Prueba Dacia Dokker Stepway 1.5 dCi 90 CV 2015

Prueba Dacia Dokker Stepway 1.5 dCi 90 CV 2015

El Dacia Dokker Stepway resulta llamativo gracias a detalles como sus pasos de rueda, las molduras del faldón delantero y trasero, el color azul de la unidad de pruebas o las llantas en grafito, pero su verdadero atractivo está en el enorme espacio interior.

Nuestra valoración: 6,3 Bastante bueno

6

7

6

6

6

7

Destacable

  • Volumen interior.
  • Practicidad.
  • Consumos ajustados.

Mejorable

  • Calidad de materiales.
  • Solidez constructiva.
  • Estabilidad con viento lateral.

El Dacia Dokker es uno de esos coches que no entusiasman por su estética, ni por sus prestaciones. Su principal atractivo está en el precio, realmente rompedor en las versiones básicas, pero no tanto en la unidad de pruebas, que, con el acabado Stepway y el motor dCi de 90 CV, sube hasta rozar los 13.000 euros, una cifra por la que ya empiezas a disponer de modelos como el Ford Tourneo Courier en acabado Ambiente o el Citroën Berlingo, menos equipados, pero claramente mejor construidos y con más calidad.

El espacio interior es muy amplio y por todas partes hay huecos donde dejar cosas. Sin embargo, la desnudez de los pilares, de los paneles de puerta posteriores o la forma del anclaje del cinturón de la plaza central trasera no son de recibo en un coche moderno, ni con la excusa del precio.

En definitiva, aunque el acabado Stepway hace que el Dokker sea claramente más atractivo, no me parece el más conveniente, porque su precio lo hace competir con rivales mejor fabricados. Eso sí, su versión básica tiene un precio imbatible y lo convierten en un socio de trabajo perfecto, que amortizaremos rápidamente y que nos proporcionará muchísimo servicio para el trabajo… y la familia.

Diseño Dacia Dokker Stepway: un aire SUV

Prueba Dacia Dokker Stepway 90 CV 2015, Bueu, Rubén Fidalgo
Los faldones y las molduras en negro le dan un aire SUV al Dokker Stepway.
Ampliar

Las molduras de plástico negro sobre los pasos de rueda y faldones, así como los falsos cubrecárteres delantero y trasero imitando aluminio le dan un aspecto campero al Dacia Dokker Stepway. Si a ellos unimos las llantas de aleación y el color azul metalizado de la unidad de pruebas, el resultado es un coche atractivo.

El frontal comparte algunos elementos (como los faros, el capó y la parrilla) con el Dacia Lodgy. A partir del pilar B todo cambia. Esta transición entre el frontal del Lodgy y el resto de la carrocería está mal disimulado y recuerda a la forma en la que se fabricaban las vetustas Citroën C-15, con la caja claramente diferenciada de la cabina de mando.

Los acabados no son buenos y hay desajustes. Las puertas pesan poco y los tiradores para abrirlas tienen un tacto que parece que nos vamos a quedar con ellos en las manos, pero la verdad es que abren las puertas, así que no son tan endebles como parece.

Las puertas correderas abren bastante, pero el pie del pilar B ocupa un espacio considerable y no deja mucho hueco entre la banqueta del asiento trasero y el pilar para entrar en las plazas traseras. Otros modelos dejan un acceso mucho mayor al habitáculo.

En lugar de un único portón trasero, este Dokker monta unas puertas de doble hoja. El tirador que abre la portezuela del lado derecho queda un poco a desmano. Una vez abiertas ambas puertas, el acceso al espacio de carga es correcto y con un plano de carga muy bajo.

En definitiva, el Dokker Stepway  está claramente por debajo de sus rivales en cuanto a calidad constructiva, pero, por su precio, contar con llantas, pintura metalizada, molduras estilo SUV, etc. resulta una ventaja evidente.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos del Dacia Dokker.

Interior Dacia Dokker Stepway: desnudo

Prueba Dacia Dokker Stepway 90 CV 2015, interior, Rubén Fidalgo
El espacio y los huecos abundan en el Dokker, pero la calidad de los acabados y materiales es escasa.
Ampliar

El interior del Dokker llama la atención por su desnudez y por mostrar elementos como unos cinturones de seguridad con anclajes regulables en altura, pero cuyo mecanismo está directamente atornillado en el pilar B, completamente desprovisto de cualquier forro o embellecedor, con la chapa a la vista. Cierto que es un vehículo industrial, pero no cubrir estas partes da una sensación muy pobre, además de que, cuando carguemos el maletero, los bultos rayarán la chapa, dejándola expuesta al óxido.

La postura de conducción es correcta, algo elevada, lo que hace que resulte cómodo entrar y salir del coche, un detalle importante en un modelo que puede dedicarse a labores de reparto y trabajo. El reglaje en altura del asiento del conductor no es muy efectivo y la columna de dirección no es regulable en profundidad. Los mandos, asientos y salpicadero son comunes con el Lodgy (incluidas las plazas traseras, con los anclajes de plástico, que no me convencen en caso de accidente si llevamos carga en el maletero).

El espacio para los pasajeros es bueno y el asiento delantero del copiloto se puede abatir para dejar más espacio de carga para bultos largos. Lo malo es que el abatimiento de los asientos traseros no permite sacar mucho partido de esta particularidad, pues ocupan bastante espacio a lo alto al abatirlos.

El cinturón de la plaza central trasera nace en el extremo izquierdo trasero y recorre parte del espacio de carga. Si, por ejemplo, llevamos una caja cuadrada grande en el maletero, el citurón quedará apoyado en la caja o rozará con ella, inutilizando parte de su movimiento y desgastando la banda del cinturón, una solución nada buena.

El espacio de carga es amplio y fácil de cargar. Es una lástima que no contemos con más argollas o puntos de anclaje para evitar que la carga vaya suelta en un espacio tan diáfano.

En el maletero también nos encontraremos a la vista con las herramientas para cambiar la rueda de repuesto. Esto es algo frecuente en los coches industriales como el Dokker, pero lo malo es que sus soportes de plástico son tan endebles que, en cuanto le demos un golpe con una caja de herramientas que metamos en el maletero, romperemos el soporte.

En definitiva, el interior es amplio y tiene cierto confort, pero deja claro el motivo del precio tan competitivo del Dokker.

Puedes ver todos los detalles en la galería de fotos del Dacia Dokker.

Motor Dacia Dokker Stepway: más que probado

Prueba Dacia Dokker Stepway 90 CV 2015, motor, Rubén Fidalgo
El motor 1.5 dCi de 90 CV es uno de los más vendidos del mercado.
Ampliar

El motor 1.5 dCi es uno de los diésel más vendidos en todo el mundo y toda una garantía de éxito. Mueve francamente bien al Dokker y logra unos consumos ajustados pese a la mala aerodinámica de este modelo. Sus 90 CV tiran con suficiente alegría del Dokker, aunque lo carguemos hasta los poco más de 1.800 kg de peso máximo autorizado (lo que significan unos 550 kg de capacidad de carga).

La caja de cambios de 5 velocidades tiene un escalonamiento bastante abierto, algo lógico al tener que repartir entre 5 las distintas relaciones. Esto no es un problema porque el motor tiene una buena respuesta al acelerador y bastante par pese a su escasa cilindrada.

El selector tiene el tacto típico de los Renault de hace una década (de hecho, el pomo es el mismo). Tal vez sea el mejor apartado del Dokker, que posee una mecánica más que probada y con un buen rendimiento.

Todos los datos, en la ficha técnica del Dacia Dokker Stepway.

Comportamiento Dacia Dokker Stepway: en la media

Prueba Dacia Dokker Stepway 90 CV 2015, Vigo, Rubén Fidalgo
El Dokker tiene un comportamiento normal dentro de su categoría.
Ampliar

Con un centro de gravedad bastante alto, unas suspensiones muy simples y una carrocería con poca rigidez estructural (es una caja muy grande), el Dokker no tiene mucho a su favor para resultar un coche eficaz en este apartado. Sin embargo, me ha sorprendido y se conduce mucho mejor de lo que me esperaba.
En ciudad es cómodo de manejar gracias a sus compactas dimensiones (es alto pero corto) y la buena visibilidad que tenemos hacia delante. Desafortunadamente, la visión hacia atrás está mermada por la doble hoja del portón trasero (hay un pilar en mitad de nuestra vista en el retrovisor) y la lateral tampoco es buena debido al grosor del pilar B y C, así que ojo en los cruces y rotondas.

En carretera es suficientemente confortable, con una sonoridad correcta y unas suspensiones que filtran bien las irregularidades del terreno sin hacerlo demasiado saltarín aunque vayamos descargados.

La dirección tiene un buen tacto en cuanto al grado de asistencia, pero está muy desmultiplicada y hay que dar bastantes vueltas de volante para girar.

Los frenos son correctos pese a contar con unos vetustos tambores en el eje trasero, algo anacrónico en el 2016, pero frecuente en esta categoría.

En el circuito de pruebas salen a relucir las limitiaciones de la altura de la carrocería, con un acusado balanceo. En la maniobra de esquiva tenemos al ESP como nuestro principal aliado para poder llevarla a cabo sin percances. El control de estabilidad es algo brusco en su labor, pero cumple su función.

En la frenada de emergencia, con el Dokker vacío, el eje trasero se queda completamente descargado de peso y zigzaguea algo, pero nada alarmante. Las distancias de frenado son correctas.

En cuanto a su comportamiento dinámico, esta unidad con las ruedas 195/55-16 no iba nada mal y resultaba bastante noble. Calzado con neumáticos Continental, su agarre era bueno y transmitía bastante seguridad.

En definitiva, pese a la sencillez del conjunto, la verdad es que el Dokker ha sido un buen compañero de viaje, me ha llevado con suficiente confort y un nivel de seguridad aceptable.

Todos los datos, en la ficha técnica del Dacia Dokker Stepway.

Equipamiento Dacia Dokker Stepway: más cantidad que calidad

Prueba Dacia Dokker Stepway 90 CV 2015, Bueu, Rubén Fidalgo
El equipamiento de la unidad de pruebas es muy completo, pero no resulta barato.
Ampliar

Con el acabado Stepway, el Dokker tiene un buen nivel de equipamiento. Contar con pintura metalizada, detalles estilo SUV, llantas de aleación (con medidas 195/55-16), navegador, elevalunas eléctricos, control de crucero con limitador de velocidad, aire acondicionado… y todo por menos de 15.000 euros es todo un logro.

El sistema multimedia es el mismo que el que podemos encontrar en cualquier Dacia, del Lodgy al Sandero. Es completo, con navegador, manos libres, etc. Eso sí, su calidad es justita y, además de lento de reacciones, el sonido del manos libres deja mucho que desear. En cuanto estemos en marcha, nuestros interlocutores se quejarán del ruido que oyen cuando hablemos con ellos por teléfono.

En resumen, su nivel de equipamiento es bueno si tenemos en cuenta su precio, pero nadie “da duros a 4 pesetas” como se solía decir.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Antiarranque codificado
  • Sistema de control de estabilidad (ESP) y sistema antipatinado (ASR)
  • Airbags laterales delanteros
  • Faros antiniebla
  • Airbag frontal conductor y pasajero con desactivación manual
  • Sistema fijación Isofix as
  • ABS y asistente a la frenada emergencia

Confort

Equipamiento de Serie

  • Tapicería tela
  • Banqueta trasera abatible 1/3-2/3 y plegable 1/1 zona de carga
  • Oculta-equipajes enrollable
  • Llantas de aluminio de 16´´ Panache, en color gris
  • Cierre centralizado
  • Barras de techo longitudinales negras
  • Kit de reparación de pinchazos
  • Direccion asistida
  • Puerta lateral derecha deslizante, con cristal practicable
  • Llantas de chapa de 15´´ y embellecedor Aracaju
  • Pack Look Stepway Barras de techo y retrovisores en gris, protecciones inferiores delanteras y traseras y embellecedor de faros antiniebla delanteros en cromado, protectores negros en pasos de rueda y laterales

Equipamiento Opcional

  • 375.1 €Pintura metalizada
  • 242 €Pack Eléctrico
  • 30.25 €Volante regulable en altura
  • 102.85 €Red de maletero
  • 98.01 €Rueda de repuesto
  • 242 €Pack Eléctrico
  • 24.2 €Retrovisor para niños
  • 30.25 €Asiento conductor regulable en altura
  • 290.4 €Puerta lateral izquierda deslizante con cristal practicable
  • 121 €Reposabrazos delantero
  • 121 €Elevalunas eléctricos delanteros
  • 60.5 €Cierre centralizado con mando a distancia

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Pre-equipo radio
  • Ordenador de bordo
  • Dacia Plug & Radio
  • Radio Plug & Radio

Equipamiento Opcional

  • 786.5 €Pack aire-nav Evolution
  • 786.5 €Pack Aire y Navegación
  • 786.5 €Pack aire-nav
  • 423.5 €Pack aire-radio

Otros

Equipamiento Opcional

  • 102.85 €Cartografía Europa

    Consumo Dacia Dokker Stepway: eficiencia dCi

    Prueba Dacia Dokker Stepway 90 CV 2015, Bueu, Rubén Fidalgo
    Los consumos del Dacia Dokker son ajustados.
    Ampliar

    Los consumos homologados por Dacia para este Dokker son de sólo 4,1 l/100 km en carretera y 5,2 l/100 km en ciudad. Con estos consumos, la media teórica es de 4,5 l/100 km. Este modelo no dispone de ordenador de a bordo, así que la única forma de medir consumos es llenando el depósito hasta los topes. En estas circunstancias, el consumo medio durante la prueba (con una preponderancia de uso a 120 km/h por autovía frente a la ciudad) ha sido de 6,6 l/100 km, una cifra claramente más alta que la homologada.

    Con este consumo y un depósito de sólo 50 litros, la autonomía del Dokker apenas supera los 700 km.

    Todos los datos, en la ficha técnica del Dacia Dokker Stepway.

    Rivales

    Dokker 1.5dCi Stepway 66kW

    Desde
    11.676 €

    Diesel

    Manual
    marchas

    Berlingo Multispace 1.6HDi Feel 90 N1

    Desde
    23.155 €

    Diesel

    Manual
    5 marchas

    92

    14,3

    5,5

    139

    Tourneo Courier 1.5TDCi Trend 95

    Desde
    14.290 €

    Diesel

    Manual
    5 marchas

    95

    0,0

    4,0

    104

    Dobló Panorama 1.6Mjt Lounge 77kW E5+

    Desde
    24.310 €

    Diesel

    Manual
    6 marchas

    105

    0,0

    5,5

    145

    Comparte este artículo

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

    * He leído la Política de privacidad

    Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

    Te puede interesar...

    Comenta este artículo

    Pablo 25 marzo, 2016

    Hola. Pruebas cómo esta son las que me gusta leer (no es que las otras no, pero estas más). Su calidad deja que desear por esto, esto y esto, y además con fotos. Por cierto, lo del cinturón no lo veo tanto como ahorro de costes sino cómo dejadez. Lo del guarnecido interior tres cuartos de lo mismo (cosa que me fascinaba en modelos como la Caddy, mucho más caros), puesto que recuerdo que las Berlingo-Partner de primera generación contaban con esos detalles mejor rematados y costaban menos en su día. También los asientos ¿no es más caro desarrollar otros asientos para que sean peores que los de Renault?. Por otra parte, en la calle los dacia (sandero sobre todo) tienen pinta de ir más elevados que el resto ¿es real o solo percepción mía? Si es así ¿cuántos cm son?. Un saludo!

    Val 25 marzo, 2016

    Muy buen artículo

    G.P.V. 25 marzo, 2016

    Coincido con Pablo, es una prueba muy buena y está muy bien detallada. Me puedo hacer una muy buena idea del Dacia Dokker, muchas gracias. Con tu permiso, lo comparto en mi blog GPV Abogados
    ¡Un saludo!

    Rubén Fidalgo 26 marzo, 2016

    Hola Pablo, los asientos son una de las piezas más caras del coche, tienen muchos componentes y, además, son elementos de seguridad, por lo que están sometidos a unos requerimientos mayores. Por eso es uno de los elementos en los que más se puede ahorrar, aunque te encuentras sorpresas como que los asientos Recaro del Opel Corsa OPC vienen casi sin tratamiento anti corrosión (puedes ver las fotos en la prueba). Los Stepway van algo más elevados, sí, pero no tanto como aparentan, los pasos de rueda con las molduras negras hacen que parezcan más altos todavía, pero algo de diferencia del altura sí hay, creo que 20 mm, pero tengo que consultarlo porque no lo sé seguro al 100%. UN saludo y gracias por tu comentario.

    Rubén Fidalgo 26 marzo, 2016

    Hola Val, muchas gracias por tu comentario, me alegro de haberte sido útil. Un saludo.

    Rubén Fidalgo 26 marzo, 2016

    Hola GPV, me alegro de que te haya gustado la prueba, ningún inconveniente en que compartas esta prueba en tu blog, siempre que nos cites, claro. Un saludo y gracias.

    Rubén Fidalgo 26 marzo, 2016

    Hola Pablo, he estado consultando los datos de altura de las carrocerías y el Sandero normal y el Stepway tienen la misma altura de carrocería, y en el Dokker hay una diferencia de 5 cm, pero no porque varíe la altura libre, sino por las barras del techo. UN saludo.

    * He leído la Política de privacidad

    Ir arriba