*

Prueba del Audi RSQ3 2.5 gasolina 340 CV28

Prueba del Audi RSQ3 2.5 gasolina 340 CV

24 Enero, 2017 por

Audi da una vuelta de tuerca a la versión más deportiva de su SUV sub-compacto, el RSQ3. Más potente, y más ecológico, el nuevo coche está pidiendo a gritos unas ruedas de tacos, un protector de cárter más robusto y un camino sin muchos agujeros.

Nuestra valoración: 7,8 Notable

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 10

Excelente

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Deportividad
  • Reducción de consumos
  • Grupo motor/propulsor

Mejorable

  • Precio
  • Equipamiento opcional
  • Tamaño maletero

Con el Audi RSQ3, de motor de gasolina de 5 cilindros, 2,5 litros y 340 CV, la marca de los cuatro aros nos propone un coche muy minoritaro. El Audi RSQ3 parte de la gama del Audi Q3 pero está debidamente “vitaminado” para ser el más deportivo de todos.

Para empezar, el motor es nuevo y no lo comparte con sus hermanos Q3, pero sí con el RS3. Se trata de un bloque de 5 cilindros y 2,5 litros que ha pasado de entregar 310 CV a desarrollar 340 CV. Además, hay una versión superior, que entrega 367 CV.

Aparte del aumento de potencia, el motor ha reducido los consumos. Se asocia, como ya lo hiciera el anterior, con una caja de cambios automática de 7 marchas. Esta potencia llega a las 4 ruedas con un sistema de tracción a las cuatro ruedas “quattro” con el embrague de reparto de tracción modificado.

Con un comportamiento propio de un vehículo de altas prestaciones, con una rápida entrada en curva y elevada estabilidad, las altas prestaciones se complementan con el lujo en el acabado interior.

La parrilla delantera mantiene la seña de identidad de la gama Q3.28
La parrilla delantera mantiene la seña de identidad de la gama Q3.

Mucho tendremos que fijarnos para distinguir los cambios entre este y el anterior RSQ3, pero, como las meigas, “haberlos, haylos”. El actual Audi RSQ3 se ha puesto al día coincidiendo con la renovación de la gama del Audi Q3 y, como el resto de la gama Q3, el RSQ3 se fabrica en por Seat en Barcelona.

Exteriormente destaca la parrilla “Singleframe”, denominación que utiliza Audi para designar su diseño de parrilla realizada en un solo trazo. De nuevo diseño, tiene un marco que parece de aluminio y acabado mate. La parrilla en sí tiene diseño de nido de abeja y, en el lateral superior izquierdo, tiene el emblema que delata a las versiones más deportivas de Audi.

De hecho, la marca no ha escatimado en indicar a propietario y “amigos” que están en la versión RSQ3, con indicaciones en los umbrales de las puertas, el volante, los asientos delanteros y en la parte delantera y trasera de la carrocería.

Remarcada deportividad

Eso, por si las enormes entradas de aire del frontal o los grandes frenos rojos –también con las siglas RS y sólo disponible en opción- no nos lo habían dejado claro. Un orgullo verlo y enseñarlo. Y, por cierto, si queréis hacerlo aún más “RS”, podéis pedirlo en azul Sepang efecto perla, un color exclusivo para el modelo. Para los que quieran una imagen más personal, Audi ofrece 4 paquetes ópticos, dos acabados en negro brillante y dos en aluminio mate.

Detalles menores que conforman la nueva imagen del RSQ3 son las barras de aluminio en el techo, el spoiler sobre el portón del maletero o el tubo de escape elíptico, junto con los nuevos pilotos de leds y los faros de xenón.

Te puede interesar...

Nacho Torres

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba