Prueba del DS7 HDi 180 CV Opera 2018

Prueba del DS7 HDi 180 CV Opera 2018

El DS7 Crossback es uno de los modelos más llamativos que hay ahora en el mercado. Su exterior tiene algunos detalles sorprendentes, pero en general es bastante parecido a lo conocido. Lo que de verdad nos acabará de enamorar de él es su cuidado interior y, sobre todo, su confort de marcha.

Nuestra valoración: 7,8 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 8

Notable

Comportamiento 8

Notable

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Interior confortable y elegante
  • Detalles personales
  • Sistema de visión nocturna

Mejorable

  • Ajustes de la carrocería mejorables
  • Consola central muy voluminosa
  • Tacto de algunos mandos

Éste es el primer DS nacido desde el primer día como tal y sin los galones de Citroën, el DS7 Crossback, un SUV que ha llevado a la producción en serie algunas de las soluciones del Concept Wild Rubis presentado en 2013. Después de la buena primera impresión dejada en la toma de contacto, ahora lo examinamos a fondo en esta prueba del DS7 HDi 180 CV con el acabado Ópera.

La enorme inercia de los prejuicios de los europeos (y de los españoles especialmente) ha hecho que la mayoría de las marcas no germanas hayan tirado la toalla intentando luchar en el segmento de las berlinas premium contra la terna de siempre: Audi, BMW y Mercedes.

La nueva moda de los SUV parece que abre nuevas esperanzas para conquistar estas cumbres, y aquí es donde entra nuestro protagonista, el DS7 Crossback.

¿Merece la pena el DS7 Crossback frente a sus rivales?

DS quiere jugar la baza de la exclusividad, el trato personalizado, el diseño, el confort y la elegancia para conquistar los corazones de los compradores potenciales del DS7 Crossback y muchas de estas premisas las satisface, aunque con matices. El trato personalizado lo pueden lograr, aunque no es fácil hacerlo simplemente cambiando el color de las baldosas y los murales de una exposición donde también se venden modelos de una marca que cada vez deprecian más dentro del grupo PSA, del mismo modo que su mantenimiento lo llevarán los mismos mecánicos.

El diseño también lo cumplen a medias. Sí, han logrado un coche atractivo con el DS7, pero sus acabados podrían ser mejores y parecen haber estado más preocupados en los fuegos artificiales de sus faros y pilotos traseros que en unas líneas realmente originales. Al final, la parte frontal y la trasera del DS7 Crossback acaban recordando demasiado a las de un Audi Q3 o un Q5.

En cuanto al confort y la elegancia sí que lo han bordado. Este DS7 Crossback ha sido uno de los coches más cómodos en los que he viajado y su interior logra hacer honor a su denominación comercial: “grand chic”.

¿Es mejor el DS7 Crossback que un BMW X3, un Audi Q5 o un Mercedes GLC? Bueno, pues para empezar, aunque por dimensiones sería contra estos modelos contra los que debería luchar, en DS insisten en que su rival natural es el Q3, lo que lo posiciona al nivel de un GLA. En este sentido, tal vez su principal rival sea el Alfa Romeo Stelvio. Frente a éste me ha gustado más el francés, que me resulta más coherente y con un interior mucho mejor rematado.

Es una pena que los acabados y algunos detalles sigan sin estar a la altura de los rivales alemanes, porque el DS7 Crossback es un modelo con potencial y en el que lo más difícil, hacer algo seductor, lo han hecho a la perfección.

Diseño ¿Inspirado por los anillos?

El DS7 tiene una buena estampa, pero los ajustes decepcionan.
El DS7 tiene una buena estampa, pero los ajustes decepcionan.
Ampliar

La originalidad ha sido una de las señas de identidad de los diseños franceses de Citroën y, aunque DS quiera renegar de su pasado, no puede huir de éste llamándose DS, como el modelo que supuso toda una revolución en el mundo del automóvil, tanto por diseño como por tecnología, hace más de 60 años. Es una lástima que el primer DS nacido ya como marca completamente escindida de Citroën no haya arriesgado un poco más en su diseño. Es llamativo, sí, pero no hay nada innovador en él.

Para empezar, su coraza delantera recuerda muchísimo a la de modelos como el Audi Q3 o Q5, tanto en su forma hexagonal como en la manera en la que se une ésta con los faros principales. Sí, luego lo han querido diferenciar con una franja cromada que separa la parte superior del faldón y unas peculiares luces diurnas led con código morse, y unos faros led que hacen mil filigranas, pero al primer golpe de vista lo que se ve es una cara ya conocida.

Tampoco la trasera derrocha originalidad pese a los llamativos efectos luminosos de sus grupos ópticos, parece que lo que no han sabido o no han querido hacer los diseñadores con las formas de la carrocería quisieran compensarlo con juegos de luces. La forma del portón trasero también la encontramos en los modelos de Audi como el A1, Q7, Q5 y Q7 (y en el Citroën C4 Picasso, ahora renombrado como C4 SpaceTourer). Se trata de una especie de concha que cierra por completo contra la trasera y que se lleva los pilotos con ella cuando la abrimos. Esto obliga a añadir otros grupos ópticos en el parachoques para mantener la parte trasera del coche iluminada mientras abrimos el maletero.

Podría parecer que no me hubiese gustado el diseño del DS7 Crossback y en realidad no es así. Me gusta (todo lo que puede gustarme un SUV) y me atrae más que la mayoría de sus rivales, pero esperaba mucho más de DS, sobre todo viendo maravillas como el Concept Numero 9, o la saga DS E-Tense Concept.

Si su conservador diseño me ha decepcionado un poco, más lo han hecho los fallos de ajuste que me he encontrado en esta unidad. Uno no puede pretender luchar en el segmento premium y calar en la opinión pública como una marca de alto standing y dejar las puertas desalineadas o mal enrasadas.

DS tiene que luchar contra una sociedad europea (y especialmente en España, que somos muy marquistas) muy prejuiciosa y comprar un DS tiene el gran inconveniente de tener que explicar a tus amigos por qué te has comprado ese coche en vez de un Audi o un BMW. Si encima de tener que explicar que su diseño es más atractivo, que es más cómodo, que está mejor equipado, que no está implicada en una trama para engañar a las autoridades en las emisiones de sus mecánicas… tienes que excusar que las puertas no están bien alineadas, que el portón trasero parece más estrecho que el marco que tiene que cubrir… mal vamos.

Sí, el DS7 Crossback tiene muchísimos detalles que hacen que sea llamativo, que a primera vista seduzca, sus luces hacen mil filigranas y tiene una percha impresionante, pero luego te acercas y es como ver a un caballero con un traje hecho a medida pero que cuando lo tienes al lado te das cuenta de que lleva la camisa toda arrugada y la corbata mal anudada.

¿Si tiene todos estos defectos por qué le doy un notable en el apartado de diseño?, pues porque realmente el DS7 Crossback es un coche bonito y que tiene muy buena pinta. Tal vez por eso me duela más que luego pinche en los detalles, que son los que de verdad acaban por hacernos creer que lo que tenemos delante es de calidad. Los alemanes son unos especialistas en lograr que cosas normales parezcan excepcionales, ése es su gran truco. Aquí en cambio he tenido la sensación de estar ante algo excepcional pero mal rematado, una pena.

Interior Elegante pero achicado

El interior del DS7 es de los más acogedores del mercado.
El interior del DS7 es de los más acogedores del mercado.
Ampliar

Al abrir las puertas del DS7 Crossback nos encontramos con un habitáculo de diseño moderno y muy elegante. El pack Opera añade al equipamiento del Grand Chic una dosis extra de lujo con un salpicadero forrado en cuero con costuras de pespuntes especiales, unos asientos formidables (de los más cómodos que he tenido ocasión de probar) por confort y diseño y molduras y decoraciones específicos.

Realmente enamora a la vista y al cuerpo cuando nos sentamos en él. La postura de conducción es muy buena y también el copiloto logra una postura muy cómoda. Tal vez la consola central sea demasiado voluminosa y nos robe más espacio del deseable para las piernas, pero no es incómodo.

La primera impresión es sensacional, pero, igual que en el exterior, pronto nos llevamos las primeras decepciones. Por ejemplo, se han gastado mucho dinero en que las piezas plásticas con acabado de aspecto metálico tengan un relieve que imita al guilloche de los relojes artesanos y de los coches de gran lujo de preguerra. Visualmente son espectaculares, pero luego los tocas y su tacto es plasticoso e incluso frágil. Lo que perciben nuestros ojos no se corresponde con lo que sienten nuestros dedos y esto decepciona.

La pantalla central tiene un buen tamaño y su aspecto también es muy bueno, pero una vez más, los gráficos no se han cuidado tanto como su aspecto y volvemos a encontrarnos con incongruencias. Eso sí, su respuesta táctil es muy buena, precisa y rápida.

El cuadro de instrumentos del DS7 Crossback es completamente digital y podemos elegir varios modos de mostrarnos la información, aunque siempre con las formas romboédricas como protagonistas. No, no es que sea un Renault, es que pretenden evocar a los diamantes.

En el tablero de instrumentos me he encontrado con uno de los elementos que más me han llamado la atención en los últimos tiempos: su visión nocturna, sencillamente espectacular, tanto como para merecer un apartado exclusivo cuando hablemos de su equipamiento.

Las plazas traseras son espaciosas y es de agradecer que sean tratadas con tanto mimo como las delanteras. Mientras que otros rivales emplean materiales de peor calidad en los paneles de puerta y en los tapizados traseros frente a los delanteros, el DS7 Crossback mantiene el buen nivel y ofrece a los pasajeros de la segunda fila las mismas comodidades, incluida la posibilidad de regular la inclinación del respaldo con unas teclas ubicadas junto a los elevalunas, en los paneles de las puertas.

Al abrir el portón trasero (que la mitad de las veces se enganchaba con el plafón donde va montado el pulsador para cerrarlo) nos encontramos con un maletero escaso para el tamaño del DS7 Crossback. Hay un pequeño doble fondo, pero eso, pequeño. Las formas son regulares y aprovechables, pero sus rivales ofrecen más capacidad de carga. Además, el umbral queda algo alto.

En definitiva, el DS7 Crossback ofrece a sus pasajeros uno de los interiores más llamativos, elegantes y confortables que hay en el mercado, pero el tacto de algunos plásticos decepciona y su maletero es escaso.

Motor Con una respuesta agradable

La versión probada de 180 CV tiene un buen rendimiento.
La versión probada de 180 CV tiene un buen rendimiento.
Ampliar

El motor 2.0 HDi de 4 cilindros con sistema de tratamiento de gases SCR (AdBlue) de 180 CV es un viejo conocido, aunque convenientemente puesto al día para adaptarse a las nuevas normativas anti contaminación.

La gran novedad está en el uso de la nueva caja de cambios automática EAT8 con convertidor de par y 8 marchas que tiene un buen funcionamiento, destacando especialmente por su suavidad. Disponemos de varios modos de funcionamiento que varían, además de la respuesta del cambio, la sensibilidad del pedal del acelerador y el tacto del chasis.

Además, podemos manejarla en modo secuencial mediante unas levas en el volante, que son las mismas que podemos encontrar en un C4 Picasso de hace algunos años y cuyo tacto es algo decepcionante, pero no importa, casi nunca vamos a recurrir a ellas y preferiremos dosificar las marchas usando el pedal del acelerador.

Pese a su aspecto SUV, el DS7 Crossback tiene claro que no va a pisar fuera del asfalto más allá del parterre de la urbanización, así que no hay tracción total, al menos en la oferta disponible actualmente.

Los franceses siempre han prestado una atención especial a la comodidad de sus suspensiones y en este DS7 Crossback lo han logrado. Es increíble que un coche calzado con unas ruedas de perfil bajo (235/45-20) resulte tan confortable, filtre tan bien las grietas del asfalto o las bandas reductoras de velocidad y que transmita la sensación de rodar en una gran berlina de lujo.

Tavares (CEO de PSA) prometió que no echaríamos de menos la suspensión hidroneumática con esta nueva suspensión del DS7 Crossback, pero no es del todo cierto. Sí, el confort es prácticamente el mismo que se lograba con la hidroneumática, pero nos perdemos otras ventajas como su control de altura constante, el poder variar la altura de la carrocería o el formidable sistema Activa que elimina por completo el balanceo de la carrocería.

Comportamiento El confort es la clave

En el DS7 Crossback se ha buscado, ante todo, el máximo confort.
En el DS7 Crossback se ha buscado, ante todo, el máximo confort.
Ampliar

El DS7 Crossback es uno de los coches más cómodos que hay actualmente en el mercado. Lo mejor de todo es que este confort no lo convierte en un “cepo” en la carretera y es más preciso de lo que en un principio nos pueda parecer por la suavidad con la que nos trata.

En ciudad es una gozada no sentir las tapas del alcantarillado, los cortes en el asfalto de las obras del mes pasado, las bandas reductoras de velocidad… todo eso lo pisamos con suma suavidad. Tal vez echaremos en falta algo más de aislamiento acústico de la mecánica, que es muy rumorosa por fuera y se cuela algo en el interior… aunque siempre podemos subir el volumen de la música y se acabó el problema.

Gracias al cambio automático y la buena respuesta del motor, el DS7 Crossback es un coche muy fácil de conducir en ciudad y sólo su tamaño y sus carísimos faros delanteros (con todos los motorcitos que mueven sus “diamantes” tienen que costar un riñón) nos impondrán cierto respeto en las maniobras.

Sin duda, su hábitat son las autopistas y autovías, donde podremos viajar con una comodidad que no encontraremos salvo que apuntemos a aparatos como la Clase S, Serie 7 o A8. En curvas rápidas transmite confianza, aunque si en pleno apoyo cambiamos de asfalto o pasamos por una junta de dilatación notaremos cierta pérdida de precisión en la dirección.

En carreteras secundarias sigue siendo el confort lo más destacable, pero nos soprenden sus reacciones en zonas reviradas. No es el coche más ágil del mundo, pero es mucho más preciso de lo que nos pueda hacer pensar en un principio su suavidad. Frente a modelos con suspensiones neumáticas (ojo, no digo hidroneumáticas), el DS7 Crossback tiene unas reacciones más naturales.

En el circuito de pruebas se confirman estas impresiones iniciales. El control de estabilidad hace bien su trabajo y mantiene las cosas bajo control si lo hacemos mal. La maniobra de esquiva a 80 km/h la salva con buena nota, sin reacciones extrañas y, aunque nos frenará bastante, en todo momento la trayectoria es limpia y no tenemos la sensación de perder el control.

Los frenos también cumplen bien su cometido, con unas distancias de frenado de emergencia aceptables y un buen aguante al calor, manteniendo bien el tipo después de varios intentos.

En definitiva, el DS7 Crossback convence por su comodidad y por ser más efectivo de lo que ese “tacto blando” nos pueda hacer suponer a priori. No será el más rápido en Nürburgring, pero sí llegaremos con menos fatiga en el cuerpo que ningún otro.

Equipamiento Con visión nocturna

El sistema de visión nocturna del DS7 es espectacular.
El sistema de visión nocturna del DS7 es espectacular.
Ampliar

El DS7 Crossback Grand Chic cuenta con un equipamiento de serie muy completo en el que no echaremos de menos nada, pero podemos mejorarlo con packs como el Opera y personalizar bastante nuestro coche para adaptarlo a nuestros gustos. La buena noticia es que, a diferencia de sus rivales alemanes, vestir un coche al nivel del que puedes ver en esta prueba no dispara la factura demasiado.

Para contar con todo este equipamiento en un Audi Q5, por ejemplo, tendremos que soltar casi 10.000 euros más que en este DS7 Crossback y no tendremos un coche 10.000 euros mejor que éste, así de claro.

Esta unidad se queda por debajo de los 50.000 euros, sigue siendo mucho dinero y tendremos que explicar al vecino por qué nos hemos gastado esa cantidad en un coche desconocido en vez de en un BMW, pero no habremos tirado el dinero.

Llantas de aleación de 20 pulgadas, pintura metalizada con efecto perlado, faros full led adaptativos ( y que rotan y hacen mil filigranas cuando lo encendemos), portón trasero de apertura automática, climatizador con mandos independientes en las plazas traseras, asientos traseros con respaldos regulables eléctricamente, techo panorámico, control de crucero adaptativo, asistente de aparcamiento automático, volante multifunción… realmente está muy bien equipado.

En materia de conectividad no va mal servido, aunque le faltan las aplicaciones que ya empiezan a ser frecuentes en sus rivales para controlar más parámetros del coche desde el móvil, como poder consultar la autonomía restante, enviar una ruta al navegador, etc.

El DS7 Crossback equipa una buena batería de ADAS (asistentes avanzados a la conducción), aunque algunos de ellos no me han convencido por trabajar peor que en sus rivales, como el asistente de mantenimiento en el carril, que está a años luz de los de Audi, por ejemplo. Tampoco el control de crucero adaptativo me ha gustado demasiado, con bastantes falsas alarmas a la hora de adelantar en autovía a un camión en las curvas hacia la izquierda (el sistema interpreta que el camión está en nuestro carril y nos frena innecesariamente).

De todos los gadgets y sistemas integrados en el DS7 Crossback, el que más me ha impresionado es el de visión nocturna. Ya lo había probado antes en modelos como el Audi A7, pero en este caso su funcionamiento es mucho mejor y la pantalla donde muestra lo que ve el sensor nocturno frontal es enorme.

Sobre el logo de DS de la coraza delantera tenemos la cámara de visión nocturna, que cuenta con un surtidor de agua para mantenerla limpia constantemente. Cuando las condiciones de luz exteriores se reducen se activa la posibilidad de poner el cuadro de instrumentos en modo “Vision Nocturna”. Todo el display nos muestra lo que ve la cámara y su alcance es mucho mayor que el de los faros. Me ha impresionado que también funciona correctamente con niebla.

Además de ver perfectamente el contorno del recorrido, este sistema resalta los peatones y animales que puedan aparecer en la calzada. Primero los enmarca en color amarillo y, si están demasiado cerca, ese marco se vuelve rojo y, además, suena una alerta.

Su funcionamiento es francamente bueno y proporciona un extra de seguridad muy importante. Echa un vistazo a la galería de fotos para verlo.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • ESP (control dinámico de estabilidad) + ASR (antipatinaje de ruedas)
  • Fijaciones Isofix en asientos laterales traseros
  • Detector de neumáticos poco inflados
  • Sistema de vigilancia ángulo muerto
  • Airbags frontales en las plazas delanteras, cond esactivación por llave del airbag pasajero
  • Airbags laterales tipo torax plazas traseras
  • Encendido automático de luces de cruce
  • Control de estabilidad el enganche de remolque
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Faros diurnos de LED
  • Proyectores delanteros de xenón + Halógenos
  • Activación automática de faros y limpiaparabrisas
  • Lane Keeping Assist
  • Airbags frontales en las plazas delanteras, con desactivación por llave del airbag pasajero
  • DS 3D Rear Lights
  • ABS con ayuda a la frenada de urgencia (AFU) y repartidor electrónico de frenada (REF)
  • CTI (control de tracción inteligente)
  • Sensor de aparcamiento delantero
  • Airbags laterales tipo torax plazas delanteras + airbag de cortina para plazas delanteras y traseras
  • Alerta activa por cambio involuntario de carril
  • Encendido automático de luces de emergencia en caso de frenado brusco
  • Encendido automático de luces
  • Reconocimiento ampliado de señales de tráfico
  • Cámara de visión trasera
  • Alerta de atención del conductor por cámara
  • Proyectores DS Active Led Visiom
  • Airbags laterales tipo torax plazas delanteras + airbag de cortina para plazas delanteras
  • Faros antiniebla de LED con función Cornering Light
  • Airbag de cortina para plazas delanteras

Equipamiento Opcional

  • 311.77 €Alarma
  • 311.77 €DS Connected Cam

    Confort

    Equipamiento de Serie

    • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros, secuenciales con antipinzamiento
    • Pack Modular
    • Llantas aleación 18´´
    • Limitador de velocidad
    • Regulador de velocidad adaptativo
    • Retrovisores abatibles eléctricamente y con proyección logo DS en el suelo
    • Cuadro de instrumentos digitral 30
    • Banqueta trasera abatible 2/3 - 1/3 y 3 apoyacabezas
    • Volante con levas para cambio de marcha
    • Asientos delanteros con reglaje lumbar eléctrico
    • Safety Pack
    • Retrovisores abatibles eléctricamente con logo DS
    • Asientos delanteros calefactados y ventilados
    • Alfombras delanteras y traseras
    • Pack Asientos eléctricos
    • Parabrisas acústico
    • Lunas laterales traseras y luna trasera sobretintadas
    • Doble cánula de escape cromada
    • Hill Assist (ayuda a la salida en pendiente)
    • Climatizador automático bi-zona
    • Rueda de repuesto tipo galleta
    • Dirección asistida variable
    • Acceso manos libres
    • Cristales laterales y luna trasera laminados y acústicos
    • Retrovisor interior sin marco y electrocromo
    • Barras de techo
    • Cierre automático de puertas, portón y tapa de carburante al iniciar la marcha
    • Volante regulable en altura y profundidad
    • Banqueta trasera reclinable eléctricamente
    • Asientos delanteros regulables en altura
    • Arranque manos libres
    • Tapicería cuero integral
    • Asientos delanteros eléctricos y con memoria
    • Climatizador automático bi-zona con función REST
    • Inspiración DS Rivoli
    • DS Active Scan Suspension
    • Pack Asientos confort
    • Encendido automático de limpia parabrisas
    • Apertura y cierre de lunas a distancia
    • Carcasas de retrovisores exteriores en negro

    Equipamiento Opcional

    • 415.7 €Pintura Blanco Banquise
    • 103.92 €Pedales y reposapiés de aluminio
    • 1975 €Pack Grand Chic X-Road
    • 831.41 €Pintura Nacarada Blanco Nacarado
    • 363.74 €Llantas aleación 19' Roma
    • 103.92 €Retrovisores interiores electrocrómicos
    • 519.62 €DS Connected Pilot
    • 623.56 €Pintura Metalizada / Opaca
    • 2494.21 €Pack Grand Chic
    • 2078.51 €Inspiración DS Opera (Grand Chic)
    • 831.41 €Pintura Nacarada Rojo Absolute
    • 1039.26 €Techo Panorámico practicable
    • 311.77 €Asientos delanteros calefactados
    • 779.44 €Llantas aleación 20' Tokio
    • 779.44 €Asiento delantero con función masaje, calefactado y ventilado
    • 519.62 €Pack Easy Access
    • 103.92 €Retrovisores exteriores electrocrómicos

    Multimedia y Audio

    Equipamiento de Serie

    • Ordenador de a bordo
    • Reloj B
    • 2 tomas USB Data en parte trasera
    • Radio numérica
    • Pantalla táctil 30
    • Pantalla táctil 8¨
    • Toma USB Data en parte delantera

    Equipamiento Opcional

    • 935.33 €Hifi System Focal Electra

      Otros

      Equipamiento de Serie

      • Mirror Screen
      • Iluminación interior LED Polyambient
      • Intermitentes dinámicos
      • Advanced Safety Pack
      • Iluminación interior LED
      • Freno de mano eléctrico automático
      • Frenado de emergencia automático

      Equipamiento Opcional

      • 1506.93 €Pack Business
      • 51.96 €Kit de seguridad
      • 2390.29 €Pack Performance Line
      • 311.77 €DS Driver attention monitoring + Advanced Safety Pack
      • 207.85 €Pack PolyAmbient

      Consumo En la media

      Los consumos del DS7 son ajustados para su porte y prestaciones.
      Los consumos del DS7 son ajustados para su porte y prestaciones.
      Ampliar

      Aunque la diferencia entre el valor homologado y el medido durante la prueba es considerable, los consumos del DS7 Crossback con el motor HDi de 180 CV pueden ser considerados como buenos y la autonomía de su depósito de 55 litros, aceptable. Lo normal es que podamos hacer alrededor de 750-800 km con un depósito en el DS7 Crossback.

      Esto es posible gracias a que los consumos a los máximos legales en autopista y autovía se quedan en 6,5 l/100 km, que es un buen valor para su peso y aerodinámica.

      En ciudad es donde más se dispara la cosa y pasamos de los 6,1 l/100 km declarados por DS a los 7,8 l/100 km medidos durante la prueba en ciudad.

      En carreteras secundarias, con cruceros entre 70 y 100 km/h se pueden cumplir los valores homologados de 4,2 l/100 km, pero en un uso real, con algún adelantamiento y tráfico, lo normal es que nos movamos en el entorno de los 5,2 l/100 km.

      Rivales Rivales del DS7 Crossback diésel de 180 CV

      DS7 Crossback 2.0BlueHDi Grand Chic Aut. 180

      Desde
      45.150 €

      Diesel

      Automático
      marchas

      Q3 2.0TDI Black line competition quattro S tronic 135kW

      Desde
      46.638 €

      Diesel

      Automático
      7 marchas

      184

      7,9

      5,2

      146

      QX30 2.2d Premium Tech AWD 7DCT

      Desde
      45.275 €

      Diesel

      Automático
      7 marchas

      170

      8,5

      4,9

      128

      Stelvio 2.2 Executive RWD 180 Aut.

      Desde
      48.560 €

      Diesel

      Automático
      8 marchas

      180

      7,6

      4,7

      124

      Comparte este artículo

      Suscríbete a nuestra newsletter

      Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

      * He leído la Política de privacidad

      Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

      Te puede interesar...

      Comenta este artículo

      * He leído la Política de privacidad

      Ir arriba