Prueba del Citroën C3 PureTech GLP: ahorrar a todo gas45

Prueba del Citroën C3 PureTech GLP: ahorrar a todo gas

14 Agosto, 2017 por

Si quieres ahorrar mucho dinero en combustible cada día, el Citroën C3 con GLP puede ser una de las mejores alternativas. Date prisa, antes de que el Gobierno decida gravar con más impuestos a estos combustibles alternativos, que ahora cuestan la mitad que los convencionales.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

Diseño 8

Notable

Motor 6

Bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 9

Sobresaliente

Destacable

  • Ahorro en uso diario
  • Soluciones prácticas
  • Confort

Mejorable

  • Falta de potencia
  • Tecla de GLP poco visible
  • Sin rueda de repuesto

Citroën ha añadido una versión bifuel a la gama del Citroën C3 y nos hemos decidido a probar esta alternativa, cada vez más interesante. Mientras los coches eléctricos e híbridos enchufables siguen siendo caros y la red de recarga en España tercermundista, los coches con GLP son una alternativa muy interesante.

El hecho de ser bi-fuel (funciona con gasolina y/o GLP) supone pagar un extra de 1.500 euros (diferencia entre el C3 PureTech 82 y el GLP), mientras que, al pasar del motor de gasolina al diésel con el mismo acabado (Feel), la diferencia es de 1.600 euros frente al HDi de 75 CV y de 2.500 € frente al de 100 CV. La comparativa más justa es con el de 75 CV, pues, debido al turbo y al mejor par motor, sus prestaciones son incluso mejores que las del PureTech 82, que se queda algo justo de empuje.

Si pensamos en ahorrar en consumo puro y duro, la cosa está muy igualada entre el HDi y el GLP: en ambos casos deberemos hacer alrededor de 15.000 km anuales para que empecemos a amortizar la diferencia de precio. La ventaja del GLP es que su coste de mantenimiento es menor y su fiabilidad mayor, sin el complicado y caro sistema de filtro de partículas imprescindible en el diésel. La otra gran ventaja es que el de GLP está considerado más ecológico, de modo que tendremos menos problemas tal y como se está poniendo la legislación con los “petroleros”.

Concluyendo, el C3 GLP nos compensará si hacemos los kilómetros suficientes y, si la duda es si diésel o GLP, si tus recorridos suelen ser cortos y urbanos, te recomiendo el de gas. Si, por el contrario, la mayoría de tus recorridos van a ser interurbanos y por carretera, el diésel es más ahorrador y tiene más “punch” en los adelantamientos y rampas.

No te pierdas estos artículos relacionados con los coches de gas:

Nada en el exterior nos indica que se trata de una versión bi-fuel.45
Nada en el exterior nos indica que se trata de una versión bi-fuel.

No hay nada en el exterior que nos sugiera en ningún momento que estemos ante una motorización distinta al ponernos frente a este C3. Para saber que se trata del C3 bi-fuel de GLP, hay que abrir la tapa del depósito de combustible, donde veremos la boca de repostaje de gasolina y la de autogás.

Por todo lo demás, es un Citroën C3 con el acabado Feel y algunos detalles de personalización, como las llantas, el techo en otro color y las carcasas de los antiniebla a juego con los retrovisores.

Poco que añadir, pues, en este apartado a lo ya comentado en la prueba del Citroën C3 PureTech. Es un coche atractivo, ligero, con detalles prácticos y con unos acabados correctos para su precio, aunque en esta unidad concreta hay un molesto ruido aerodinámico que proviene de la puerta delantera derecha, probablemente debido a un mal ajuste de la misma.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba