Prueba

Prueba Audi A6 45 TDi 2019

73 fotos

Ampliar

28 de octubre, 2019

Las berlinas no levantan cabeza y sus ventas no paran de caer mientras suben las de los SUV. Una lástima, porque este Audi A6 es mejor que los SUV equivalentes, más cómodo, más seguro y con unos consumos mucho más eficientes.

Audi presentó la nueva generación del Audi A6 algunos meses después de lanzar el Audi A8 que pudimos probar y eso tiene la ventaja de que el «hermano menor» ha podido beneficiarse de la tecnología presentada en el mayor. En esta prueba del Audi A6 45 TDi nos queda claro que su tecnología y su confort de marcha no envidia demasiado al del A8, ni tampoco su imagen, con una estética muy parecida.

Esta versión monta el motor diésel V6 de 3 litros de cilindrada con tecnología de baja hibridación (gracias a la cual consigue la etiqueta Eco de la DGT) y con sus 231 CV ofrece un excelente rendimiento, no sólo en prestaciones, también en consumos. Gracias a esta excelente combinación de confort, prestaciones y consumos, este Audi A6 es una de las mejores berlinas para recorrer largas distancias que hay en el mercado actualmente.

El Audi A6 45 TDi frente a sus rivales

Como principales rivales de esta berlina hemos elegido a los dos que no faltan nunca cuando se nombra al «sota, caballo y rey» de las berlinas de lujo en Europa: el BMW Serie 5 y el Mercedes Clase E. Como alternativa a ellos está el Volvo S60, un coche que supera a los tres alemanes en cuanto al confort de sus asientos y la presentación del habitáculo, mucho más acogedor, aunque pincha en la calidad de algunos materiales y en algunos aspectos de la fiabilidad de su electrónica.

Frente al BMW Serie 5, el A6 ofrece unas plazas traseras más confortables y un rodar más cómodo, estando muy igualado en los demás aspectos.

A la hora de compararlo con el Clase E de Mercedes, el Audi gana en algunos materiales del interior y en no abusar tanto de los plásticos negros «madera de piano», pero el diseño del Audi es, aunque esto es cuestión de gustos, demasiado conservador comparado con el del Mercedes, que, además, ofrece un sistema multimedia más cómodo de manejar gracias a su formidable asistente de comandos por voz.

En cuanto a prestaciones y rendimiento, los tres modelos alemanes están muy parejos y el Volvo no puede competir con ellos en prestaciones ni en consumos, algo peores que los de sus rivales.

Nuestra valoración: 8,0

Diseño 7

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 10

Destacable

  • Consumos muy bajos
  • Confort de viaje
  • Reacciones seguras

Mejorable

  • Demasiado plástico interior
  • Tapa del maletero pequeña
  • Demasiado calzado

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: ¿Es un A8?

El Audi A6 tiene unas formas elegantes por las que no pasa el tiempo.

73 fotos

Ampliar

Desde la primera generación del A6 (si exceptuamos la que nació como Audi 100 para ser rebautizada como A6 con un ligero lavado de cara), el techo formando un arco continuo hasta el cristal de custodia es una seña de identidad que ha caracterizado a las berlinas de Audi y que se mantiene en esta nueva generación.

Estéticamente cuesta diferenciar un Audi A6 de un A8 en la actualidad, salvo por el tamaño y la forma de las luces traseras, continuas de lado a lado en el hermano mayor.

Para algunos gustos, esta continuidad en el diseño y que todos los Audi se parezcan tanto pero a diferentes escalas es un punto negativo, otros, en cambio, ven claramente un aire de familia en ello y, no nos engañemos, también pasa lo algo muy similar con la mayoría de sus principales rivales.

El nuevo frontal es más rotundo que nunca, con una enorme calandra y unos faros muy rasgados que le dan un aspecto moderno al Audi A6 pero sin resultar demasiado estridente, no podemos olvidar que la mayoría de sus clientes potenciales son de gustos clásicos.

Los faros delanteros son matrix led y tienen una buena iluminación, además de funcionar bastante bien el asistente de luz de carretera y la función adaptativa.

En la vista lateral le sientan bien las nervaduras sobre los pasos de rueda delanteros y traseros, que hacen que parezca más ancho y estilizado, además de darle algo de rigidez a los paneles de chapa.

Las enormes llantas de 20 pulgadas tienen un diseño llamativo, aunque no son muy fáciles de limpiar y sus enormes neumáticos son propensos a «flotar» cuando llueve, algo que pude comprobar en una semana con bastante lluvia durante los viajes y pruebas. Calzado con unas 255/40-20, en seco tienen un elevado nivel de adherencia, pero con lluvia son mucho más ineficaces que una medida más razonable.

La parte trasera está definida por unos grandes grupos ópticos que son muy visibles por su superficie y por ir colocados muy elevados, además de por la iluminación de sus led.

El toque sport lo pone un paragolpes con unas falsas salidas de escape colocadas en los extremos que hacen que parezca más ancho y pegado al asfalto.

La calidad de acabados, la pintura, ajustes y materiales no admite crítica y está a un alto nivel, acorde con su precio.

Interior: Atractivo, pero demasiado plástico

Los asientos S Line tienen una ergonomía excelente.

73 fotos

Ampliar

Si por fuera es una especie de A8 algo más compacto, dentro sucede lo mismo pero con menos diferencia de tamaño. Ante nosotros se extiende prácticamente el mismo salpicadero, con la misma instrumentación (con el Virtual Cockpit) y las mismas pantallas del sistema multimedia y de control secundario (climatización, teclado táctil, etc) de tipo háptico que en su hermano mayor.

El Audi A6 ha heredado casi toda la tecnología de su hermano mayor y también gran parte del diseño del habitáculo, en el que encuentro demasiado plástico, aunque todo ajusta bien y no hay ruidos parásitos.

El diseño general es algo sobrio y resulta más llamativo por la noche gracias a la iluminación ambiental, que podemos regular en intensidad y en color para adaptarlo a nuestros gustos.

Los asientos del pack S-Line son excelentes. Sujetan bien el cuerpo, tienen un mullido que evita que nos fatiguemos y estéticamente también son muy atractivos. Gracias a su ergonomía, su cantidad de reglajes y la columna de dirección regulable, el conductor de este A6 enseguida se siente comodísimo a sus mandos.

Las plazas traseras son también muy cómodas, con un acceso diáfano gracias a las grandes puertas que, además, abren casi 90º. Una vez dentro el espacio para las cabezas y las piernas sobra y 2 adultos viajan con prácticamente el mismo confort que los delanteros. Si usamos la plaza central, más que la anchura (que no está mal), el problema para mantener el confort es que no tendrá mucho espacio para los pies debido al alto túnel central y que ni el asiento ni el respaldo están configurados para 3 cuerpos sino para dos y un apaño.

El maletero tiene unas buenas dimensiones y podemos abatir los respaldos traseros, pero, como en todas las berlinas de 3 volúmenes, la tapa del maletero es pequeña y habrá bultos que caben dentro pero «no pasan por la puerta».

Motor: Una maravilla

El motor diésel con el cambio automático de 8 marchas obtiene un rendimiento excelente.

73 fotos

Ampliar

La mayoría anda todavía despistada con las nuevas nomenclaturas de Audi y me siguen preguntando sorprendidos «¿eso lleva un v8 de 4,5 litros?», pero no, lo de 45 ya no hace referencia a la cilindrada sino al rango de potencia, y éste está entre los 200 y los 250 CV y es diésel, de ahí lo de 45 TDi.

En realidad se trata de un bloque V6 con 3 litros de cilindrada y un sistema de baja hibridación que permite 3 cosas, principalmente:

  •  Reducir las emisiones y consumos homologados
  • Arranques y paradas más suaves
  • Mejor respuesta en aceleración

Además, gracias a este sistema, en España este Audi A6 se beneficia de las ventajas administrativas de ser considerado un coche Eco, aunque sea diésel y sus emisiones de CO2 sean de 145 g/km.

El sistema de baja hibridación consta de una máquina eléctrica reversible que funciona como un motor eléctrico si le damos corriente (y así puede darle un empujoncito al diésel cuando aceleramos o ponerlo en marcha cuando vamos rodando «a vela») o como un generador cuando se mueve arrastrado por el giro del motor diésel.

De este modo, el Audi A6 45 TDi circula en muchas ocasiones con el motor diésel apagado cuando llaneamos o bajamos una leve pendiente y consume menos cuando le exigimos aceleración. Además, aprovechamos la energía cinética en las frenadas para recargar con más eficiencia las baterías del coche.

Este motor entrega algo más de 230 CV y los reparte entre las 4 ruedas gracias al sistema de tracción Quattro y a una caja de cambios convencional con convertidor de par bloqueable, 8 marchas y función de rueda libre.

Todo el sistema cinemático está optimizado para reducir las pérdidas por arrastres, incluso separa ligeramente las pastillas de freno de los discos para eliminar rozamientos y que el coche tenga más inercia y mantenga la velocidad consumiendo menos energía.

Todo sucede sin que el conductor perciba ni vibraciones ni cosas raras mientras conduce. Sólo si miramos el cuentavueltas nos daremos cuenta de que el coche va con el motor apagado. Los arranques son instantáneos.

El conductor puede elegir entre varios modos de funcionamiento del Audi A6 que varían ligeramente la respuesta del acelerador, caja de cambios, reparto de tracción y suspensión para destacar la economía de funcionamiento, la deportividad, el confort o fijar nosotros los parámetros que más nos gustan de manera individual.

El sistema de tracción total es muy eficaz variando el par que envía a cada eje. Además de reaccionar a lo que sucede, también se prepara antes y, por ejemplo, varía el reparto cuando detecta que llevamos un remolque o si estamos saliendo de parado en una rampa.

Comportamiento: Seguro y confortable

La carrocería balancea bastante, pero vamos por donde le mandamos con el volante.

73 fotos

Ampliar

Conseguir el máximo confort ha sido la clave para los responsables del desarrollo de este Audi A6. Las suspensiones están claramente enfocadas a mantener aislados a los pasajeros de las imperfecciones del trazado, pero cuenta con algunos gadgets para que siga siendo eficaz y seguro, como el sistema de dirección en las cuatro ruedas.

Gracias a este sistema, el Audi A6 sorprende por su agilidad en el tráfico urbano, donde no te acabas de creer que puedas girar entre columnas más fácilmente que con un utilitario pese a su envergadura. El truco está en que a baja velocidad las ruedas traseras viran contrarias a las delanteras, de manera que el coche tiende a girar sobre su propio eje, con un radio de giro mínimo. Esto hace que podamos aparcar aunque apenas sobre medio palmo por delante y por detrás del coche.

En ciudad es muy cómodo gracias a la suspensión de tarado suave que nos aisla por completo de los baches, tapas de alcantarilla, bandas reductoras de velocidad… y, sobre todo, por el buen aislamiento acústico y el cambio automático. Estas cualidades nos quitan mucho estrés en cada atasco.

Cuando salimos a carretera, el Audi A6 45 TDi resulta muy agradable por la respuesta al acelerador, que proporciona unos adelantamientos seguros en todo momento. La dirección tiene un buen tacto, aunque el coche se siente pesado y balancea lo suyo, la trayectoria es la correcta.

En autopista y autovía es como viajar en un tren. A alta velocidad el eje trasero vira sus ruedas en el mismo sentido que las delanteras. Esto reduce la guiñada del coche y, además de evitar algo de balanceo, hace menos bruscas las maniobras de cambio de carril.

El paso por curva rápida es muy seguro y en todo momento nos inspira mucha confianza a sus mandos, salvo cuando la calzada está muy mojada por la lluvia. Las enormes ruedas se convierten en flotadores rápidamente y, aunque nos mantengamos a los límites legales, notamos como flota al pasar por algunos charcos y roderas que se forman en las autopistas y autovías, algunos de ellos muy peligrosos porque suelen estar, precisamente, provocados por los peraltes de las curvas, que hacen que el agua atraviese la calzada por la pendiente justo cuando estamos en pleno giro.

Una medida de neumático más razonable mejoraría notablemente el comportamiento y la seguridad si vas a conducir por zonas donde sea frecuente la lluvia.

Por desgracia, en esta ocasión no tuve oportunidad de someter al coche al ensayo de esquiva y frenado de emergencia en el circuito, al estar ocupada la pista de A Pastoriza y PTC Escuela con la selección de pilotos durante la jornada de pruebas de este A6, pero en ningún momento noté nada extraño que me haga sospechar que los resultados en ellas fuesen a ser negativos.

En definitiva, el Audi A6 45 TDi ha demostrado ser un infatigable viajero con el que rodar seguro, con una conducción fácil, mucho confort para sus pasajeros y unas reacciones nobles en todo momento. Un coche para tirar millas cómodo y seguro.

Equipamiento: El límite es tuyo

El equipamiento es tan completo como queramos.

73 fotos

Ampliar

Tratándose de un Audi y de una gama de la mitad superior de la tabla, está claro que el equipamiento de este coche está a primer nivel, eso sí, si lo pagamos.

Como puedes ver en la ficha técnica adjunta, la dotación de serie de esta versión es muy completa y todavía se puede añadir casi todo lo que nos imaginemos y podamos pagar. Además, al tratarse de un modelo que no hace mucho que ha llegado al mercado, dispone de elementos de última generación, sobre todo en materia de seguridad pro-activa, asistentes avanzados a la conducción y conectividad.

En cuanto a seguridad, el Audi A6 dispone de un eficaz sistema de mantenimiento en el carril, alerta de colisión con frenado de emergencia, control de crucero adaptativo (no sólo a la velocidad del vehículo que nos precede, también a la genérica de la vía y del tramo por el que estemos circulando), sensores de ángulo muerto, alerta de fatiga…

También en materia multimedia está a la última, aunque aquí va un paso por detrás del verdadero líder del mercado, que es Mercedes. En Audi han pensado que era mejor interfaz para el usuario una pantalla háptica sobre la que escribir y con reconocimiento de escritura y, aunque también tiene un sistema de reconocimiento de voz, el que emplea Mercedes con un asistente tipo Alexia para todo, es más fácil de manejar y más rápido, por ejemplo, para localizar una canción de una carpeta de nuestro móvil.

Respecto al apartado de confort, nada que echar de menos en este Audi. El sistema de climatización es muy eficaz y es fácil que cada uno de sus cuatro pasajeros viaje a la temperatura que desea. Dispone de muchas salidas de aire y de mandos para seleccionar la temperatura de cada zona de forma individual.

Las puertas tienen un cierre asistido de manera que, aunque no hayamos cerrado la puerta correctamente, él mismo se encarga de engastar el segundo bloqueo y que todas las puertas queden completamente cerradas y aseguradas.

Para conocer más en detalle el generoso nivel de equipamiento y las opciones y sus precios, lo mejor es que eches un vistazo a la lista adjunta en la ficha técnica.

Consumo: Autonomía abismal

Los consumos son excelentes para un coche de este tamaño y prestaciones.

73 fotos

Ampliar

Sorprende encontrarse unos consumos menores en un coche que tontea con las dos toneladas, calza unos neumáticos enormes y tiene unas buenas prestaciones que en un utilitario, pero así ha sido en esta prueba.

Aunque no se consiguen los consumos oficiales, no se distancia mucho de ellos, salvo en ciudad, donde los 6,1 l/100 km homologados se van hasta los 7 l/100 km reales durante la prueba.

En carretera, gracias a la función que apaga el motor cuando vamos «a vela» y la excelente aerodinámica es fácil conseguir las medias de 5,1 l/100 km, un valor que sólo sube hasta los 6 l/100 km en el caso de subir la velocidad hasta 120 km/h en autovía.

Con un depósito de 63 litros y estos consumos, es fácil superar los 1.000 km de autonomía con el Audi A6 45 TDi.

Rivales: Rivales del Audi A6 45 TDi 2019

Vehículo

Audi A6 45 TDI Design quattro Tiptronic

Bmw 530e xDrive

Mercedes-benz E 350d 9G-Tronic

Volvo S60 T5 Business Plus Aut.

Precio Desde
67.366 €
Desde
66.100 €
Desde
65.300 €
Desde
45.100 €
Combustible Diesel Híbrido Enchufable Diesel Gasolina
Cambio 8 marchas 8 marchas 9 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 231 252 286 250
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,5 6,7 5,7 7,1
Consumo Medio (l/100 km) 5,6 2,1 5,2 6,6
Emisiones CO2 (g/km) 145 47 138 152

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche