Prueba

Prueba del Ford Kuga PHEV 2020: la chispa que le faltaba

98 fotos

Ampliar

19 de junio, 2020

La cuarta generación del Kuga se electrifica por completo y para demostrarlo nosotros hemos probado su versión más eficiente, la hibrida enchufable. Así se comporta el nuevo Kuga PHEV 2020.

Desde su llegada en el año 2007, el Kuga se ha convertido en uno de los tres pilares de Ford en Europa junto con el Fiesta y el Focus. A medio camino entre los todocaminos compactos y los medios, se ha convertido, igualmente, en un activo importantísimo para la economía española, sobre todo desde que Ford decidiera en 2012 (coincidiendo con el estreno de su segunda generación) adjudicar la fabricación en exclusiva para el Viejo Continente a la factoría valenciana de Almussafes. Para demostrarlo basta un simple dato: la mitad de su producción total corresponde al Kuga.

Te puede interesar:Primera prueba en vídeo del Ford Puma

Un panorama que Ford ha querido mejorar incluso con una cuarta generación que conocimos hace unos meses de manera telemática por culpa del COVID-19 y que ahora podemos probar en profundidad. Una entrega que la marca americana ha electrificado en su totalidad al proponer hasta tres alternativas ‘con chispa’ como son una microhíbrida, otra híbrida convencional que llegará a finales de año y el Kuga PHEV 2020 (el híbrido enchufable) que protagoniza estas líneas. Una variante que, además, tiene el honor de convertirse en el primer híbrido enchufable fabricado en España.

¿Contra quién compite el Ford Kuga PHEV 2020?

La cartera de rivales se va incrementando con el paso de los meses.

98 fotos

Ampliar

No vamos a descubrir nada nuevo si decimos que la hibridación enchufable es el sistema que mejor casa con las que son las siglas de moda, SUV. El elevado peso de este tipo de vehículos unido a una aerodinámica no del todo benévola, provocan que los consumos sean ligeramente más elevados que un utilitario, compacto o berlina de similares dimensiones. Por eso, sumar un sistema híbrido enchufable parece la solución más recomendable incluso pese al extra de peso que se suma por culpa del entramado eléctrico.

¿Cuándo conviene un coche híbrido, un PHEV o un eléctrico?

Quizá por ello, los fabricantes han ido aumentando la oferta de este tipo de vehículos. No obstante, aunque el número ha ido aumentando, sobre todo entre finales del año pasado y comienzos de este, si lo equiparamos por dimensiones, el nuevo Ford Kuga 2020 rivalizaría directamente con el DS7 Crossback E-TENSE, el Mitsubishi Outlander PHEV y Seat Tarraco FR PHEV. Si ampliamos el espectro al sector premium tendríamos ya los Audi Q5 55 TFSIe, BMW X3 xDrive30e, Land Rover Discovery Sport P300e PHEV, Mercedes GLC 300 e o Volvo XC60 Recharge, aunque la mayoría de ellos es significativamente más potentes que nuestro protagonista.

Nuestra valoración: 9,0

Diseño 8

Motor 10

Comportamiento 8

Interior 9

Equipamiento 9

Consumos 10

Destacable

  • Diseño exterior y calidad interior
  • Amplitud del habitáculo
  • Consumo bajísimo en cualquier escenario

Mejorable

  • Pocas opciones de regulación del asiento
  • Maletero algo más pequeño
  • Empuje con el motor de gasolina, en exclusiva

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Más grande y compacto

Su diseño exterior se incrementa y ahora llega a los 4,61 metros.

98 fotos

Ampliar

El hecho de haber suprimido a buena parte de sus competidores generalistas, tales como el Citroën C5 Aircross Hybrid, el Peugeot 3008 Hybrid4 o el Opel Grandland X Hybrid4 se debe, entre otros, al crecimiento experimentado por este Kuga PHEV 2020. Y es que frente a su predecesor estamos hablando de un coche significativamente más grande al haber aumentado su longitud en 8,9 cm y su anchura en 4,4 cm, llegando ahora a cubrir, respectivamente, 4,61 y 1,88 metros. Simultáneamente hablamos de un vehículo más compacto, dado que su cota de altura se ha rebajado en 2 cm, hasta los 1,66 metros.

En vivo lo cierto es que se aprecia un vehículo con mucho más empaque que antes. Circunstancia que hay que agradecer también al nivel de acabado que lo ‘vestía’, el ST-Line X el cual se sitúa como el más completo y deportivo de la gama. Visualmente el nuevo Kuga en general y este Kuga PHEV 2020 en particular, no ofrece sorpresas estéticas si cogemos el patrón de diseño de los últimos productos de la firma del óvalo. A destacar la característica parrilla frontal invertida que aumenta su tamaño e incluye la función activa (se abre y cierra automáticamente) para mejorar la incidencia aerodinámica y reducir el consumo (algo vital en este PHEV). Los grupos ópticos son ahora más grandes e incluyen desde el acabado más básico, la proyección LED.

La zaga, por su parte, contrasta con ese frontal afilado proponiendo unas formas más cuadradas y robustas. Aquí llama la atención la colocación de una doble salida de escape (real) con un difusor específico para esta versión eficiente. Y ya que la volvemos a mencionar, no podemos pasar por alto el detalle diferenciador de este Kuga PHEV 2020: la toma de carga situada sobre el paso de rueda delantero izquierdo y que se suma al emblema colocado en el portón.

El conjunto lo completan los inéditos juegos de llantas de aleación de hasta 19 pulgadas (parte con unas de 17 o 18 pulgadas en función del acabado) así como una paleta de colores más atractiva, mientras que el acabado ST-Line X aumenta el atractivo del conjunto gracias a los detalles en negro brillante (parrilla, barras de techo…) y a que ‘pinta’ en el color de la carrocería las zonas que en el acabado base están en negro.

Interior: Ergonómico y amplio

La calidad es digna de cualquier modelo Premium.

98 fotos

Ampliar

De puertas para dentro ocurre algo similar en el aspecto estético pues este Kuga PHEV 2020 se presenta con un salpicadero idéntico al que presentan los últimos productos de la firma tales como el Puma o el Focus. Lejos de ser un inconveniente lo vemos como una ventaja pues este Kuga además de vistoso está perfectamente ensamblado, empleando además materiales de gran calidad tanto visual como al tacto.

Destaca la amplitud de una consola central desprovista de cualquier palanca de cambio (en su lugar se coloca un dial giratorio), mientras que todos los comandos se encuentran bastante a mano. Todos menos los relativos a los modos de conducción, situados algo a desmano en el propio túnel central.

Lo que sí llama mucho la atención es tanto el cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas como los asientos de corte deportivo. Del primero resaltamos no solo que la pantalla cambie en función del programa escogido, sino también la posibilidad de personalizar nuestro propio menú con múltiples sub-menús pantallas diferentes (consumo, viaje 1, viaje 2, presión de los neumáticos, eficiencia eléctrica, señales…) de los cuales podemos escoger hasta siete para ir visualizando. De los asientos destacar su confort y, sobre todo, su diseño. Recogen perfectamente nuestro cuerpo y son ultra confortables tanto para sujetar nuestro cuerpo en carretera secundaria como para devorar kilómetros en autopista.

En cuanto a la pantalla central de 8,0 pulgadas (de serie en todos los acabados), poco o nada que añadir que no hayamos visto ya en otros modelos. Su funcionamiento es rápido e intuitivo y como es evidente incorporan menús específicos relativos al sistema híbrido como son el flujo de energía o las horas de carga.

Pero si hay un punto donde el nuevo Kuga 2020 ha dado un salto al frente es en la habitabilidad. Si bien su batalla solo se ha incrementado en 2 cm (hasta los 2,71 m), el confort general relativo al espacio ha aumentado considerablemente. Como demostración no solo el dato que ofrece Ford de los 105 cm de hueco para las rodillas, sino los 17 cm que teníamos nosotros con el asiento delantero colocado para una persona de 1,79 m. La altura al techo también es amplia, incluso con el techo solar equipado, siendo apto para una persona hasta de 1,90 metros; mientras que la anchura es lo suficientemente extensa para albergar tres adultos sin problemas.

Además, el nuevo Kuga PHEV 2020 gana en modularidad al presentar una segunda fila corredera. Son 15 cm de desplazamiento longitudinal permitiéndonos jugar tanto con el espacio de los ocupantes como del maletero. Antes de entrar en el volumen de carga, decir que los respaldos también son ajustables en dos posiciones.

El maletero, al que se accede mediante un portón eléctrico con función manos libres (se abre al pasar el pie por debajo) cubica un total de 475 litros creciendo en 19 litros frente a su predecesor. Cifra que puede ampliarse hasta los 675 litros si desplazamos la segunda fila hacia delante. En el caso del Kuga PHEV 2020 el volumen se reduce en 64 litros por ‘culpa’ de la batería, ofreciendo respectivamente 411 y 581 litros. Si abatimos los respaldos (en una proporción 60/40), además de quedar un piso casi plano, tendremos un volumen máximo de 1.481 litros.

Como detalles, las formas del maletero son muy cuadradas y la boca de carga se sitúa muy cerca del suelo. En cuanto a la bandeja, se mueve en conjunto con el portón pero al ser de un material textil algo endeble, no permite que coloquemos objetos demasiado pesados.

Motor: Un empuje progresivo y suave

Genera 225 CV y se notan en el empuje que demuestra, aunque es más progresivo.

98 fotos

Ampliar

Aunque el nuevo Kuga está disponible con mecánicas de combustión al uso, Ford ha puesto toda la carne en el asador con esta variante híbrida enchufable. No en vano prevén que suponga el 30% de las ventas totales del modelo, lo cual es un dato a tener en cuenta.

El Kuga PHEV 2020 se mueve gracias a la combinación de un motor de gasolina de 2,5 litros de ciclo Atkinson que genera 164 CV con otro eléctrico de 130 CV. En ningún caso hablamos de un coche de tracción total por lo que los dos motores mueven bien conjunta o independientemente el eje delantero.

Al funcionar conjuntamente generan una potencia conjunta de 225 CV los cuales se dejan notar en aceleraciones pronunciadas. El empuje combinado es muy notable, así como el del motor eléctrico, más aun teniendo en cuenta que ha de mover un conjunto de 1.905 kilos de peso. Con todo, las prestaciones son bastante buenas, cifrando un 0 a 100 km/h de 9,2 segundos y una punta de velocidad de 200 km/h (135 km/h si rodamos en modo 100% EV).

Independientemente de qué motor empleemos, el confort de marcha es altísimo y solo en las grandes demandas de velocidad se hará notar el bloque de combustión. Circulando a velocidad legal, su sonoridad es imperceptible.

Comportamiento: Destaca por su dinamismo

Como buen Ford, este Kuga es uno de los SUV más dinámicos del mercado.

98 fotos

Ampliar

En marcha el conductor se verá con un modelo puramente Ford, es decir, dinámico en todos los sentidos. Cierto es que tenemos que arrastrar un peso elevado, pero en líneas generales el comportamiento del Kuga PHEV 2020 es el de un todocamino ágil y preciso. Nos ha llamado la atención lo bien calibrada que está la dirección, con un guiado fino y exacto a nuestros requerimientos.

La suspensión está ligeramente más dura en los ST Line y eso se percibe tanto para bien, otorgándole un mayor aplomo y estabilidad en tramos revirados, como para mal, pues filtra peor las pequeñas irregularidades del asfalto reduciendo un punto ese confort tan elevado antes descrito. En cuanto al tacto del freno es el típico de un híbrido, es decir, algo más esponjoso y menos contundente que el de un Kuga ‘al uso’ pero sin peros reseñables a la hora de detenerse con seguridad. Por último, la caja de cambios de tipo CVT que es exclusiva para este Kuga PHEV 2020 cumple con nota, pues no resulta ser tan incómoda e imprecisa como en otros híbridos, sobre todo en lo relacionado a la sensación de empuje y adquisición de velocidad.

Si nos centramos en la conducción, tendremos múltiples opciones de elección a combinar los propios que incluye el vehículo: Eco, Normal, Deportivo, Resbaladizo, Nieve/Arena, con los del sistema eléctrico: VE Auto, VE Ahora, VE Más Tarde y Carga del VE. La única combinación que no es posible es la del Deportivo con los tres últimos modos eléctricos, pues, algo que entendemos como lógico ya que nadie busca las máximas prestaciones rodando en 100% eléctrico o destinando parte del potencial a la carga de la batería. La transición entre el modo Eco y el Deportivo es notoria, sobre todo en lo que a respuesta inmediata se refiere.

En marcha predomina, principalmente el uso del motor eléctrico, beneficiando así el consumo medio final (que veremos más adelante) sobre todo si dejamos activado el modo EV Auto. De hecho, fueron varios los trayectos en los que el uso del motor eléctrico superó el 75% del uso, lo cual dice mucho en su favor.

Equipamiento: Una gama sencilla pero bien dotada

La gama comercial está compuesta únicamente por tres acabados.

98 fotos

Ampliar

El objetivo de Ford con su gama comercial ha sido la de simplificarla al máximo. Solo se oferta con tres acabados partiendo del Titanium como nivel de acceso al que siguen los ST Line y ST Line X de nuestra unidad. Además, la firma del óvalo ha querido dotarle de un amplísimo equipamiento desde el inicio con, entre otros, llantas de aleación de 17 pulgadas, acceso y arranque sin llave, climatizador bizona, sensores de aparcamiento delantero y trasero, pantalla central de 8 pulgadas con sistema SYNC3 y navegador, cargador inalámbrico…

La mejora en el ST Line viene determinada por las llantas de aleación de 18 pulgadas, el cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y el kit deportivo; mientras que ‘nuestro’ ST Line X suma además el equipo de sonido B&O con 10 altavoces, el apoyabrazos trasero, la tapicería parcial de cuero, el detector de fatiga, las barras de techo en negro, los cristales traseros tintados o el asistente de luces de carretera. A ellos se suman diferentes paquetes como el Tech, el Seguridad o el Invierno, entre otros, así como elementos sueltos como el techo solar, el portón eléctrico manos libres…

En nuestro caso, con un precio de partida para el Kuga PHEV 2020 ST Line X de 41.400 € le sumaríamos otros 6.260 € en concepto de extras. No obstante, Ford ha decidido aplicar un suculento descuento comercial de 3.550 € al que podríamos sumar hasta otros 1.500 € por financiarlo y, lo que es más importante, otros 5.500 € gracias al Plan MOVES 2 que acaba de ser aprobado. De esta forma y aplicando todas las restas, nuestro Kuga PHEV 2020 ST Line X podría quedar en unos atractivos 37.614 €.

Consumo: Un auténtico mechero

En cualquier circunstancia es fácil obtener un gasto medio bajo.

98 fotos

Ampliar

De todas las virtudes que se desprenden de este Kuga PHEV 2020 la que más nos ha llamado la atención es, sin duda, el consumo. En los más de 300 kilómetros realizados durante la prueba, nos resultó muy complicado superar los 2 l/100 km. Ford homologa 1,4 l/100 km en ciclo WLTP y durante nuestra prueba llegamos incluso a mejorarlo, registrando 1,3 l/100 km. Solo el uso de los modos VE Más Tarde o Carga del VE penaliza el gasto final, incrementándolo en poco tiempo a esos 2 litros.

En ciudad, a poco que seamos conscientes del potencial eléctrico que atesora este Kuga PHEV 2020 podremos ver cómo la autonomía eléctrica es capaz de llegar a marcar 70 kilómetros, atesorando un consumo medio eléctrico que ronda los 18 kWh/100 km, algo que incluso también se puede comprobar en autovía si no nos importa circular un pelín por debajo de la velocidad máxima. Tal es así que en varias pruebas realizadas por la misma fuimos capaces de cubrir casi 63 kilómetros sin gastar una gota de combustible ni emitir un gramo de CO2 a la atmósfera.

Pero además, cuando la batería se agota por completo, la eficiencia de este Kuga PHEV 2020 es altísima. La penalización llegará al hacer uso en exclusiva del motor de combustión, véase con los modos antes citados, pues en un tramo de poco más 50 km por autovía el gasto ascendió a los 6 l/100 km, una cifra que pese a todo no está nada mal dado su peso y nivel de potencia.

Una carga de la batería que, además, será lenta por lo que es más conveniente conectar este Kuga PHEV a la red. Una acción que nos llevará, como mucho 5 horas y media en una toma doméstica con una potencia máxima admitida por el SUV americano de 3,6 kW para llenar los 14,4 kWh de capacidad que ofrece (10 kWh netos). Carga que además se puede programar mediante la aplicación Ford Pass Connect.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche