Prueba

Prueba: Audi A3 Cabrio 2.0 TDI 150 CV 2014

56 fotos

Ampliar

29 de octubre, 2014

El Audi A3 Cabrio ofrece la posibilidad de disfrutar del placer de viajar al aire libre a 4 ocupantes y, en el caso de la versión 2.0 TDI, con buenas prestaciones y consumos. El ajuste de la capota es excelente y mantiene ciertas dotes prácticas, pero tiene un enemigo dentro de su familia (y no es el VW Golf). ¿Te imaginas cuál?

La última generación del Audi A3 Cabrio saca partido de contar con una carrocería sedán (que no estaba disponible en la anterior familia del compacto) para ofrecer un mayor espacio interior tanto a los pasajeros como al equipaje -con un maletero que cubica un total de 320 litros de capacidad-, pero también para lograr una estética más elegante y diferenciada de la de su primo, el VW Golf Cabrio.

Con una buena calidad constructiva y una capota de lona completamente estanca y que aísla bastante del exterior, tanto de la temperatura como de los ruidos, el A3 descapotable es un modelo interesante… Aunque es justo reconocer que pierde bastante espacio para las plazas traseras respecto al Sedán o el Sportback y que el cierre y el aislamiento del VW Beetle Cabrio me han parecido mejores.

La versión elegida para este “examen” es la que a priori parece la más atrayente, con la mecánica 2.0 TDI de 150 CV. Ofrece un buen compromiso entre prestaciones y consumos, y está asociada a la caja de cambios manual de 6 velocidades.

Con un precio de partida que ronda los 37.000 euros, la unidad de pruebas añade otros 10.000 € en extras como las llantas de 19 pulgadas, el paquete de carrocería S-Line, el navegador, los asientos deportivos, los faros Full LED o el extraordinario equipo de sonido firmado por Bang & Olufsen. ¿Merece la pena gastar casi 50.000 € en un “sencillo” Audi A3 Cabrio de 150 CV? Vamos a verlo.

Nuestra valoración: 7,2

7

8

8

7

6

7

Destacable

  • Imagen de marca.
  • Ajuste de la capota.
  • Rigidez del bastidor.

Mejorable

  • Precio de las opciones.
  • Estética impersonal.
  • Acceso al maletero.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Audi A3 Cabrio 2.0 TDI: poco "carisma"

El Audi A3 Cabrio tiene un diseño elegante y clásico.

56 fotos

Ampliar

Al nuevo Audi A3 Cabrio le ha venido de perlas contar con un sedán en su familia, permitiendo que en esta generación se diferencie claramente de su primo (el VW Golf Cabrio) al tomar como punto de partida la silueta y proporciones de la versión de tres volúmenes, en lugar de la de dos.

Sus líneas son elegantes y típicas de un cabrio clásico, con un parabrisas muy tendido y una zaga en cuña más larga que la de la generación anterior, lo que le da aspecto de “más coche” y hace que el nuevo cabrio compacto de Audi resulte atractivo a la vista.

El parabrisas con el marco en aluminio cepillado es ya una seña de identidad de los modelos abiertos de la marca de Ingolstadt y me parece todo un acierto estético, diferenciador y elegante.

Aunque las proporciones son agradables y el A3 Cabrio resulta atractivo, lo encuentro algo falto de personalidad, recordándome demasiado a modelos “del pasado”, como el último A4 Cabrio. Esto hace que “pierda terreno” frente a competidores algo más audaces, siendo el BMW Serie 2 Cabrio presentado en el Salón de París 2014 el más reciente.

Como de costumbre en los modelos alemanes, este A3 es uno de esos coches que uno necesita “vestir” un poco para aumentar su atractivo. En el caso de esta unidad concreta, las llantas de 19 pulgadas (que suponen un extra de más de 2.000 €), el paquete de carrocería S-Line y los faros delanteros LED se encargan de que su aspecto resulte mucho más llamativo, especialmente en la vista frontal.

Siempre he encontrado más elegantes los cabrios con la capota de lona frente a los de techo abatible, que están obligados a dejar una parte trasera muy voluminosa en la que ocultar las distintas piezas que componen su cubierta mecánica. En el caso del A3 Cabrio la capota es algo lenta; necesita los 7 segundos empleados por la lona del Beetle Cabrio… multiplicados por tres. Pero tiene una explicación: a diferencia del VW, el Audi esconde por completo su techo bajo la tapa trasera, dejando una línea continua muy elegante una vez descapotado y protegiendo el tejido de la capota de roces.

Interior: Audi A3 Cabrio 2.0 TDI: un poco más de espacio...

El interior del Audi A3 Cabrio ofrece 4 plazas, aunque las traseras son algo angostas.

56 fotos

Ampliar

La ventaja de realizar el descapotable sobre una carrocería sedán es dotar de un mayor espacio interior a la nueva generación del A3 Cabrio, pero sigue sin ofrecer unas plazas traseras lo bastante amplias como para que dos adultos viajen en ellas con suficiente hueco para las piernas. Además, los respaldos traseros están muy verticales (el mecanismo de la capota necesita espacio), por lo que afrontar un viaje largo sentado en la segunda fila sigue siendo incómodo.

Todo lo contrario sucede con las plazas delanteras, que son realmente confortables, especialmente con los excelentes asientos deportivos, por los que pagaría con gusto el extra de 900 € que suponen. Sin ser baratos, me parecen más recomendables que las llantas de 19 pulgadas (que cuestan más del doble). Además de amoldarse al cuerpo perfectamente, estos asientos mejoran el aspecto del interior del A3.

La calidad de los materiales empleados no admite crítica, ni tampoco los ajustes, un apartado importante en un descapotable, ya que su menor rigidez estructural fomenta la aparición de grillos si las distintas piezas que componen el interior no están bien ensambladas.

Los mandos tienen una distribución bastante lógica y el sistema de infoentretenimiento se maneja de manera sencilla e intuitiva.

El maletero tiene una capacidad buena dentro de lo que uno espera encontrar en un descapotable, pero la tapa que deja acceso a su interior es demasiado pequeña y los 320 litros sólo están disponibles con el techo cerrado. Si queremos descapotar el A3, necesitamos desplegar el cajón en el que se oculta la lona, lo cual reduce la capacidad del maletero a poco más de la mitad. Otro punto a favor del Beetle Cabrio, cuya capota no interfiere en absoluto en el espacio del maletero.

La buena noticia es que hay un hueco para llevar una rueda de repuesto (de tipo galleta), mucho más útil que el kit antipinchazos cada vez más frecuente.

Motor: Audi A3 Cabrio 2.0 TDI: buenas prestaciones

La caja de cambios manual de 6 marchas y el motor 2.0 TDi son una buena combinación para viajar.

56 fotos

Ampliar

El motor 2.0 TDI de 150 CV ya no tiene secretos a estas alturas, siendo una de las opciones mecánicas más versátiles del grupo VAG, que lo ofrece en la mayoría de sus modelos. Su funcionamiento es agradable, aunque, en un vehículo que pretende cierto refinamiento y que cuesta casi tanto como un Porsche Boxster, podría estar algo mejor insonorizado o contar con un rumor más agradable, especialmente al ralentí.

La caja de cambios manual tiene un buen tacto y su accionamiento es bastante rápido, lo que unido a la buena respuesta del propulsor nos permitirá cierto grado de diversión si nos perdemos por una carretera virada.

Lo mejor de esta combinación mecánica es su equilibrio entre prestaciones y consumos, permitiendo unos adelantamientos seguros y unos cruceros desahogados sin que el gasto se nos dispare.

Es cierto que hay motores más potentes en la gama A3, pero creo que un cabrio no necesita unas cifras desorbitadas para divertirse con él. Más que la velocidad, lo que importa en un descapotable es disfrutar del recorrido en sí, algo que se puede conseguir de sobra con los 150 CV de este grupo propulsor.

Comportamiento: Audi A3 Cabrio 2.0 TDI: un chasis muy bueno

El chasis del Audi A3 Cabrio tiene un chasis excelente en cuanto a rigidez y comportamiento.

56 fotos

Ampliar

El punto débil de un descapotable es siempre la rigidez de su chasis. Es algo así como una botella de agua mineral de plástico: mientras está con el tapón cerrado, es difícil deformarla, pero en cuanto la destapamos, es más sencillo “chafarla”.

En el caso del A3 Cabrio, nos encontramos con un bastidor con una buena rigidez estructural, lo cual es básico para lograr un buen comportamiento dinámico. Es imposible que alcance el nivel de las versiones cerradas, pero es muy bueno, incluso apurando al máximo en el circuito, donde ha salido airoso de la prueba de esquiva y de la frenada de emergencia sin el menor amago o reacción extraña.

En ciudad resulta algo incómodo por las llantas de 19 pulgadas y la reducida visibilidad cuando circulamos con la capota cerrada. En esta situación, tanto el tamaño de la luneta trasera como el grueso “pilar C” de lona aumentan de forma notable nuestro ángulo muerto.

En carretera, el A3 Cabrio circula con aplomo y nos permite ciertas licencias si nos encontramos “juguetones” en una zona revirada. Su precisión viene lograda en gran medida por el buen tacto de la dirección, que cuenta con un óptimo nivel de asistencia y además es bastante rápida, con menos de 3 vueltas de volante entre topes.

En vías rápidas también resulta eficaz y mantiene un buen nivel de confort incluso descapotado, siempre y cuando no vayamos en las plazas traseras, que por encima de los 100 km/h empiezan a acusar de forma incómoda las turbulencias que se generan en la parte posterior de todos los cabrios. Si no llevamos compañeros de viaje en la segunda fila, podemos montar el cortavientos; evitaremos esos rebufos… y el frío.

Equipamiento: Audi A3 Cabrio 2.0 TDI: hay que vestirlo

El Audi A3 Cabrio es uno de esos coches que hay que equipar bien para que resalte toda su belleza.

56 fotos

Ampliar

El nivel de equipamiento de esta unidad es muy completo: alerta de ángulo muerto, navegador, control de crucero adaptativo, faros Full LED, asientos deportivos… pero, como decía al comienzo, la mayoría mediante talonario, por lo que la nota en este apartado no será muy alta.

Algunos detalles que sí se incluyen de serie y que me parecen muy inteligentes son el climatizador, que adapta sus grados y funcionamiento de forma automática cuando descapotamos, subiendo la temperatura hasta los 24ºC si fuera “hace fresco”. Echo de menos, eso sí, unos asientos calefactados en este A3, lo cual permitiría disfrutar más de los viajes al aire libre, aunque la temperatura exterior apenas llegase a los 10ºC.

Los faros con tecnología LED proporcionan una buena iluminación y además cuentan con un sistema de asistencia de la luz de carretera que funciona bastante bien (salvo con el gálibo de los camiones: lo detecta muy tarde, por lo que los vamos deslumbrando más de lo necesario). Lo mismo puede decirse del control de crucero adaptativo.

Otra opción equipada y que me parece interesante es el sistema de sonido Bang & Olufsen, con una calidad de audio extraordinaria que nos ayudará a disfrutar aún más de los viajes descapotados… y a enmascarar el sonido de la mecánica.

Consumo: Audi A3 Cabrio 2.0 TDI: un buen rutero

El Audi A3 Cabrio 2.0 TDi ofrece unos consumos muy ajustados.

56 fotos

Ampliar

Los consumos del Audi A3 Cabrio son bastante buenos si tenemos en cuenta el mayor peso y la peor aerodinámica de la carrocería descapotable, que hace que las cifras sean más elevadas que en las versiones cerradas.

En ciudad, pese al buen funcionamiento del sistema de arranque y parada automático, el A3 2.0 TDI arroja una media de gasto de carburante que ronda los 7 l/100 km.

En el otro extremo están las cifras que se pueden lograr mientras rodamos a cruceros entre 70 y 90 km/h, que son las condiciones más favorables y en las cuales el ordenador de viaje nos deja medias de 5,6 l/100 km, un valor muy bueno.

Con el control de crucero a 120 km/h en autopista, este dato sube hasta los 6,2 l/100 km.

Con estos valores, es fácil lograr autonomías que superen los 700 km, lo que no está nada mal.

Rivales

Vehículo

Audi A3 Cabrio 2.0TDI Ambition

Opel Cabrio 2.0CDTi S&S Excellence 195

Peugeot 308 CC 2.0HDI FAP Allure

Volkswagen Beetle Cabrio 2.0TDI Sport 140

Precio Desde
37.821 €
Desde
35.300 €
Desde
34.510 €
Desde
31.350 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 150 195 163 140
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,9 9,4 8,9 9,9
Consumo Medio (l/100 km) 4,2 5,2 5,7 5,1
Emisiones CO2 (g/km) 110 138 149 134

Comparte este artículo:

Comentarios

marta 29 octubre, 2014

Que soso me parece el color blanco con la capota negra…¿se puede pedir con la lona azul marino?

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche