Prueba

Prueba del BMW 330e 2020 híbrido enchufable: una bala con etiqueta 0 emisiones

45 fotos

Ampliar

02 de julio, 2020

La firma bávara ha dotado de más potencia al Serie 3 PHEV de nueva generación. Nosotros lo hemos puesto a prueba para ver de lo que es capaz...

El mítico Serie 3 lleva ya algo más de un año en el mercado con nada menos que su séptima generación. Sin duda, una de las versiones más interesantes que la gama tiene en su porfolio es este BMW 330e 2020 híbrido enchufable, que gana en potencia con respecto al primer Serie 3 PHEV (ahora declara 292 CV) y, obviamente, también en tecnología y diseño. No me canso de repetir que, para alguien que necesita entrar en una ciudad con restricciones por contaminación y solo cuenta con la posibilidad de tener un único coche en propiedad, las variantes híbridas enchufables son las mejores alternativas. Las ventajas que ofrece la etiqueta Cero Emisiones de la DGT son innumerables y, en este caso, el conductor se beneficia además de unas prestaciones que no hace tanto tiempo solo estaban reservadas a las versiones más deportivas de la casa anunciadas con las siglas M.

¿Veremos pronto un BMW M5 eléctrico?

El BMW 330e 2020 híbrido enchufable frente a sus rivales

Eso sí, estamos hablando de un BMW y eso, al igual que se nota en todo momento en la calidad percibida, también se nota en la inversión que hay que hacer para conducirlo. Su precio de partida es de casi 54.000 euros. A este respecto, sus principales rivales comparten el mismo hándicap. El Mercedes C 300 e, con 28 CV más de potencia, es unos 1.000 euros más barato, pero también tiene bastante menos maletero y unas plazas traseras menos espaciosas.

En la gama A4 de Audi aún no es posible encontrar una versión PHEV. El que por prestaciones más se podría parecer al 330e sería el A4 45 TFSI quattro de 245 CV. El modelo de Ingolstadt es en torno a 2.500 euros más barato. Sin embargo, no goza de la misma eficiencia que el bávaro ni permite circular en modo cero emisiones. Por eso, el Audi no luce la etiqueta azul en el parabrisas. En su lugar lleva la pegatina Eco que le otorga el sistema microhíbrido con red de 48 V.

Otro modelo que quizá podría competir con el BMW es el Volvo S60 T6 Twin Engine. El tercer rival en discordia que planteamos, pese a no estar considerado como premium, es el nuevo Skoda Octavia iV (o el VW Passat GTE), un modelo también híbrido enchufable que por su relación precio/producto es capaz de pelear de tú a tú contra este Serie 3.

Nuestra valoración: 7,7

Diseño 7

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Prestaciones
  • Etiqueta Cero Emisiones
  • Confort

Mejorable

  • Sin levas
  • Peso en conducción deportiva
  • Ajustes del capó

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: más presencia

Prueba del BMW 330e 2020 híbrido enchufable exterior.

45 fotos

Ampliar

La nueva generación del Serie 3 ha ganado en deportividad y empaque. De hecho, viéndolo desde lejos, alguien que no esté familiarizado con las últimas novedades automovilísticas podría llegar a confundirlo con un Serie 5 sin problema. Los diseñadores han evolucionado fundamentalmente el tamaño de los míticos riñones frontales, en línea con los últimos lanzamientos de la marca (ahora son mucho más anchos); los grupos ópticos, ahora más rasgados; y los paragolpes, que adoptan un estilo más elegante. Además, la parrilla en esta variante PHEV cuenta con la peculiaridad de ser activa (se abre y cierra como podéis ver en las fotos según las circunstancias) para mejorar la aerodinámica y la eficiencia.

También hay un nuevo catálogo de llantas. Esta versión equipa de serie unas llantas de 17 pulgadas con neumáticos 225/50, aunque nuestra unidad monta unas de 18 pulgadas que cuestan unos 2.500 euros y que traen consigo unos Pirelli Cinturato P7 con algo menos de perfil. Esto beneficia bastante en conducción deportiva, ya que se obtenemos una retención mayor de los balanceos propios de un coche de casi 2 toneladas, y no afecta para nada al confort. Al menos, no lo convierte en un coche tosco o demasiado firme.

Además, nuestra unidad equipa la iluminación Laser led de BMW que dobla el alcance de los faros convencionales y ofrece una visión en conducción nocturna fantástica. Eso sí, por ellos habrá que desembolsar cerca de 2.300 euros más. Si supone una inversión enorme para tu bolsillo, debes saber que los faros full led que trae de serie también brindan unas garantías muy buenas.

En cuanto a calidad percibida, en general no deja duda de que estamos ante un BMW. Sin embargo, los ajustes frontales del capó no son ni mucho menos perfectos (podéis ver una imagen de detalle en la fotogalería.) Es más, aun estando cerrado, apoyamos la mano sobre él y da la sensación de que sigue abierto. Evidentemente, este detalle no es propio de una marca premium.

Interior: mucha calidad

Prueba del BMW 330e 2020 híbrido enchufable interior.

45 fotos

Ampliar

Lo primero que apreciamos en el interior es el enorme salto tecnológico que ha dado la Serie 3. La calidad siempre ha estado presente, pero en esta nueva generación también notamos un esfuerzo más notorio en el diseño y en la configuración de la consola central y del resto del salpicadero. La sobriedad queda ahora en el pasado y es algo que agradecemos profundamente.

Como decimos, todas las superficies y los ajustes están a la altura de una marca como BMW. El espacio en las plazas delanteras también es bueno, así como la ergonomía. Los bávaros son de los que prefieren que la gestión del sistema de infoentretenimiento se realice por medio de la rueda que encontramos en el túnel central, junto al selector del cambio, en lugar de hacerlo de manera táctil. Esto es algo que me parece todo un acierto, ya que una vez que te acostumbras a los mandos la distracción o desatención a la carretera es mucho menor. Además, la pantalla (de 10,25 pulgadas) está mucho mejor integrada que en el anterior 330e. Pasa lo mismo con los controles de la climatización, que ahora están perfectamente colocados en la zona de los aireadores. Estos pequeños detalles ayudan a que la percepción general sea bastante más agradable de lo que era en la generación pasada.

En cuanto al nuevo sistema de infoentretenimiento y a la navegación integrada, hay que decir que su funcionamiento es muy intuitivo y que comprende a la primera cada orden y comando de voz que le pedimos.

Otra de las novedades importantes es el cuadro de instrumentos digital. La pantalla de 12,3 pulgadas ofrece una resolución magnífica y toda la información se lee clara y rápidamente. Eso sí, en comparación con el formato de Audi o Volkswagen, los modos de visualización están muy limitados.

El espacio en las plazas traseras es correcto. Se nota el ligero incremento de la batalla (+40 mm) porque hay algo más de espacio para las piernas y la banqueta parece algo más larga. Además, incorpora un termostato y dos puertos de carga USB para los ocupantes traseros.

La boca de carga, como en todo sedán que no cuenta con portón, no facilita demasiado las cosas a la hora de cargar bultos de gran tamaño al maletero, pero una vez que logramos introducir lo que sea nos damos cuenta del gran maletero con el que cuenta el 330e (375 litros en configuración normal.)

Motor: un verdadero cohete

Prueba del BMW 330e 2020 híbrido enchufable motor.

45 fotos

Ampliar

El sistema mecánico que monta este BMW 330e está compuesto por un motor de gasolina de dos litros turboalimentado con 184 CV y un motor eléctrico adicional que eroga 113 CV. La potencia conjunta asciende a 292 CV y el par máximo es de 420 Nm. Una caja de cambios automática Steptronic de ocho relaciones se encarga de transmitir toda la fuerza al eje posterior y precisamente esto le confiere al Serie 3 PHEV un carácter divertido que no es común en los híbridos tan pesados.

La batería de ion de litio con 12 kWh de capacidad termina de darle la denominación de híbrido enchufable. En términos de autonomía, podemos recorrer aproximadamente unos 40 km reales en modo cero emisiones y podemos cargarla por completo en tres horas si usamos una Wallbox doméstica de 3,7 kW de potencia. De serie equipa un cable Mennekes de doble boca con bolsa tanto para la carga doméstica como para la carga semirrápida.

El funcionamiento del sistema híbrido es encomiable. Ofrece unas prestaciones que son más propias de segmentos superiores o de versiones deportivas que de una berlina eficiente destinada al confort. Las recuperaciones te dejan literalmente pegado al asiento si pisas el acelerador a fondo y, como es lógico, con solo fijarnos en la cifra de potencia sabemos que este BMW replicará con mucho brío a las órdenes del conductor pese a ir hasta arriba de carga.

La respuesta de la transmisión también es exquisita. En condiciones normales, lleva a cabo las transiciones de manera suave y rápida, prácticamente sin que los ocupantes las noten. No obstante, si activamos el modo Sport, toda la mecánica se transforma en la de un deportivo. La caja de cambios pasa a ser casi instantánea. Se muestra muy obediente a las decisiones del conductor e incluso brinda unos golpecitos considerables al subir de marcha que enfatizan su faceta más dinámica. Eso sí, se echan en falta las levas de serie tras el volante a la hora de cambiar en modo manual…

Comportamiento: cómodo y rabioso

Prueba del BMW 330e 2020 híbrido enchufable detalles.

45 fotos

Ampliar

Este 330e es un auténtico camaleón. Es un magnífico coche tanto para viajar como para pasar un buen rato disfrutando de sus prestaciones. Eso sí, en conducción deportiva, su peso le pasa algo de factura, pero aun así logra sacarte grandes sonrisas (sobre todo por la brutalidad de su motor.)

También es un coche que se maneja con mucha facilidad en ciudad. Al final sus 4,7 metros de longitud no distan demasiado de los 4,5 de un Civic que, pese a que tiene rivales más cortos, sigue siendo un compacto. Lo cierto es que la maniobrabilidad que permite la dirección es buenísima y la comodidad que brinda la suspensión en el modo más confortable hace que pasear por el centro de una gran ciudad no sea un suplicio. No obstante, para estacionarlo será mejor buscar un parking, porque mucha suerte tendremos que tener para encontrar un espacio público acorde a su perfil.

La suspensión adaptativa hace que podamos ajustar el tarado de los amortiguadores a nuestro gusto o a cada necesidad con el selector de modos de conducción. Así, en vías rápidas su grado de suavidad es magnífico y el equilibrio que logra su configuración hace que ese confort no termine siendo incómodo por un exceso de balanceos. En carreteras sinuosas podemos endurecer la suspensión para que las inercias de la carrocería se contengan y enfatizar el espíritu deportivo. La verdad es que en buena parte lo consigue, pero aun así dos mil kilos en un coche del segmento D siguen siendo muchos y al final esas inercias terminan saliendo a la luz en forma de evidentes subvirajes si nos metemos demasiado con él.

La dirección tiene un buen tacto y el grado de asistencia es el correcto. Además, es bastante precisa y directa, algo que facilita la conducción al que está sentado frente al volante. En cuanto a los frenos, su eficacia es positiva y, aunque es verdad que si abusamos mucho de ellos terminan fatigándose, no resulta peligroso porque con el tacto del pedal es fácil preverlo y evitar riesgos.

Equipamiento: mucho extra caro

Prueba del BMW 330e 2020 híbrido enchufable interior.

45 fotos

Ampliar

El BMW 330e viene de serie con elementos destacados como advertencias de colisión frontal con intervención de frenos, alerta de salida del carril, asistente de aviso de accidente, control de crucero con función de frenado, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, dirección asistida Servotronic, faros full led, reconocimiento de señales de tráfico, retrovisores exteriores con calefacción, climatizador trizona, lunas tintadas, dos tomas de 12 V, instrumentación digital con pantalla de 12,3 pulgadas, volante de cuero, equipo de audio con 6 altavoces, tarjeta SIM 4G, pantalla central táctil de 10,25 pulgadas con navegación integrada y conectividad, toma USB doble, llantas de 17 pulgadas, etcétera.

El catálogo de extras es tan amplio como caro. Opcionalmente, el cliente puede escoger un paquete de semiautonomía, el sistema de aparcamiento asistido, el control de distancia en aparcamiento lateral, cristales acústicos, cámara de visión trasera, acceso y arranque sin llave, cámaras Surround View, diferencial deportivo M, faros antiniebla de led, iluminación autoadaptable, faros láser led, frenos deportivos M, levas de cambio tras el volante, Head-Up Display, medidas de protección activa adicionales, suspensión deportiva o adaptativa M, puerta del maletero con apertura y cierre eléctrico, asientos deportivos M, asientos eléctricos y calefactados, etc. Evidentemente, el usuario decidirá según sus necesidades y su cartera.

Consumo: lo bueno de un eléctrico y lo bueno de un gasolina

Prueba del BMW 330e 2020 híbrido enchufable interior.

45 fotos

Ampliar

El BMW 330e homologa un consumo medio en uso combinado de 1,4 l/100 km. Evidentemente, en condiciones reales la cifra es mucho superior. Solo podemos acercarnos a los datos oficiales si el trayecto es lo suficientemente corto como para combinar el modo híbrido con el 100% eléctrico. Ahora bien, en modo híbrido hemos registrado una media cercana a los 6 l/100 km. Sin ser demasiado cuidadosos con el acelerador, podemos hasta reducirla en torno a los 5 l/100 km, pero bajar de ahí será complicado.

Como es lógico, en conducción deportiva (si tenemos en cuenta el peso -unas dos toneladas en orden de marcha- y que el motor térmico no es pequeño), lo más fácil será doblar esos 6 litros. Subiendo el puerto de la Morcuera, registramos una media de 11 l/100 km.

En cualquier caso, si nos ceñimos a la cifra obtenida en conducción normal, los 40 litros de gasolina que cubica el depósito de combustible darán para unos 660 km de autonomía aproximada.

Rivales: rivales del BMW 330e 2020

Vehículo

Bmw 330e

Audi A4 Avant 45 TFSI S line quattro-ultra S tronic 180kW

Mercedes-benz C 300 e 9G-Tronic

Volkswagen Passat GTE 1.4 TSI e-Power

Precio Desde
54.750 €
Desde
55.831 €
Desde
53.625 €
Desde
49.912 €
Combustible Híbrido Enchufable Gasolina Híbrido Enchufable Híbrido
Cambio 8 marchas 7 marchas 9 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 292 245 320 218
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,8 6,0 5,4 7,4
Consumo Medio (l/100 km) 1,6 6,8 1,7 1,7
Emisiones CO2 (g/km) 35 155 39 36

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche