Prueba

Prueba de la VW California Beach 2019

72 fotos

Ampliar

30 de mayo, 2019

Hoy probamos la versión básica de la VW California Beach y nos ha sorprendido. Realmente es un producto mucho más interesante que el tope de gama por su relación precio/equipamiento/versatilidad. Tiene todo lo importante y prescinde de accesorios muy caros que en realidad no mejoran nuestra vida a bordo.

Volkswagen tiene en su catálogo un modelo que es prácticamente una marca en sí mismo. Se trata del Volkswagen California, la mítica furgoneta Volkswagen que prácticamente es la precursora de todas las furgos tipo camper que en la actualidad están viviendo una de sus mejores épocas.

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de probar un ejemplar que, salvo por algunos extras como la pintura en dos colores y algún otro gadget, es una versión de acceso a la gama, de esos que vemos en los carteles publicitarios con un “desde” precediendo a la cifra del precio. Carece de cocina o fregadero integrados en su mobiliario, pero lo cierto es que esto puede llegar a ser incluso una ventaja y con un mercado bastante ávido de este tipo de vehículos, por su precio de reventa puede ser una auténtica compra maestra.

¿Es suficiente con la VW California básica?

El motor de 114 CV con cambio manual de 5 marchas puede parecer algo escaso para mover un coche que es bastante pesado y voluminoso, pero sus prestaciones son más que suficientes y acordes con el espíritu de una camper, donde lo prioritario es disfrutar del viaje y sin urgencias por llegar al destino, disfrutando de la ruta.

Dentro disponemos de más espacio en esta versión sin cocina ni fregadero para poder desplegar una cama de mayores dimensiones y movernos con más soltura en su interior y, al fin y al cabo, no es muy recomendable cocinar dentro de la propia furgoneta y el fregadero no es mucho más cómodo que una garrafa de agua y una palangana. Además de un espacio más diáfano dentro, nos ahorramos un montón de euros y nos quedamos por debajo de los 40.000 €, una cifra que se duplica fácilmente en las versiones “más alicatadas”.

Frente a sus rivales, esta California Beach deja claro que tiene una clara ventaja evolutiva al contar con una dilatada experiencia de multitud de generaciones durante más de sesenta años. Dispone de soluciones prácticas muy bien resueltas y, cuando nos cansemos de ella, podremos recuperar gran parte del dinero invertido gracias a unos valores residuales muy elevados. Por todo esto, esta VW California Beach es una de las mejores alternativas en el mundo camper.

Nuestra valoración: 7,5

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Soluciones prácticas
  • Precio de reventa
  • Todo un símbolo

Mejorable

  • Cortinas delanteras poco opacas
  • Sin toma de 220v
  • Giro de los asientos delanteros

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Con un toque retro

El acabado en dos colores le da un punto retro muy llamativo.

72 fotos

Ampliar

Aunque sus formas básicas no han variado demasiado desde la generación de las T4 de hace ya 3 décadas, sí se ha mejorado y afinado mucho su diseño y, además, gracias a la posibilidad de elegir la opción de la carrocería pintada en dos colores con un patrón similar al de las furgos clásicas de Volkswagen, esta California tiene una imagen muy lograda y que seduce a las miradas.

El techo elevable está muy bien integrado y salvo por el lado derecho en el que sobresale claramente el toldillo retráctil, su altura no hace pensar que estemos ante una camper. Esta baja altura es una ventaja importante a la hora de meternos en los parkings.

La carrocería cuenta con dos puertas delanteras convencionales, una lateral corredera y un enorme portón trasero que necesitará más de un metro de distancia hasta el coche o la pared que tengamos detrás para poderlo abrir por completo. Es una lástima que no dispongamos de una puerta lateral corredera también en el lado izquierdo como sí sucede en los modelos de Peugeot Traveller y Citroën Space Tourer by Tinkervan.

El frontal de esta California cuenta con unos enormes faros de tecnología full led con asistente de luz de carretera que proporciona una excelente iluminación en los viajes nocturnos.

La pintura en dos tonos hace que llame la atención y le da un punto de coquetería a una carrocería que está bien resuelta desde el punto de vista práctico y de calidad constructiva, pero que es algo austero.

Como modelo básico, este ejemplar monta las llantas de serie de 16 pulgadas con neumáticos de 215 mm de ancho y un generoso perfil que son perfectas para las prestaciones y el confort, mucho más recomendables que las llantas de más diámetro con neumáticos de perfil bajo.

En definitiva, pese a su sencillez, gracias a unos buenos ajustes y acabados y a detalles como la pintura en dos colores, estéticamente la California Beach es muy resultona.

Interior: Aprovechando el hueco

El espacio y los huecos prácticos abundan en la California Beach.

72 fotos

Ampliar

Como suele ser norma en las furgonetas tipo camper, esta VW California tiene dos personalidades: la destinada al día y a viajar y la pensada para descansar y pernoctar en ella. Como vehículo para viajar tenemos una configuración de 4 plazas con dos asientos individuales delanteros (que se pueden girar 180º para ponerse a contramarcha y configurar un pequeño salón dentro de ella) y una banqueta trasera corrediza con otras dos plazas y en cuya base encontramos un práctico cajón.

Es una pena que no hayan aprovechado la base de los asientos delanteros para integrar también unos cajones en ellos, ya que espacio tienen.

Como furgoneta para viajar está muy bien resuelta. Tenemos un excelente espacio de carga para llevar muchísimos bártulos bajo el armazón de lo que sirve como soporte para la cama interior y los asientos son muy cómodos.

Un punto clave en este tipo de vehículos es la climatización y aquí es perfecta. Tenemos unas generosas salidas de aire bien distribuidas y el sistema es capaz de mover un volumen de aire enorme para lograr rápidamente la temperatura ideal en todas las plazas. Para dormir a gusto tenemos una calefacción independiente que podremos encender a través de un mando a distancia similar a una llave y que tiene un alcance de más de un kilómetro para que podamos encenderla a distancia y así llegar al coche ya a una temperatura confortable.

En cuanto a huecos, podemos contar con un practiquísimo baúl en el lado izquierdo. Perdemos una plaza en la banqueta trasera (que pasa a ser de dos plazas en vez de 3), pero ganamos un espacio muy práctico.

Las 4 ventanas laterales traseras y la del portón cuentan con unas prácticas persianas integradas que son completamente opacas. Para cubrir las dos ventanas de las puertas delanteras y el parabrisas tenemos unas cortinillas muy fáciles de montar cuando lo necesitemos, pero por desgracia no son opacas, pasa muchísima claridad a través de ellas y esto es incómodo para dormir.

Cuando lleguemos al destino podemos transformar en apenas 5 minutos nuestra furgo en un pequeño apartamento. El techo elevable se maneja de forma sencilla y en la parte baja podemos configurar un salón con una mesa central (va integrada de forma muy inteligente en el panel de la puerta corredera y podemos desplegarla dentro o fuera del coche) y 4 comensales o preparar una cama en la que dos adultos dormirán a pierna suelta.

Multitud de plafones con luces led se distribuyen por todo el habitáculo y crean un ambiente nocturno muy acogedor. Hay muchas tomas de 12 voltios que se quedan en zonas poco accesibles y que estarían mejor si en vez de estar en el suelo estuviesen en el borde inferior de las ventanas laterales. Se echa de menos una toma de 22o voltios y más tomas USB, sólo trae una en la guantera delantera. Si las queremos hay que pagarlas aparte.

La litera superior tiene un somier de tablas y es muy cómoda por dimensiones y acolchado, pero la lona del techo elevable me ha gustado menos que la del Peugeot Traveller by Tinkervan por dos motivos:

  • Sólo tiene dos ventanas laterales que son de tipo mosquitera. Si las abres para que entre luz también entrará aire. En la Tinkervan tiene 3 ventanas, una frontal y otra en cada lateral y tienen un cierre de tráfico transparente de modo que podemos tener mucha luz sin que entre agua o frío cuando las condiciones climatológicas fuera no sean las mejores.
  • El material de la lona es muy traslúcido. En el modelo de tinkervan la lona de esta parte es más gruesa y opaca, de modo que entra menos luz para cuando queramos descansar si en el parking de autocaravanas nos ha tocado el hueco justo debajo de la farola o no queremos tener que levantarnos justo al amanecer.
La cama inferior es muy cómoda y resulta acogedor.

72 fotos

Ampliar

La verdad es que se nota que Volkswagen lleva muchos años conociendo este mercado y evolucionando sus productos. Además de la mesa integrada en el panel de la puerta corredera, tenemos dos sillas perfectamente guardadas en el portón trasero. No roban espacio, son de calidad y se aprovecha un espacio de forma muy inteligente.

Un detalle que no me ha gustado demasiado es que la tapicería de los asientos es demasiado clara y esto hace que se sobe mucho. Aunque nos descalcemos al entrar en el coche, es necesario ponerse de pie sobre los asientos delanteros para subir a la la litera superior y es fácil sobar y manchar el tapizado tan claro. Estaría bien que tuviesen unas fundas desmontables.

El toldillo lateral está muy bien resuelto para ganar un espacio muy acogedor bajo él, a la sombra protegido del sol y de la lluvia y del que podremos sacar mucho partido.

Cuando no usamos la litera superior podemos elevar el techo y así poder movernos cómodamente sin pegar con la cabeza en el techo aunque midamos más de 2 m de estatura.

A la hora de dormir en ella sorprende el confort que ofrece. Las dos camas son muy amplias y se duerme bien. Sólo hay dos aspectos mejorables: el aislamiento acústico y el mencionado problema con la claridad que entra por las cortinas frontales y por el material de la cubierta de la litera superior. A veces uno tiene que aparcar en un parking de autocaravanas y se oye mucho el tráfico exterior y la iluminación del alumbrado público y el amanecer se cuelan con descaro dentro.

En definitiva, este Volkswagen está muy bien estudiado desde el punto de vista práctico, aunque algunos detalles se podrían mejorar todavía.

Motor: Para viajar tranquilo

Esta unidad con el motor y equipamiento básico es más que suficiente para cumplir con su misión.

72 fotos

Ampliar

Esta versión básica cuenta con el motor diésel de 114 CV asociado a una caja de cambios de 5 marchas. Sus prestaciones son más que suficientes para movernos a los máximos legales. Sólo echaremos de menos más potencia en algunas maniobras, por ejemplo los adelantamientos, o cuando tengamos que coronar puertos de montaña, que nos obligarán a bajar una o dos marchas para mantener el ritmo.

La mecánica no se escucha demasiado en el interior y es bastante robusta y con unos consumos ajustados. Aunque sus prestaciones son modestas, este tipo de coches piden viajar con calma disfrutando de los lugares pintorescos de la ruta, así que puede ser un compañero de viaje perfecto.

La caldera de la climatización adicional quema también el gasóleo del depósito cuando la usamos y no es muy ruidosa. Lo único un poco incómodo de ella es que su salida de gases a veces huele algo dependiendo de las condiciones atmosféricas, pero no es nada grave y no hay riesgo de que estos gases entren en el habitáculo.

No soy nada partidario de los frenos de mano eléctricos, pero en estos coches sería una solución muy práctica porque la palanca estorba bastante para movernos dentro y, sobre todo, para rotar los asientos delanteros y orientarlos a contramarcha cuando estamos detenidos.

Comportamiento: Mejor de lo esperado

Su conducción es muy agradable y más segura de lo esperable.

72 fotos

Ampliar

Con este tamaño y con casi 100 kg añadidos en el techo uno se espera un comportamiento dinámico mucho peor del que me he encontrado en esta California, que ha sido una compañera de viaje estupenda pese a las malas condiciones del viaje en las que me he encontrado de todo, lluvia, algo de nieve y, afortunadamente, sol en la zona donde había pensado pernoctar y hacer la sesión de fotos.

Gran parte del secreto es que las ruedas están muy en los extremos de la carrocería y proporcionan una superficie de apoyo muy amplia. El balanceo es menor de lo esperado y la dirección tiene un buen tacto, lo cual ayuda a que conducir este apartamento con ruedas sea más fácil y agradable de lo que uno se imagina.

En ciudad el tamaño impone sobre todo por la anchura de la carrocería. El asistente de arranque en pendiente nos ayudará bastante a iniciar la marcha cada vez que arranquemos en una cuesta, algo a lo que también contribuye el buen par a bajo régimen del motor.

Aparcarlo y maniobrar no es muy complicado y con lo que sí tendremos que ser cuidadosos es con la altura máxima de los parkings a los que accedamos.

En autopista se puede rodar a los máximos legales con seguridad y sin demasiados ruidos aerodinámicos. Además es muy cómodo viajar en él porque los cuatro pasajeros van sobrados de espacio y con un interior muy luminoso gracias a las enormes ventanas que nos dejarán disfrutar del paisaje.

En carreteras secundarias mantiene muy bien el tipo y también es una gozada disfrutar de los lugares por donde vayamos. Las suspensiones trabajan muy bien y mantienen un buen nivel de confort y también de seguridad.

Los frenos responden bien y aguantan bien el trabajo, además, el cambio manual ayuda a poder usar el freno motor y no castigar tanto los frenos en los descensos.

La visibilidad y la iluminación es muy buena y hacen que los viajes nocturnos resulten agradables.

En definitiva, es un excelente compañero de aventuras, cómodo, fácil de conducir y con unas reacciones muy seguras en todo momento. Sólo los adelantamientos requerirán un poco de calma por nuestra parte, ya que la potencia disponible no da para maniobras fulgurantes.

Equipamiento: Con casi todo lo necesario

Esta versión básica es la más interesante por relación precio/equipamiento. No hace falta más.

72 fotos

Ampliar

En este tipo de coches la lista de opciones y configuraciones es infinita y tan variada como los gustos y preferencias del público al que va dirigido. El ejemplar probado es bastante básico y no se dispara demasiado, hasta el punto de quedarse casi treinta mil euros por debajo de la factura del Traveller by Tinkervan que probamos hace unas semanas.

Aunque en las pruebas hago uso del coche y me paso un par de noches durmiendo y conviviendo con ellos para ver bien todos los detalles, confieso que no soy un usuario frecuente de los camper, así que he hablado con varios para que me diesen sus opiniones y hay de todo, aunque la mayoría han coincidido en dos cosas: es mejor la opción de la banqueta trasera de 2 plazas en lugar de la completa de 3 y que se puede prescindir perfectamente de una cocina y un fregadero que no son demasiado útiles dentro del vehículo y que ocupan más espacio que un camping gas para cocinar al aire libre.

Vamos, que es más útil contar con el espacio que ocupan que con el servicio que prestan ambos elementos… que, además, valen una pasta. Lo que no estaría de más es tener alguna solución para poder cubrir nuestras necesidades fisiológicas, verdadero factor limitante de las camper frente a las autocaravanas.

Lo que sí he echado de menos es contar con más tomas de corriente para cargar el móvil, la cámara de fotos… se puede contar con un enchufe de 220 v y más tomas USB, pero se pagan como extra. Sale más barato comprar un hub USB y un inversor para enchufar a alguna de las múltiples tomas de 12 v de tipo mechero que hay por todo el coche.

Un excelente sistema de climatización con 3 zonas independientes, la calefacción adicional programable y con mando a distancia, una buena iluminación para perdernos por carreteras secundarias y descubrir paisajes formidables en los que ver amanecer y soluciones prácticas son los elementos más importantes que necesitamos en estos coches y este ejemplar de California Beach cumple con ellos de sobra, así que aunque no tengamos un equipo de alta fidelidad de sonido, una pantalla multimedia del tamaño de un televisor, etc., tenemos todo lo necesario para disfrutarla de verdad.

Un buen accesorio en un coche con este tamaño son los sensores de aparcamiento y la cámara de marcha atrás. No estaría mal contar con cámaras de visión periférica para estar seguro de que la dejamos bien centradita en nuestro “solar”.

Consumo: Dentro de lo razonable

Los consumos son correctos para un coche con esta aerodinámica y peso.

72 fotos

Ampliar

El problema de una mecánica algo escasa de potencia para mover un vehículo pesado y con una mala aerodinámica es que en determinadas situaciones vamos a usar más tiempo del deseable el motor a plena potencia. Esto hace que los consumos se disparen cuando vamos muy cargados o recorremos zonas escarpadas.

Durante la prueba, los consumos reales han diferido bastante de los oficiales, sobre todo en ciudad, donde los 8 l/100 km se acercan fácilmente a los 10 l/100 km debido a lo que cuesta poner en marcha este peso.

En carretera la cifra oficial de 6,1 l/100 km es alcanzable si vamos de auténtico paseo con ella y la orografía es completamente plana, pero en cuanto existan pendientes en nuestro recorrido lo normal a cruceros entre 70 y 100 km/h es movernos alrededor de los 7 l/100 km.

A la hora de salir a autopista y movernos a 120 km/h la aerodinámica irá en nuestra contra y la media de consumo se va hasta los 8,3 l/100 km.

Con estos valores y un depósito de serie de 50 litros de capacidad, la autonomía de esta VW California Beach está en el entorno de los 750-800 km.

Rivales: Rivales del VW California Beach básico

Vehículo

Volkswagen California 2.0TDI BMT Beach 84kW

Mercedes-benz V 200d Marco Polo 7G-Tronic

Peugeot Traveller 1.5BlueHDI Allure Long 120

Citroen SpaceTourer BlueHDI XL Business 120

Precio Desde
49.874 €
Desde
59.202 €
Desde
46.000 €
Desde
35.980 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 5 marchas 7 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 114 136 120 120
Aceleración 0-100 km/h (s) - 14,4 13,4 13,4
Consumo Medio (l/100 km) 6,8 6,7 5,2 4,8
Emisiones CO2 (g/km) 178 176 127 128

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche