Prueba

Prueba del Citroën C3 Aircross PureTech 130 automático

25 fotos

Ampliar

11 de noviembre, 2019

El Citroën C3 Aircross más potente de la gama estrena caja de cambios automática EAT6. Nosotros lo hemos conducido por los alrededores de Madrid para contaros a continuación qué nos parece...

Citroën ha reestructurado la gama del C3 Aircross incorporando una nueva caja de cambios automática EAT6 para los dos motores más potentes que tiene disponibles: un diésel de 120 CV y un gasolina de 130 CV. Recordemos que, pese a su juventud (lleva tan solo dos años en el mercado), el C3 más aventurero goza de un éxito comercial importante: suma ya más de 240.000 unidades vendidas en todo el mundo. De ellas, más de 24.000 circulan por nuestro país. Teniendo en cuenta que casi el 65% de sus ventas en España corresponden a versiones de gasolina, queremos dilucidar con esta prueba del Citroën C3 Aircross PureTech 130 automático si estamos ante la variante más versátil, confortable y acertada.

Prueba del Citroën C3 Aircross diésel de 120 CV

Cómo es el motor de este Citroën C3 Aircross

Lo cierto es que el C3 Aircross es un SUV que ya destaca por su diseño y por las enormes posibilidades de personalización que ofrece (hasta 85 combinaciones de carrocería), pero con la mecánica PureTech 130 EAT6 gana en prestaciones, que era algo que tenía pendiente. Además, lo hace sin que suponga renunciar a unos consumos ajustados. Esta versión recurre a un tricilíndrico turboalimentado de 1,2 litros que declara, como decimos, 130 CV a 5.500 rpm y 230 Nm de par a partir de las 1.750 rpm. La novedad recae en la unión de una transmisión automática EAT de convertidor de par con seis relaciones que ha sido revisada para brindar un mayor confort y un mejor rendimiento, reduciendo la fricción y optimizando la gestión de las velocidades. Asimismo, se ha rediseñado el bloque hidráulico para acoplar el mecanismo de Start&Stop.

La evolución del confort en los coches con Citroën como mejor ejemplo

Cómo va el C3 Aircross PureTech 130 EAT6

Durante la toma de contacto que hemos podido realizar por la zona norte de Madrid nos ha parecido que es un motor bastante alegre que sube de vueltas con facilidad y logra mover los poco más de 1.200 kg que pesa el conjunto con mucha soltura. El ruido que entra al habitáculo durante las aceleraciones no es acusado hasta que sobrepasas las 4.500 vueltas y las vibraciones son prácticamente nulas, exceptuando los instantes que estamos parados con una marcha engranada, por lo que se aprecia en todo momento que es un coche cómodo.

Con respecto a la caja de cambios, hay que decir que hace unas transiciones suaves, aunque quizá un poco lentas. En ocasiones, también trata de alargar demasiado las marchas con el objetivo de alcanzar el régimen idóneo para sacar su potencia máxima, pero esto es algo que puede corregirse con un leve juego de acelerador. Con lo que sí quedamos satisfechos al 100% es con el funcionamiento de su modo secuencial: tanto en las subidas como en las reducciones de marcha se muestra muy rápida y obediente, especialmente cuando tenemos activado el modo Sport, que hace que la respuesta del motor y del propio sistema EAT6 sea todavía más directa. Además, el acabado superior equipa de serie asistente de descenso en pendientes y Grip Control, que mejora la motricidad de las ruedas delanteras en condiciones adversas.

Por lo demás, el comportamiento dinámico no difiere de lo que explicamos en la prueba que hicimos en profundidad con un C3 Aircross diésel de 120 CV (enlace bajo el primer párrafo.) La suspensión tiene un tarado firme con el que logra tragarse muy bien las irregularidades de la carretera y permite hacer kilómetros sin apenas fatiga. Por el contrario, el tacto de la dirección nos gusta un poco menos. El grado de asistencia es correcto, pero el feeling que transmite al conductor está lejos de ser el esperado por alguien a quien le gusta conducir y sentir lo que ocurre sobre el asfalto.

Consumo, equipamiento y precio del C3 Aircross 130 EAT6

La cifra oficial de consumo en uso mixto para la configuración PureTech 130 EAT6 es de 5 l/100 km, aunque nosotros registramos una media cercana a los 7 litros, dado que lo probamos de una forma más intensiva.

Esta versión está disponible únicamente en acabado Shine con un equipamiento que incluye de serie elementos como navegación integrada 3D Citroën ConnectNav, pantalla táctil de 7 pulgadas, conectividad por medio de Apple Car play y Android Auto, lunas traseras tintadas, climatización automática, HUD, acceso y arranque sin llave, techo panorámico, rueda de repuesto, Grip Control + asistente de descenso en pendientes y llantas de 16 o 17 pulgadas (con neumáticos M+S 205/60 o 215/50.) Su precio parte en los 22.600 euros.

Nuestra valoración: 7,3

Diseño 8

Motor 8

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Respuesta y empuje del motor
  • Modo secuencial EAT6
  • Personalización y modularidad

Mejorable

  • Rapidez EAT6 en modo automático
  • Dirección poco comunicativa

Ver ficha técnica y equipamiento

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche