Prueba del Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo 200 CV, un regreso por la puerta grande

Prueba del Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo 200 CV, un regreso por la puerta grande

29 junio, 2017

Nos ponemos a los mandos del Alfa Romeo Giulia con el motor de gasolina de 2 litros y 200 CV. Se trata de una berlina de corte deportivo que destaca por su precioso diseño y un comportamiento dinámico excelente. ¿Quieres saber más? Pues no te pierdas la prueba.

Nuestra valoración: 7,7 Notable

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 8

Notable

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 6

Bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño
  • Postura de conducción
  • Comportamiento

Mejorable

  • Acceso a las plazas traseras
  • Pantalla del sistema multimedia pequeña
  • Equipamiento justo

El grupo FCA (Fiat Chrysler Automobiles) ha decidido apostar fuerte por Alfa Romeo y aquí el Giulia juega un papel clave, ya que es la primera piedra, sin contar el espectacular Alfa Romeo 4C,  de un proyecto que tiene previsto lanzar 7 nuevos modelos hasta 2020. El Alfa Romeo Giulia y el reciente Alfa Romeo Stelvio, el primer SUV de la firma italiana, son los dos  primeros modelos de este ambicioso plan que han llegado al mercado, y los seguirán el lanzamiento de una berlina de mayor tamaño y un SUV compacto. El objetivo no es otro que relanzar la marca y, al contrario de lo sucedido con Lancia, recuperar el esplendor perdido o, al menos, aletargado estos últimos años.

A las marcas de coches las encanta tirar de archivo para sacar a relucir sus hitos del pasado, modelos con los que marcaron época o tecnologías en las que fueron pioneras,  y presumir con orgullo de tradición e historia. Pues bien, esta marca italiana posee uno de los legados más ricos en el mundo de la automoción y a él ha recurrido para denominar a su nueva berlina. Con el Alfa Romeo Giulia, que supone el regreso de la marca al segmento de las berlinas, la firma rinde tributo a todo ese legado y, una vez más, vuelve hacer lo que mejor sabe: aunar tradición, belleza y sensaciones al volante.

El Alfa Romeo Giulia cuenta con un diseño que entra por los ojos, un interior que, salvo por algunos detalles, está a la altura de las circunstancias y un puesto de conducción y comportamiento que nos recuerda el ADN deportivo de la marca.

Las sensaciones, tras esta prueba del Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo 200 CV de gasolina, son muy buenas. El coche puede pecar en algunos aspectos, pero es uno de esos vehículos al que, si te engancha, le perdonarás todo. El propietario lo defenderá a capa y espada y lo conducirá con una sonrisa, mientras ve cómo el vecino saca de su plaza esa insulsa berlina germana que todo el mundo le dijo que debía comprar.

Rivales del Alfa Romeo Giulia

El Alfa Romeo Giulia tiene su punto de mira puesto en el triunvirato alemán (A4, Clase C y Serie 3), absoluto dominador de la categoría, y en el Jaguar XE. Sí, has leído bien, la berlina de Alfa Romeo puede mirar de tú a tú a las berlinas de marcas premium, porque cuenta con los argumentos necesarios para plantarles cara: diseño, prestaciones, calidad…

Además de los tres modelos alemanes y el pequeño felino, las berlinas japonesas, con el Lexus IS y el Infiniti Q50 a la cabeza, también se posicionan como buenas alternativas al Giulia. Asimismo, no hay que olvidarse de modelos como el Volkswagen Passat, la que muchos consideran la apuesta segura por su equilibrio entre precio y calidad, o el Mazda 6, una berlina que en su última generación dio un enorme salto de calidad para situarse más cerca de los modelos premium.

Diseño Alfa Romeo marca la diferencia

El Alfa Romeo Giulia mide 4,63 metros de longitud.
El Alfa Romeo Giulia mide 4,63 metros de longitud.
Ampliar

Las berlinas tradicionales de tres volúmenes son un segmento en decadencia debido, en gran medida, al empuje de los SUV. A mí, sin embargo, siguen siendo una de las carrocerías que más me suelen gustar y, a pesar del descenso de las ventas, en los últimos tiempos han llegado propuestas muy interesantes en el apartado estético. El Renault Talisman y el Opel Insignia Grand Sport han sido los últimos en aterrizar en el mercado. Por otro lado, tenemos la vuelta del felino al segmento de las berlinas pequeñas con el Jaguar XE, la incombustible Serie 3 de BMW y el Mercedes Clase C.

Frente a todos estos modelos, el Alfa Romeo Giulia aporta el inconfundible sello personal de la marca italiana con un diseño muy atractivo que admite pocos reproches. En el frontal, nos encontramos la característica parrilla triangular de la marca, una constante desde hace más de 60 años, escoltada por dos generosas entradas de aire y unos faros de mirada muy deportiva.

En la vista lateral, el Alfa Romeo Giulia presenta una imagen muy fluida y dinámica en la que llama la atención el alargado y plano capó y los cortos voladizos. Desde el acabado de serie, monta llantas de aleación de 16 pulgadas, pero, en la unidad probada, contábamos con unas de 18 pulgadas y precioso diseño que tienen un sobrecoste de casi 1.000 euros. Además, quedan muy expuestas a posibles golpes. Una de las peculiaridades del Giulia es la asimetría en las medidas de sus neumáticos, ya que en el eje delantero teníamos unas gomas de medidas 225/45 R18, mientras que en el eje trasero eran de 255/40 R18.

La zaga es la parte que me ha decepcionado. No es que no resulte atractiva, pero es demasiado “normal” para tratarse de un Alfa Romeo. Si echas la vista atrás y recuerdas, por ejemplo,  el 156 o 155, sabrás a lo que me refiero. Aquellos modelos tenían una vista trasera muy característica y personal, diferente a la de la competencia.

Lo bueno de las versiones “normales” del Giulia es que, salvando las distancias, no desmerecen frente a la variante Quadrifoglio, la más radical de toda la gama, que cuenta con un motor de 510 CV firmado por Ferrari. Es decir, no será necesario recurrir a costosos kits estéticos para mejorar el exterior del vehículo.

Pero un coche no es solo estética y, en este sentido, el nuevo Alfa Romeo Giulia no defrauda. Tienes la sensación de estar ante producto de calidad, no hay nada que desentone y, por ejemplo, el tacto de los tiradores o el sonido al cerrar las puertas certifican que estamos ante un producto en el que se ha puesto cuidado a la hora de fabricarlo.

Por último, el Alfa Romeo Giulia mide 4,63 metros de longitud, 1,86 metros de ancho y 1,42 metros de alto. Además, cuenta con una generosa batalla de 2,82 metros.

Interior Claroscuros en el interior del Alfa Romeo Giulia

El interior del Alfa Romeo Giulia en rojo resulta muy atractivo.
El interior del Alfa Romeo Giulia en rojo resulta muy atractivo.
Ampliar

Al igual que en el exterior, Alfa Romeo ha preparado para el interior del Giulia un diseño que lo separa de las “aburridas” berlinas alemanas. Atractivo visualmente, cuenta, en general, con materiales de calidad. Además, los ajustes son buenos y la ergonomía está perfectamente estudiada para que el conductor se sienta cómodo y tenga todo a su alcance.

Una de las cosas que más me ha gustado es el material empleado en la parte baja de la consola central, ya que la marca italiana ha huido del tan de moda plástico negro brillante y ha optado por, según las versiones, la madera o un acabado mate de aspecto metálico como el que puedes ver en las fotos. Sin embargo, el mando que activa los diferentes modos de conducción (DNA) podría tener un tacto y aspecto de mayor calidad, al igual que la palanca del cambio automático, que presenta unas rebabas inaceptables en un producto de este precio.

Otro de los elementos que no me ha gustado del interior del Alfa Romeo Giulia es la pantalla del sistema multimedia. Está perfectamente integrada en el conjunto y eso es de agradecer, pero no es táctil (se maneja con un joystick parecido al de BMW) y, con mucha luz exterior, produce reflejos y hace más difícil su lectura. Además, la marca ofrece dos tamaños: 6,5 y 8,8 pulgadas. La más pequeña, que era la que incorporaba la unidad de pruebas del Alfa Romeo Giulia, se antoja escasa para el espacio disponible, el diseño del salpicadero y la categoría del vehículo. En mi opinión, no debería estar disponible si ya se ofrece de serie la de 8,8 pulgadas.

Por su parte, el panel de instrumentos cuenta con un diseño atractivo y es perfectamente legible. Además, entre las esferas del velocímetro y el cuentarrevoluciones, encontramos una pantalla de buen tamaño que nos proporcionará abundante información. Eso sí, no podremos contar con los modernos paneles totalmente digitales que permiten, por ejemplo, implementar el navegador y que sí ofrecen algunos de sus rivales.

En cuanto a espacio, las plazas delanteras son amplias y las traseras cuentan con espacio más que suficiente para las piernas. Sin embargo, la escasa anchura y el notable túnel central harán muy difícil el trayecto a un tercer pasajero. La cota de altura también se podría mejorar, al igual que el acceso, ya que tanto al salir como al entrar nuestro pie chocará con el pilar central y la cabeza, con el techo.

El maletero cubica 480 litros, lo que lo sitúa en la media del segmento. Cuenta con formas regulares, pero las reducidas dimensiones de su boca de carga dificultarán la introducción de objetos voluminosos. Además, la posibilidad de plegar los asientos para aumentar la capacidad de carga no existía en el Giulia de la prueba, ya que este elemento forma parte de la lista de extras del modelo y nuestra unidad no contaba con él.

Motor La opción ideal

El motor de gasolina de acceso cuenta con 2 litros de cubicaje y 200 CV de potencia.
El motor de gasolina de acceso cuenta con 2 litros de cubicaje y 200 CV de potencia.
Ampliar

En esta ocasión, y tras probar el Alfa Romeo Giulia 2.2 diésel de 180 CV, nos hemos puesto a los mandos de la que se podría considerar su alternativa de gasolina. En principio, las variantes diésel son las más demandadas, pero poco a poco las mecánicas de gasolina vuelven a ganar adeptos, por lo que el Alfa Romeo Giulia 2.0 T de gasolina nos parece una excelente opción.

Para la prueba hemos contado con el bloque de gasolina de acceso a la gama. Se trata de un motor de cuatro cilindros turboalimentado y con distribución variable que desarrolla 200 CV de potencia y entrega un par máximo de 330 Nm a 1.750 rpm. Con esta mecánica, el Alfa Romeo Giulia acelera de 0 a 100 m/h en 6,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h.

A diferencia de la variante diésel de 180 CV, cuyas prestaciones nos dejaron algo fríos, la versión de gasolina de 200 CV ha cubierto nuestras expectativas con unas sensaciones totalmente acordes a la cifra de potencia anunciada en su ficha técnica. De hecho, la contundente respuesta del motor desde parado, así como su progresivo empuje, nos dan la sensación de estar ante una mecánica aún más potente. En cualquier caso, el funcionamiento del motor 2.0 Turbo destaca sobre todo por su suavidad, con un nivel de rumorosidad muy atenuado y unas vibraciones inexistentes desde el habitáculo.

El Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo está asociado en exclusiva a un cambio automático por convertidor de par de ocho relaciones. El funcionamiento de esta transmisión es exquisito por la suavidad con la que inserta las marchas y por la rapidez con la que lo hace. Además, si decidimos manejarlo en modo secuencial, el cambio es totalmente obediente y, aunque llegues al corte de inyección, no subirá de marcha si tú no se lo ordenas.

El modo secuencial admite dos formas de manejo: a través de la propia palanca o con unas levas. A diferencia de lo que hace, por ejemplo, el grupo VAG en sus transmisiones automáticas, el cambio del Giulia sube de marcha tirando hacia abajo de la palanca y reduce empujándola hacia arriba. Esto, bajo mi punto de vista, es lo más natural y adecuado, porque, cuando aceleras, el cuerpo se desplaza hacia atrás y cuando frenas hacia delante. Por otro lado, Alfa Romeo ha diseñado unas levas de enorme tamaño que van fijas a la columna de la dirección, es decir, no giran solidarias con el volante. Las levas del cambio son, en la mayoría de los casos, un reclamo más que algo que vayan a utilizar la gran mayoría de conductores, pero no por esa razón Alfa Romeo ha querido “engañar” a los clientes con unos tiradores pequeños y poco prácticos. Las levas del cambio del Alfa Romeo Giulia son como deberían ser todas: muy grandes y fáciles de accionar.

En definitiva, la obediencia del cambio y las levas no son más que otra muestra de la deportividad que Alfa Romeo ha querido imprimir a su nueva berlina de tracción trasera.

Comportamiento Giulia, una berlina de carácter deportivo

Con el Giulia, Alfa Romeo ha vuelto a la tracción trasera.
Con el Giulia, Alfa Romeo ha vuelto a la tracción trasera.
Ampliar

Da igual que se trate de un SUV, una berlina, un monovolumen o un utilitario, los fabricantes siempre, o en muchos casos, tratarán de “colarnos” la palabra deportividad, en cualquiera de sus formas, asociada a sus modelos. La razón es muy sencilla: la deportividad relacionada a un coche genera pasión y sensaciones e implica que estamos ante un producto de nivel superior. Lo cierto es que esto no son más que tácticas de marketing para tratar de hacer más atractivo el producto que se vende. Sin embargo, al decir que el Alfa Romeo Giulia es una berlina de corte deportivo, no hacemos más que describir una realidad, porque, junto al BMW Serie 3, es probablemente el modelo más ágil y de reacciones más rápidas de la categoría.

Lo primero que llama la atención nada más montar en el Giulia es el puesto de conducción. Muy cerca del suelo y con el cuerpo perfectamente recogido por los asientos, la postura al volante es muy buena. Con las piernas estiradas, la palanca del cambio cerca de la mano, el volante casi en vertical y una buena visibilidad desde todos los ángulos, me siento cómodo y el vehículo me transmite esa sensación de deportividad de la que hablamos y que tanto gusta.

En cuanto al chasis, una de las principales preocupaciones de Alfa Romeo a la hora de fabricar el Giulia ha sido reducir al máximo posible el peso del vehículo, por lo que las suspensiones delantera y trasera, el motor, las pinzas de freno y distintas partes de la carrocería son de aluminio. Además, el árbol de transmisión está fabricado en fibra de carbono. Gracias al empleo de estos materiales, el peso del Alfa Romeo Giulia equipado con el motor de gasolina 200 CV y la transmisión automática es de aproximadamente 1.500 kilogramos, una cifra muy ajustada e inferior a la de sus rivales más directos. Con este buen dato y un reparto de pesos del 50% sobre cada eje, el Alfa Romeo Giulia parte de una buena base para no defraudar en el apartado dinámico.

La suspensión del vehículo resulta cómoda, lo que no quiere decir que tenga un tarado blando, sino que el grado de equilibrio entre confort y eficacia es excepcional. En vías rápidas, el confort de marcha y la calidad de rodadura es intachable, mientras que, en una carretera secundaria repleta de curvas, el vehículo responde a los cambios de apoyo con una rapidez y precisión sobresalientes. Además, el balanceo de la carrocería es escaso y, lo mejor, el coche se recompone con gran rapidez.

Por su parte, la dirección es muy directa, es decir, con poco giro de volante las ruedas ya están virando. Esto se confirma al acudir a la ficha técnica y comprobar que la relación de desmultiplicación (11,8) es mucho más baja que en sus rivales. En este apartado, el Giulia sigue la línea de los modelos que le precedieron, el 156 y el 159, que también contaban con una dirección muy directa, rápida y precisa.

En definitiva, la marca italiana ha fabricado un producto redondo desde el punto de vista dinámico, porque es cómodo y fácil de conducir, como deber ser en una berlina, al mismo tiempo que es ágil y rápido en su respuesta, convirtiéndose en un coche muy eficaz. Solo hay dos aspectos que, no siendo negativos, sí pueden condicionar su compra: la postura de conducción y la dirección. Bajo mi punto de vista, la postura al volante es muy buena, pero un conductor más conservador puede que prefiera otro tipo de coche en este aspecto. En cuanto a la dirección, tres cuartas de lo mismo, es buena, pero excesivamente directa, lo que requiere un periodo de adaptación, pero habrá algunos conductores que no se sientan a gusto.

Equipamiento Muy justo

Las llantas de 18 pulgadas tienen un diseño precioso, pero quedan más expuestas a los golpes.
Las llantas de 18 pulgadas tienen un diseño precioso, pero quedan más expuestas a los golpes.
Ampliar

El precio del Alfa Romeo Giulia 2.0 Turbo 200 CV con acabado Super parte en 41.650 euros, cifra que ascendía, en el caso de la unidad probada, por encima de los 45.000 debido al equipamiento extra con el que contaba: pintura Blanco Alfa, llantas de aleación de 18 pulgadas, cristales traseros oscurecidos, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente, control de crucero…

Entre los elementos más destacados del equipamiento de serie que incluye el acabado Super, podemos encontrar el tapizado mixto en tela y piel, el climatizador bi-zona, los faros de xenón, los sensores de luz y lluvia, el Bluetooth y el navegador con pantalla de 6,5 pulgadas.

Del equipamiento citado anteriormente, tenemos que destacar los faros de xenón, porque ofrecen una iluminación muy buena y la tapicería mixta con piel en color rojo, tonalidad que le sienta especialmente bien al habitáculo.

Como puedes ver, no falta nada de lo imprescindible. Sin embargo, creo que Alfa Romeo debería ser más generosa con la dotación de serie del coche, si quiere hacer frente a rivales tan duros como el BMW Serie 3 o el Audi A4. Dicho de otra manera, la marca italiana debería atraer a la clientela con más equipamiento, ya que un buen diseño y un excelente comportamiento dinámico no parecen suficientes, por desgracia, para bajar de su pedestal a las marcas alemanas. En este sentido, elementos como la cámara trasera, el acceso y arranque sin llave, los sensores de aparcamiento delanteros o el control de crucero deberían, bajo mi punto de vista, ser de serie.

En cuanto a sistemas de seguridad y asistencia a la conducción, el Alfa Romeo Giulia no destaca especialmente entre sus rivales. De serie, el acabado Super incluye el sistema de aviso de colisión frontal (FCW) con freno autónomo de emergencia (AEB) y reconocimiento de peatones, el aviso de abandono de carril y poco más. Para, por ejemplo, el control de ángulo muerto, un elemento muy común entre sus rivales, deberemos acudir a los distintos packs de equipamiento que ofrece la marca. Asimismo, el dispositivo head up display o el asistente de aparcamiento automático ni siquiera están entre las opciones disponibles.

En definitiva, Alfa Romeo debería esforzarse por ofrecer un producto más atractivo desde el punto de vista del equipamiento.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Luces antiniebla
  • Tercer reposacabezas central posterior
  • Avisador de cambio de carril
  • Asistente a la frenada de emergencia (AEB) con detector de peatones
  • Sensor crepuscular
  • ABS con asistencia a la frenada
  • Faros antiniebla
  • Desactivación airbag lado pasajero
  • Corrector de altura de faros
  • Sistrma de frenada de emergencia (AEB)
  • Sensor de parking trasero
  • ASR Control de tracción
  • Sensor de luces
  • Sensor presión neumáticos (TMPS)
  • Luces traseras y de freno en LED
  • 6 Airbags: 2 frontales + 2 laterales + 2 de cortina
  • ESP

Equipamiento Opcional

  • 571.6 €Alarma antirrobo
  • 1974.6 €Pack Business Plus
  • 311.77 €Pack Lighting
  • 1351.03 €Pack Driver Assistance Plus Cámara de visión trasera
  • 883.37 €Pack Driver Assistance
  • 503 €Sistema de alarma antirrobo Mopar

Confort

Equipamiento de Serie

  • Sensor de lluvia
  • Sistema Start&Stop
  • Alfombrillas textiles negras
  • Protección Full Body Cover (pintura)
  • Llantas aleación 17´´
  • Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
  • Freno de mano eléctrico
  • Cruise control
  • Asientos mixtos en cuero y tela
  • Cierre centralizado
  • Control de velocidad
  • Kit reparación pinchazos (Fix & Go)
  • Sin descripción de modelo
  • Climatizador bizona
  • Limitador de velocidad
  • Volante con levas de cambio
  • Volante con botón de arranque y cambio en piel
  • Dirección asistida
  • Alfa DNA (Selector control dinámico del vehículo)
  • Elevalunas eléctricos

Equipamiento Opcional

  • 1039.26 €Asientos de piel
  • 1132.79 €Pintura metalizada Gris Silverstone
  • 308.09 €Neumáticos con sistema run-flat (pinchazos)
  • 1132.79 €Pintura metalizada Negro Vulcano
  • 1132.79 €Pintura metalizada gris Stromboli
  • 1132.79 €Pintura metalizada Gris Vesubio
  • 1132.79 €Pintura metalizada Imola Titanium
  • 1132.79 €Pintura metalizada Gris Lipari
  • 103.91 €Red de carga
  • 1039.26 €Pack Power Seats
  • 2390.29 €Pintura tricapa Rojo Competizione
  • 415.7 €Llantas aleación 17´´ diseño Luxury
  • 961.31 €Llantas aleación 18´´ diseño Sport
  • 727.48 €Pack Sport (35KW) Molduras puertas delanteras y túnel central en aluminio
  • 2546.17 €Pack performance (versiones automáticas)
  • 1299.07 €Pack Sound Theatre by Harman Kardon
  • 337.76 €Contorno de las puertas en acabado negro
  • 2390.29 €Pintura tricapa Blanco Trofeo
  • 961.31 €Llantas aleación 18´´ brillante de turbina
  • 467.66 €Cristales oscurecidos
  • 1922.6 €Llantas aleación 19´´ bruñido performance
  • 1132.79 €Pintura metalizada Azul Misano
  • 415.7 €Llantas aleación 17´´ de 5 orificios
  • 2012 €Llantas aleación 19´´ cromado oscura
  • 201.2 €Red y ganchos de carga en maletero
  • 363.74 €Asientos traseros abatibles 40/20/40
  • 415.7 €Llantas aleación 17´´ diseño Sport
  • 961.31 €Llantas aleación 18´´ diseño Luxury
  • 961.31 €Llantas aleación 18´´
  • 696.3 €Pintura sólida Blanco Alfa
  • 1132.79 €Pintura metalizada Azul Montecarlo
  • 696.3 €Pintura sólida Negro Alfa
  • 1132.79 €Pintura metalizada Rojo Monza
  • 103.91 €Maletero con doble fondo
  • 571.58 €Pack MID Level Audio
  • 597.56 €Pack Convenience
  • 1766.74 €Techo panorámico practicable eléctrico
  • 415.7 €Pack Sport (25KW) Molduras puertas delanteras y túnel central en aluminio
  • 3455.52 €Pack Luxury Oak Wood
  • 675.52 €Pack Cold Weather
  • 3455.52 €Pack Luxury Walnut Wood
  • 1195.14 €Control de Crucero Adaptativo
  • 2263.5 €Pack performance (versiones manual)
  • 103.91 €Placa en travesaño de puertas delanteras
  • 2012 €Llantas aleación 19´´ cromado

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Ordenador de abordo con display TFT 3
  • Pack Climate Upgrade
  • Volante de cuero multifunción con botón de arranque
  • Toma USB + 1 aux
  • Sistema de audio de 8 altavoces
  • Kit fumadores
  • Alfa Connect 6

Equipamiento Opcional

  • 311.78 €DAB (Radio Digital)
  • 1039.26 €High-Radio + Navegador 8
  • 1760.5 €Pack Connect Nav

Otros

Equipamiento de Serie

  • Libro de instrucciones en español
  • Tarjeta de Alfa Info More
  • Avisador colisión frontal (FCW)
  • Sistema de frenos mejorado

Equipamiento Opcional

  • 311.78 €Pinzas de freno pintadas en rojo
  • 311.78 €Pinzas de freno pintadas en negro
  • 311.78 €Pinzas de freno pintadas en amarillo

Consumo El consumo es acorde a un motor de gasolina de 200 CV

El consumo medio del Alfa Romeo Giulia es de, aproximadamente, 8 l/100 km.
El consumo medio del Alfa Romeo Giulia es de, aproximadamente, 8 l/100 km.
Ampliar

El consumo del Alfa Romeo Giulia de gasolina homologado por la marca es de 4,6 l/100 km en carretera, 8,4 l/100 km en ciudad y 5,9 l/100 km en ciclo mixto. Como es habitual, las cifras reales de consumo son más elevadas, pero, en cualquier caso, son buenas y acordes a la potencia del vehículo.

En un viaje por autopista y con el control de crucero fijado en los 120 km/h, el Alfa Romeo Giulia consumió una media de 6,5 l/100 km, un buen registro.

En ciudad, sin embargo, la nueva berlina de Alfa es más glotona de lo que nos gustaría, ya que era difícil bajar de los 11 l/100 km.

En carretera, practicando una conducción natural y cumpliendo los límites, la cifra se sitúa en torno a los 5,5 litros, de nuevo un gran dato.

Con estas cifras de consumo y un depósito con capacidad para 58 litros, la autonomía del Alfa Romeo Giulia 2.0 T 200 CV se sitúa en, más o menos, 600 kilómetros.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba