Problemas de juventud en el Toyota GT86 y Subaru BRZ1

Problemas de juventud en el Toyota GT86 y Subaru BRZ

5 Octubre, 2012, modificada el 9 Agosto, 2017 por

El fantástico deportivo creado en colaboración por Toyota y Subaru empieza con mal pie su andadura. El problema parece sencillo de solucionar, pero los afectados discrepan sobre las soluciones aportadas por las marcas.

Problemas de juventud en el Toyota GT86 y Subaru BRZ1

Lamentablemente, algunos propietarios del modelo fabricado gracias a alianza entre Toyota y Subaru están descontentos con un pequeño defecto de programación de la gestión de motor.  El motivo es que, tanto el Subaru BRZ como el Toyota GT 86 (que son básicamente el mismo coche), en ocasiones tienen un régimen de ralentí inestable y un funcionamiento poco fino que a veces se acompaña de la odiada luz “check engine” en el cuadro de instrumentos acompañada del código OBD P0019.

OBD son las siglas inglesas de On Board Diagnosis (diagnóstico a bordo) que es un código universal de autodiagnosis mecánica. El código P0019 significa que la unidad de control está recibiendo datos incongruentes entre el sensor de posición de cigüeñal y el del árbol de levas.

Esto suele significar que hay un error en la distribución, con un problema de sincronización entre el árbol de levas que abre y cierra las válvulas, y el cigüeñal, o bien, un fallo en alguno de los sensores.

La parte buena de la noticia es que no se trata de ningún defecto mecánico, el 4 cilindros bóxer de origen Subaru funciona perfectamente y se amolda a la inyección directa de gasolina de Toyota sin problemas. El fallo parece estar provocado por un defecto en la programación de la cartografía de la inyección.

Las unidades de mando de motor (ECU, engine control unit) salen de fábrica con una única cartografía y una memoria flash que se adapta a las condiciones de funcionamiento del motor concreto de cada coche y la forma de conducir de su propietario. Esta adaptación se realiza en los primeros 150 km aproximadamente.

Todo parece indicar que el motivo es que algo falla en esa fase de “aprendizaje” y provoca los fallos descritos anteriormente. La solución aportada por las dos marcas difiere bastante. Toyota distingue el problema en dos supuestos:

Si el fallo se produce en la fase de aprendizaje durante los primeros 150-160 km, basta con realizar un borrado de la memoria flash de la ECU y realizar un nuevo proceso de aprendizaje.

Si el fallo aparece después de esa fase de aprendizaje, sustituye la ECU por una nueva.

Para Subaru, el problema no es de la ECU físicamente, de modo que no tiene sentido sustituirla. En cualquier caso la solución es una reprogramación de la unidad de control de motor.

Para los propietarios afectados la solución no es la correcta. Según el Club de propietarios de este modelo, el fallo se debe a un defecto en el sistema de variación de fase de la distribución, algo que ambas marcas niegan, reafirmando que el problema no es mecánico si no informático.

Vídeo Subaru BRZ

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

2 Comentarios

Rubén Fidalgo 5 Octubre, 2012

Una pena empezar con mal pie, ambos son modelos que me encantan y conociendo sus marcas, seguro que logran solucionar el problema y dejarlos perfectos.

Enrique 19 Agosto, 2014

En serio? “Falos de juventud” en el title de la página?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba