Prueba

Prueba del Audi Q3 40 TFSI quattro: ¿el mejor Q3?

34 fotos

Ampliar

12 de mayo, 2020

Ponemos a prueba la versión de gasolina con 190 CV de la segunda generación del Audi Q3. ¿Es la más equilibrada de todas? Eso pretendemos responder a continuación...

Tras probar las versiones 35 TDI y 45 TFSI quattro, llega el turno de analizar al detalle el comportamiento del Audi Q3 40 TFSI quattro 2019, el que a priori se posiciona entre medias como la opción más atractiva en relación prestaciones/consumo. Es verdad que, en cuanto a este último aspecto, el 40 TDI de mismos 190 CV es en torno a 1,5 – 2 l/100 km menos tragón, pero también es cierto que el diésel es casi 1.000 euros más caro y que su mecánica es algo más perezosa que la de gasolina. En cualquier caso, la cifra 40 representa en la gama Q3 el equilibrio perfecto. Es hora de ver cuáles son las cualidades de este SUV compacto de Audi.

Visita la fábrica de Audi sin moverte de casa

Aunque este Q3 no se corresponde con la versión Sportback (para mí, la más seductora y deportiva), gana en estética con respecto a los demás Q3 gracias al acabado Black line edition y a las llantas de 19 pulgadas firmadas por Audi Sport que equipa de serie. Además, cuenta con el paquete S line, faros led, detalles en negro brillante, barras de techo, asientos deportivos, suspensión deportiva y un largo etcétera de sistemas tecnológicos que pasaremos a enumerar después.

Con qué modelos rivaliza el Audi Q3 40 TFSI quattro

Los competidores más directos de este SUV premium son el BMW X1 xDrive 20iA de 192 CV (o X2 con misma motorización) y el Mercedes GLA 250 4Matic 8G-DCT de 224 CV. Todos ellos montan un sistema electrónico de tracción total permanente. Con respecto al bávaro, el Audi es mucho más confortable, aunque un pelín menos dinámico. Si lo comparamos con el Mercedes, el de Stuttgart lo barre en cuanto a prestaciones por la diferencia de potencia y también porque es casi 100 kg más liviano. Además, curiosamente es más eficiente. Eso sí, en el Q3 se vislumbran unos ajustes mejor rematados y, en general, ofrece una sensación de calidad interior algo superior.

Videoprueba del Audi Q3 35 TDI 2019

Nuestra valoración: 7,7

Diseño 8

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Acabado Black line edition
  • Motor y transmisión
  • Calidades

Mejorable

  • Dirección muy asistida y poco comunicativa
  • Mucho Piano Black en el interior
  • Precio final de esta unidad

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: un Q3 muy pintón

Prueba del Audi Q3 40 TFSI quattro 2019 exterior.

34 fotos

Ampliar

Con respecto al Q3 35 TDI que examinamos en vídeo, que ya incorporaba el paquete deportivo S line, este Q3 incrementa su atractivo gracias al paquete Black line edition que añade llantas de 19 pulgadas Audi Sport; pasos de rueda, taloneras, barras de techo, carcasas de lños retrovisores, marcos de las ventanillas y parrilla Singleframe en negro brillante; cristales traseros oscurecidos y un color sólido de carrocería Naranja Pulso que no tiene sobrecoste y que le queda de cine.

Los faros son full led de serie y, como os contamos en la prueba del Q3 diésel, funcionan realmente bien tanto en función de cruce como en carretera, pero por algo menos de 900 euros se pueden equipar los Matrix led que cambian de forma automática según las condiciones y las necesidades del propio conductor. Ambas opciones led, eso sí, integran intermitentes delanteros y traseros dinámicos.

En cuestión de ajustes y calidades, el Q3 tiene bien marcado su origen premium y no admite crítica.

Interior: espacioso y moderno, tal y como lo conocíamos

Prueba del Audi Q3 40 TFSI quattro 2019 interior.

34 fotos

Ampliar

El interior no cambia en absoluto con respecto al diésel que ya examinamos. Siguen siendo protagonistas dos grandes pantallas: el Audi Virtual Cockpit, que puede ser de 10,25 o 12,3 pulgadas, como es el caso, hace las labores de cuadro de instrumentos digital y la pantalla central táctil de 10,1 pulgadas, desde donde se maneja lo relacionado con la navegación, sistema de infoentretenimiento, conectividad, etcétera.

El volante achatado en la parte inferior es opcional (cuesta 140 euros) y los asientos deportivos, que incorporan unos pétalos algo más marcados, sí vienen de serie con el acabado Black line edition. Tampoco es gratis el paquete interior S line, que puede añadir tapicería de cuero, Alcantara o tela; el anclaje Isofix delantero con desconexión de Airbag, la calefacción en los asientos y las inserciones del salpicadero en aluminio.

Como ya hemos comentado en otras pruebas del Q3, el acceso y el espacio es bueno (con la común excepción de la plaza trasera central), así como la visibilidad que proporciona el alto puesto de conducción. La verdad es que, pese a estar frente a un SUV compacto, el confort que ofrece a los ocupantes es bastante alto.

El maletero cubica 530 litros en disposición normal (o 675 litros con la segunda fila en su posición más adelantada) y puede llegar hasta los 1.520 litros de capacidad si abatimos los respaldos traseros.

Motor: caballos más que suficientes

Prueba del Audi Q3 40 TFSI quattro 2019 motor.

34 fotos

Ampliar

Lo decíamos al principio de la prueba. Esta mecánica que Audi denomina 40 TFSI quattro es, sin lugar a dudas, la más equilibrada en cuanto al binomio prestaciones/consumo de la gama Q3 en lo que a gasolina se refiere. No es que los 150 CV del 35 TFSI puedan quedar limitados en según qué condiciones, pero los 40 CV extra de este se notan y mucho. Eso sí, el diésel tiraría por tierra al gasolina en el supuesto de que su finalidad fuese recorrer kilómetros y kilómetros. De lo que no hay duda es de que los 230 CV del 45 TFSI quattro se van de madre… y además tienen una sed constante.

Esta unidad monta un bloque de cuatro cilindros y dos litros turboalimentado que desarrolla 190 CV de potencia entre las 4.200 y las 6.700 rpm y 320 Nm de par máximo entre las 1.500 y las 4.200 vueltas, lo que significa que prácticamente en todo el régimen de giro vamos a sacar tajada de un empuje suficiente incluso para mover el conjunto hasta arriba de peso. Pero no solo eso. La respuesta de este motor, a pesar de ser turbo, se asemeja a la de un atmosférico en el sentido de que podremos estirarlo hasta casi el corte de inyección y estaremos exprimiendo todo su caballaje sin perder rendimiento. Lógicamente esto no será necesario a menos que queramos disfrutar de una conducción algo más animada…

El motor se asocia a una rapidísima caja de cambios automática S tronic de doble embrague con siete relaciones (homóloga de la DSG) y al reputado sistema electrónico de tracción total quattro con embrague hidráulico Haldex, capaz de enviar parte del par motor desde el eje delantero al posterior. La transmisión acepta cambio manual por medio de levas o desde la propia palanca. Cuando queremos activar este modo secuencial, su respuesta es muy ágil y lleva a cabo las transiciones casi al instante. En el modo automático, sin embargo, se vuelve una caja más suave y eficiente.

Desde el menú Audi Drive Select, el conductor puede escoger entre varios modos de conducción (Auto, Confort, Dynamic, Offroad, Efficiency e Individual) que ayudan a configurar la respuesta mecánica para que vaya acorde a las circunstancias o a los requisitos de cada uno.

Comportamiento: sin tachas

Prueba del Audi Q3 40 TFSI quattro 2019 exterior.

34 fotos

Ampliar

Del comportamiento dinámico no hay mucho más que añadir a lo que comentamos en las pruebas del Q3 diésel y del Q3 Sportback. Destaca por un confort muy agradable que también puede ser suplido en ocasiones por una respuesta algo más dura y dinámica gracias al control electrónico de los amortiguadores. Como hemos dicho por activa y por pasiva, si queremos deportividad, lo que nos echa un poco para atrás es el tacto de la dirección. En conducción normal, tanto la precisión como la asistencia es la correcta. No obstante, si buscamos el punto pícaro del Q3, notamos una dirección demasiado artificial, muy poco comunicativa.

Por lo demás, todo perfecto. La carrocería se siente estable y con buen aplomo, no se acusan balanceos e inercias y la calidad de rodadura es altísima, incluso cuando afrontamos tramos con irregularidades en el asfalto.

En cuanto al equipo de frenos, cuenta con discos ventilados en el eje delantero y su función es francamente eficaz. El pedal tiene un buen tacto y la asociación que constituye con la transmisión a la hora de frenar o retener el conjunto es encomiable.

Consumo: rozando los dos dígitos

Prueba del Audi Q3 40 TFSI quattro 2019 exterior.

34 fotos

Ampliar

La cifra oficial de consumo, homologada bajo el ciclo WLTP, es de 8,7 l/100 km. Durante la prueba, como suele ser habitual, hemos registrado una media algo superior a esa (unos 10 l/100 km.) Sin embargo, a pesar de su potencia y de su peso (roza los 1.700 kg), sorprende que la diferencia no sea tan grande. ¿Que 10 litros no es mucho? -Diréis…- Bueno, tened en cuenta que estamos hablando de un coche de casi 200 CV… Además, es realmente difícil superar por mucho los 10 litros a los cien de media incluso si no vamos en el modo más eficiente posible y es bastante fácil reducir consumos si nos lo proponemos. Por tanto, sabiendo que en el depósito caben 60 litros de gasolina, obtendremos una autonomía cercana a los 600 km con cada llenado.

Rivales: rivales del Audi Q3 40 TFSI quattro

Vehículo

Audi Q3 40 TFSI Black line quattro S tronic

Bmw X1 xDrive 20iA

Mercedes-benz GLA 250 4Matic 7G-DCT

Volkswagen T-Roc 2.0 TSI Sport 4Motion DSG7

Precio Desde
49.937 €
Desde
42.050 €
Desde
50.100 €
Desde
37.194 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 7 marchas 8 marchas 7 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 190 192 211 190
Aceleración 0-100 km/h (s) 7,4 7,4 6,6 7,2
Consumo Medio (l/100 km) 7,3 6,3 7,4 6,6
Emisiones CO2 (g/km) 171 143 169 151

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche