Prueba

Videoprueba del Audi Q3 35 TDI S Tronic 150 CV

40 fotos

Ampliar

13 de junio, 2019

En esta ocasión ponemos a prueba la recién llegada segunda generación del Audi Q3 en versión diésel, con cambio automático y tracción delantera. ¿Es el mejor C-SUV 'premium'?

Hace algunos años era prácticamente impensable que un modelo sin historia alguna en el mercado lograra sobrepasar con creces el millón de unidades vendidas en poco más de un lustro. El primer Q3 nació para ser una alternativa más pequeña y económica que el Q5 y cuenta ya con ese palmarés a su favor. La segunda generación llega en un momento en el que la competencia en el segmento C-SUV premium es brutal. BMW X1 y X2, Mercedes GLA, Infiniti QX30, Jaguar E-Pace, Range Rover Evoque, Volvo XC40, Lexus UX… ¿Qué tiene que decir el producto de los cuatro aros frente a ellos? Después de haber realizado la prueba del Audi Q3 35 TDI, exponemos sus pros y sus contras.

Prueba ¡y videoprueba! del Audi A5 Sportback 3.0 TDI

El Audi Q3 35 TDI… ¿automático o manual?

El éxito de los todocaminos está favorecido, sobre todo, por la estética, por el espacio interior y por la cierta versatilidad que ofrecen. En este caso, el Q3 ha pegado un buen salto en cuanto a atractivo gracias al combo entre robustez y dinamismo. El apartado de habitabilidad y calidad interior también es positivo. Eso sí, si queremos la versión diésel de 150 CV con tracción total quattro, deberemos renunciar irremediablemente a la caja de cambios automática de doble embrague, uno de los componentes que más nos ha gustado.

Sin embargo, aunque en este coche hay muchos aspectos que relucen, nuestra unidad en concreto nos ha dejado algo fríos por un ruido de la mecánica que no es común ni en los motores de cuatro cilindros ni en los modelos de Audi. Además, pese a la efectividad de la dirección, el alto grado de asistencia no permite el feedback ideal que busca quien disfruta de la conducción. En cualquier caso, será mejor que entremos en más detalle a ver cómo es este nuevo Audi Q3. ¡Os dejamos con la videoprueba!

Fotos y vídeo: Javier Martínez

Nuestra valoración: 7,7

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 8

Destacable

  • Diseño exterior
  • Acabados del interior
  • Transmisión S Tronic

Mejorable

  • Rumorosidad del motor
  • Dirección poco comunicativa
  • Sin opciones ecológicas

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Gana en deportividad

El color de nuestra unidad de pruebas es el Gris Cronos y cuesta casi 1.000 euros.

40 fotos

Ampliar

Desde la primera generación del Audi Q3 han tenido mucha importancia algunos detalles deportivos en el exterior de este SUV, como la amplia parrilla Singleframe, que ahora es todavía más ancha y estilizada; las grandes entradas de aire que encontramos en el paragolpes (por cierto, simuladas); o los faros rasgados que le dotan de una mirada más bélica, más agresiva, y que incorporan tecnología led de serie desde el segundo nivel de equipamiento, el Advanced. De la iluminación hay que decir que funciona realmente bien, tanto en cruce como en carretera, aunque conviene saber que en opción se pueden equipar los excepcionales MatrixLed.

En el perfil es donde mejor se aprecia su aumento de longitud con respecto al anterior Q3. Ha ganado nada menos que 10 centímetros, alcanzando ahora los 4,48 metros. Casi 8 centímetros van directos a la batalla, lo que se va a traducir, como después veremos, en una mejor habitabilidad y en una mayor capacidad del maletero.

Las aristas, sobre las que encontramos a la altura de la cintura remarcando los pasos de rueda, también le dan un aspecto más musculoso. Dependiendo del acabado, veremos plásticos negros que enfatizan el carácter offroad o partes pintadas en el mismo color de la carrocería, como es el caso de esta unidad. En cuanto a las llantas, van desde las 17 hasta las 20 pulgadas. Estas de 18 vienen de serie en el acabado deportivo S-Line.

La zaga es quizá la parte más conservadora, aunque también se manifiestan cambios en la forma de los pilotos, que en esta unidad equipan los llamativos intermitentes dinámicos, y en el paragolpes. Ahora da la sensación de estar más despegado del suelo. En definitiva, de ser más todocamino.

En materia de ajustes y acabados, Audi no decepciona: todo da una sensación de coche premium.

Interior: Especialidad de la casa

El interior tiene un aspecto francamente bueno.

40 fotos

Ampliar

El acceso al interior es bueno y una vez dentro lo que más agradecemos es el espacio del que nos aprovechamos con el crecimiento de las cotas exteriores. La primera impresión es agradable. Todo nos da sensación de calidad y desde un primer momento nos damos cuenta de que la tecnología es un aspecto que no echaremos en falta. Al menos, no en este acabado que es de los más altos.

Todo el salpicadero está en disposición horizontal y en él la protagonista es la pantalla táctil de 10,1 pulgadas con un sistema de infoentretenimiento que permite todo tipo de conectividad y que incorpora uno de los mejores sistemas de navegación del mercado. Prácticamente todo lo que refleja la pantalla central también se puede visualizar en el cuadro de instrumentos gracias al fantástico Audi Virtual Cockpit que también equipa de serie esta unidad.

En cuanto a la ergonomía todo son elogios, con mandos y botones que quedan muy a mano y que tienen un tacto exquisito. Esto, al igual que los buenos ajustes y los materiales de calidad que encontramos tanto dentro como fuera, ya es algo habitual en Audi desde hace mucho tiempo… Bien, en el interior de este Q3 no vamos a encontrar la clase y la pulcritud que encontraríamos en un Q7 o en un A8, pero no hay crítica posible.

Sólo podemos decir que no nos gusta una única cosa, y es la moldura esta en negro piano que recorre casi todo el puesto del conductor y que no puede configurarse de otro modo. Por lo demás, perfecto: el volante tiene un grosor y un tacto muy agradables (con la zona inferior achatada, sí, pero de serie viene redondo); los asientos son cómodos y cuentan con unos pétalos laterales que ni aun siendo anchito de huesos molestan; la visión es inmejorable y además ciertos elementos, como el agarradero y el tirador de las puertas, le dan un toque moderno. En este aspecto, Audi destroza a sus otros rivales alemanes.

Las plazas traseras también permiten que viajemos cómodos en todos los sentidos. Alguien de alrededor de 1,80 metros irá sentado con bastante desahogo en las plazas laterales. En la central, lo único que molestará un poco será el túnel de transmisión. Aun así, el confort es mejor que en un Lexus UX, que en un Evoque, que en un X1 o que en un GLA.

El maletero pasa de cubicar 460 litros a 530 litros. Además, con la segunda fila en su posición más adelantada alcanza los 675 litros y si optamos por abatir los respaldos, supera los 1.520.

Motor: Nada de downsizing

El motor de dos litros y 150 CV responde y se estira con contundencia.

40 fotos

Ampliar

La versión que estamos conduciendo es la que Audi llama 35 TDI S Tronic. Evidentemente delante de nosotros no llevamos un motor de 3,5 litros de cilindrada, sino un 2.0 turbodiésel de cuatro cilindros que desarrolla 150 CV y 340 Nm de par.

Es un motor que se estira bien, que ofrece su poderío de forma lineal y que, sobre todo, mueve con mucha contundencia y facilidad los más de 1.650 kg de este Q3. Pese a ser el motor más básico y menos potente de la gama, compartiendo cifra de potencia con una mecánica 1.5 de gasolina, es seguramente la opción más acertada para quien vaya a hacer un uso diario del coche, ya que funciona muy bien en todos los entornos y es el que menos gasta. No obstante, desde que arrancamos el motor apreciamos una rumorosidad que se acusa en aceleraciones y que no es propia de lo que Audi nos tiene acostumbrados.

Como su nombre indica, este bloque se asocia a un fantástico cambio automático S Tronic de doble embrague y siete relaciones que hace unas transiciones rápidas, suaves y que, además, cuando optamos por el modo manual, es súper obediente. El mismo motor diésel está disponible con cambio manual de seis marchas y tracción quattro (este sólo es delantera), pero dado el buen funcionamiento de este y que el salto de precio no es abismal, yo me decantaría por el automático.

Comportamiento: Muy cómodo; un coche de diario

Imágenes dinámicas del Audi Q3.

40 fotos

Ampliar

En cuanto al chasis y su respuesta, hay que destacar que esta unidad monta de serie el sistema Audi Drive Select y la suspensión opcional de dureza variable, que cambia según el modo de conducción seleccionado (Eco, Confort, Offroad, Auto, Dynicamic o Individual.) Realmente, en la mayoría de ellos, con excepción del deportivo, está orientada a ofrecer el máximo nivel de confort a sus ocupantes y, en este sentido, no tiene nada que reprochar.

Es un coche muy apto a la hora de encarar kilómetros y kilómetros de autovía, como también lo es en ciudad o en lugares más revirados. En conducción deportiva, aunque no produce demasiados balanceos e inercias, sí está un punto por detrás del X2.

El Audi Drive Select también actúa sobre el motor, volviéndolo más directo o más pasivo en la respuesta del acelerador, y sobre la dirección que, en los modos más comunes, se muestra muy directa pero demasiado asistida y poco comunicativa. Los frenos son muy eficaces, el pedal tiene un buen tacto y su asociación con la transmisión en retenciones es perfecta.

Equipamiento: La tecnología es protagonista

El Audi Virtual Cockpit es una auténtica maravilla.

40 fotos

Ampliar

El equipamiento de este Q3 es muy completo, aunque hay que tener en cuenta dos factores: uno, que se trata del acabado anterior al tope de gama, disponible desde 44.000 euros de precio base, y dos, que varios sistemas como el acceso y arranque sin llave, el asistente de aparcamiento con cámara trasera, el control de crucero adaptativo, el reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de descenso o los retrovisores exteriores electrónicos tienen sobrecoste. En cualquier caso, en tecnología y en seguridad, va servido.

Contamos de serie con Audi Virtual Cockpit, pantalla de 10,1 pulgadas, navegación, conectividad, llantas de 18 pulgadas, paquete visual deportivo, volante achatado y Audi Drive Select, entre otros.

Consumo: Altísima autonomía

El Q3 es la antesala al Q5.

40 fotos

Ampliar

El consumo registrado durante nuestra semana de pruebas en autovía se estabiliza en los 6l/100 km con el control de crucero puesto a 120 km/h. En convencionales, podemos rebajar la cifra hasta los 5,5 l/100 km siempre que no haya puertos o ascensos pronunciados y en ciudad rondaremos los 7 u 8 litros, según las circunstancias del tráfico. Con estos números y un depósito de 60 litros, la autonomía media se fijará entre los 850/900 km, una cifra sensacional en un C-SUV.

Rivales: Rivales del Audi Q3

Vehículo

Audi Q3 35 TDI S line S tronic 110kW

Bmw X1 sDrive 18dA Business

Mercedes-benz GLA 200d 7G-DCT

Volkswagen T-Roc 2.0TDI Sport DSG7

Precio Desde
43.932 €
Desde
40.141 €
Desde
37.825 €
Desde
32.620 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio - 8 marchas 7 marchas 7 marchas
Potencia (CV) - 150 136 150
Aceleración 0-100 km/h (s) - 9,4 9,1 8,8
Consumo Medio (l/100 km) - 4,6 5,5 4,6
Emisiones CO2 (g/km) - 121 147 123

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche