Probamos el Rolls-Royce Dawn: lujo a cielo descubierto22

Probamos el Rolls-Royce Dawn: lujo a cielo descubierto

1 Septiembre, 2016 por

Nos acercamos hasta la factoría de Goodwood para comprobar todo lo que ofrece el Rolls-Royce Dawn: elegancia, potencia, lujo… ¡No te pierdas la prueba!

Nuestra valoración: 9,3 Excelente

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 10

Excelente

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 10

Excelente

Equipamiento 10

Excelente

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Silencio de funcionamiento
  • Comportamiento rutero
  • Calidad de materiales

Mejorable

  • Peso elevado
  • Dimensiones comprometidas
  • Precio inalcanzable

Probar un Rolls – Royce es, en cierta manera, un ejercicio imposible. En primer lugar porque la historia y el aura de lujo que rodean a la marca hacen que uno se acerque al coche con muchos mitos en la cabeza. En segundo porque el posicionamiento de sus productos hace que casi no haya en el mercado referencias con las que compararlos. El último en llegar es el Dawn, que promete ser el más sensorial de los Rolls – Royce: un abierto de cuatro plazas sin prácticamente rivales y que cierra la primera etapa del renacimiento de de la marca bajo control de BMW. Con tantos mitos y tan pocas referencias me desplacé hasta Goodwood para visitar la fábrica de los coches más lujosos del mundo y comprobar si un Rolls – Royce puede emocionar.

Cuando en 1998 BMW consiguió el control de la firma, Rolls – Royce representaba una idea inmovilista y tradicional de la fabricación de coches donde el lujo dominaba sobre el diseño y la innovación técnica. 13 años después de presentar su primer coche la marca ha recuperado su posición como sinónimo de lujo, fabrica coches modernos que son más fieles a su historia que nunca y con cada modelo que lanza añade adjetivos a su renovado repertorio. Del Dawn dicen que es “sexy”, “fresco” y “sensorial”, y si no hubiese probado el Ghost Series II hace año y medio pensaría que es sólo una floritura lingüística. Pero sé que en Rolls – Royce están reinventándose a base de releer cuidadosamente su propia historia y, nada más verlo en vivo en el patio de la fábrica de Goodwood, con su capota abierta y enseñando su tapicería de cuero naranja entendí que en efecto éste es un coche especial.

El Rolls - Royce Dawn tiene una longitud de 5,3 metros.22
El Rolls – Royce Dawn tiene una longitud de 5,3 metros.

A pesar de calcar las cotas del Wraith y llevar en su interior las entrañas del Ghost, el diseño del Dawn tiene suficiente personalidad como para distinguirse de sus hermanos, con un frontal y un tercio trasero prominentes, y un parabrisas enmarcado por unos pilares A tan inclinados que parecen los de un “concept car”.

El aire de familia con el coupé es innegable pero en la marca afirman que el 80% de los paneles de la carrocería son nuevos, una diferencia se percibe de forma sutil pero nítida. El trabajo de Ian Cameron y Giles Taylor al frente del diseño de la marca ha conseguido una rara cuadratura del círculo: que, a pesar de su aspecto muy moderno, en sus formas y líneas se pueda leer mucha historia. Por eso aunque su inspiración declarada es el exclusivo Dawn de 1950, del que sólo se fabricaron 28, en su carrocería también hay ecos de otros abiertos de la marca como el longevo Corniche (1967 – 1987) o los rarísimos Silver Cloud III Drophead Coupé de H. J. Mulliner (1962).

Sus enormes puertas de apertura opuesta transforman al coche casi en una escultura mecánica cuando se accionan eléctricamente, pero no son una concesión al espectáculo: con ellas entrar y salir del coche es mucho más cómodo y elegante, algo a lo que en Rolls – Royce prestan mucha atención. La capota se pliega en sólo 22 segundos con un silencio que realmente cuesta creer por más que se lea, así que os daré una referencia: el sonido de las ventanillas al bajar unos centímetros para facilitar la operación es mayor que el de la capota misma. Con ella cerrada queda claro que este coche es algo más que un Wraith abierto: el afilado perfil de los pilares A y la línea de techo tan baja y recta recuerdan a los coupé de estilo Art Deco de los años 30 con sus características ventanillas y parabrisas estrechos, dándole un toque un tanto oscuro y a la vez atractivo. Definitivamente el lenguaje del diseño de Goodwood crece con cada lanzamiento.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba