Prueba de larga duración del Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV 201333

Prueba de larga duración del Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV 2013

27 Noviembre, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

El Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo cuenta con una mecánica muy potente, pero lastrada por una carrocería cuya masa es considerable. Su interior es versátil, aunque algunos elementos como la consola central configurable son una fuente de ruidos que empañan la calidad percibida.

No valorado

Destacable

  • Espacio interior.
  • Rendimiento mecánico.
  • Versatilidad.

Mejorable

  • Ruidos interiores.
  • Precio.
  • Peso.

Dentro del mercado de los monovolúmenes, uno de los más potentes que podemos adquirir es el Opel Zafira Tourer 2.0 CDTi Biturbo, con una mecánica diésel de nada menos que 195 CV. Para lograr esta cifra, los ingenieros de la marca han recurrido a la técnica de la sobrealimentación por dos turbos “en cascada”, aunque lo correcto es llamarlos en serie. La idea es muy sencilla: un turbo pequeño con muy poca inercia genera presión desde casi el ralentí y de manera instantánea, mientras otro de mayores dimensiones es capaz de llenar de aire los cilindros en la zona media y alta del cuentavueltas.

El resultado es un motor con una utilización muy agradable en líneas generales, sin el marcado efecto turbo de los propulsores modernos -en los que se reduce tanto la cilindrada que el par natural de la mecánica es muy pequeño y hay que acelerar bastante para que no se cale cuando iniciamos la marcha-.

Prueba Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV, Santa María de Oia, Rubén Fidalgo33
El frontal de doble boomerang identifica a los Opel más modernos.

Está muy bien para rodar de forma desahogada sacando partido de las 7 plazas del Zafira Tourer, pero si esperamos unas prestaciones fulgurantes… Este coche pesa la friolera de 1.950 kg en orden de marcha, casi tanto como un Mercedes Clase S. Esto nos pasará factura en el gasto de combustible, con cifras que rondan los 6,8 l/100 km en carretera y 8 l/100 km en ciudad… y eso que el motor es muy bueno.

Estéticamente, esta versión cuenta con unas llamativas llantas de 19 pulgadas, calzadas con neumáticos de 235 mm de ancho y perfil 40. Le sientan muy bien, pero suponen otro lastre… y un coste considerable a la hora de cambiar las cubiertas.

El equipamiento del acabado Excellence es muy completo; disponemos de sistemas que hasta no hace mucho sólo aparecían en berlinas de alto “standing”: el sensor de ángulo muerto, la alerta de cambio de carril, los faros bi-xenón adaptativos AFL+ (con una iluminación excelente, por cierto), asientos con regulación eléctrica, navegador, volante multifunción, el Opel Eye con reconocimiento de señales de tráfico…

La versatilidad del Opel Zafira Tourer

La modularidad interior es importante en este tipo de vehículos. Eso me recuerda al Renault Espace I, en el que se podían girar los asientos delanteros y convertir su interior en un salón “bis a bis”…

Prueba Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV, interior, Rubén Fidalgo33
La amplitud del Zafira Tourer es destacable.

En el caso del Opel Zafira Tourer podemos contar con 2, 3, 4, 5, 6 o 7 plazas y, además, es posible configurarlas de muchas maneras (ver vídeo). En la fila central podemos desplazar los asientos hacia atrás y alejarlos de las puertas si sólo van a viajar dos pasajeros en ellas; de ese modo contarán con un espacio envidiable para las piernas y los hombros, aunque el ancho de los respaldos sigue siendo… Bueno, el que es.

Desplegar las dos plazas de la tercera fila es muy sencillo y su acceso no está mal del todo, aunque tendremos que volver a ajustar longitudinalmente la banqueta de la fila central. La amplitud aquí no es ninguna maravilla, pero está dentro de lo normal en este segmento. De todos modos, al contar con 7 asientos individuales podemos adaptar el espacio disponible en función de la talla de cada pasajero.

Otros detalles prácticos son una guantera que hay bajo el asiento del copiloto o el peculiar módulo de la consola central, que cuenta con 3 partes: el reposabrazos, un posavasos y una guantera. Se pueden desplazar hacia delante y hacia atrás, dejar al descubierto los posavasos, tapar la guantera… la idea es buena, pero la resolución no tanto; me explico: dichos módulos son de plástico y se deslizan sobre unas piezas de aluminio muy robustas, pero el mecanismo que enclava las distintas partes no es muy preciso y acaba siendo un foco de ruiditos que empañan un interior muy bien resuelto.

El Opel Zafira Tourer, en el día a día

Estéticamente me gusta el Zafira: el frontal con la nueva imagen de Opel (con los faros formando esa especie de doble boomerang) le da un toque muy dinámico y quita algo de “peso” a la zona del morro, crítica en los monovolúmenes. Echa un vistazo a la galería fotográfica para juzgarlo tú mismo.

Prueba Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV, Cabo Silleiro, Rubén Fidalgo33
Ojo con los bordillos, es una pena estropear unas llantas tan bonitas.

Los acabados son buenos, todo ajusta bien y transmite sensación de robustez, algo que también percibimos en el interior. Cuenta con unos asientos amplios y confortables, con ese toque de dureza de los coches alemanes que permite largos viajes sin fatigarnos. El espacio para los pasajeros de la segunda fila es envidiable; pocos coches en el mercado (incluidas las berlinas de lujo como el Audi A8 o el BMW Serie 7) permiten estirar las piernas de este modo.

Todos los mandos están bien ubicados y rápidamente nos hacemos con el control del Opel Zafira, así que iniciamos la marcha. El sonido del motor es algo elevado en frío, mientras rodamos despacio. A medida que aumentamos la velocidad, las ruedas y el viento enmascaran el rumor del cuatro cilindros.

El parabrisas panorámico resulta muy práctico en ciudad para ver los semáforos cuando estamos parados en primera fila, pero en carretera optaremos por bajar el parasol y así evitar un exceso de claridad que molesta bastante durante el día.

Prueba Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV, Sabarís, Rubén Fidalgo33
La visibilidad es buena.

El chasis FlexiRide de Opel es una auténtica gozada para pasar con gran suavidad los baches de la urbe (y de las carreteras…); lo hacemos seleccionando el modo Tour. Si nos metemos en una zona revirada, será mejor elegir el modo normal o el Sport, con el fin de reducir los cabeceos de la carrocería y evitar mareos a los pasajeros. La verdad es que funciona muy bien, algo poco usual en esta categoría. Además de la suspensión, se modifica la dureza de la dirección asistida y la sensibilidad del pedal del acelerador, así como el color de fondo de la instrumentación. Todo esto lo podremos personalizar en el menú del ordenador de viaje, de manejo muy sencillo, por cierto.

Las dimensiones de este monovolumen son generosas y se nota a la hora de encontrar un hueco donde aparcar… pero tampoco son exageradas, por lo que bastará con tener mucho cuidado con los bordillos para no estropear las preciosas llantas ni los caros neumáticos.

El maletero del Opel Zafira Tourer es casi completamente cúbico y muy fácil de cargar gracias a su suelo plano y al enorme portón; se nota que es un coche pensado para viajar, así que… carretera y manta.

Prueba Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV, interior, Rubén Fidalgo33
El Zafira Tourer puede convertirse casi en una furgoneta.

En autovía, la generosa distancia entre ejes, los enormes neumáticos y el motor de 195 CV nos proporcionan una marcha muy cómoda, haciendo unos buenos cruceros. El depósito de combustible nos permite completar unos 800 km de un tirón, y la verdad es que no vamos a notar apenas fatiga gracias a los cómodos asientos y al buen rodar de este modelo.

Si nos escapamos por una carretera secundaria, la gran batalla y el peso de este Zafira se pondrán en nuestra contra a la hora de serpentear entre las curvas. La caja de cambios tiene un buen escalonamiento y tacto; lastima que los frenos no redondeen el conjunto: ofrecen una buena capacidad de retención, pero el pedal es algo “fofo”.

La prueba del Opel Zafira Tourer, en vídeo

Conclusión

El Opel Zafira Tourer Biturbo cuenta con un diseño muy llamativo (que lo aleja de otros monovolúmenes de aspecto más aburrido) sin renunciar por ello a las dotes prácticas que caracterizan este tipo de coches familiares. Las prestaciones me dejan un poco frío: uno espera más de un motor con 195 CV, pero es que el Zafira Tourer no es un peso pluma precisamente… La potencia, eso sí, nos ayudará a movernos con bastante alegría, aunque aprovechemos su enorme capacidad de carga y sus siete plazas.

Prueba Opel Zafira Tourer CDTi Biturbo 195 CV, detalles, Rubén Fidalgo33
Biturbo, una palabra excitante.

Su habitáculo es cómodo y práctico, aunque los elementos móviles de la consola central podrían mejorarse para eliminar los ruidos que producen y que empañan -injustamente- la sensación de calidad del Zafira Tourer.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Opel Zafira Tourer, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Opel Zafira Tourer puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

2 Comentarios

Rubén Fidalgo 28 Noviembre, 2013

La verdad es que Opel ha mejorado mucho sus productos en muy poco tiempo.

Mito 27 Diciembre, 2013

Un buen coche, con un aspecto diferente a los de su segmento, con acabados de calidad, toques de tecnologia premium y amplio por dentro.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba