenemos los “cuatreros”: ¿ponemos una chapa protectora o no?. Si la pones, bajas la altura libre y pega más y hay más riesgo de quedar empanzado y sin tracción en el barro, arena, etc. Si no lo pones y pegas un cancazo en el grupo… adiós…
Ese día la electricidad estaba en el aire, por la noche cayó una buena…

Rubén Fidalgo 9 julio, 2015

jcl, la falta de par en baja también la solucionarían con un turbo de geometría variable eléctrica, en lugar del neumático, que tarda más en reaccionar. También con un compresor en baja y un turbo para altas… pero eso sube el precio…

ixidro arrabal 15 marzo, 2016

Me siento muy defraudado y diria que, estafado, sobre el consumo del crv, me aseguraron que su consumo. era de 5,1 y no consigo que baje del 6,5 y procuro no pasar de 2.000 vueltas a menos de 120 kms. por hora, Es de 160 caballos.

Rubén Fidalgo 15 marzo, 2016

Hola Ixidro, los valores que comentas se acercan bastante a los que yo pude medir durante la prueba. Los valores dados por el fabricante son muy optimistas, para alcanzarlos hay que realizar una conducción muy precisa y con tráfico a favor. Revisa la presión de los neumáticos, una presión baja dispara bastante el consumo, pero de todos modos, como digo, los valores que citas son muy similares a los que yo medí en la prueba. Un saludo y gracias por compartir con nosotros tu experiencia.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba